El gong y el tambor ‘weifeng’ sacuden el cielo

La percusión weifeng se caracteriza por el ritmo, por la potencia sonora del tambor y por el sonido agudo del gong. El número de tambores rojos que forman parte de una actuación oscila entre una decena y centenares. Los músicos forman filas y se colocan en un riguroso orden marcial.

El gong y el tambor Weifeng

Un reportaje de
Zhang Siyi 
张鸶怡
El espectáculo de escuchar el gong y el tambor weifeng (威风锣鼓) nos acerca a un arte folclórico típico de Huozhou (霍州), Hongdong (洪洞) y Linfen (临汾), en la provincia de Shanxi. Está formado por un conjunto de instrumentos de percusión, entre los que destacan el tambor y el gong. La percusión weifeng se caracteriza por el ritmo, por la potencia sonora del tambor y por el sonido agudo del gong. El número de tambores rojos que forman parte de una actuación oscila entre una decena y centenares. Los músicos forman filas y se colocan en un riguroso orden, como si de soldados se tratase, dando una sensación de majestuosidad impresionante y reivindican su propia identidad como “el gong y el tambor weifeng”.

El gong y el tambor Weifeng

Esta tradición artística y folclórica de reunir a cientos de personas con estos instrumentos de percusión se remonta a la época de los emperadores Yao () y Shun (), hace ya más de 4.000 años. Según la leyenda, cada tercer día del tercer mes del calendario lunar, E Huang (娥皇) y Nü Ying (女英), hijas del emperador Yao y esposas de Shun, tenían la costumbre de volver a casa para visitar a sus padres. Para celebrar la visita, la gente de la tribu ofrecía espectáculos con tambores y gongs tanto para darles la bienvenida como para despedirlas. Con el transcurso del tiempo, esta tradición se ha extendido a otras celebraciones como la Fiesta de la Primavera, la Fiesta de los Faroles y a otras ocasiones especiales, como la cosecha o la ofrenda a los dioses. De esta manera, tocar tambores y gongs se ha convertido en una tradición consolidada en el norte de China que suele acompañar casi siempre a las celebraciones.

El gong y el tambor Weifeng

En el año 620, Li Shimin (李世民), quien se convertiría en emperador de la dinastía Tang, dirigió a sus tropas a Huozhou (霍州) donde estalló la guerra contra el ejército encabezado por los generales de la dinastía Sui, Liu Wuzhou (刘武周) y Yu Chigong (尉迟恭). Durante las batallas, se emplearon tambores y gongs del estilo weifeng con el fin de distribuir los soldados de forma ordenada: los tambores indicaban ataque, mientras que el sonido del gong significaba retirada. Finalmente, Li Shimin ganó la guerra y los instrumentos weifeng, que al principio se utilizaban para las maniobras militares, empezaron a formar parte de la vida cotidiana. Y se convirtieron en un elemento esencial en las ceremonias, eventos y celebraciones folclóricas.

El gong y el tambor Weifeng

El espectáculo de la percusión integra música y danza, poniendo de manifiesto su weifeng (威风; en chino, wēifēng significa impresionante o imponente). Desde la distribución de tambores y gongs, hasta la forma de tocar, pasando por la selección de los músicos y su vestimenta, cualquier detalle está impregnado de majestuosidad y solemnidad. Muchas melodías clásicas están impregnadas de cultura y de ritmos militares, entre las que destacan Dan Dao Fu Hui (单刀赴会), Er Xian Pan Dao (二仙盘道) o San Ying Zhan Lǚ Bu (三英战吕布). Ataviados con el traje tradicional, cientos de músicos vigorosos actúan apasionadamente, con fuerza y firmeza, contagiando a todo el mundo de su energía y actitud positiva y transmiten el carácter abierto y generoso característico de los hombres de la Meseta de Loess.

El gong y el tambor Weifeng

En la actualidad, el tambor y el gong weifeng han proliferado en muchos lugares del norte de China con la creación de bandas formadas por docenas, cientos o miles de personas. Estos instrumentos se han convertido en una parte indispensable de las celebraciones locales, recepción de invitados o eventos importantes.

El gong y el tambor Weifeng

 


Revista Instituto Confucio 30

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 30. Volumen III. Mayo de 2015.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This