Hainan: La China tropical

Hainan (海南, Hǎinán) se ha ganado el sobrenombre de “El Hawái de China”. Considerado un lugar misterioso y exótico desde hace más de 2.000 años, por su lejanía de las tierras de la Llanura Central, es en la actualidad el destino vacacional de sol y playa más cotizado del país.

Hainan
Ciudad de Haikou

Un reportaje de
Carolina Navarro Plata
罗悦柔
Sus playas paradisíacas, sus sabrosos frutos tropicales y la amabilidad de sus gentes son solo tres de los muchos encantos que esconde la provincia insular de Hainan, un pedacito de cielo en el sur de China que, no en vano, se ha ganado el sobrenombre de “El Hawái de China”. Considerado un lugar misterioso y exótico desde hace más de 2.000 años, por su lejanía de las tierras de la Llanura Central, es en la actualidad el destino vacacional de sol y playa más cotizado del país.

La provincia de Hainan (海南, Hǎinán), bañada por las cálidas y cristalinas aguas del Mar de la China Meridional, está formada por varias islas. La principal es Hainan que da nombre a la provincia. Su extensión total de 35.400 km2 la convierte en la provincia más pequeña de China. Cuenta con dos ciudades principales: Haikou (海口), la capital, al norte de la isla; y la turística ciudad de Sanya (三亚), al suroeste. Tan solo 25 kilómetros separan la isla de la provincia de Guangzhou por el estrecho de Qiongzhou. Sin embargo, Hainan no siempre fue una isla. Se calcula que estuvo conectada a la China continental hasta el periodo geológico del Plioceno. Su orografía presenta grandes contrastes: el centro es elevado y montañoso mientras que la costa es estrecha y con llanuras aluviales. El punto más elevado es la montaña de los Cinco Dedos, en ella nacen la mayoría de los 150 ríos que recorren la isla. Los principales son el Changhua, el Wanquan y el Nandu que, con sus 311 km, se convierte en el más largo de la isla.

Hainan

Uno de los principales reclamos turísticos de Hainan reside en una climatología que contrasta drásticamente con los fríos inviernos del norte de China. Por su clima tropical monzónico, durante el año la provincia no sufre grandes variaciones de temperatura, que se mantiene entre los 18 y los 29ºC de media. Durante la temporada del monzón húmedo (de junio a octubre), los tifones la azotan con fuerza.

Hainan
Gibón de Hainan

La privilegiada situación en la que se encuentra le confiere una rica flora y fauna. En la misma habitan especies únicas como el gibón de Hainan, considerado el primate más raro del mundo que, con unos 20 ejemplares, se encuentra en peligro de extinción.

Su población de 9.034.800 habitantes, según datos de 2014, es principalmente rural y se concentra en el noreste de la isla. De las 37 etnias que la integran, los li y miao son, tras los han, los que cuentan con una mayor presencia. Sus habitantes son conocidos en China por su carácter afable y cercano así como por llevar una vida relajada. 

Destierro en el paraíso

Excavaciones arqueológicas apuntan a los li como primeros moradores de la isla, hace unos 3.000 años. Sin embargo, la “Cola del Dragón” –otro de los sobrenombres que recibe Hainan– no se integró en China hasta el año 110 a.C., cuando la dinastía Han (, 202 a.C. – 220 d.C.) estableció allí las prefecturas de Zhuya y Dan’er. En aquella época el gobierno Han se topó con una fuerte oposición por parte de los li. 

Hainan
Mapa ilustrado de Hainan del siglo XIX

Durante la dinastía Tang (, 618-907), la isla adoptó el nombre de Qiong () –un topónimo que hoy en día aún se utiliza como abreviatura de la provincia. Fue durante ese periodo cuando la idílica Hainan pasó de ser una isla rural a un lugar para el destierro de criminales y oficiales que habían perdido el favor de la corte. Este fue el caso de los cinco oficiales de las dinastías Tang y Song: Li Deyu, Li Gang, Zhao Ding, Li Guang y Hu Quan; así como del poeta de la dinastía Song, Su Shi, desterrados a este lugar.

La dinastía Song (, 960-1279) otorgó a la provincia de Guangxi –por su proximidad– la administración de la isla. El nombre de Hainan –literalmente “al sur del mar”–, proviene de la dinastía Yuan (, 1271-1368), ya que hasta entonces se utilizaba vagamente para referirse a las islas del sur. Fue durante esta dinastía cuando logró el estatus de provincia independiente que mantuvo hasta la dinastía Ming (, 1368–1644), cuando la administración pasó a manos de la provincia de Guangdong.

Hainan
Costa de Sanya

En 1988 el gobierno chino estableció aquí la zona económica especial más grande del país, y Hainan se estableció definitivamente como provincia. Estos dos acontecimientos dieron un impulso sin precedentes a su economía y mejoraron considerablemente las infraestructuras y el turismo. Actualmente, los principales motores económicos son el turismo, la pesca y la agricultura. Más de la mitad de las exportaciones anuales son de productos agrícolas, entre los cuales destacan el arroz, la pimienta, el aceite de palma, el café, el té, el azúcar de caña, el coco y el caucho.

Hainan
Ciudad de Haikou

Haikou, la ciudad de los cocos

En el noreste de la isla, en la desembocadura del río Nandu (南渡江), se encuentra Haikou (海口, Hǎikǒu) –la capital provincial–, una de las capitales con mejor calidad del aire de todo el país. Su nombre, que literalmente significa “puerto”, define el papel que ha desempeñado la ciudad desde la dinastía Tang, cuando servía de muelle para la ciudad de Qiongshan (琼山), la antigua capital administrativa de la provincia, de la que dependía Haikou. Con el aumento de la población en 1926 adquirió el estatus de ciudad y, posteriormente, en 1988 se convirtió en la capital. En 2002, la ciudad de Qiongshan pasó a formar parte de Haikou.

Con 2.200.700 habitantes (est. 2014), es el centro cultural, tecnológico, político y económico de la isla. En esta urbe costera bordeada por montañas abundan los contrastes, al combinar los modernos rascacielos con edificios históricos. Una de las zonas con mayor encanto es la calle Qilou (骑楼老街). Construida a finales del siglo XIX, allí encontramos sus conocidos soportales, en los que se combina la arquitectura asiática y la europea.

Hainan
Puente atirantado del Centenario de Haikou

En la parte norte se encuentra el distrito de la Isla de Haidian (海甸岛) separada del centro de Haikou por el río que lleva su mismo nombre. En 2003 se inauguró el puente atirantado del Centenario de Haikou, que une ambos distritos a través de una estructura de 2.683 m de largo y 29,8 de ancho. Esta isla alberga la sede de la Universidad de Hainan, fundada en 1958, y el faro de Baishamen, el segundo más alto de China.

La capital es conocida como la “ciudad de los cocos”, haciendo honor a la gran cantidad de cocoteros que adornan sus calles y que le dan ese toque tropical tan único, diferente de cualquier otra capital provincial china. Haikou es la sede desde 1992 del Festival Internacional del Coco, que se celebra anualmente, y cuya finalidad es promover el turismo, el comercio y el intercambio cultural.

Hay un elemento muy característico de Haikou y que refleja fielmente el carácter sociable y familiar de los habitantes de Hainan. Nos referimos a los “Laobacha” (老爸茶) literalmente, el té del padre. Se trata de casas de té donde se reúnen para charlar mientras disfrutan de su bebida favorita. Este tipo de negocio se asemeja mucho al concepto occidental de cafetería, donde el secreto no está en lo que tomas sino con quién.

Hainan
Templo de los Cinco Señores

A tan solo 5 km de distancia de la capital, se encuentra uno de los lugares históricos más importantes de la isla por su estrecha relación con su historia: el Templo de los Cinco Señores, construido en honor a los cinco oficiales de las dinastías Tang y Song que fueron desterrados hasta aquí por sus diferencias con el emperador. Las primeras construcciones del complejo, de 2.800 m2 de superficie, datan del reinado del emperador Wanli (万历, r. 1563-1620) de la dinastía Ming. 

En las afueras de Haikou se encuentra un monumento de gran importancia histórica: la tumba de Hai Rui (海瑞). Este célebre oficial oriundo de estas tierras alcanzó la fama por su honestidad y buen hacer con el pueblo. Cuenta la leyenda que, mientas portaban el féretro de Hai Rui el día de su funeral, la cuerda que lo ataba se rompió y cayó al suelo. El cortejo fúnebre entendió que aquello era una señal y que ese era el lugar que él había elegido para descansar, y por ello, ahí se encuentra su tumba.

Hainan

Encantos naturales

Uno de los lugares con mayor interés geológico y paisajístico de la isla es el Parque Geológico Nacional de Shishan, a 15 km al sudoeste de la capital, conocido como “el pulmón verde de Haikou”. Este geoparque, que cubre un área de unos 180 km2 y consta de más de 40 volcanes y 30 cuevas en sus cráteres, es un museo al aire libre que da cuenta de los orígenes de la isla.

Hainan
Parque Geológico Nacional de Shishan

La reserva natural del Manglar del puerto de Dongzhai, situada en el distrito de Qiongshan es, con sus 2.500 ha, la más grande y la mejor conservada de China. El puerto en el que está situada se formó en 1605 por un terremoto. Al subir la marea, los mangles, una especie de árbol sub-tropical, quedan sumergidos en el agua y tan solo se pueden vislumbrar sus frondosas copas verdes.

Hainan
Montaña de los Cinco Dedos

En el centro de la isla, en la ciudad de Tongshi (también conocida como Wuzhishan), se alza la Montaña de los Cinco Dedos (五指山, Wǔzhǐshān), símbolo de la isla y que toma su nombre de las cinco cumbres que le dan forma. El “segundo dedo” la corona con 1.876 m de altura. Son numerosas las leyendas sobre el origen de Wuzhishan. La más conocida cuenta la historia de cinco hermanos que lucharon contra una bestia pero que perecieron en el intento. Al enterarse, animales venidos de todo el mundo unieron sus fuerzas para acabar con la bestia y enterraron a los hermanos en una hilera bajo las rocas. Con el paso de los años, las tumbas crecieron hasta convertirse en montañas, de ahí que también se la conozca como Montaña de los Cinco Hermanos.

Hainan
Panorámica de la costa de Sanya
Hainan
Costa de Sanya

Sanya

Sanya (三亚, Sānyà) es la segunda ciudad más grande de Hainan y el principal reclamo turístico de la isla. Su costa se prolonga a lo largo de más de 200 km y se divide en tres zonas que corresponden a tres bahías: Sanya, Dadong y Yalong. En la primera de ellas se encuentra esta dinámica ciudad costera en un enclave privilegiado, rodeada por verdes montañas y una playa de blanca arena y cristalinas aguas.

Hainan
Costa de Sanya

Un paladar exótico

Si la gastronomía es una de las claves para comprender la cultura de una sociedad, la milenaria cocina de Hainan, que tiene sus orígenes en la Llanura Central, combina el estilo de las etnias li y miao y adapta a sus platos a las características de la zona de Fujian, Guangzhou y el Sudeste asiático. Esta fusión de estilos y culturas es la que le da ese toque tan especial y exótico, a caballo entre el pasado y el presente. Se caracteriza por ser sana, ligera y preservar los sabores naturales de sus ingredientes.

Gracias al enclave natural en el que se encuentra Hainan, el marisco abunda en la dieta de sus habitantes. El cangrejo Hele es uno de los manjares más populares, que se diferencia de otros por la gran cantidad de carne que tiene en su interior y por el sabor único de sus huevas.

Hainan
Pollo al estilo Wenchang

El plato estrella es el pollo al estilo Wenchang, como refleja el dicho “Sin pollo Wenchang no hay banquete”, ya que no hay celebración que se precie en la que no esté presente. Este plato alcanzó la fama en China durante la dinastía Ming gracias a un oficial de Wenchang que visitó al emperador y le llevó como ofrenda varios pollos de su ciudad. Tras probarlos, el emperador proclamó: “Estos pollos provienen de un lugar civilizado, famoso por producir gente excelente; criados en un lugar tan rico, los pollos han absorbido la riqueza de su cultura y por ello merecen ser conocidos como pollos Wenchang”. Tradicionalmente, este plato se cocina mediante la técnica baiqie (白切) que consiste en hervir el pollo y cortarlo en trozos para preservar al máximo su sabor original. Otros platos de carne típicos de la isla son el pato Jiaji y el cordero Dongshan que toman sus nombres del lugar de donde provienen.

Receta: Pollo al estilo Wenchang

Hainan
Pollo al estilo Wenchang

Ingredientes:

  • Un pollo entero
  • 2 puerros
  • 3 cucharaditas de jengibre molido
  • 8 ramitas de cebollino
  • 3 cucharadas de aceite de sésamo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • Sal al gusto

Preparación:

  1. Poner una cazuela con agua a hervir
  2. Quitarle las patas al pollo, limpiarlo y lavarlo
  3. Añadir los puerros y la sal en el agua hirviendo
  4. Sumergir el pollo tres veces unos 10 segundos en el agua hirviendo
  5. Hervirlo durante 15 minutos
  6. Sacar el pollo de la cazuela y en un recipiente cubrirlo con hielo y agua fría.
  7. Mientras se enfría preparamos la salsa
  8. Calentar en una sartén el aceite de sésamo
  9. Picar el cebollino, añadirlo a un cuenco con el jengibre y la salsa de soja y mezclar
  10. Añadir el aceite caliente al cuenco y mezclar
  11. Cortar el pollo en trozos de unos 2 cm de ancho. Esto facilita comerlo con palillos
  12. El pollo se sirve frío, presentado en un plato grande junto al cuenco con la salsa. Se puede acompañar de arroz blanco.

¡Y ya tenemos nuestra receta lista!


Revista Instituto Confucio 33

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 33. Volumen VI. Noviembre de 2015.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés