La literatura intercultural de Qian Zhongshu

Qian Zhongshu (钱钟书, 1910-1998), natural de la ciudad de Wuxi (无锡), en la provincia de Jiangsu (江苏), fue uno de los mayores intelectuales de la literatura moderna china y, como afirman numerosos eruditos, de la literatura mundial.

Qian Zhongshu

Artículo de Jesús Sayols Lara
Q
ian Zhongshu mostró desde la niñez una curiosidad innata por el mundo de las letras, no en vano el nombre que le dio su familia, Zhongshu, significa «el que ama los libros». Su pasión por la lectura era tal, que devoraba obras de cualquier género, tanto clásicas como modernas, escritas en chino o en lenguas europeas. A los dieciocho años, gracias a sus altos conocimientos de inglés, y a pesar de haber suspendido las matemáticas en el examen de acceso, fue admitido por la Universidad Qinghua de Pekín para estudiar en el Departamento de Lenguas Extranjeras. Su agudeza intelectual y la brillantez de su creatividad literaria despertaron la admiración tanto de estudiantes como de profesores, y muy pronto empezó a escribir artículos de diversa índole en diferentes publicaciones.

La obra literaria de Qian Zhongshu supera con creces el centenar de textos (poesía, cartas, prólogos, reseñas, ensayos y tratados, relatos cortos, etc.), entre los que cabe destacar: el ensayo El arte de la poesía 《谈艺录》, el tratado Relatos del canuto y la lezna 《管锥编》 y, sobre todo, su única novela, traducida al español como La fortaleza asediada 《围城》. Con esta novela, que se publicó por primera vez por entregas en 1946, el autor adquirió renombre entre el público en general, pero no fue hasta 1979 cuando se tradujo al inglés con el título Fortress besieged, que su fama como escritor fue reconocida en el mundo entero. Popularidad que se vio consolidada en China en los años noventa, con la adaptación de la novela a la televisión, recreada en formato de teleserie.

Qian Zhongshu
1) Portada de El arte de la poesía. 2) Portada de 1947 de la primera publicación en formato libro de La fortaleza asediada. 3) Edición moderna de Relatos del canuto y la lezna. 4) Portada de la telenovela de 1990.

El periodo de mayor productividad literaria de Qian Zhongshu se sitúa en los años treinta y cuarenta del siglo pasado, época caracterizada por grandes cambios de orden mundial, tanto políticos como económicos, en la que las fronteras se tambaleaban, las convulsiones proliferaban por todas partes y el mundo se empequeñecía. La historiografía china demuestra que ha sido, precisamente, en épocas de cambios y convulsiones cuando ha surgido la oportunidad de que diferentes maneras de entender el mundo entraran en contacto, ya sea a través de un proceso de confrontación violenta, ya sea mediante un proceso de asimilación progresiva y pausada.

La característica principal del estilo literario de Qian Zhongshu es el uso de la técnica discursiva que él mismo bautiza como datong (打通) 

En los círculos intelectuales y académicos en ciudades como Pekín y, sobre todo, Shanghái, se debatían múltiples puntos de vista sobre cómo afrontar la situación que vivía el país, desde los que abogaban por una occidentalización total a los que se enrocaban en una postura inamovible de viejas costumbres, pasando por algunas mezclas entre tradición y modernidad que rozaban lo esperpéntico. Qian Zhongshu, a su vuelta de Europa en 1938, tras estudiar en Oxford y vivir en París, se encontró con el ambiente perfecto para desarrollar toda su creatividad literaria. Así, en su novela, el autor se encarga de plasmar el ambiente de ciertos círculos intelectuales y académicos «de moda» de la sociedad china, costumbres, inquietudes, vicios, en una punzante crítica comparable a la del bosque de letrados que nos brinda Wu Jingzi (吴敬梓, 1701-1754) en su obra Los mandarines (《儒林外史》), pero con una carga irónica y una profundidad analítica sin igual. Crítica social que, en última instancia, representa una apelación al dilema de la supervivencia del ser humano, en un mundo estremecido, asediado por la hipocresía, la corrupción y la autocomplacencia, aderezado todo, eso sí, con un sentido del humor corrosivo y un sarcasmo genial.

Qian Zhongshu
Qian Zhongshu en su casa de Beijing

La característica principal del estilo literario de Qian Zhongshu es el uso de la técnica discursiva que él mismo bautiza como datong (打通), recurso narrativo que explotó exhaustivamente para escribir su obra magnánima, Relatos del canuto y la lezna, publicada en 1979, pero del que ya se había servido en gran parte de sus obras anteriores para expresar sus pensamientos con una originalidad y una fuerza inusitadas. Dicha técnica se puede definir como la yuxtaposición de ideas de diferentes campos de conocimiento y tradiciones literarias, con el objetivo de «forjar relaciones» entre la literatura china y las literaturas foráneas, para destacar e investigar puntos de vista compartidos sobre la lengua, la estética y el pensamiento.

El siguiente fragmento ilustra perfectamente la aplicación de su estilo en la novela mencionada:

Respecto a los matrimonios de Bertie, también he hablado con él de eso. Mencionó un viejo proverbio inglés según el cual el matrimonio se semejaba a una jaula de oro: los pájaros que están fuera desean entrar y los que están dentro salir volando. De ahí que el matrimonio y el divorcio se sucedan de forma interminable.

En Francia también existe un proverbio semejante —intervino la señorita Su—. Pero no habla de una jaula, sino de una fortaleza asediada, forteresse assiégée: los que están dentro de las murallas quieren salir y los de fuera entrar.

[Texto original en chino]

慎明道:”关于Bertie,我也和他谈过。 他引一句英国古话,说结婚仿佛金漆的鸟笼,笼子外面的鸟想住进去,笼内的鸟想飞出来;所以结而离,离而结,没有了局。”

苏小姐道:”法国也有这么一句话。不过,不说是鸟笼,说是被围困的城堡fortresse assiegee,城外的人想冲进去,城里的人想逃出来。

Una referencia que aparece al inicio de la adaptación televisiva de la novela para revelar la relación entre el tema del asedio y el dilema existencial del ser humano:

Los que se encuentran dentro de la fortaleza asediada quieren salir, los que están fuera quieren entrar. Con el matrimonio ocurre lo mismo, con el trabajo también, así son los deseos del ser humano.

[Texto original en chino]

围在城里的人想逃出来,城外的人想冲进去。对婚姻也罢,职业也罢,人生愿望大都如此。

La interculturalidad es, pues, el leitmotiv de la obra literaria de Qian Zhongshu y La fortaleza asediada constituye el ejemplo más característico de su aplicación en el ámbito narrativo. Muchos reseñadores han afirmado que la novela es un retrato de la época en la que ocurren los acontecimientos y muchos lectores la han leído como si se tratara de una lonely planet o de un manual de historia. Sin embargo, hay que destacar que el novelista crea ficciones irrefutables, como advierte el mismo Qian Zhongshu en el prólogo de la novela: su historia es completamente inventada, que nadie pretenda encontrar un atisbo de realidad en ella. Se trata de ficción, forjada a partir de referentes de su entorno, de sus vivencias, de sus gentes y lugares, pero completamente parodiados.

Su popularidad se vio consolidada en China en los años noventa, con la adaptación de la novelaLa fortaleza asediadaa la televisión, recreada en formato de teleserie. 

Precisamente, dos de las figuras retóricas que utiliza más profusamente Qian Zhongshu son la parodia y la ironía. La parodia sirve para imitar algo, destacando ciertos «defectos» de la cosa imitada, para subvertir su realidad y convertirla en algo no real. Se trata, por ende, de la técnica artística más deliberada, crítica y destructiva. El primer escritor en China que utilizó la parodia con dicha intención fue Lu Xun (鲁迅 1881-1936) en 1921, en su obra La verdadera historia de Ah Q (《阿Q正传》). De manera análoga, Qian Zhongshu, a través del protagonista principal del relato, aplica dicho recurso subvirtiendo la figura del héroe, a quien hace caer en el engaño de la vida mundana, en la fatiga de la existencia y en la crisis espiritual del hombre moderno. Por otro lado, la ironía se utiliza para esconder la verdad, diciendo precisamente lo contrario de lo que se piensa; se trata, en definitiva, de una técnica para debatir, utilizada desde tiempos remotos, tanto por filósofos, como Platón, en la antigua Grecia, como por el maestro Zhuangzi, en la China clásica. Qian Zhongshu también era un pensador de naturaleza irónica, ya que en su novela utiliza la ironía como herramienta para presentar su propia opinión, en forma de alegoría de la vida moderna.

Qian Zhongshu
Versión en español de La fortaleza asediada

El uso que hace el autor de estos recursos literarios confiere a la novela una textura verbal tan rica que convierte esta narrativa en prosa casi en poesía. La fortaleza asediada no es simplemente un relato de acontecimientos, sino un tratado sobre la vida, una metáfora del conflicto existencial del ser humano, con fragmentos que recuerdan a las digresiones reflexivas de Camus o a las descripciones psicológicas de Gabriel García Márquez, pero en un entorno cultural chino y en lengua china.

Qian Zhongshu sienta las bases para una reinterpretación de la teoría, la historia y la crítica literarias, estableciendo interconexiones, por ejemplo, entre la poética homérica, los evangelios, los sutras budistas y la poesía de Qu Yuan. Qian Zhongshu, a través de su técnica e ingenio literarios, es el artífice de una interculturalidad global que va más allá de cualquier barrera espaciotemporal, con una sensibilidad irónica que trasciende al lector y le permite gozar de su lectura. Éste era su objetivo: poner en común ideas de diferentes épocas y tradiciones para lograr un mundo en el que nos entendiéramos mejor.


Revista Instituto Confucio 4

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 4. Volumen I. Enero de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This