Cinco Avenidas de Tianjin

Paseo arquitectónico por las “Cinco Avenidas” de Tianjin

En total hay más de dos mil inmuebles de estilo occidental en Tianjin, principalmente en la zona llamada de las “Cinco Avenidas”, construidos entre mediados del siglo XIX y principios del XX. Desde 1860 el puerto de Tianjin estuvo abierto al comercio exterior, y se establecieron primero las concesiones de Reino Unido, Francia y los Estados Unidos  y posteriormente 6 países más, convirtiendo la ciudad en un foco de modernización en contacto con Occidente.

Reportaje de
Wang Wen
王文
Cuando se viaja a China, uno aprende que Xi’an es la ciudad donde se refleja una historia de más de cinco mil años, en Beijing se observan reliquias de mil años y Tianjin no es más que una ventana a la historia reciente de China.

En 1860, las tropas aliadas del Reino Unido y Francia llevaron a cabo con éxito un ataque a la Fortaleza Dagu (大沽口) de Tianjin, obligándola a abrir su puerto marítimo al comercio exterior. Ese mismo año, en la orilla oeste del río Haihe de Tianjin se delimitaron y se establecieron sucesivamente las concesiones del Reino Unido, Francia y los Estados Unidos. Después de la guerra chino-japonesa de Jiawu (中日甲午战争), en 1894, Japón y Alemania también establecieron sus concesiones en Tianjin, situadas respectivamente a la izquierda y a la derecha de la zona de las tres concesiones anteriores.

Cinco Avenidas de Tianjin
El príncipe Gong fue el encargado de la tarea de pacificación de las relaciones con Occidente.

En 1900, la Alianza de las Ocho Naciones (1) (八国联军) atacó Tianjin y la tomó. De este modo Rusia, Italia y el Imperio Austrohúngaro transformaron el territorio invadido en la orilla este del río Haihe en sus concesiones. Más tarde, en una zona amplia al oeste de la concesión rusa se construyó la concesión belga. Mientras los nueve países establecieron sus concesiones en Tianjin, la ciudad se transformó en la vanguardia del norte de China, abierta al comercio exterior y en la sede del “movimiento de autofortalecimiento” (yángwùyùndòng o 洋务运动, 1861-1895) de la China en la Edad Moderna.

Es por Tianjin donde se inició la modernización militar de China y la construcción del ferrocarril, del telégrafo, de la telefonía, de los servicios postales, de la minería, de la educación moderna, de la justicia, etc. Debido a la creación de las nueve concesiones, Oriente se encontró con Occidente en esta ciudad, y las diferentes culturas chocaron, se mezclaron y, al mismo tiempo, se desarrollaron.

Cinco Avenidas de Tianjin
Vista panorámica de las “Cinco Avenidas” de Tianjin.

Dice la gente que Tianjin ha sido siempre una ciudad que disfruta de la soledad. Entre los cuatro municipios bajo la jurisdicción del poder central, ésta es la urbe más discreta de todas. Carece del temperamento majestuoso del antiguo Beijing, tampoco dispone del sabor occidental ni de la prosperidad económica de Shanghái, ni tiene el paisaje sobrecogedor de Chongqing, que se encuentra rodeado por múltiples montañas y ríos caudalosos.

Sin embargo, una vez que te adentras en Tianjin, descubres rápidamente su peculiar encanto que no se limita solo al apetitoso y delicioso panecillo del local Goubuli (gŏubùlĭ bāozi o 狗不理包子) y el qŭyì (2) que se interpretan con el dialecto tianjinés impregnado de gracia. Una de sus mayores atracciones reside en la conservación de una gran variedad de famosos edificios de estilo occidental. Para la ciudad, estas construcciones son como la Torre Eiffel para París. El carácter y el temperamento, incluso los sentimientos de esta metrópoli, están profundamente grabados en las fachadas y en las estructuras de estas residencias.

Cinco Avenidas de Tianjin
Residencia de la antigua aristocracia de Tianjin.

En total hay más de dos mil inmuebles de estilo occidental en Tianjin, entre los cuales unos trescientos poseen un estilo arquitectónico peculiar o fueron la residencia de alguna figura famosa. Esos edificios se sitúan principalmente en la zona llamada de las “Cinco Avenidas” (五大道 o Wŭdàdào) de la antigua concesión británica. Este lugar, situado en el distrito de Heping, no se refiere específicamente a cinco calles, más bien es una amplia barriada reconocida como tal por los lugareños desde hace mucho tiempo.

Este barrio está al norte del Camino de Machang (马场道), al sur del Camino de Chengdu (成都道), al este de la calle Xikang (西康路) y al oeste del cruce del Camino de Machang y la calle Nanjing (南京路). Entre estos edificios se pueden encontrar casi todos los estilos arquitectónicos occidentales de la Edad Moderna, tales como el medieval inglés, el gótico alemán, el románico francés, el renacentista italiano, el clásico español, el estilo moderno, etc. Por tanto, a Tianjin se le conoce como “la exposición universal de la arquitectura”, y tales edificios forman parte de las construcciones más emblemáticas de la ciudad.

Cinco Avenidas de Tianjin
Sede bancaria situada en la antigua concesión francesa de Tianjin.

Entrando en el siglo XX, Tianjin jugaba diversos papeles: puerta marítima de la capital y sus alrededores, metrópoli comercial, sede de concesiones de nueve países, etc., por lo que tenía cada vez más importancia dentro de China. Cuando se instaló en Tianjin la oficina del comisionado de comercio del norte (北洋大臣) y el gobernador general de la provincia capitalina Zhili (直隶总督), la ciudad se convirtió en el segundo centro político del país. En aquel entonces, tanto el patrón mundial como el clima político de la corte china eran cambiantes e imprevisibles, por lo que Tianjin no sólo funcionaba como entrada de la capital china, sino que sus concesiones también se tomaban como asilos políticos. Dotada de ríos y mar que se conectan entre sí, Tianjin está excelentemente ubicada y muy bien comunicada interna y externamente. Con la fusión de diferentes nacionalidades y el crisol cultural de las concesiones, esta ciudad también ofrecía buenas condiciones de vida. Así pues, los familiares del emperador y los funcionarios de alto rango de la dinastía Qing y los políticos retirados del Gobierno de Beiyang (3) (北洋政府) escogieron esta ciudad para llevar una vida recluida. Por su parte, los comerciantes y los académicos acudieron aquí para estimular su desarrollo profesional, y los patriotas y personajes ilustres vinieron para organizar actividades sociales de toda índole.

Durante los casi 30 años que van desde la Revolución de Xinhai (4) (辛亥革命) hasta el Incidente del Puente de Marco Polo (5) (七七事变), es decir, desde 1911 a 1937, muchos aristócratas se trasladaron a las concesiones de Tianjin para construir sus viviendas privadas y empezaron a llevar la vida relajada y despreocupada típica de un yùgōng (寓公), funcionario que residía fuera de su pueblo natal o que se vio obligado a exiliarse por algún motivo poco claro. Así, los yùgōng que vivían en las concesiones de Tianjin eran políticos importantes del Gobierno de Beiyang y gobernadores militares expulsados. Aquí han vivido cinco presidentes del Gobierno de Beiyang: Yuan Shikai (袁世凯), Li Yuanhong (黎元洪), Xu Shichang (徐世昌), Feng Guozhang (冯国璋) y Cao Kun (曹锟), y seis primeros ministros, diecinueve ministros, siete gobernadores provinciales, diecisiete caudillos militares, etc., sumando más de 500 personas, a los que finalmente se les añadió Puyi (溥仪), el último emperador de China, y su corte.

Cinco Avenidas de Tianjin
Mansión de las Cinco Avenidas.

También los hubo que llegaron a Tianjin para intentar buscar la oportunidad de recuperar el poder mediante la confabulación y la conspiración. Por eso, en esta ciudad se llevaban a cabo silenciosamente negociaciones y se planificaban secretamente asuntos diplomáticos y políticos de suma importancia. Es por ello que los historiadores comentan que si Beijing era el escenario, Tianjin era los bastidores. Resulta que los edificios en la zona de las “Cinco Avenidas” eran, por un lado, hogares acogedores y seguros y, por otro, campos de batallas o salones para planear e intrigar.

El Camino Machang fue la primara gran avenida que se construyó en Tianjin y también la más larga. Después del establecimiento de las concesiones extranjeras, el entretenimiento más popular era las carreras de caballos. Así, en 1886, el alemán de nacionalidad británica, Gustav von Detring, construyó un hipódromo en el sur de la ciudad y una avenida en la concesión británica llamada Mǎchǎng (马场, hipódromo).

Cinco Avenidas de Tianjin
El “Edificio Davidson”, de estilo español, fue el germen de las Cinco Avenidas.

El número 121 de esa avenida corresponde al edificio más antiguo de la zona, un chalet de estilo español que se construyó en el año 1905. Aquí vivía el británico Thomas Davidson, de ahí que tenga el nombre de “Edificio Davidson” (达文士楼). Este inmueble fue el germen de lo que hoy en día conocemos por las “Cinco Avenidas”.

Ahora en el número 20 de la calle Munan se encuentra la antigua casa del gobernador militar Sun Dianying (孙殿英) de la República de China (1912—1949, 中华民国); y en el 24 tenemos la vetusta residencia del diplomático Yan Huiqing (颜惠庆), donde viviría posteriormente Ma Lianliang (马连良), artista reconocido de la Ópera de Beijing. El número 55 del Camino Chongqing (重庆道) fue la residencia del príncipe Qing, llamado Zaizhen (庆亲王载振), de la dinastía Qing. El edificio gris de dos plantas de estilo italiano situado en la calle Minzu (民族路) del distrito Hebei perteneció al erudito chino de la Edad Moderna, Liang Qichao (梁启超) y fue el lugar donde escribió la mayoría de sus novelas. Y el 59 y 70 del Camino Anshan (鞍山道), las villas Zhangyuan (张园) y Jingyuan (静园), fueron los lugares escogidos por Puyi para pasar su dorado exilio en Tianjin.

Cinco Avenidas de Tianjin
Mansión de las Cinco Avenidas.

Todas estas construcciones ya han cumplido más de cien años y aunque la mayoría de sus dueños originales ya se fueron, estos inmuebles siguen ahí recordándonos la historia de la ciudad y de las “Cinco Avenidas”. Hecho que ha servido como escenario de rodaje de muchas películas y series de televisión sobre aquella época.

Situado en el número 314 de la calle Hebei (河北路) encontramos el Museo de Tianjin Moderno y el Mundo, también llamado el “Museo de las Cinco Avenidas”. Este centro fue creado por la escritora Hang Ying (航鹰) y en él se muestran preciosas fotografías de la época de más esplendor de esa área. En 1998, se organizó en Tianjin un equipo responsable para la conservación de los barrios históricos y su arquitectura, y al mismo tiempo se empezó el arduo trabajo de recuperar la vista original de los edificios en el área de las “Cinco Avenidas”. En junio de 2010, en la segunda selección del concurso “Calles históricas y culturales de China”, esta zona destacó entre las doscientas calles reconocidas por todo el país y ganó el título con la mayoría de los votos a favor.

Tianjin: la ciudad portuaria china que brilla con luz propia

Notas:

(1).  La Alianza de las Ocho Naciones (八国联军) fue el nombre dado a la unión de tropas de Gran Bretaña, Japón, Rusia, Francia, Alemania, Estados Unidos, el Imperio Austrohúngaro e Italia, destinadas a ser enviadas a China para derrotar el Levantamiento de los Bóxers en el año 1900.

(2).  El qŭyì (曲艺) es un término general que se refiere a las formas folclóricas del norte de China y que incluye narraciones, recitación acompañada de tamboril y diálogos cómicos, etc.

(3). El Gobierno de Beiyang (o Gobierno de los señores de la guerra) se refiere colectivamente a una serie de regímenes que gobernaron Beijing entre 1912 y 1928. Fue reconocido internacionalmente como el legítimo gobierno de la República de China (1912-1949). El nombre viene del Ejército de Beiyang que dominó la política con el ascenso de Yuan Shikai, general en la corte Qing (1644-1911).

(4).  La Revolución de Xinhai es el nombre dado a la rebelión contra la última dinastía imperial china, la Qing (1644-1911), que concluyó con el establecimiento de la República de China (1912-1949). La revolución comenzó con una primera batalla el 10 de octubre de 1911 y finalizó con la abdicación del emperador Puyi el 12 de febrero de 1912. La revolución se llamó Xīnhài (辛亥), que literalmente significa “cuarenta y ocho”, por el nombre chino del año 1911.

(5).  El Incidente del puente de Marco Polo, ocurrido el 7 de julio de 1937, marcó el inicio de la II Guerra Chino-Japonesa. Los soldados de ambas potencias se enfrentaron 15 kilómetros al suroeste del centro de Beijing en el Puente de Marco Polo (卢沟桥, Lugou Qiao en chino).


ic_ESP_13-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 13. Volumen IV. Julio de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies