15_pintura-poesia-caligrafia_big

Integración de la pintura, la poesía y la caligrafía. Principios estéticos de la pintura china tradicional (VI)

Dentro de la cultura china la pintura, la poesía y la caligrafía son consideradas disciplinas artísticas en sí mismas, gozando de muy alta estima de conformidad con sus peculiares cualidades expresivas. Sin embargo, llegarán a adquirir en China una singular manera de relacionarse que no habrá de repetirse en ninguna otra cultura.

Artículo de Omar Tegaldo

Esta particular vinculación responde a la idea de concebir a las tres artes reunidas en una sola pieza. Así, en un mismo rollo, podremos apreciar la confluencia de estas disciplinas concebidas como parte de un todo único e indisoluble. Pero, ¿cómo ha sido posible la concepción de una integración tan compleja? Dos han sido las razones principales que posibilitaron este singular fenómeno.

Por un lado, el propósito de buscar la complementación de diferentes disciplinas artísticas refiriéndolas a un único motivo de inspiración, y por otra parte, pero en consonancia con ella, el tema de la estrecha vinculación plástica que llegó a darse entre el arte de la pintura y el de la caligrafía.

La idea de complementariedad ya se puede apreciar en las antiguas pinturas del reconocido maestro Gu Kaizhi (顾恺之, ca. 344-411). En el rollo horizontal que se le atribuye titulado Consejos de la institutriz para las damas de la corte, cada escena representada va acompañada de un texto moralista que hace alusión al episodio pintado y que tiene como propósito pulir el carácter y los modos de las consortes del emperador (1).

Gu Kaizhi, Consejos de la institutriz para las damas de la corte.
(1) Gu Kaizhi, Consejos de la institutriz para las damas de la corte.

A esta integración inicial entre pintura y caligrafía se sumaría, durante la dinastía Song (960–1279), la idea de incorporar la poesía como un valor añadido a la obra. En efecto, es a partir de esta dinastía cuando los entendidos concebirán la pintura como un arte integrado por la pintura, la poesía y la caligrafía. Este nuevo enfoque artístico se profundizará luego con los llamados pintores letrados de la dinastía Yuan (1271–1368).

A modo de ejemplo presentamos una pintura intimista atribuida al maestro Ma Yuan (马远, ca. 1165-1224) titulada Pesca apacible en un río durante el otoño (2).

(2) Ma Yuan, Pesca apacible en un río durante el otoño.
(2) Ma Yuan, Pesca apacible en un río durante el otoño.

Sobre la izquierda de la obra advertimos un texto poético que nos dice:

Cuando la luna ha caído desde
el cielo al río,

el hombre descansa y se sienta a dormir
y a soñar con otro mundo

No hay necesidad de anclar el bote
en las cañas,

que el viento y las olas lo arrullen
como quieran

A esta complementación conceptual entre las tres disciplinas deberemos sumarle otra de singular importancia: la vinculación plástica. Desde el punto de vista compositivo, cuando el texto de la pintura caligrafiada se nos presenta como un bloque escindido del resto, la relación estética se torna más difícil (3). En cambio, cuando los caracteres están intercalados entre los motivos pintados la integración resulta fluida y fácil de asimilar (4) .

(3) Wen Chengming, El adiós.
(3) Wen Chengming, El adiós.

 

Pan Tianshou, Roca, bambú, orquídeas y pollitos.
(4) Pan Tianshou, Roca, bambú, orquídeas y pollitos.

También debemos considerar la presencia de un denominador común en la técnica de estas disciplinas. Tanto la pintura como el poema caligrafiado apelan a los mismos instrumentos para su ejecución: los llamados “Cuatro tesoros del estudio”, en referencia al pincel, la tinta, el papel y el tintero o laja.

Por otra parte, si nos centramos en la vinculación estética entre la pintura y la caligrafía, veremos que ya desde un comienzo el carácter lineal de ambas disciplinas facilitaría de por sí su vinculación plástica. Sin embargo, el cromatismo refinado y propio de las pinturas cortesanas indicaría una diferencia visual entre el motivo pintado y el texto caligrafiado.

Será finalmente con las técnicas pictóricas xiěyì (写意, de pincelada rápida) y shuǐmò (水墨) monocromáticas y acromáticas, donde más fácilmente se integre la pintura con la caligrafía, puesto que ambas acabarán privilegiando el uso de la tinta negra para su ejecución (5) .

Debemos asimismo destacar el carácter orgánico asumido por el trazo en los estilos caligráficos rápido y de hierba, ya que esto facilitaría significativamente su vinculación con el carácter orgánico del trazo pictórico.

Por último, haremos mención de la síntesis aplicada en los estilos pictóricos más austeros y en los estilos caligráficos más libres, como otro de los factores que posibilitaron  la vinculación estética entre estas dos artes. 

(5) Zhang Li Chen, Peces del río Li.
(5) Zhang Li Chen, Peces del río Li.

Otros artículos en esta serie:


Revista Instituto Confucio 15

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 15. Volumen VI. Noviembre de 2012.
Leer este reportaje en la edición impresa

 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This