Ravioles chinos: Receta para la Fiesta Primavera

Los ravioles chinos o jiǎozi (饺子) son unas empanadillas rellenas de carne, pescado, marisco o verduras con múltiples variantes en ingredientes y métodos de preparación. Aunque se consumen durante todo el año, es tradicional comerlos en familia durante la medianoche del año nuevo chino.

ravioles chinos

Los ravioles chinos o jiǎozi (饺子) son unas empanadillas rellenas de carne, pescado, verduras o marisco de origen chino tan deliciosas que se han extendido por todos los rincones del planeta en distintas variedades y formas. Aunque se comen durante todo el año, bien cocidas, asadas, al vapor o fritas, el momento más tradicional e idóneo para su ingestión es la víspera del Año Nuevo chino, pues simbolizan la prosperidad y la riqueza. Generalmente suelen prepararse por la tarde en familia, así los mayores y niños confeccionan juntos ravioles chinos en un ambiente muy festivo y agradable, y se comen a medianoche, justo en la transición entre un año y otro.

ravioles chinos

Ingredientes para preparar ravioles chinos de carne:

Para la masa:

  • 3 tazas de harina
  • Una taza y media de agua
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 200 gr. de carne picada mixta
    (de cerdo y de ternera)
  • 1 cebolla picada
  • 1/2 taza de repollo picado
  • 2 champiñones picados (opcional)
  • 1 huevo
  • 1 trozo de jengibre picado
  • 1 ajo picado
  • Aceite de sésamo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 1 pizca de azúcar
  • Sal y pimienta

ravioles chinos

Preparación:

Mezcle bien la harina con el agua y la sal hasta conseguir una masa homogénea. Divida la masa en trozos pequeños. Espolvoree una superficie lisa con harina para confeccionar los ravioles chines. Use un rodillo para aplastar los trozos de masa formando un círculo fino y uniforme. Reserve.

Trocee bien todos los ingredientes y añadirlos a la carne picada en un cuenco grande. Añada el huevo y mezclar con fuerza. Después de haber hecho una primera mezcla, incorpore el resto de los ingredientes: el aceite de sésamo, la salsa de soja, el vino de arroz, la harina de maíz, el azúcar, la sal y una pizca de pimienta. Mezcle bien hasta conseguir una pasta uniforme. Prepare la masa de los ravioles chinos, un recipiente con un poco de agua para pegar los bordes de la masa y una superficie plana enharinada para ir colocando los ravioles ya hechos. Para envolver el ravioli sujete la masa en la palma o en el hueco de la mano, ponga el relleno en una cantidad suficiente, aunque no excesiva, moje los bordes del ravioli con agua, doblelo en forma de media luna y dele forma plegándolo. Reserve. Cuando ya estén hechos, hay que cocerlos en abundante agua hirviendo, una vez floten y se arruguen, se pueden sacar uno para comprobar la cocción y añadir repetidamente agua fría para que vuelva a hervir con nuevos ravioles chinos. Suelen acompañarse con vinagre chino o con salsa de soja, un poco de pimentón picante y ajo picado.

Más sobre el Año Nuevo Chino en ConfucioMag:


Revista Instituto Confucio 6

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 6. Volumen III. Mayo de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This