Símbolos auspiciosos chinos: riqueza y felicidad

Los símbolos auspiciosos chinos, en forma de objetos, caracteres, diseños, figuras, papel recortado, animales, dibujos, divinidades, plantas, estampas o pareados, son una forma artística folclórica de mucho arraigo en el país y que data de miles de años. La necesidad por la supervivencia hizo que los hombres primitivos buscaran el apoyo de los buenos símbolos que les ayudaran a alejar los malos espíritus y las condiciones adversas.

Símbolos auspiciosos chinos
Figura de porcelana del Dios de la Riqueza

Reportaje de
José Vicente Castelló 
何维柯
Los símbolos auspiciosos chinos son el producto de la cultura primitiva del hombre desarrollada a partir de la larga adaptación histórica del ser humano a la naturaleza. La necesidad por la supervivencia hizo que los hombres primitivos buscaran el apoyo de los buenos símbolos que les ayudaran a alejar los malos espíritus y las condiciones adversas. Son, pues, una combinación de la brujería –que expresa el deseo de poseer poderes mágicos- y del arte y la estética –que imitan los fenómenos celestiales y las características geográficas-.

Con la evolución y la perfección de estas técnicas se ha llegado a una variedad independiente de pintura tradicional que llama mucho la atención por su colorido y que son utilizadas en diferentes épocas del año dependiendo de la celebración que se vaya a realizar. Así, los símbolos auspiciosos chinos más utilizados  lo son durante la Fiesta de la Linterna Roja, el Festival del Dragón, la Fiesta del Medio Otoño o, más popular e importante, la Fiesta de la Primavera, cuando la gente suele decorar sus casas con estos tipos de dibujos y objetos para mostrar la aspiración a una vida feliz, longevidad, buena suerte, armonía familiar, paz y riqueza.

Por estampas de año nuevo se entiende las obras pintadas y pegadas en las puertas, fachadas e interiores de las viviendas chinas en vísperas del año nuevo con un gran contenido simbólico, auspicioso, cultural e histórico.

Símbolos auspiciosos chinos
Figura de porcelana del Dios de la Felicidad

Los dibujos de buen augurio en China datan de la dinastía Zhou (1050-256 a.C.) y posteriormente se popularizaron en todo el país, conservando hasta la fecha un papel indispensable en la vida cotidiana de los chinos. Las actividades de sacrificios y ofrendas que se realizaban a los dioses para conseguir buenas cosechas y éxitos en la guerra constituyeron su rico terreno de crecimiento. Posteriormente, el Budismo introdujo también algunos símbolos auspiciosos chinos que se usan todavía en la actualidad.

Sin embargo, el arte de las estampas de año nuevo nació durante la dinastía Song (960-1279) gracias a la prosperidad económica, al desarrollo de la tecnología artesanal y a la rica vida cultural de la época. Retrataban la vida mundana, la producción agrícola de los campesinos y la vida ordinaria de las zonas urbanas, dirigiendo la atención a los dioses civiles de la puerta, beldades, niños y otra temáticas nunca antes abordadas –como árboles, plantas, flores, animales, etc.-. La dinastía Ming (1368-1644) supuso la madurez de las estampas de buen augurio, mientras que su época de mayor uso y esplendor fue durante la dinastía Qing (1644-1911). Ahora todas ellas experimentan un resurgir muy importante y reflejan fielmente la auténtica cultura china que tanto sorprende en Occidente.

Símbolos auspiciosos chinos
Caracter de la “doble felicidad” en la puerta de unos recién casados

Doble felicidad

La palabra “doble felicidad”, usada principalmente en las bodas, tiene el sentido de la felicidad que llega dos veces —una por la novia y otra por el novio— y de buen agüero. Se simboliza repitiendo el caracter xǐ () y uniéndolo armoniosamente en el shuāngxǐ o doble felicidad (喜喜).

Símbolos auspiciosos chinos
El Dios de la Longevidad

Longevidad

La palabra “longevidad”, después de rematar y embellecer la parte superior de la palabra, se convierte en un dibujo simétrico, símbolo de la larga vida. En chino se dice chángshòu (长寿), es decir, larga vida, o simplemente shòu (寿), uno de los pocos caracteres chinos que se puede escribir de cien formas distintas. También el Dios de la Longevidad, representado por un anciano, simboliza una vida muy longeva, muestra una gran sonrisa y lleva siempre en la mano un melocotón —símbolo de la longevidad- y suele ir acompañado de uno o dos niños.

Símbolos auspiciosos chinos
Ruyi de jade amarillo

Ruyi

El rúyì (如意), objeto ornamental en forma de cetro, generalmente hecho de jade, simboliza la buena suerte expresada a través de la autoridad, el poder y el que las cosas vayan según lo deseado. Originalmente era un artículo de bambú que servía como rascador, aunque con el tiempo los chinos lo convirtieron en una representación de una nube –símbolo del emperador- y de un hongo ganoderma licidum (灵芝), que encarnaba el poder imperial. Así, era usado sobre todo por emperatrices, consortes viudas o miembros importantes de la corte, además de por el Buda de la Felicidad. Los chinos para desearse buen año, dicen: wànshì rúyì! (万事如意!), es decir: que todo te sea próspero y beneficioso según tus deseos.

Símbolos auspiciosos chinos
Figura decorativa en la calle del caracter “Fu” (Felicidad)

Felicidad

En la antigua China, felicidad, alto rango, riqueza, longevidad y virtud eran los llamados “Cinco Fu”, es decir, las cinco felicidades. En chino, felicidad, dicha, buena suerte, bienestar, etc. se dice (). La pronunciación de esta palabra es igual a la de murciélago ( o ), por lo que dicho animal se usa como símbolo de todo lo que la felicidad y la buena suerte representan. El diseño auspicioso se suele expresar por cuatro murciélagos rodeando el carácter . En las puertas de las casas se suele colocar un cartel con el caracter para expresar el deseo de que les llegue la felicidad, mientras que si una familia ya se siente lo suficientemente afortunada, coloca dicho carácter boca abajo para expresar que ya ha llegado (fú dào le 福到了). Al igual que el de la longevidad, este caracter también se puede escribir de cien formas distintas.

Cien nudos o nudo chino

El nudo chino (o zhōngguójié 中国结) simboliza el buen augurio, pues no tiene ni cabeza ni cola, ni principio ni fin, y suele servir como adorno durante la Fiesta de la Primavera. Esta palabra ha dado origen a su homófona jié () que define “fiesta, festividad, celebración”, mientras que jiē () significa “dar fruto, florecer, fuerte, robusto”. La forma de los nudos ha evolucionado desde los muy simples a los complicados, pero siempre personifican el florecimiento de la prosperidad y son de color rojo.

Símbolos auspiciosos chinos
Figuras de los Dioses de la Puerta

Dioses guardianes de la puerta

Estas figuras constituyen la temática abordada por excelencia en las estampas de año nuevo y los había tanto marciales como civiles. Por lo general, son dos figuras simétricas de dos generales de la dinastía Tang (618-907) —Qin Qiong y Yuchi Jingde— pegadas en ambas hojas de la puerta principal y de la secundaria. Su misión es la de alejar los males, las desgracias y traer la tranquilidad a la residencia. Entre los dioses capaces de doblegar a los malos espíritus, comerse los demonios, ahuyentar a los monstruos y acabar con las pesadillas y las calamidades nos encontramos al Juez Divino Lingbao (del Tesoro Mágico), a Shen Tu y Yu Lei —domeñaban demonios de las leyendas antiguas—, Randeng y Zhao Gongming —personajes de la novela Crónica del nombramiento de los dioses—, Guang Gong y Guan Sheng –ambos portando una cimitarra-, Zhao Yun, Dou Yu, Hehe, etc.

Pareados de buen augurio

Colocados también en las puertas principales de las viviendas, los pareados de Año Nuevo van en tiras rojas con versos de la buena suerte: “Tiempo favorable y tierra fértil”, “Riqueza y talento”, “Paz día sí, día también”, etc. Aunque antiguamente se hacían de troncos de bambú partidos por la mitad, desde la dinastía Song (960-1279) hasta la actualidad se confeccionan con papel. Escolares y eruditos imperiales solían colgar rollos de pareados de la buena suerte en la puerta del palacio del emperador, llegando a alcanzar su máxima popularidad y uso durante la dinastía Ming (1368-1644).

Símbolos auspiciosos chinos
Farolillos de la buena suerte

Además del uso de todos estos elementos de buen augurio a la vez que decorativos y festivos, se emplean muchos otros símbolos auspiciosos chinos para proporcionarles suerte, riqueza, salud y prosperidad familiar. Así cuentan con la ayuda de las divinidades folclóricas —Los Ocho Inmortales, Zhong Kui, La Estrella de la Felicidad, El Dios de la Riqueza, El Dios de la Cocina, etc.—, de niños y beldades —símbolo de la fertilidad—, Las Cuatro Mascotas —Qilin, el Ave Fénix, la Tortuga y el Dragón—, el Cordero Sagrado, la Peonía, el Ciervo, la Grulla, los Peces Dorados, etc.

参考书目 / Bibliografía:

  • Estampas de año nuevo, Lan Xianlin, Ediciones de Lenguas Extranjeras (2008)
  • Conocimientos comunes de la cultura china, Sinolingua (2006)
  • Chinese festivals, Qi Xin, Foreign Languages Press (20099
  • Auspicious designs of China, China Travel & Tourism Press (2002)
  • Chinese auspicious pictures, Lan Peijin, Foreign Languages Press (2008)

Más información:


Revista Instituto Confucio 4

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 4. Volumen I. Enero de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This