Ecoarte: El arte del pincel chino y su aproximación a la naturaleza

El Ecoarte es una corriente artística contemporánea que realiza una reivindicación y defensa del medio ambiente. Pero la naturaleza es un elemento central del arte chino desde hace más de un milenio. El entorno natural es observado con admiración, con respeto, buscando la fusión del ser humano con el mismo de forma directa o a través del arte del pincel.

Guo Xi. Principios de la primavera, Ecoarte.
Guo Xi. Principios de la primavera, 1072. 158.3 × 108.1 cm

Artículo de
Sara Losada Rambla
La naturaleza y la relación armónica del ser humano con la misma es uno de los aspectos fundamentales del Taoísmo. Fue Lao Zi quien, en el siglo VI a.C. y desde el otro lado del Yangtsé para hallar una integración profunda con la naturaleza, escribió el Daodejing, que se traduciría al español como El libro del camino y de la virtud. Con el paso del tiempo y también en relación con el Confucianismo y su forma de pensamiento, los individuos comenzaron a desarrollar su vida en torno a las ciudades con sus familias, pero la naturaleza nunca quedaría apartada de sus existencias gracias, especialmente, a la pintura.

Las bases estéticas del arte del pincel chino se encuentran, precisamente, en el Dao. Conceptos básicos de esta corriente de pensamiento, además de su apego y respeto por la naturaleza, son: Wu you o no ser, aquello que encierra la potencia de ser; Wu wei o la no actuación entendida como paciencia y confianza en el paso del tiempo; Xu o vacío (pictórico) como plenitud; Yin Yang como los dos componentes principales y en equilibrio de la naturaleza que en ningún caso son absolutos e interactúan necesariamente el uno con el otro. Además, en el siglo X, Jing Hao escribió Bi Faji (Una conversación sobre el método), donde se pueden encontrar seis principios de la estética del Dao que son: qi o la captación del espíritu, yun o emoción contenida, si o pensamiento, jing o la escena y su composición, bi o el trabajo del pincel (el trazo, la gestualidad) y mo o el trabajo de la tinta (la habilidad técnica).

Mi Fei. Montañas y pinos en la primavera, ca. 1100. Ecoarte
Mi Fei. Montañas y pinos en la primavera, ca. 1100. 62.5 x 44cm

En el arte del pincel, que adquirió protagonismo desde el siglo X, encontramos estos principios estéticos del Dao al tiempo que el paisaje se constituyó como el género pictórico más destacado, en tanto que es un fragmento del propio Dao. Existieron letrados y artistas como, por ejemplo, Guo Xi –de la Academia de Kaifeng- quien, en el siglo XI, escribió un tratado titulado Los consejos de un padre en el que se explica porqué el ser humano ama a la naturaleza. Además, éste fue un pintor que valoraba e insistía en la necesidad de la observación directa de la naturaleza para captar sus transformaciones y su influencia en el espíritu, aspecto que tardaría en llegar ocho siglos a la pintura occidental (piénsese, por ejemplo, en la Escuela de Barbizon). También este letrado, como fruto de su estrecho vínculo con la naturaleza y su condición de artista, hizo referencia a las tres distancias del paisaje en la pintura. En la distancia alta o gaoyuang se crea una distancia anímica y física con el espectador, como se observa en la obra de Fan Kuang; en la profunda o shengyuan los recursos plásticos despiertan los sentidos, como ocurre en la propia pintura de Guo Xi; finalmente, en la distancia a nivel o pingyuan hay una gran expresividad y la obra está ligada a la meditación (véase la pintura de Mi Fei). Además de esta clasificación del arte del pincel a partir de distancias, también encontramos los elogios al vacío anímico y actuante de artistas como Ma Yuan y Xia Gui, en el que reside la potencia del ser, a lo insípido con Ni Zan, donde el retiro del ánimo del paisaje se asocia a la sabiduría, o el arte de la pincelada única de Shi Tao, perteneciente a la Escuela Individualista.

La naturaleza es, por tanto, un elemento central del arte chino. El entorno natural es observado con admiración, con respeto, buscando la fusión del ser humano con el mismo de forma directa o a través del arte del pincel. También el jardín chino, por su parte, refleja el amor por la naturaleza en tanto que la imita, la rehace.

“Viajeros a través de montañas y valles” de Fan Kuan
“Viajeros a través de montañas y valles” de Fan Kuan

Desde Occidente, el Ecoarte ha visto en el pensamiento y en las artes de la China tradicional, entre otros lugares, una posibilidad para conseguir nuevas formas de encuentro entre el ser humano y la naturaleza, lo que no es extraño viendo toda la tradición de armonía con la naturaleza que en este país ha venido existiendo desde hace siglos. En el mundo actual, en el que se pone en evidencia una gran crisis espiritual del ser humano, las obras creadas por los eco-artistas responden a esta situación conectando con un pasado más vinculado a la tierra, a lo tribal y también a las culturas orientales. Como ya señaló Jung, el arte es un amplificador del estado colectivo y sirve como modo de autorregulación del mismo, y esto es exactamente lo que el Ecoarte está poniendo en evidencia.

El Ecoarte, a través de una reivindicación y compromiso con la naturaleza, conecta con la ecología, problema fundamental de la actualidad y, en definitiva, lo hace también con lo humano, siendo este su principal objeto de reflexión: ¿cuál es nuestra relación con el entorno natural?, ¿cuál es nuestro compromiso con el mismo?, ¿cuál es la función del arte en este contexto y qué significa el concepto «arte», quién lo define y con qué intereses?

La aproximación a las artes y formas de pensamiento de culturas tradicionalmente tan vinculadas al entorno natural es una referencia para estos creadores, poniendo así en contacto Oriente y Occidente y llamando la atención sobre aspectos tan sumamente importantes para la vida de los seres humanos y sobre los que se puede aprender mirando también hacia otras tradiciones culturales, como ocurre en el caso del amor por la naturaleza que ha acompañado a China durante siglos.

Más sobre la pintura tradicional china en ConfucioMag:


Revista Instituto Confucio 4

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 4. Volumen I. Enero de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This