La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang

La cerámica barnizada de esmalte tricolor denominada tángsāncǎi (唐三彩) es un tipo de porcelana muy de moda durante la dinastía Tang (618-907) y cuenta con una historia de más de 1.300 años. Durante ese periodo, este tipo de cerámica de tres colores servía en su mayoría como objetos funerarios, y cerca de Xi’an y Luoyan (provincias de Shaanxi y Henan respectivamente) se han descubierto muchos restos antiguos.

Reportaje de
Liu Zhihui 
刘智慧
Aunque a estas piezas de cerámica se les llama sāncǎi (tricolor) suelen tener más de tres tonalidades y la pluralidad de matices parece increíble: verde, amarillo, blanco, azul, marrón rojizo, café, morado, etc. Sin embargo, su nombre se debe a que el amarillo, el marrón y el verde son los tres colores principales del esmalte. De hecho, la cerámica tricolor ya había aparecido hacía mucho tiempo, pero no había alcanzado su máxima popularidad hasta la dinastía Tang.

La técnica del esmalte se realiza con plomo en baja temperatura, al que se le añaden varios óxidos de metal, los cuales, tras calentarse, presentan una gran variedad de colores como amarillo claro, amarillo ocre, verde claro, verde oscuro, azul celeste, marino, granate, púrpura y otros, pero normalmente destacan el amarillo intenso, el marrón y el verde. El acabado es muy vistoso y los colores, naturales y en armonía. Debido a estas características, estas obras son únicas y de gran valor artístico.

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang
Los utensilios de la vida cotidiana presentan un esmerado trabajo escultórico, con líneas limpias y colores espléndidos, demostrando el florecimiento de la dinastía Tang.

El moldeado de la cerámica de esmalte tricolor es bastante variado, pudiéndose clasificar, en general, en tres tipos: animales, personajes y utensilios, entre los cuales la mayoría son del primer grupo. Las figuras están perfectamente proporcionadas y presentan un aspecto muy vivo con las líneas limpias y naturales. Las piezas suelen tener una forma redondeada y son coherentes con las características artísticas de la dinastía Tang, cuando la belleza se veía en toda su exuberancia, robustez y corpulencia.

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang
Los caballos de tángsāncǎi se ven extremadamente robustos, y no parecen iguales a los que vemos hoy en día. Se dice que son de la raza usados por los reinos del oeste para tributar al imperio chino.

Entre las figuras de animales hay muchos caballos y camellos, y esto puede relacionarse con el trasfondo histórico de aquella época. En tiempos antiguos, el caballo servía como el medio principal de transporte, por lo tanto, la mayor cantidad de las cerámicas de esmalte tricolor descubiertas son de caballos. Le sigue el camello. En la edad de oro de la dinastía Tang, cuando los intercambios políticos y culturales eran muy activos entre China y los reinos del oeste y los viajes de negocios frecuentaban la Ruta de la Seda, Xi’an y Luoyang eran dos paradas imprescindibles a lo largo de ese camino comercial. El camello, fuerte y trabajador, resultó ideal para llevar las mercaderías y su imagen se repite constantemente en este tipo de cerámica.

La mayoría de los personajes son figuras de mujeres, tales como sirvientas, intérpretes de música, bailarinas o cantantes. Estas esculturas reflejan fielmente el aire que tenían las mujeres de aquella época.

Las figuras del caballo y el camello se moldeaban en forma fornida pero no tosca, sólida pero no pesada. Por su parte, los caballos de tángsāncǎi se ven extremadamente robustos, y no parecen iguales a los que vemos hoy en día. Se dice que son de la raza usados por los reinos del oeste para tributar al imperio chino. Estos caballos se caracterizan por tener un trasero fuerte y el cuello ancho. Las figuras muestran equinos inmóviles, pero desde esa quietud se observa perfectamente la inquietud. Los ojos son triangulares y bien abiertos, y enseñan el espíritu interior del animal. Las orejas inclinadas hacia el cuerpo, incitan a pensar que el animal se prepara para echar a correr en cualquier momento.

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang
Las figuras de camellos nos recuerdan que este animal fue el medio principal de transporte de las caravanas que pasaban por la Ruta de la Seda.

En cuanto a las figuras de camello, cabe destacar una serie de obras llamadas “camellos de esmalte tricolor”. Estos animales, cargados con cajas de seda y ataviados con cascabeles, levantan la cabeza y lanzan un grito hacia el cielo. A sus lomos vemos a los comerciantes del oeste con sus barbas rojas y ojos azules con ropa de mangas estrechas y sombreros con alas levantadas. Estas imágenes son típicas de las tribus del Asia central y nos recuerdan las caravanas de camellos que pasaban por la Ruta de la Seda, con las campanillas sonando a lo largo del camino. En la dinastía Tang, el medio principal de transporte de esta vía comercial era el camello. Viendo las figuras podemos imaginar la estrecha relación entre los comerciantes y estos animales, unida por el destino. De la mirada firme e indomable de los camellos, extraemos los apuros y contratiempos que soportaban a lo largo de la ardua ruta.

Las cerámicas de esmalte multicolor se emplearon también como objetos funerarios, mostrando la cantidad de ellos el nivel de la riqueza y el estado social del fallecido.

Entre los personajes, la mayoría son figuras de mujeres, tales como sirvientas, intérpretes de música, bailarinas o cantantes. Todas tienen una silueta perfecta y una postura grácil. Estas esculturas reflejan fielmente el aire que tenían las mujeres de aquella época. Las figuras femeninas suelen llevar el pelo recogido con un moño alto y el vestido es de mangas anchas. Todas tienen una postura elegantemente recta y un aspecto despreocupado y contento. Su cuerpo es orondo porque en la dinastía Tang las mujeres que tenían un ligero sobrepeso se veían bellas, además estaba bien visto que tuvieran una vida social intensa y una relación matrimonial libre. Entre las imágenes femeninas, la más vívida es “la figura femenina sentada tricolor”, que se descubrió en una tumba de la dinastía Tang en Beiyao (北窑), ciudad de Luoyang. Se trata de una mujer con la cara en forma de luna llena, y con el pelo recogido en un moño. Entre sus cejas y la comisura de sus labios se observa una expresión complaciente y va vestida de forma elegante y con colores vivos, reflejando el gusto estético femenino de aquel entonces.

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang

También hay utensilios de la vida cotidiana hechos con esta técnica, tales como vasijas, copas, jarras, botellas, platos, tazas, bandejas, cuencos, tazones, etc. Todos tienen una forma fuerte y llena, y presentan un esmerado trabajo escultórico, con líneas limpias y colores espléndidos, demostrando el florecimiento de la dinastía Tang.

Pero, ¿por qué se han desenterrado tantas piezas de cerámicas de esmalte tricolor? Esto era debido a que la época Tang fue la de mayor esplendor económico de la historia de China, el país prosperaba y la gente vivía en paz. La vida estaba llena de ilusiones y romanticismo, así que el gusto estético de aquel tiempo prefería cosas bellas, magníficas, multicolores y vistosas. Al mismo tiempo, el estilo de vida era muy lujoso y estaban muy de moda los entierros grandiosos. De hecho, una razón importante por la que las cerámicas de esmalte tricolor surgieron y se desarrollaron vigorosamente en la región de la llanura central de China fue el hecho de que estas cerámicas se emplearan también como objetos funerarios, mostrando la cantidad de ellos el nivel de la riqueza y el estado social del fallecido.

La distinguida cerámica de esmalte tricolor de la dinastía Tang

Entonces, ¿cómo se elaboraban las cerámicas barnizadas de esmalte tricolor? El proceso de producción es bastante complejo. Primero, después de extraer la arcilla (pasta de cerámica con una mezcla de minerales), se tiene que seleccionar, moler, lavar, precipitar y secar antes de moldearla con el torno y transformarla en el horno. Para las cerámicas de esmalte tricolor, el proceso de calentamiento se divide en dos pasos y la materia prima dominante es el caolín, una arcilla blanca. Cuando está moldeado el cuerpo cerámico, se tiene que meter en un horno a una temperatura de mil grados centígrados. Después de la primera cocción, la base se tiene que sacar del horno y enfriar para la aplicación del esmalte y después realizar la segunda cocción a una temperatura de novecientos grados y así lograr un recubrimiento de esmalte colorido. El esmalte que contiene varios óxidos puede presentar una estupenda variedad de colores y diseños después de la cocción. La peculiar técnica del calentamiento del esmalte es clave para el mágico proceso químico. Cuando se termina el proceso de cocción, el esmalte tricolor se convierte en esmalte multicolor: colores originales, colores compuestos y colores mezclados. La formación de grietas naturales en la capa de esmalte también es característica del esmalte tricolor. Tras la cocción, a algunas figuras de personajes aún les falta “abrir la cara”, es decir pintar la cara, porque en las cabezas de los personajes no se aplica el esmalte y se tiene que pintar las cejas, los labios, el cabello, etc. Hasta aquí se completa la elaboración de una obra de tángsāncǎi.

La cerámica de esmalte tricolor es fruto de la cultura de la dinastía Tang. Estas piezas exquisitas y vigorosas representan la grandiosidad de la floreciente dinastía Tang, y retrata el estilo de vida de aquella época. Los brillantes colores, hermosos lustres y refinados diseños hacen que la cerámica de esmalte tricolor se convirtiera en una artesanía famosa en todo el mundo y una técnica maravillosa entre las antiguas cerámicas chinas. En realidad, debemos agradecer a los antiguos artesanos por dejarnos el legado de la eterna belleza creada por su inteligencia y sus manos hábiles.

La belleza natural de la cerámica pintada de Jieshou


ic_ESP_11-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 11. Volumen II. Marzo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies