Falda granada

La “falda granada” de la dinastía Tang, símbolo de cortesía

En la dinastía Tang (618-907) estaba de moda vestir con falda roja, llamada “falda granada” debido a su color muy vivo e intenso que representaba el fuego y la pasión. Los chinos consideran que la granada es una fruta que da suerte y como tiene muchas semillas, la toman como símbolo de la fertilidad.

Artículo de Zhou Fuqin 周福芹

El refrán chino Postrarse ante la falda granada se utiliza normalmente cuando un hombre quiere expresarle a una mujer su admiración. Pero, ¿realmente existió alguna vez una “falda granada”? Y, si es así, ¿cómo era?

Es normal pensar que dicha expresión tenga algo que ver con la fruta del mismo nombre. La granada tiene su origen en Persia (actual Irán) y fue introducida en China en el siglo II a.C. Según los registros históricos, fue Zhang Qian (1) (150-113 a.C.) quien descubrió las semillas de granada en sus viajes por Asia Central. Como en aquél entonces los chinos llamaban a esa zona Anshi (安石), le pusieron a esa fruta el nombre de “granada de Anshi” (安石榴 o ānshíliú).

Falda granada

En la antigüedad, a las mujeres les gustaba vestir con faldas de color rojo, y la tinta necesaria para teñir la tela se extraía principalmente de flores como la granada. Pudiera ser que, debido al color de la granada, muy vivo e intenso, la gente llamara a la falda roja como “falda granada”. En la dinastía Tang (618-907) estaba de moda vestir con ese tipo de atuendo, especialmente las mujeres jóvenes, que se sentían más guapas y atractivas de ese modo, pues el color de la granada representaba el fuego y la pasión. Los bellos personajes femeninos de las novelas de amor de la dinastía Tang, como Li Wa y Huo Xiaoyu, vestían todas así. Con el tiempo, la expresión “falda granada” se convirtió en sinónimo de chica guapa y joven.

Flor de la granada
Flor de la granada

En los poemas de la dinastía Tang hay numerosas descripciones de la “falda granada”, como en el de Li Bai que dice: “Se desplaza el barco con remos, mientras bebe licor la bella en falda granada”; o el de Bai Juyi cuando expresa: “Las cejas engañan a las hojas del sauce, las faldas tienen celos de las flores de la granada”; incluso la emperatriz Wu Zetian escribió versos como “Abrir el cofre para examinar la falda granada”.

Esta prenda perduró en el tiempo, así Tang Yin, un famoso pintor de la dinastía Tang, escribió en uno de sus poemas: “La concubina imperial Mei huele a aroma, el aroma de la flor de ciruelo impregna la falda granada”. Aunque el poema trata temas de la dinastía Tang, se puede apreciar que en la Ming (1368-1644) las chicas jóvenes todavía adoraban usar una falda de color de la granada. En la novela Sueño en el Pabellón Rojo también hay numerosas descripciones sobre esa prenda, lo que confirma su uso también durante esa época.

Falda granada

En cuanto al origen del refrán Postrarse ante la falda granada, según se cree tiene alguna relación con la historia de amor entre el emperador Xuanzong (685-762) de la dinastía Tang y su concubina favorita, Yang Yuhuan.

A la concubina Yang no sólo le gustaban mucho las flores de granada, sino también comerse el fruto, y especialmente adoraba vestirse con la nombrada “falda granada”. Entre los años 742 y 756, el emperador mandó plantar granadas para congraciarse con Yang Yuhuan en lugares como la sierra Xixiu del Manantial Termal Huaqing y el templo ancestral de la Madre Emperatriz del Cielo, entre otros. Cuando las granadas estaban en pleno florecimiento, este romántico emperador preparaba un banquete para deleitar a su concubina.

Falda granada

Un día, el monarca obsequió a los ministros con una cena e invitó también a Yang Yuhuan, quien debía realizar un baile para animar el ambiente. Sin embargo, la concubina Yang le susurró al emperador: “Estos ministros no me respetan, ni siquiera me han hecho una reverencia al verme. No quiero bailar para ellos”. Xuanzong ordenó inmediatamente a todos los ministros que, en el futuro, al ver a Yang le hicieran una reverencia y, si alguien se negaba a inclinarse, sería castigado severamente. De este modo, y si más remedio, los ministros tenían que inclinarse ante la concubina Yang, vestida con una falda de color granada. De esta forma, la historia del refrán se difundió ampliamente y se convirtió gradualmente en una expresión para mostrar la admiración de los hombres hacia su chica favorita.

Los chinos consideran que la granada es una fruta que da suerte. Como tiene muchas semillas, la toman como símbolo de la fertilidad, y también como símbolo de felicidad para desear que los descendientes se multipliquen y la familia prospere. Por eso, entre el pueblo, en los banquetes de boda se suele poner sobre la cama nupcial una granada pelada y con las semillas expuestas.

Nota (1): Zhang Qian (张骞) está considerado como el primer diplomático oficial en proporcionar información sobre Asia Central a la corte imperial china ubicada en Chang’an (antigua Xi’an) bajo el Gobierno del emperador Wudi y pionero en la colonización y conquista china de lo que sería la actual Región Autónoma del Xinjiang y de la apertura de la Ruta de la Seda.


ic_ESP_11-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 11. Volumen II. Marzo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies