la calle zhong de shenyang

Delicias culinarias en la calle Zhong de Shenyang

La calle Zhong de Shenyang es la rúa peatonal más antigua de China. Construida en el año 1625, alberga una una inmensa variedad de locales donde degustar deliciosos tentempiés, así como de centenarias tiendas. Se trata de una muy transitada arteria urbana que no solo destaca por su aspecto comercial sino que también posee una incalculable riqueza cultural marcada, especialmente, por la importancia de su herencia culinaria.

Un reportaje de
Yin Yiqiao
尹艺桥
La calle Zhong, literalmente calle Central, de Shenyang es la rúa peatonal más antigua de China. Construida en el año 1625, cuenta con una longitud total de 1.500 m y está ubicada a menos de 300 m de distancia de uno de los dos antiguos complejos regios de China, el Palacio Imperial de Shenyang. Hoy en día, esta vetusta vía, cuya historia ha acumulado ya 400 años, alberga una enorme multitud de marcas de moda, una inmensa variedad de locales donde degustar deliciosos tentempiés, así como de centenarias tiendas. En ella, el peso de su longeva historia convive con la prosperidad de la ciudad en la que se ubica y, por este motivo, se la conoce como “la primera calle del nordeste”. Se trata de una muy transitada arteria urbana que no solo destaca por su aspecto comercial sino que también posee una incalculable riqueza cultural marcada, especialmente, por la importancia de su herencia culinaria.

la calle zhong de shenyang
Tramo de la calle Zhong.

Las referencias que aquí se encuentran abarcan una diversidad de alimentos absoluta y, por ello, son capaces de deleitar a turistas de todos los rincones del mundo. Entre dicha variedad, además de todo tipo de manjares, es también posible hallar los más auténticos platos del nordeste y, en concreto, los sabores más representativos y exclusivos de Shenyang. Lo que se ofrece aquí simboliza la actitud abierta que tan bien caracteriza a los habitantes del nordeste chino. “No existe problema que no pueda solucionarse con una buena barbacoa. Y, si lo hubiera, que sean dos”. A este dicho, que suele estar en boca de quienes viven en Shenyang, se le conoce como “la primera ley del nordeste”. Mientras se platica sobre la vida con las amistades o se mordisquea la carne de unos cuantos pinchos de barbacoa, regados con alguna que otra copa, se deja atrás cualquier quebradero de cabeza. Con el estómago satisfecho, mejora el estado de ánimo de forma espontánea y, por este motivo, en el nordeste se le atribuye a la barbacoa la capacidad de resolver problemas.

Shenyang, ciudad de raigambre histórica

En esta calle, además, es posible encontrar tiendas en las que se vende la barbacoa más genuina. Al caer la noche, la costumbre del lugar dicta que es imprescindible pasarse por una de tales tiendas para tomar el xiaoye, que es como se llama en China a la comida que se hace después de la cena para acabar el día. Junto al desahogado ritmo de vida de la zona, su deliciosa barbacoa es la máxima responsable de que los índices de felicidad de la gente del nordeste aumenten. No es de extrañar, por tanto, el humor típico de su carácter y que asuman siempre el papel de animar y provocar las risas en todas las reuniones.

la calle zhong de shenyang
Barbacoa de huesos de pollo.

Como ciudad norteña, Shenyang constituye un lugar ideal para protegerse del calor veraniego. Pero, si la fresca brisa que sopla por la zona en verano no llega a satisfacer a quienes hasta aquí llegan, siempre se pueden buscar aquí temperaturas aún más bajas. La inmensa cantidad de sabores de sus helados satisface el paladar de cualquier comensal. Ejemplos de ello son el de sabor a salsa de sésamo, el preferido del nordeste; o el de cereza, decorado con grandes trozos de fruta, que es ideal para abrir el apetito.

la calle zhong de shenyang
Empanadas fritas.

 

la calle zhong de shenyang
Barbacoa.

 

la calle zhong de shenyang
Tortitas.

El kaolengmian, un tipo de refrigerio local consistente en pasta frita, representa otra de las tarjetas de presentación de los productos gourmet de la calle Zhong de Shenyang pues, aparte de ser un plato inexistente en el sur, adquiere características muy peculiares cuando se prepara aquí. Por si fuera poco, además de las mencionadas, son muchas las especialidades que ofrecen al visitante la posibilidad de disfrutar de una buena comida en esta antigua calle como, por ejemplo, las empanadas fritas, los pasteles de huevo, las tortitas hechas a mano, la barbacoa de huesos de pollo o las manitas de cerdo asadas, entre otras.

la calle zhong de shenyang
Manitas de cerdo asadas

Si lo que se desea es volver a recuperar el apetito, explorar áreas aún desconocidas de sus papilas gustativas o perderse en el regocijo de la degustación de exquisitos sabores, se acertará de lleno dejándose llevar a la calle Zhong de Shenyang para apreciar por uno mismo todas sus delicias culinarias.


Revista Instituto Confucio 58

pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 58. Volumen I. Enero de 2020.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies