Quanzhou alumbra la fusión multicultural en la travesía de Oriente

Quanzhou fue el puerto de inicio de la Ruta Marítima de la Seda y el lugar donde nació la cultura minnan. Atesora un espíritu de fusión cultural tras varios miles de años en los que ha recibido e integrado a diversos pueblos. Esa experiencia multicultural se ha forjado desde una civilización agrícola, en lo económico; marinera, en su vertiente comercial; y ecléctica, por su convivencia religiosa. Por este valioso enclave que domina el mar de la China Meridional, y que se identificó en Occidente por el nombre árabe de Zaitun, han pasado míticos viajeros como el italiano Marco Polo o el musulmán Ibn Battuta. En ella se encuentra la exquisita mezquita Qingjing, la más antigua de China.