“Reparar el establo tras perder una oveja” (亡羊补牢)

La expresión “reparar el establo tras perder una oveja” (亡羊补牢, ‘wángyángbǔláo’) se emplea para decir que, si algo se arregla a tiempo, todavía hay posibilidades de que todo salga bien. Un dicho equivalente o similar en la lengua española sería “más vale tarde que nunca”.