Loto de la nieve

El loto de la nieve: el hada de las montañas de hielo

El “loto de la nieve”, se encuentra en las nevadas montañas Tian. Esta planta, que representa el amor puro y sacro, es un símbolo de suerte y prosperidad y se puede emplear como antibiótico, antiespasmódico, tranquilizante natural, para eliminar la flema y también como analgésico.

Reportaje de
Liu Manci
刘曼慈
La saussurea involucrata, también llamada “loto de la nieve”, se encuentra en las montañas Tian (天山,  literalmente “montañas celestiales”) de Xinjiang; un sistema montañoso cubierto de blanca nieve que recibe su nombre gracias a su sagrada y hermosa apariencia. Esta planta, que representa el amor puro y sacro, es un símbolo de suerte y prosperidad.

En las altas y frías montañas, a unos 3.000-4.000 m de altura sobre el nivel del mar, existe una línea divisoria de nieve que separa diferente flora y fauna. Aunque el sol se encuentra más cerca, este lugar está cubierto de nieve debido a su elevada altura. En circunstancias atmosféricas tan adversas apenas hay organismos que puedan sobrevivir. No es este el caso del loto de la nieve, que perdura en este gélido paisaje escondido en las grietas de las rocas, hibernando entre tres y cinco años y obteniendo en tan solo unos meses los nutrientes necesarios para crecer. El loto de la nieve se encuentra más cerca del sol que otras plantas, lo cual le ayuda a crecer, pero también se ve perjudicada al recibir más rayos ultravioletas. Para crecer correctamente debe emplear sus “estrategias”. Mediante su abundante vello y hojas forma “pequeños compartimentos” en las que almacena la energía que absorbe durante el día para protegerse a sí misma. En ellas acumula glucosa, proteína y grasas que ofrecen protección a las células cuando hay bajadas de temperatura y que también previenen el daño solar. El loto de la nieve florece en julio y agosto. En la pequeña colina donde comienza la nieve aparece una flor amarillenta o verdosa: la flor del loto de la nieve de las montañas Tian. Cuando florece, sus capullos tienen aproximadamente entre tres y cuatro capas, son serrados y tienen pelos, siendo su centro de un color marrón amarillento. Su tasa de supervivencia es extremadamente baja y necesita germinar sus semillas para perpetuarse, siendo casi imposible cultivar de forma artificial.

Se puede emplear como antibiótico, antiespasmódico, tranquilizante natural, para eliminar la flema y también como analgésico. Además, es uno de los remedios más efectivos contra la fiebre. Aún más valioso es su alto contenido en escopoletina, cuya extracción supone un alto coste y una baja producción que exigen un precio elevado, pero que es muy efectiva en el tratamiento del asma y la bronquitis aguda. 


ic_ESP_41

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 41. Volumen II. Marzo de 2017.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This