Jin Xiaoyu: La joven francesa que conquistó la TV china

Jin Xiaoyu es una joven francesa que triunfa en la televisión china como cantante y presentadora, aunque no fue hasta los 17 años cuando empezó a aprender el idioma. Varios alumnos de lengua china, procedentes de distintos países del mundo, se han hecho relativamente famosos presentando programas, participando en ellos y mostrando su talento en espectáculos cantando o con actuaciones cómicas.

Jin Xiaoyu tv

Reportaje de
Wang Wen
王文
El 13 de febrero de 2011, en la casa de té de Beijing conocida como Lao She Chaguan, tuvo lugar una representación muy especial con motivo de la Fiesta de los Faroles. El espectáculo, titulado I Festival Internacional de Talentos Artísticos Chinos, presentó numerosas piezas clásicas de diálogos cómicos y una selección de la Ópera de Pekín. Durante el certamen actuó Ding Guangquan, prestigioso artista chino de diálogos cómicos, junto con varios de sus alumnos extranjeros. El acto fue presentado por dos estudiantes extranjeros: Zhu Lian y la joven francesa Jin Xiaoyu, quién, además, presentó también la programación especial de la Fiesta de Primavera que emitió la Televisión de Pekín (BTV, siglas de Beijing Television o 北京电视台) el 2 de ese mismo mes.

Durante esos días, Jin Xiaoyu, de 25 años de edad, apareció presentando cuatro programas de distintas cadenas de televisión china: la velada de la Fiesta de la Primavera de la BTV, la velada de la Fiesta de la Primavera para internautas, la velada del Año Nuevo del Canal Turismo (Lǚyóu Wèishì o 旅游卫视) y el programa especial para la Nochevieja de la Televisión Central de China (CCTV, siglas de China Central Television o 中央电视台). Durante estas apariciones, Jin Xiaoyu, con el papel tanto de cantante como de presentadora, vestida con un traje de noche o con una falda roja, mostró a todo el pueblo chino sus dotes con el idioma mandarín, su perfecta pronunciación y su gran conocimiento sobre la cultura china.

Jin Xiaoyu, nacida en 1986 a las afueras de París (Francia), de padre británico y madre norteamericana, comenzó su relación con China cuando contaba con tan sólo 14 años de edad. Fue entonces cuando, tras diez años estudiando ballet clásico, decidió pasarse al kung fu después de hojear por casualidad una guía de ciudades del mundo. El hecho de decidirse a practicar este arte marcial supuso el despegue definitivo de su relación con este país asiático. Así, ejercitó la modalidad de Nanquan durante cuatro años en el equipo nacional francés de artes marciales hasta lograr el nivel suficiente como para participar en diversas competiciones nacionales. Sus compañeros de equipo, casi todos ellos chinos emigrados a Francia, solían bromear con ella en chino, lo que le sirvió para familiarizarse por primera vez con ese idioma.

Jin Xiaoyu tv

A los 17 años, fue admitida para estudiar la carrera de matemáticas en la Universidad de Columbia (Nueva York, EE.UU.), donde escogió la asignatura optativa de lengua china. Cuando se encontraba en el tercer año de estudios cambió su especialidad por la de filología china, lo que le permitió lograr una beca para estudiar en una universidad taiwanesa y así perfeccionar su nivel de chino. Nada más acabar su postgrado, Jin Xiaoyu se marchó a trabajar a Beijing en la empresa china Huayi Brothers Media Corporation (华谊兄弟), en lo que fue su primer trabajo. Este momento coincidió con la finalización del rodaje de la película El banquete (2006, en chino Yè Yàn o 夜宴) por parte del director chino Feng Xiaogang y su lanzamiento en el mercado internacional. Gracias a sus elevados conocimientos de francés, inglés y chino, la empresa le asignó la misión de promover esta película en el Festival de Cannes junto con el propio director chino y las actrices participantes en la cinta: Zhou Xun y Zhang Ziyi. Además, hizo de traductora durante la rueda de prensa y organizó la cena de gala tras la proyección del largometraje.

Alumnos de lengua china procedentes de distintos países del mundo, se han hecho relativamente famosos en la televisión china presentando programas, participando en ellos y mostrando su talento en espectáculos, bien cantando, haciendo monólogos o diálogos cómicos. Esta actividad, además de reportarles cierta fama, también les ha supuesto una importante fuente de ingresos.

En 2008, Jin Xiaoyu comenzó a asistir a las clases que impartía el famoso artista de diálogos cómicos (en chino xiángsheng o 相声) Ding Guangquan, quien además se había dedicado durante los últimos años a la difusión de lengua china entre los extranjeros mediante el aprendizaje de dicha divertida práctica. Su método se centraba en estudiar el uso de la lengua que no explica los manuales, introduciendo a la vez una variedad humorística del arte popular chino. Sin duda, la maestría de esta difícil técnica fue lo que le ayudó sobremanera a Jin Xiaoyu a perfeccionar la pronunciación, los tonos, la gramática y la dicción, además de darle la oportunidad de conocer a muchos compañeros extranjeros de clase que ya gozaban de cierta fama entre el público chino, tales como Zhu Lian, Hao Lianlu, Jie Gai o Mo Dawei.

Estos alumnos de lengua china, procedentes de distintos países del mundo, se han hecho relativamente famosos en la televisión china presentando programas, participando en ellos y mostrando su talento en espectáculos, bien cantando, haciendo monólogos o diálogos cómicos. Esta actividad, además de reportarles cierta fama, también les ha supuesto una importante fuente de ingresos. Todo esto influyó poderosamente en la joven políglota Jin Xiaoyu. Cuando aún se encontraba estudiando en la Escuela Primaria ya soñaba con formar parte del mundo de la música y durante su estancia en los Estados Unidos comprendió que en un país como ese tendría mucha competencia para sobresalir del resto como artista, mientras que en China sería algo relativamente más fácil. De hecho, fue ella misma quien se puso su nombre chino de Jin Xiaoyu (“Pequeño Pez Dorado” o 金小鱼), con ilusión de que le sirviera de amuleto para poder lograr todos sus sueños.

Jin Xiaoyu tv

Al final la suerte vino a tocar a su puerta. El 20 de enero de 2009, cuando presidia una actividad organizada por una ONG  internacional en el hotel Marriott de Beijing, conoció a Liu Ansheng, quien tras conversar con ella decidió hacer todo lo posible por ayudarla. De hecho, dos semanas después, Jin Xiaoyu recibió una llamada telefónica del programa “Opinión de Xiao Cui” de la Televisión Central de China (CCTV) invitándola a cantar dos canciones chinas en un festival sobre la Fiesta de la Primavera. Sin pensárselo dos veces, la joven aceptó encantada. Cuando el 1 de febrero el programa se emitió por televisión, Jin Xiaoyu lo vio acompañada de su casera china. Como consecuencia de esto, recibió diversas invitaciones de varios programas, tales como “Camino de estrellas”, también de la Televisión Central de China (CCTV) o “Vivan los jóvenes”, de la Televisión China de Educación (CETV, siglas de China Education Television o 中国教育电视台). Además, la joven francesa está matriculada también en clases de canto y baile, y ha tenido la oportunidad de conocer un estudio profesional de grabación. Aconsejada por sus compañeros de trabajo, Jin Xiaoyu ha abierto su propio blog personal en Internet. Cuando se le pregunta por su éxito mediático, nos responde que en China “se celebran cada vez más actividades en las que se necesita la presencia de extranjeros para poner así de relieve el concepto de internacionalización”. Por eso decidió dejar definitivamente Nueva York y trasladarse a Beijing con su gato adoptivo.

Al poco de instalarse en la capital china, la suerte volvió a visitarla. Otro famoso presentador, He Qiong, le recomendó para colaborar con la Televisión de Hunan (HNTV, siglas de Hunan Television o 中国湖南卫视). Jin Xiaoyu, quien estaba a punto de inscribirse en el concurso de talento femenino , recibió la llamada del productor de “Desafío de inteligencia y valentía” preguntándole si quería ser la presentadora de dicho programa. Al día siguiente ya estaba en Changsha (capital de la provincia de Hunan y sede de dicha cadena de televisión) lista para convertirse en la presentadora del mismo concurso en el que quería participar como cantante.

Durante el primer año de trabajo en la HNTV, la joven francesa presentó más de un centenar de programas musicales, además de la final mundial del concurso “Puente Chino”  entre estudiantes universitarios extranjeros, lo que le reportó una gran fama entre todo el pueblo chino.

En junio de 2010, Jin Xiaoyu presidió la inauguración del Festival de Turismo y Cultura de la Peregrinación al Oeste que tuvo lugar en la ciudad de Liang Yungang (provincia de Jiangsu). El hecho de no haber asistido nunca a un acto de tal magnitud, ni con tanta audiencia, le hizo sentir algo nerviosa. Sin embargo, en un momento de la actuación del famoso cantante taiwanés, Wang Lihong, éste perdió un zapato permaneciendo en el escenario con un pie descalzo. Jin Xiaoyu reaccionó rápido y, teniendo en cuenta que se trataba de una actuación en directo, decidió invitar a los espectadores a subir al escenario para cantar juntos una canción del mismo cantante y así ganar tiempo hasta localizar el otro zapato.

Durante el primer año de trabajo en la HNTV, la joven francesa presentó más de un centenar de programas musicales, además de la final mundial del concurso “Puente Chino”  entre estudiantes universitarios extranjeros, lo que le reportó una gran fama entre todo el pueblo chino.

Su trabajo fue tan intenso que durante más de un año trabajaba por las mañanas en Beijing, por la tarde en Changsha y por la noche en Jinan (capital de la provincia de Shandong). Además de sus apariciones en la televisión como presentadora, Jin Xiaoyu también se dedica al mundo de la publicidad, actividad muy bien remunerada.

Jin Xiaoyu tv

Tras vivir varios años en China, la chica ya está acostumbrada a tomar el té y a diferenciar las distintas variedades que existen, desde Longjing, hasta Pu’er, pasando por Tieguanyin o el té de jazmín. Gracias a la ayuda de su agente, la joven se ha integrado perfectamente en el país y ha aprendido la mejor manera de tratar a los chinos. De este modo, siempre que regresa de algún viaje trae regalos para los directores o productores con los que trabaja. Poco a poco la gente le aprecia cada vez más y dicen de ella que sabe manejar las cosas bien. Por supuesto brindar, comer con palillos, tomar el té e incluso hacerse fotos abrazada a sus amigas ya le suponen algo natural a pesar de que al principio le costaba bastante.

Gracias a aparecer tanto en la Televisión Central de China como en la Televisión de Hunan y de hacerse famosa con la publicidad, además de la ventaja de hablar perfectamente inglés, francés y chino, le surgen cada vez más oportunidades de trabajo y es invitada a participar en numerosos programas de distintas televisiones de todo el país.

Una de las cosas que más ha sorprendido y animado a Jin Xiaoyu ha sido el apoyo recibido en todo momento por parte de sus progenitores. “Antes mi padre no quería que me dedicase al periodismo ni a la música, pues decía que los escritores y los cantantes no ganaban suficiente dinero. Ahora está muy contento con el oficio que he elegido”, manifestó en una ocasión la joven gala. Cuando Jin Xiaoyu muestra los vídeos de sus actuaciones a sus padres y a su abuela, ellos opinan que son muy interesantes. Ahora ya considera que China es su hogar y en Beijing se siente muy cómoda. Además, se encuentra muy a gusto con el pueblo chino, pues se ha ganado el corazón de la gente. 

Notas:

1. Organización No Gubernamental (ONG) es una entidad de carácter privado, generalmente sin ánimo de lucro, con diferentes fines y objetivos humanitarios y sociales definidos por sus integrantes, creada independientemente por los gobiernes locales y regionales, y que jurídicamente puede adoptar diferentes estatus, tales como asociación, fundación, corporación o cooperativa, entre otras formas.

2. Una versión china del concurso “Operación Triunfo” sólo para chicas.

3.  La final mundial del Concurso “Puente Chino”, trasmitida por la HNTV, es uno de los programas más vistos en toda China, con récords de audiencia que se superan año tras año.


Revista Instituto Confucio 5

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 5. Volumen II. Marzo de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This