Sistemas de pago en China

La revolución de los sistemas de pago en China

China está implantando aceleradamente servicios de monedero electrónico móvil de la mano de plataformas que ofrecen pagos virtuales como Alipay y WeChat Pay. Se espera que, en este año 2018, asciendan sus usuarios hasta los 745 millones de chinos. Esta nueva forma de pago no solo agiliza y abarata los trámites en las grandes urbes sino también en algunas zonas rurales, donde los comerciantes no disponían de lectores de tarjetas.

Reportaje de
Clara Serer Martínez
克莱拉
En la actualidad, nadie duda ya del considerable desarrollo tecnológico que viven a diario en China sus más de mil millones de habitantes. Para algunas compras o transacciones básicas, son ya muchos los consumidores que utilizan su teléfono en el nuevo monedero electrónico. Sin apenas tiempo para asumir el cambio, China ha pasado del dinero en papel al virtual. Según las estadísticas, en 2016 las transacciones realizadas con los llamados teléfonos inteligentes ascendieron a 5,8 billones de dólares, el triple que en el año 2015.

Las principales plataformas que ofrecen este servicio de pago virtual son Alipay y WeChat Pay. Ambas han sido desarrolladas por las grandes empresas Alibaba y Tencent, respectivamente. La primera es un consorcio chino que se dedica al comercio electrónico, similar a las conocidas eBay o Amazon. Tencent, por su parte, ofrece servicios de Internet y de telefonía móvil.

El nuevo sistema de pago es rápido, sencillo y cómodo. Los usuarios tan solo deben escanear un código QR para realizar la transacción pertinente. Estos desembolsos no solo reducen o eliminan, en algunos casos, las comisiones bancarias de las transferencias sino que, además, ofrecen descuentos a sus usuarios.

Actualmente, el pago y las transacciones con los teléfonos inteligentes superan ya al volumen total de compras realizadas con la tarjeta VISA en el resto del mundo

A la hora de pagar en los comercios los consumidores tienen dos opciones: la primera, pagar escaneando el código de barras de la empresa o del vendedor; y la segunda, generar un código QR desde la aplicación, vinculada a su cuenta bancaria, y que tiene una duración de un minuto antes de caducar para que el dependiente pueda escanearlo.

Esta nueva forma de pago no solo agiliza los trámites en las grandes urbes sino también en algunas zonas rurales, donde los comerciantes no disponían de datáfonos, pero sí completa accesibilidad a la nueva forma de pago digital mediante sus teléfonos inteligentes.

Tras el reciente éxito en el uso de estas aplicaciones se espera que, en este año 2018, asciendan sus usuarios hasta los 745 millones de personas, una cifra que supone más de la mitad del total de habitantes de China. Actualmente, el pago y las transacciones con los teléfonos inteligentes superan ya al volumen total de compras realizadas con la tarjeta VISA en el resto del mundo. Su uso se convierte así no sólo en una forma de pago, sino también en una opción de vida, en ágil sistema para realizar todas las compras hasta en el más remoto lugar. Y añaden, al mismo tiempo, una indeleble huella de la galopante modernización de China. 

Sistemas de pago en China

Envío de los “sobres rojos” virtuales

WeChat Pay tiene funciones adicionales como, por ejemplo, el envío de los populares “sobres rojos” (红包, hóngbāo) a través de su aplicación. Se trata del dinero que se regala en China, envuelto en un sobre rojo, durante la Fiesta del Año Nuevo Chino o acontecimientos especiales, como una boda o un nacimiento. WeChat Pay incorpora esta opción en la que los usuarios reciben su “sobre rojo” en las ocasiones más especiales: como el regalo de cumpleaños, durante el cual los amigos lo envían normalmente con una cifra de dinero que contenga el número 8 (número de la buena fortuna y la buena suerte en China); por ejemplo: 8, 88, 888,…

Entre las transferencias más populares realizadas también se encuentra el sobre rojo que contiene 520 yuanes (五二零, wǔ’èr líng), que simboliza la frase “te amo” (我爱你, wǒ ài nǐ), por su pronunciación similar. En la misma línea se encuentran aquellos que contienen 1.314 yuanes (一三一四, yīsānyīsì) que, por su similitud fonética, significan “te querré hasta la muerte” o “te querré para toda la vida” (一生一世, yī shēng yī shì). Otras también populares son las del envío de 530 yuanes (五三零, wǔsān líng), que significan “pienso en ti, te echo de menos”, por la misma razón de pronunciación en chino (我想你, wǒ xiǎng nǐ). En este mundo de similitudes fonéticas y números también tienen cabida los amigos, a los que algunos usuarios envían sobres rojos con la cifra de 87 yuanes (八七, bā qī), que puede traducirse como “tonto” (白痴, bái chī).


revista instituto confucio 46

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 46. Volumen I. Enero de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies