Shen Xue y Zhao Hongbo:

Shen Xue y Zhao Hongbo: una pareja de hielo y nieve

Shen Xue y Zhao Hongbo fueron una pareja de patinadores chinos que en 2010 lograron la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno, rompiendo así medio siglo de dominio ruso y soviético en esta disciplina. Tras 15 años compitiendo juntos, se casaron en 2007 y anunciaron su retiro, aunque regresaron brevemente a la competición en 2010 consiguiendo así el ansiado oro olímpico.

Reportaje de
Lu She 
鲁蛇
En invierno, Heilongjiang se convierte en un mundo teñido de blanco. Miles de kilómetros congelados y otras decenas de miles cubiertos por la nieve. Sin embargo, las crueles condiciones atmosféricas de este brillante y gélido mundo no detienen a la gente; al contrario, les ofrece innumerables actividades relacionadas con el hielo y la nieve. Los campeones Shen Xue y Zhao Hongbo han disfrutado de todo ello desde que eran pequeños.

Shen Xue y Zhao Hongbo

Shen Xue y Zhao Hongbo nacieron en Harbin y han tenido desde su infancia una estrecha y fascinante relación con esta ciudad de hielo. Pero fue la decisión de un entrenador la que hizo que esta pareja estuviese destinada a casarse: “Cuando le busqué una compañera a Zhao Hongbo no imaginé que se acabarían casando”. Cada vez que el entrenador Yao Bin recuerda esta historia no puede evitar sonreír. En el año 1992 el entrenador presentó Shen Xue a Zhao Hongbo. Aquella fue la primera vez que se dieron la mano y nadie imaginó que irían de la mano para el resto de su vida. En aquella época Shen Xue todavía patinaba en solitario, pero Zhao Hongbo ya era campeón nacional de patinaje sobre hielo en pareja. Como su pareja se lesionó y acabó retirándose, el entrenador tuvo que escoger una nueva pareja para él. Shen Xue no era perfecta pero tenía un carácter muy fuerte. Así es como esta pareja empezó a apoyarse mutuamente y a superar juntos cualquier dificultad a lo largo de su carrera.

Shen Xue y Zhao Hongbo

Zhao Hongbo era cinco años mayor que ella y, durante los entrenamientos, siempre la trataba de forma extremadamente cuidadosa, como si de una flor se tratase. Para evitar que se hiciera daño, a menudo terminaba él haciéndose rasguños y moratones en su lugar. En una ocasión incluso se cortó con los patines y sangró profusamente. Para los padres de Shen Xue, ya era uno más de la familia e incluso lo llamaban “hijo” de forma cariñosa. La relación entre ambos patinadores, así como sus resultados, eran cada vez mejores. Aunque Zhao Hongbo ya era una figura conocida a nivel nacional en el patinaje por parejas, cuatro meses después de entrenar junto a Shen Xue obtuvieron el primer puesto en el campeonato nacional de patinaje artístico de Qiqihaer. Poco después, en su primera competición internacional, consiguieron la medalla de plata en la Copa de Asia en 1993.

Al siguiente año accedieron por primera vez al escenario de un campeonato mundial y, a pesar de que se quedaron en el puesto veintiuno, se convirtieron en participantes habituales de diferentes competiciones internacionales. A raíz de su continuado reconocimiento, sus resultados también fueron espectaculares y escalaron rápidamente a los primeros puestos. En 1999 obtuvieron el segundo lugar en la categoría de parejas del Campeonato Mundial de Patinaje Artístico sobre Hielo. Con las campanadas del nuevo milenio, obtuvieron el segundo premio por segunda vez consecutiva. Más tarde obtuvieron el primer premio en esta misma competición, siendo la primera vez que esta pareja de patinadores obtenía el primer puesto en una competición internacional.

Shen Xue y Zhao Hongbo

En el año 2002, cuando Shen Xue y Zhao Hongbo llevaban ya diez años compitiendo juntos, obtuvieron una medalla en los Juegos Olímpicos de Invierno de Salt Lake City. Aunque fallaron al realizar ciertos movimientos un tanto complicados, consiguieron la medalla de bronce e hicieron historia en el patinaje artístico de China. Más tarde, en el Campeonato Mundial, compitieron imbatibles con un innovador tour de force al son de la ópera Turandot, obteniendo por primera vez el primer premio.

Después de defender su trono en el Mundial de 2003, sus maravillosos resultados y su ya íntima relación hicieron que muchos empezaran a sacar conclusiones sobre los dos patinadores. Pero en aquel momento, a pesar de haber trabajado juntos durante once años, los sentimientos de ambos todavía no eran claros y tampoco querían que influyeran en sus carreras. Su increíble rendimiento en las temporadas de 2002 y 2003 hicieron que se redoblase su confianza. Tenían la esperanza de convertirse en los campeones de los Juegos Olímpicos de Invierno de 2006, pero algo inesperado ocurrió.

Shen Xue y Zhao Hongbo
En 2010 logran la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver.

El 5 de agosto de 2005, Zhao Hongbo, preparado y dispuesto a competir en los Juegos Olímpicos de Turín, se rompió el tendón de Aquiles durante un entrenamiento, destrozando así sus sueños de convertirse en campeón olímpico. Pero fue también en esta época cuando el amor entre los dos patinadores empezó a surgir. Shen Xue, a quien Zhao Hongbo siempre había cuidado, empezó a atender de él tras su lesión y dispuso de mucho tiempo para reflexionar sobre la relación que había entre los dos. En 2007 volvieron a conmover al público desde el escenario obteniendo por tercera vez el primer premio en el Campeonato Mundial en Tokio. Al final de su actuación, y mientras el público aplaudía, Zhao Hongbo se arrodilló sobre una pierna y abrazó a Shen Xue casi besándola. Este fue el plan secreto que había preparado para pedirle matrimonio a Shen Xue, a quien no dijo nada de antemano para que no afectase a su rendimiento en la competición. La patinadora, emocionada por obtener el primer premio, no entendió sus intenciones y tan solo le devolvió el abrazo. “Tendría que haber llevado el anillo”, dice Zhao Hongbo. Aunque los dos en cierto modo lo lamentan pudieron, por fin, mostrar su amor al mundo entero de forma oficial. 

La pareja anunció en 2007 que se retiraba del mundo del deporte. Aunque físicamente no estuvieran ya en la competición, sus corazones sí que lo estaban. En 2010 volvieron a competir y obtuvieron la ansiada medalla de oro en los Juegos Olímpicos de Invierno de Vancouver. Tras cumplir este deseo, celebraron por fin su boda e hicieron así realidad todos sus sueños. 

En la actualidad Shen Xue y Zhao Hongbo ya no participan en ninguna competición pero aún se esfuerzan por promover el patinaje artístico. Zhao Hongbo se ha convertido en entrenador de la selección nacional de patinaje artístico por parejas de China, guiando a un equipo tras otro para ayudarles a brillar en el escenario mundial. La pareja vive actualmente una experiencia completamente nueva desde el nacimiento de su primera hija, en cuyo nombre incluyeron la palabra “nieve” (, xuě ).


Revista Instituto Confucio 34

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 34. Volumen I. Enero de 2016.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies