Kong Xiangkai: “Ignorando la gloria del pasado, nos alejamos de la gloria del presente”

Entrevista a Kong Xiangkai, descendiente de la 75 generación de Confucio: “El pensamiento de Confucio es la joya del pensamiento tradicional chino”.

Kong Xiangkai

A. A. Rodionov. Instituto Confucio de la Universidad de San Petersburgo (Rusia)

En 1944, Kong Xiangkai se convirtió en el nuevo patriarca de la rama sur de la familia de Confucio residente en Nanzong (Quzhou, provincia de Zhejiang), heredando al mismo tiempo una tarea exclusiva dedicada al culto del Gran Sabio y Maestro. Tras la fundación de la República Popular China en 1949, Kong abandonó su pueblo y estudió ingeniería. A principios de 1990, se convirtió en el vicerrector del Instituto de Oro de Shenyang (provincia de Liaoning). En 1993, tras la petición del ayuntamiento de Quzhou, Kong Xiangkai regresó definitivamente a su pueblo, donde desempeñó el cargo de asistente del alcalde y vicepresidente de la oficina local del Partido Comunista de China. Esto le permitió comenzar el proyecto de rehabilitación del Templo Sur de Confucio y el renacimiento del confucianismo en la cultura regional. Hoy en día, con más de 70 años de edad, preside con toda su energía las ceremonias anuales que se celebran en veneración a su afamado antepasado, y es muy querido por todo su pueblo.

Kong Xiangkai
Momento de la ceremonia del 2562 aniversario de Confucio.

ConfucioMag: ¿Sabría decirme el número aproximado de descendientes de Confucio que existe en la actualidad?

Kong Xiangkai: Esa pregunta no es nada fácil de responder, pues nadie está realmente capacitado para establecer el número, ni si quiera aproximado, de los actuales descendientes de Confucio repartidos por todo el mundo. Algunos investigadores estiman la cifra en unos cuatro millones de sucesores. Aunque ya le digo que nadie puede responder esta pregunta a ciencia cierta..

ConfucioMag: ¿Me podría explicar qué tipo de misión tiene usted como primer descendiente directo de la 75 generación de Confucio que es?

Kong Xiangkai: En realidad, nadie me asigna una “misión” concreta. Sin embargo, ser un descendiente directo de Confucio, supone una exigencia en sí misma. El pensamiento de Confucio es la joya del pensamiento tradicional chino. Las ideas y las teorías de Confucio se han ido asimilando en la sociedad, y todos los chinos tienen la responsabilidad de transmitirla. En la historia de China, hubo dos movimientos en contra del maestro y pensador Confucio, aunque nunca acabaron con su figura. Si lo hubieran destruido, Confucio hubiera dejado de ser Confucio. A los chinos de moral recta les ha entusiasmado desde siempre Confucio, y han sido ellos los que han trasmitido su pensamiento generación tras generación. Fruto de esta transmisión, ha sido el gran impacto del confucianismo en todo el mundo.

Kong Xiangkai
Kong Xiangkai rinde pleitesía a su antepasado.

ConfucioMag: Cada 28 de septiembre, día del nacimiento de Confucio, se realiza en el Templo Sur de Nanzong una gran celebración para festejar dicha efemérides. ¿Qué significado tiene esta ceremonia para usted?

Kong Xiangkai: Todos los templos de Confucio repartidos por China celebran ese día con especial esmero, pues se trata de un personaje real que vivió en nuestro país hace más de dos mil quinientos años, a diferencia de otros personajes protagonistas de mitos o leyendas chinas. Para los chinos, la conmemoración de la fecha de su nacimiento supone un ritual, un modo de transmitir su pensamiento, de promover una tradición muy nuestra. Así, usamos el espíritu de esta ceremonia de veneración para promover el confucianismo en China, esto es mucho más importante que la propia celebración en sí. Nuestro trabajo de transmisión no puede concluir ese día, si no este pensamiento se convierte en un simple decorado. Ese es el auténtico significado de esta festividad. Hoy, Confucio ha vuelto gradualmente al lugar que le corresponde. Evaluamos a Confucio objetivamente, y su doctrina y pensamiento influyen todavía en la sociedad china, lo que asegura su perdurabilidad.

ConfucioMag: ¿Qué piensa de la función que tiene el Templo Sur de Nanzong en la vida social de la ciudad de Quzhou?

Kong Xiangkai: En cierto modo, esta pregunta es similar a la anterior. Una gran nación con larga historia y profunda cultura tiene que tener grandes pensadores. La historia de China tiene cinco mil años y todos los chinos se sienten orgullos de ello. Confucio es un representante del pensamiento y la cultura de China. La economía y la cultura no se pueden separar. La economía sin cultura es brutal y no se puede sostener así su desarrollo. Promover Confucio ayuda a ordenar la sociedad y la idea de la armonía social, es una misión para los chinos en cualquier época. Una gran persona dijo en una ocasión que el pensamiento de Confucio y de Sun Zhongshan  debe ser asimilado. Si ignoramos la gloria del pasado, nos alejaremos de la gloria del presente. 


Revista Instituto Confucio 9

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 9. Volumen VI. Noviembre de 2011.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This