Celebración en Beijing del Primer Día Mundial del Instituto Confucio

El 27 de septiembre de 2014 se celebró la ceremonia de apertura del primer Día Mundial del Instituto Confucio en la Sede Central del Instituto Confucio, con objeto de conmemorar el décimo aniversario de la fundación de dicha institución.

Liu Yangdong, viceprimera ministra del Consejo de Estado y presidenta del Consejo de la Sede Central del Instituto Confucio, leyó las cartas de felicitaciones del presidente chino, Xi Jinping, y del primer ministro, Li Keqiang. Expresó sus deseos de que los Institutos Confucio, desde su nuevo punto de partida, continúen con sus labores de enseñanza e impulsen su desarrollo característico con el fin de satisfacer más adecuadamente la necesidad de aprender la lengua china y de comprender su cultura por parte de las personas procedentes del resto del mundo, con lo que podrán realizar contribuciones para facilitar los intercambios y el aprendizaje mutuo entre culturas.

Yuan Guiren, ministro de Educación y vicepresidente del Consejo de la Sede Central del Instituto Confucio, fue el anfitrión de la ceremonia de apertura. La viceministra Liu Yandong inauguró oficialmente el primer Día mundial del Instituto Confucio al tocar la esfera luminosa.

Al acto asistieron más 300 personalidades, entre las que se encontraban miembros del consejo ejecutivo y del consejo de la Sede Central del Instituto Confucio, 43 diplomáticos destacados en China y directores de instituciones culturales, 30 rectores de universidades colaboradoras con el Instituto Confucio, representantes de empresas financiadas por China, profesores y estudiantes de chino locales y extranjeros, así como ciudadanos.

Desde su fundación en 2004, 465 Institutos Confucio y 713 Aulas Confucio se han establecido en 123 países y regiones del mundo, con aproximadamente un millón de estudiantes matriculados.

Más de 400 rectores procedentes de más de 100 países y regiones enviaron cartas de felicitaciones para expresar su apoyo y su enhorabuena a la Sede Central del Instituto Confucio.

El 27 de septiembre, casi 1.200 Institutos Confucio y Aulas Confucio de 123 países y regiones, así como las universidades e instituciones colaboradoras, realizaron cerca de 4.000 actividades diversas relativas a la cultura y lengua china, que se convirtieron en fiestas culturales para los ciudadanos. La Sede Central del Instituto Confucio celebró, a su vez, la primera jornada de puertas abiertas con actividades que brindaban una buena oportunidad para chinos y simpatizantes extranjeros en Beijing para conocer más sobre el Instituto.

Desde su fundación en 2004, 465 Institutos Confucio y 713 Aulas Confucio se han establecido en 123 países y regiones del mundo, con aproximadamente un millón de estudiantes matriculados. Durante la última década, se han enviado fuera del país a un total de 50.000 profesores y voluntarios chinos con el fin de que participaran en este proyecto de enseñanza de la lengua china. Gracias a los Institutos Confucio, el número de estudiantes de chino en todo el mundo ha ascendido desde menos de 30 millones hace una década hasta la cifra actual de 100 millones.

Liu Yandong

Viceprimera ministra del Consejo de Estado y presidenta del Consejo de la Sede Central del Instituto Confucio
27 de septiembre de 2014

Señoras y señores, queridos amigos:

¡Buenos días!

En este hermoso día otoñal, nos hemos reunido en la Sede Central del Instituto Confucio para conmemorar su décimo aniversario y para celebrar la ceremonia de apertura del primer Día mundial del Instituto Confucio, de gran relevancia. Por la presente, en nombre del gobierno chino y de la Sede Central del Instituto Confucio, me gustaría expresar las más cálidas y sinceras felicitaciones a todos los profesores y estudiantes que forman parte de la familia del Instituto Confucio. Asimismo, deseo dar una cálida bienvenida a todos los invitados, profesores y alumnos aquí presentes hoy.

El presidente chino, Xi Jinping, y su primer ministro, Li Keqiang, conceden una gran importancia al primer Día del Instituto Confucio a nivel mundial y han enviado sus correspondientes cartas de felicitaciones, en las que valoran considerablemente la labor única que el Instituto Confucio ha realizado durante la última década para fomentar los intercambios educativos y culturales entre China y el mundo, así como la promoción de la amistad entre chinos y ciudadanos de otros países. Las cartas reflejan el creciente énfasis y las firmes expectativas que el gobierno chino confía a los Institutos Confucio. Del mismo modo, sus palabras estimulantes y alentadoras impulsan fervientemente el futuro desarrollo de la institución.

Durante la década previa, contando con los esfuerzos conjuntos de todos los equipos, el Instituto Confucio emprendió el proyecto de enseñanza de la lengua china, consolidó el entendimiento y la amistad mediante los intercambios culturales, consiguió un desarrollo dinámico y alcanzó otros extraordinarios logros. Los Institutos recibieron una buena acogida por parte de la población, sobre todo de las generaciones más jóvenes, incorporaron una hermosa dimensión al intercambio y aprendizaje de las diversas culturas y realizaron contribuciones relevantes para ahondar las amistades entre el pueblo chino y los de otros países. En nombre de la Sede Central del Instituto Confucio, me gustaría aprovechar esta oportunidad para expresar mi sincera gratitud a los gobiernos y pueblos del mundo por su apoyo y atención. También querría dar las gracias a los rectores, directores de los Institutos Confucio, profesorado y a los voluntarios de China y del extranjero por sus ingentes esfuerzos y su dedicación desinteresada.

Este año marca el 2565 aniversario del nacimiento de Confucio por lo que, hace unos días, el presidente Xi Jinping pronunció un discurso clave en una conferencia internacional, que coincidió con el quinto congreso de la Asociación Internacional Confuciana. El presidente declaró que las doctrinas establecidas por Confucio, y la filosofía confuciana que surgió a partir de ellas, han dejado una profunda impronta en la civilización china, de manera que se han convertido en un componente vital de la cultura tradicional china. La filosofía china, sin embargo, no solamente causó un profundo impacto sobre el desarrollo de este país, sino que también realizó unas enormes contribuciones para el progreso de la humanidad. Establecer un Día del Instituto Confucio, mientras celebramos su décimo aniversario, es vital para consolidar la sinergia y el prestigio de esta institución. Los países de todo el mundo han reaccionado favorablemente frente al Día del Instituto Confucio, que ha recibido un amplio respaldo; de hecho, más de 400 universidades e instituciones de más de 100 países nos han enviado cartas de felicitaciones. Durante el día de hoy, 465 Institutos Confucio y más de 700 Aulas Confucio de 123 países en cinco continentes celebrarán más de 3.000 actividades simultáneamente, que pondrán de manifiesto los extraordinarios éxitos de los Institutos Confucio y demostrarán que la mezcla y el intercambio cultural son algo fascinante. Nueva Zelanda es uno de los lugares donde primero llega el amanecer, por lo que, a las 6:30 a.m., hora local, la Universidad Victoria de Wellington dio la bienvenida al primer rayo de luz con una ceremonia tradicional en la playa, que supuso el comienzo del Día mundial del Instituto Confucio. Los Institutos de muchos otros países también empezarán, una a una, sus propias celebraciones, hasta que la Universidad de Hawaii en Manoa, Estados Unidos, sea la última que festeje el acontecimiento. Se estima que más de 10 millones de personas participarán en este evento.

Dado que hoy es un día importante y feliz para todos aquellos que formamos parte de la familia del Instituto Confucio, las celebraciones que se realizarán serán motivadoras y espectaculares, nos honrarán con unos recuerdos hermosos e inolvidables y marcarán un momento maravilloso en la historia de esta institución.

Nos encontramos en una época en la que los intercambios culturales ligan y funden las civilizaciones del mundo, y en la que el diálogo y la cooperación entre culturas y lenguas, a su vez, se convierten en un modelo a seguir. La civilización china ha defendido en todo momento que “la armonía es lo más precioso”, que “se premia la participación” y que “la tolerancia es un valor esencial”, y siempre ha fomentado el trato igualitario, la sinceridad, la cooperación, el beneficio mutuo de los países, los intercambios personales y las comunicaciones amistosas. Desde que China se sometió a reformas y se abrió al mundo, más de tres millones de alumnos chinos han estudiado en el extranjero y, actualmente, 300 millones de chinos están aprendiendo 65 lenguas extranjeras. Entretanto, con el fin de satisfacer las necesidades de aquellos que estudian la lengua china y su cultura, hemos respaldado vigorosamente las colaboraciones en los Institutos Confucio, cuyo apoyo y prestigio ha elevado la cifra de estudiantes de chino en todo el mundo hasta por encima de los 100 millones. En más de 60 países, los sistemas educativos nacionales incluyen proyectos de aprendizaje de la lengua china, y más de 200 instituciones de unos 70 países están solicitando instaurar Institutos Confucio. Hoy en día, esta institución se ha convertido en el “tren espiritual de alta velocidad” que conecta los pueblos del mundo y en el lazo multicolor que une el “sueño chino” con los sueños de otros países.

Con vivas esperanzas depositadas en el futuro, confío en que el Instituto Confucio continúe con su misión y sus principios, consolide la cooperación entre China y el extranjero, se esfuerce por integrarse en cada comunidad, ayude a que más extranjeros comprendan China, así como en que cimente y profundice las amistades. Los Institutos se esforzarán por mejorar la calidad de la enseñanza, enriquecerán los contenidos didácticos, innovarán en los métodos educativos, potenciarán el atractivo y la eficiencia de la institución, y consolidarán los fundamentos de la enseñanza de lenguas y la difusión de la cultura. Los Institutos Confucio se desarrollarán amoldándose a las características locales, perfeccionarán los conceptos y métodos del desarrollo, insistirán en su prestigio y en el concepto de participación, asumirán una labor esencial en los intercambios culturales y promoverán la mezcla cultural, los intercambios, así como el aprendizaje mutuo entre todas las civilizaciones. También espero que los ciudadanos y gobiernos de todos los países, junto con los diplomáticos extranjeros y todos los sectores de China, continúen apoyando y fomentando el desarrollo de los Institutos Confucio.

El Instituto Confucio es parte de China y, también, del mundo. ¡Unamos nuestras fuerzas, hagamos todo lo posible para que esta institución sea todavía más exitosa, escribamos un nuevo y aún más resplandeciente capítulo, realicemos mayores y nuevas contribuciones encaminadas a fomentar la comprensión y amistad entre chinos y ciudadanos de todo el resto del mundo, y a impulsar tanto el desarrollo como la prosperidad de la humanidad!


ic_ESP_27

Publicado originalmente en la Revista Instituto Confucio.
Número 27
Volumen VI. Noviembre de 2014.

Comentarios

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This