La casa de la familia Qiao en Shanxi

La casa de la familia Qiao, situada en Qiaojiabao (Shanxi), fue el hogar del prestigioso comerciante Qiao Zhiyong. En ella se invirtieron los ahorros y la dedicación constante de varias generaciones de la familia Qiao, ya que la construcción duró dos siglos y finalizó alrededor del año 1910.

La casa de la familia Qiao

Reportaje de
Wang Wen
王文
Un dicho popular relacionado con la construcción de las casas dice que “las mejores construcciones del norte están en Shanxi mientras que las más representativas del sur están en Anhui”. Esto revela que las casas más características están concentradas o bien en la provincia de Shanxi, situada al norte del río Yangtsé, o bien en la provincia de Anhui, ubicada al sur del río. Las viviendas en Anhui destacan por un estilo sencillo y práctico, muy diferente de las casas solariegas de Shanxi, que lo hacen por su magnitud y suntuosidad.

La casa de la familia Qiao

En la provincia de Shanxi –conocida como Jin () desde la antigüedad– aún se conservan hoy en día decenas de conjuntos residenciales construidos durante las dinastías Ming y Qing. Y cabe mencionar las casas de las familias Qiao, Wang, Cai, Qu y Chang, situadas en el centro de Shanxi; en el sudeste de Shanxi se encuentran la residencia Huangcheng Xiang Fu, las casas antiguas del pueblo Guoyu y la residencia de la familia Liu; al sur está situada la antigua residencia de Ding; así como el pueblo Qikou al noroeste de Shanxi. Estas construcciones se caracterizan por su antigüedad, el estilo simple, la altura y la estructura sólida. Constituyen una fortaleza con patios interiores profundos que pueden llegar a albergar miles de habitaciones. Además, se encuentran patios y puertas de diferentes tamaños integrados en la misma construcción, sin olvidar los elementos decorativos que armonizan con el entorno: tejas barnizadas, ladrillos y piedras, arcos conmemorativos y puentes, así como pabellones y pagodas. Muchas de las construcciones se aprovechan de la inclinación de las montañas para realizar obras junto a ellas, presentando de esta manera diferentes alturas y espacios. Asimismo, los grabados en madera, piedra o ladrillo sobre puertas y ventanas, junto con las inscripciones sobre columnas y tablas, constituyen un conjunto de elementos impregnados de información de gran valor sobre la sociedad y los valores estéticos de la época.

La casa de la familia Qiao

La casa de la familia Qiao (乔家大院), situada en Qiaojiabao (乔家堡) en el distrito Qi (provincia de Shanxi), fue el hogar del prestigioso comerciante de Shanxi de la dinastía Qing, Qiao Zhiyong (乔致庸) y su familia. La construcción se inició en la época del emperador Qianlong de la dinastía Qing (1736–1796) y finalizó alrededor del año 1910, es decir, más de 200 años después. En ella se invirtieron los ahorros y la dedicación constante de varias generaciones de la familia Qiao.

Hasta alrededor del año 1900, el clan de los Qiao contaba con más de 200 entidades o delegaciones en China en forma de bancos, entidades financieras, tienda de cereales y casas de empeños, que generaron a la familia una fortuna considerable de millones de liang de plata.

Según el árbol genealógico de los Qiao, el primer emprendedor de la familia fue Qiao Guifa (乔贵发), un hombre nacido y criado en Qiaojiabao. Qiao Guifa, debido a los apuros económicos por los que pasaba su familia durante la época del emperador Qianlong, se vio obligado a buscarse la vida en la ciudad de Baotou en Mongolia Interior. Pese a que en aquel entonces Baotou era una población pequeña y desolada, su ubicación estratégica y el puerto de río, la convirtieron en un enclave fundamental del noroeste de China para el desarrollo y crecimiento económicos. Qiao Guifa empezó por un pequeño comercio y, tras décadas de trabajo, abrió la tienda “Fu Shenggong” (复盛公), e inició así el camino hacia la riqueza para la familia Qiao.

La casa de la familia Qiao
Qiao Guifa

Fue Qiao Zhiyong (乔致庸) –nieto de Qiao Guifa– quien consiguió que el negocio familiar de los Qiao comenzara a despegar y a crecer considerablemente. Qiao Zhiyong nació en el año 1818 (año 23 de Jiaqing de la dinastía Qing). Como sus padres fallecieron cuando era un niño, Qiao Zhiyong fue criado por su hermano mayor, Qiao Zhiguang. Sin embargo, Qiao Zhiyong se vio obligado a abandonar sus estudios para hacerse cargo de la familia, tras la repentina muerte de su hermano mayor. A partir de aquel momento la familia entró en pleno crecimiento económico y vivieron una época de prosperidad. En aquel entonces, llegaron a ser considerados un pilar fundamental en la economía de Shanxi. De hecho, la franquicia “Fu” de la familia Qiao predominaba en el sector comercial de Baotou, lo que se reflejaba en el dicho popular: “la primera aparición de la tienda Fu Shenggong ha propiciado la configuración de la ciudad Baotou”. Además, la familia controlaba dos entidades financieras relevantes: Da Detong (大德通) y Da Deheng (大德恒), cuyas delegaciones se repartían en los centros y puertos comerciales más importantes de China. Hasta alrededor del año 1900, el clan de los Qiao contaba con más de 200 entidades o delegaciones en China en forma de bancos, entidades financieras, tienda de cereales y casas de empeños, que generaron a la familia una fortuna considerable de millones de liang (, unidad de peso equivalente a 50 gramos) de plata.

La casa de la familia Qiao

Haciendo honor a su segundo nombre, Qiao Zhiyong empleaba la filosofía zhongyong (中庸, doctrina de la medianía) en el trato con la gente. La simpatía, la lealtad y la honestidad eran los principios sobre los que se sustentaban sus negocios y su actitud. Durante su vida realizó una gran cantidad de buenas acciones. Mediante una actitud generosa y caritativa, Qiao sabía elegir a los empleados adecuados y encargarles las tareas pertinentes, haciendo que todo el mundo se sintiese a gusto trabajando con él. Su carácter rezumaba inteligencia, lealtad, elegancia, nobleza, caballerosidad y flexibilidad, pero con raciocinio y fundamento. Todo ello le hizo ganar el sobrenombre de “Liangcaizhu” (亮财主; alguien que se hace rico de forma legal y justa), un tratamiento común entre los cortesanos famosos de la dinastía Qing, entre los que destacan Zuo Zongtang, Duan Fang o Zhang Zhidong. A partir de la segunda mitad del siglo XIX, China se vio inmersa en conflictos internos y externos que causaron el declive de la dinastía Qing. La situación del país también afectó a Qiao Zhiyong, pero éste había previsto ya el futuro de sus negocios, que dejó a cargo de su nieto Qiao Yingxia (乔映霞), con lo cual se dedicó exclusivamente a la edificación de la casa familiar. En el año 1907, Qiao Zhiyong falleció a los 89 años de edad, y con él se apagó la vida legendaria de un hombre que pasó de estudiante a comerciante de prestigio y que vivió durante el mandato de los emperadores Jiaqing, Daoguang, Xianfeng, Tongzhi y Guangxu.

La casa de la familia Qiao

Al igual que otras casas de Shanxi, la casa de la familia Qiao también adopta el estilo arquitectónico de los castillos, con patio cerrado. Con una superficie de más de 4.100 m2, la casa está compuesta por 6 patios principales, 19 patios pequeños y 313 habitaciones. Mirando desde arriba se observa que el conjunto residencial imita la forma del carácter chino “doble felicidad” (, shuāngxǐ). La casa está rodeada por murallas de ladrillo sin ventanas, cuya altura superan los diez metros. Encima de la muralla hay almenas y miradores para mejorar la defensa. Por aquella época, el sonido de los pasos de los vigilantes nocturnos sobre las murallas llegaba bastante lejos.

La casa de la familia Qiao

La casa de la familia QiaoAlgunas casas de Shanxi con orientación sur instalaban la puerta ligeramente hacia el este, es decir, en la esquina sudeste, un hecho que tiene que ver con la tradición popular “qiang yang” (literalmente, arrebatar el sol), cuyo fin es que entre la luz del sol e ilumine la casa lo antes posible. La cas de la familia Qiao está orientada al este para así contemplar el sol y recibir la suerte procedente del este. En el centro de la entrada principal cuelga un tablero horizontal con fondo azul con caracteres dorados: “福种琅环” (Fú zhǒng láng huán; la felicidad está sembrada en esta tierra rica en fengshui). Este tablero fue un regalo de Cixi (慈禧), la emperatriz regente de la época del emperador Guangxu (光绪) de la dinastía Qing. La historia de este regalo se remonta al año 1900, cuando la Alianza de las Ocho Naciones conquistó Beijing. El emperador Guangxu y la emperatriz viuda Cixi se trasladaron a Xi’an y, cuando pasaban por Shanxi, la corte se dio cuenta de que no llevaban suficiente dinero. Por ello la emperatriz mandó a sus súbditos a pedir dinero prestado a los comerciantes locales. Dicho y hecho, los funcionarios convocaron a los representantes de las firmas comerciales más importantes de la provincia para negociar los préstamos. 

La casa de la familia Qiao

Mientras nadie se atrevía a responder, Jia Jiying, un empleado de 25 años que trabajaba en la delegación del banco Da Deheng en Taiyuan –propiedad de la Familia Qiao– accedió a prestarles cien mil liang de plata. Tras la reunión, Jia Jiying informó al encargado del banco, Yan Weifan, y le explicó los motivos por los cuales decidió prestar el dinero: “si el país se arruina, nosotros lo haremos con él; en caso contrario, podremos recuperar el préstamo o al menos continuar ganando dinero”. El día 2 de octubre, la corte encabezada por la emperatriz Cixi llegó al distrito Qi, donde Qiao Zhiyong había ordenado extender una alfombra roja hasta la oficina central del banco Da Detong, allí se alojaron el emperador y la emperatriz. Además, preparó una cantidad considerable de dinero para ayudar a la emperatriz en su viaje. De hecho, al regresar a Beijing, Cixi regaló el tablero a la familia Qiao como muestra de agradecimiento. En 1904, año en el que el gobierno Qing tomó la decisión de establecer un banco nacional, la emperatriz Cixi llamó a Jia Jiying para que acudiese a Beijing y gestionase los preparativos pertinentes. Más tarde, esta entidad financiera pasó a llamarse Da Qing y Jia Jiying asumió el cargo de primer director del banco nacional chino. Como agradecimiento al acto patriota de los comerciantes de Shanxi, Cixi también les encargó la gestión exclusiva de una parte de los fondos nacionales.

La casa de la familia Qiao

Los umbrales de las puertas son especialmente altos y los visitantes tienen que alzar los pies para pasar. Los aleros del tejado presentan una forma inclinada para que el agua de la lluvia se pueda concentrar en el patio. Los umbrales altos simbolizan no dejar escapar la fortuna; mientras que el desnivel del tejado tiene su origen en la connotación venturosa que tiene el agua, que así no se vierte fuera de la casa. Dentro del patio principal cuelga un dístico en que están inscritos los siguientes dos versos que fueron escritos, según dicen, por Li Hongzhang (李鸿章) cortesano de la dinastía Qing: “Si los descendientes son virtuosos, la familia se expande; si los hermanos están unidos, la familia se enriquece”. En la casa hay 300 tallas de madera y cada una de ellas muestra un cuento popular chino. Además, en las paredes, hay 100 caracteres de 寿 (shòu, longevidad), en diferentes estilos.

La casa de la familia Qiao

Hace más de medio siglo el prestigioso arquitecto chino Liang Sicheng (梁思成), estuvo investigando las construcciones antiguas de Shanxi y quedó impresionado con las lujosas residencias de los comerciantes autóctonos, en particular, con la casa de la familia Qiao. Más tarde, Liang escribió artículos para presentar el hallazgo de estas casas.

La casa de la familia Qiao
Cartel de ‘La Linterna Roja’

En el año 1986, con el objetivo de exponer las tradiciones y el folclore de la zona central de Shanxi durante la dinastía Qing y Ming, el distrito de Qi inauguró su museo folklórico con sede en la casa de la familia Qiao. Allí se exhibían más de 2.000 objetos valiosos clasificados en salas temáticas: festivales y tradiciones, vida cotidiana (moda, gastronomía, arquitectura y transporte), ceremonias (bodas y funerales), así como actividades comerciales y agrícolas. En 1990 el famoso director de cine, Zhang Yimou (张艺谋), recorrió China con el fin de buscar sitios idóneos para rodar la película La linterna roja (《大红灯笼高高挂》). Al llegar a Shanxi, se percató que la casa la familia Qiao encajaba perfectamente con las necesidades de rodaje de su película e inmediatamente decidió filmar allí. A raíz del estreno de la película en China, y su posterior difusión en todo el mundo, esta casa se ha ganado reputación y prestigio tanto dentro como fuera del país. En la actualidad aún se siguen colgando las linternas rojas en las casas, tal y como se hizo durante el rodaje de la película, reemplazando de forma continua las más gastadas por las nuevas.

La casa de la familia Qiao
Serie de TV ‘La casa de la familia Qiao’

En 2006 la serie La casa de la familia Qiao tuvo una gran acogida entre los telespectadores. Consta de 45 capítulos y cuenta la historia de Qiao Zhiyong y su familia.


Revista Instituto Confucio 30

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 30. Volumen III. Mayo de 2015.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This