Gastronomia de Qingdao

Gastronomía y paisaje se unen en Qingdao

La gastronomía de Qingdao hace honor a su encanto paisajístico. Para los aficionados al marisco y al buen comer, se trata de un pequeño paraíso donde saborear todo tipo de aperitivos típicos en el bullicioso mercado nocturno Taidong, paladear el exquisito té del monte Lao mientras se disfruta de su hermoso paisaje, y darse un banquete de naturaleza paseando junto a la bahía de Jiaozhou.

Un reportaje de
Yin Yiqiao
尹艺桥
Qingdao es una renombrada ciudad costera que posee un encanto único y que constituye una excelente elección como destino para que la gente pase sus vacaciones. Como reza el proverbio chino “la comida es la primera necesidad de las personas”, al venir a Qingdao nadie puede pasar por alto su cocina. Aquí gastronomía y paisaje se complementan. Esta ciudad posee imbatibles escenarios marítimos que complacen la vista, el olfato y el paladar de las personas más exigentes.

Gastronomia de Qingdao
Gelatina fría de algas.

La primera parada gastronómica sucede en la zona peatonal de Weihai. Paseando por sus concurridos callejones de abigarradas luces fluorescentes, el viajero se sumerge en el bullicio de la ciudad entre una miríada de pequeños puestos de comida. Por la noche, las amistades se reúnen aquí para charlar y disfrutar de la sabrosa cerveza local y se relajan tras una dura jornada laboral. Un plato que no puede faltar es la gelatina fría de algas, que es uno de los sabores más típicos de Qingdao muy apreciado por lugareños y turistas. Además de por su aspecto transparente, este aperitivo hace las delicias de todos por su textura resbaladiza, elástica y fina al mismo tiempo y por su poder refrescante. Hecho con algas comestibles y asta de ciervo molida como ingredientes principales, la gelatina se mezcla en frío con otros condimentos para darle su sabor final. Se dice que este plato potencia la energía yin y reduce la yang, por lo que en los calurosos días de verano un bocado ayuda a refrescarse y rebajar la temperatura corporal. Además, también acompaña las copiosas cenas familiares de Año Nuevo por su capacidad para mitigar la sensación de hartazgo e hinchazón. La gelatina fría de algas también se la conoce por la gente de Qingdao como dongcai (dòng cài, 冻菜) que en chino se pronuncia similar a “congelar la riqueza” (dòng cái, 冻财), lo que añade un tono auspicioso a la entrada del nuevo año. Así pues, la gelatina fría de algas es un aperitivo ideal para el calor del verano y las fiestas del invierno.

Gastronomia de Qingdao
Té de Laoshan.

El segundo destino culinario nos conduce a Laoshan, para degustar el famoso té primaveral preparado por los monjes taoístas que moran en sus cumbres. Nombrada como “la más bella montaña junto al mar”, es conocida también por sus aguas y su famoso té verde, de propiedades antioxidantes, digestivas y reguladoras de la tensión arterial. Su meticulosa elaboración incluye la plantación y recolección, secado, enrollado, desecado al horno y pulido, así como el filtrado final. Cada uno de estos procesos se cuida al máximo. Si las excelentes condiciones de la zona proporcionan una materia prima de primer nivel, el estricto proceso de elaboración garantiza la sobresaliente calidad final de la bebida. Igual que la vida humana, el té de Laoshan, en su propia metamorfosis, evoluciona y mejora constantemente. Para degustarlo adecuadamente, es muy importante el ambiente y no hay mejor lugar que junto a relajantes corrientes de agua y tranquilas montañas rodeadas de hermosas nubes y brumosas nieblas. Beber una taza de su famoso té verde es saborear la vida y sumergirse en la paz y la tranquilidad de sus infinitos paisajes.

Gastronomia de Qingdao
Empanadas hervidas de pescado.

El tercer hito gastronómico que se debe probar son los shuijiao o empanadas hervidas de marisco o pescado. Situada entre las montañas y el mar, Qingdao disfruta de una ubicación geográfica excepcional que incita para comer shuijiao con relleno de marisco. Uno de sus adobos con más fama es el de Scomberomorus niphonius (parecido a la caballa), del que se afirma que es uno de los productos marinos más nutritivos. El encuentro de distintos ingredientes da lugar a sabores únicos. En Qingdao esta especialidad, además de pescado, incluye cebollino chino o cilantro. A la hora de comerlos, un poco de salsa de soja y aceite de guindilla es el complemento perfecto para potenciar su sabor y hacer las delicias del paladar. Hay otros rellenos típicos, como el de calamares o almejas, que demuestran la pasión de sus habitantes por este plato.

Gastronomia de Qingdao
Pepino de mar salteado con cebollino.

El cuarto atractivo en la mesa de Qingdao son sus restaurantes centenarios. Al llegar a la década de los 90 del siglo pasado, de los cuatro más antiguos de la ciudad solo quedaban dos: Chunhe y Sansheng, que han sido testigos de grandes transformaciones y continuadores de la cultura y la memoria gastronómica de este lugar. Antaño punto de encuentro de altos funcionarios y destacadas personalidades, hoy se han convertido en destinos históricos donde el ciudadano común se reencuentra con el pasado. Quienes deseen darse un festín con los platos más típicos de Qingdao no deben dejar de visitarlos.

Gastronomia de Qingdao
Pulpo al estilo de Qingdao.

A pesar de lo descrito anteriormente, aquí no se acaba todo lo que puede ofrecer su gastronomía. En 2014, un medio de comunicación inició una encuesta anual para elegir los platos y aperitivos más representativos de la ciudad. De todos ellos, las gambas salteadas con col china destacaron por encima del resto durante dos años consecutivos. Otro plato típico situado en los primeros lugares de la lista fue el pulpo salteado con cebollino. Aquí, al cefalópodo se le conoce con el nombre de “ocho cintas”, por sus ocho tentáculos. Cuando se inicia la época de pesca, el pulpo fresco es el producto más vendido en los mercados. Para quienes viven en esta ciudad, volver a casa sin haber comprado un poco de este octópodo es como no haber ido al mercado. Además, el pollo en salsa con setas de montaña, las empanadas a la plancha, el pepino de mar salteado con cebollino y las albóndigas de pescado agripicantes son otras de las delicias locales que merece la pena degustar.

Gastronomia de Qingdao
Empanadas a la plancha.

Aquí termina el recorrido gastronómico de Qingdao. Para los aficionados al marisco y al buen comer, se trata de un pequeño paraíso donde saborear todo tipo de aperitivos típicos en el bullicioso mercado nocturno Taidong, paladear el exquisito té del monte Lao mientras se disfruta de su hermoso paisaje, y darse un banquete de naturaleza paseando junto a la bahía de Jiaozhou. Así que, si nada lo impide, el próximo destino puede ser Qingdao.

Qingdao, la gran “isla verde” que despunta en la península de Shandong


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies