Xidi y Hongcun: Las viviendas rurales de la provincia de Anhui

En los pueblos de Xidi y Hongcun se alzan cientos de construcciones en estilo Hui, que se caracterizan por una perfecta distribución, una ingeniosa estructura, un refinado adornamiento y una muestra de profunda cultura. En 1999 fueron incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco.

Xidi y Hongcun

Reportaje de
Wang Wen
王文
En Anhui, las viviendas populares de las dinastías Ming y Qing en un principio se encontraban en la antigua zona de Huizhou (que corresponden a las actuales de Huangshan, Jixi y Wuyuan). Posteriormente, a medida que fue creciendo el número de comerciantes de Anhui, y el consecuente desarrollo de la economía y cultura de dicha zona, el estilo de las viviendas populares de la provincia comenzó a expandirse a otros lugares fuera de Huizhou y comenzó a localizarse a lo largo del río Yangtsé.

Xidi y Hongcun

En los pueblos antiguos de Xidi (西递) y Hongcun (宏村), situados en el distrito de Yixian, a poca distancia el uno del otro, se alzan cientos de construcciones muy bien conservadas en estilo Hui, que se caracterizan por una perfecta distribución, una ingeniosa estructura, un refinado adornamiento y una muestra de profunda cultura. En 1999, Xidi y Hongcun fueron incluidos en la lista del Patrimonio Mundial de la Unesco, sus notables condiciones de protección y su entorno.

Xidi y Hongcun

Xidi se encuentra en el distrito de Yixian, a unos 8 kilómetros al sureste de Huangshan. Allí residen más de 300 familias, unos 1.000 habitantes. Hay dos versiones sobre el origen del nombre del lugar: la primera es que en el pueblo el arroyo transcurre de este a oeste, como en el dicho “el agua del este se transporta al oeste” (xi significa oeste y di significa transportar); la segunda versión es que en el pasado allí había una posta desde donde se enviaban cartas (di también significa enviar).

Xidi y Hongcun

Xidi está rodeado de montañas, aguas cristalinas y árboles verdes. Al sureste hay un campo de melocotoneros que florecen cada primavera. Las callejuelas están pavimentadas con adoquines verdosos y la mayoría de los edificios están hechos de madera. Las esculturas de madera, de piedra y de ladrillo, que se encuentran dentro y fuera de las casas, son conocidas como las “tres maravillas” del pueblo. Xidi comenzó a  construirse durante la dinastía Song del Norte y cuenta con una historia de más de 900 años. De los cientos de edificios de las dinastías Ming y Qing, 20 de ellos permanecen abiertos al público, entre los que se encuentran el arco memorial Cishi, el hall Ruiyu, el pabellón Lingyun y la residencia Dafudi, entre otros.

Xidi y Hongcun

El memorial Cishi es un impresionante arco verde de piedra conmemorativo a la entrada del pueblo. Fue construido entre 1573 y 1620 como reconocimiento a las hazañas y las virtudes de Hu Wenguang, un cishi (gobernador provincial en la China feudal) nacido en Xidi. Es uno de los elementos arquitectónicos más importantes de Anhui, el “Monumento conmemorativo” o el “Arco de Triunfo” de China. La antigua residencia Dafudi, construida en 1691, tiene una placa sobre la puerta donde se lee: “da un paso atrás y piensa”. Además, las esquinas de la casa se construyeron hacia el interior para que los peatones pudieran pasar con facilidad. De ahí podemos deducir la modestia del dueño de la casa.

Xidi y Hongcun

Hongcun se encuentra en el distrito de Yixian, a unos 10 kilómetros de la ciudad de Huangshan. Construido entre 1131 y 1162, cuenta con casi 900 años de historia. Situado en la falda de la Montaña Amarilla, muchos ríos lo atraviesan. Las viviendas rurales con paredes blancas y tejados negros, junto con las montañas verdes y aguas cristalinas se asemejan a un espectacular cuadro pintado con tintas densas y aguadas.

Xidi y Hongcun

El paisaje sociocultural de este lugar sorprende mucho hoy en día. Los antiguos habitantes de Hongcun sentaron los precedentes de la biónica con la planificación y construcción de la única aldea con un sistema ecológico hidráulico de la China antigua y dicho sistema ha funcionado hasta la actualidad. No solo proporciona agua potable a todo el pueblo, sino que además dicen que también puede ajustar la temperatura. El centenar de casas rurales de las dinastías Ming y Qing se alinean como las escamas de un pez. La casa Chengzhitang, conocida como el “palacio imperial del pueblo”, es un magnífico ejemplo de arquitectura con refinadas esculturas de madera en las vigas, arcos, ventanas y puertas.

Xidi y Hongcun

La mayoría de las residencias rurales se encuentran entre las montañas y los ríos, junto con paredes blancas, tejados negros, casas apiladas, caminos y pasillos sinuosos, pabellones y quioscos, que muestran una hermosa imagen de “puentes, agua y casas”. Las paredes conocidas como “cabeza de caballo” por su forma (también llamadas “paredes cortafuegos”), dicen que son para evitar los incendios y el viento. Pero para los turistas son espectaculares aleros curvados hacia arriba.

Xidi y Hongcun

A diferencia de la mayoría de casas populares chinas, las puertas principales de las residencias antiguas de Anhui están orientadas al norte. La sala es el lugar público más importante de toda la casa. Generalmente en el centro de la sala hay un cuadro colgado con dos dísticos pegados a ambos lados. Debajo de estos se pone una mesa larga con varias butacas en las partes laterales. La familia suele reunirse o recibir a los invitados en esta estancia. El clima de Huizhou es húmedo y por ello la parte de arriba es el lugar ideal para vivir, con habitaciones bastante grandes. Alrededor de las terrazas se instalan barandas y butacas, a las que han dado un nombre muy bonito meirenkao (美人靠, lugar donde se apoyan las chicas guapas). En la antigüedad a las mujeres, especialmente a las de las casas adineradas, no se les permitía acudir a lugares públicos, por lo que solían quedarse en sus habitaciones o salir a las terrazas, ya sea apoyadas en las barandas o sentadas en las butacas, donde respiraban el aire fresco. Por lo tanto, en los poemas de las dinastías Tang y Song hay frases como estas: “al atardecer hay que apoyarse en las barandas rojas”, “no hay que apoyarse solo en las barandas”, “golpear todas las barandas”, etc.

Xidi y Hongcun

Xidi y Hongcun solo son dos brillantes perlas dentro de las miles de construcciones antiguas de Anhui. Son tan impresionantes que hacen que los turistas quieran quedarse allí para siempre.

Más sobre la Provincia de Anhui en ConfucioMag:


 

Revista Instituto Confucio 31

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 31. Volumen IV. Julio de 2015.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This