La Torre de la Grulla Amarilla

La torre de la Grulla Amarilla en la poesía china

La torre de la Grulla Amarilla, situada en la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei), cuenta en su exterior con 60 aleros que se extienden hacia fuera, como las alas de una grulla amarilla que está a punto de alzar el vuelo. Su ubicación excepcional y el bello paisaje que se divisa desde ella, han servido de inspiración para numerosos poetas.

Reportaje de 
Peng Yirui
彭伊睿
La torre de la Grulla Amarilla (黄鹤楼), situada en Sheshan, en el distrito de Wuchang de la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei), ha recibido siempre nombres como “maravilloso paisaje bajo el cielo” y “primera torre bajo el cielo”. Junto con el pabellón del Príncipe Teng (滕王阁, situado en Jiangxi) y la torre Yueyang (岳阳楼, en Hunan), reciben el nombre de las “tres famosas torres de Jiangnan”. La torre de la Grulla Amarilla es uno de los edificios más emblemáticos de Wuhan. Junto al pabellón Qingchuan y la plataforma del guqin representan los “tres monumentos de Wuhan”.

Se dice que la construcción de la torre comenzó durante el periodo de los Tres Reinos (三国, 220-280). Con el paso del tiempo, fue destrozada y reconstruida en numerosas ocasiones. La que vemos hoy en día fue rehabilitada en el año 1985. Mide más de 50 metros, su interior está soportado por 72 pilares y en su exterior hay 60 aleros que se extienden hacia fuera, como las alas de una grulla amarilla que está a punto de alzar el vuelo. Tanto fuera como dentro posee dibujos de una grulla amarilla rodeada de plantas, nubes, dragones y fénix. Si se sube a lo alto de la torre se puede disfrutar de los hermosos paisajes del río Yangtsé y de la ciudad de Wuhan.

La Torre de la Grulla Amarilla

La torre de la Grulla Amarilla fue construida en el monte del Cisne Amarillo (黄鹄山, Húanghúshān). Sin embargo, más tarde se empezó a leer el segundo carácter como el de grulla (, ) y, por tanto, acabó adquiriendo su nombre definitivo. Esta famosa torre tiene una conocida leyenda llamada La taberna de Xin Shi (辛氏酒楼) según la cual, durante el periodo de los Reinos Combatientes (战国, 475-221 a.C.) había un hombre llamado Xin Shi que construyó una taberna junto al río. Un día, un anciano de ropas raídas entró a pedir licor. El tabernero tuvo piedad y no solo no lo echó del local sino que además lo invitó a beber y a comer. Esta costumbre continuó un largo tiempo, hasta que un día el anciano volvió a la cantina y le dijo a Xin Shi que estaba muy agradecido por su bondad y por haberle dado de comer tantos días. Como no tenía dinero le ofreció pintarle un cuadro. Se puso manos a la obra y pintó en el muro de la taberna una grulla que mágicamente cobró vida y atrajo enseguida a muchos clientes. Xin Shi empezó a ganar mucho dinero y acabó convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del lugar. Muchos años después, el anciano volvió a visitar la taberna y dijo que Xin Shi ya había ganado más que suficiente dinero, así que se montó en la grulla y se fue. A modo de agradecimiento, Xin Shi cambió el nombre de la taberna a “torre de la Grulla Amarilla”. Más tarde, alguien se basó en esta leyenda para hacer un mural que se encuentra en la entrada de la citada torre.

La Torre de la Grulla Amarilla

Su ubicación es excepcional, atrincherada sobre el río Yangtsé, en la cima de Sheshan, dando la espalda a Wuhan y mirando hacia el río Yangtsé desde el lado opuesto al pabellón Qingchuan. Desde lo alto se pueden apreciar las hermosas tierras de China y los increíbles paisajes de los tres distritos de Wuhan. Por ello, esta torre ha servido de inspiración para numerosos poetas. Actualmente existen más de 400 poemas sobre ella y, de todos ellos, el más conocido es Torre de la Grulla Amarilla, escrito por Cui Hao (崔灏):

Hace tiempo, alguien se marchó montado en una grulla amarilla y lo único que quedó fue la torre.
La grulla se fue para no volver y las nubes flotaron día tras día.
El brillante río refleja cada árbol de Hanyang, aromáticas hierbas crecen exuberantes en la isla Yingwu.
Durante el atardecer, ¿qué dirección conduce a mi hogar? Uno no puede evitar sentir melancolía al observar el brumoso río.

La Torre de la Grulla Amarilla

Este poema cuenta cómo un inmortal se fue montado en una grulla y dejó en la tierra la torre. El ave no volvió y solo quedaron nubes. En los densos bosques de la soleada Hanyang, en la provincia de Hubei, existe una isla llamada Yingwu que se encuentra cubierta de verdes plantas. Llegado el crepúsculo, Cui Hao se pregunta dónde está su hogar. La niebla envuelve el río y eleva sus pesados pensamientos. Cui Hao afrontó adversidades en su profesión, fue enviado a Hubei y tenía ilusión por ver la torre pero, cuando pensó en la historia del inmortal que se fue montado en una grulla, no pudo evitar asociarlo con este viaje que le había llevado lejos de su hogar y con su añoranza. Lleno de sentimientos, revisita el pasado y expresa su nostalgia. Los trescientos poemas de Tang (唐诗三百首) es una antología de poesía de la dinastía Tang (, 618-907) que posteriormente fue clasificada como el mayor exponente de los poemas de siete sílabas (七律诗). El valor de este poema es altamente importante. Se dice que alguien invitó a Li Bai (李白) a subir a la torre para escribir poesía, pero este no podía evitar acordarse del poema de Cui Hao, así que rechazó la invitación y solo escribió un breve poema satírico: “El paisaje es tan bonito que Cui Hao no pudo evitar escribir un poema”. Más tarde Li Bai escribiría un poema titulado En la torre de la Grulla Amarilla me despido de Meng Haoren, que parte hacia Yangzhou (黄鹤楼送孟浩然之广陵) en el que se despedía de su amigo Meng Haoren:

Mi viejo amigo dijo adiós al oeste aquí en la torre de la Grulla Amarilla,
En la nube de flores del tercer mes se va a Yangzhou.
La solitaria vela es una distante sombra al borde de un vacío azul,
Solo veo el río Yangtsé fluir hacia el lejano horizonte.

La Torre de la Grulla Amarilla

Aunque este es un poema de despedida, no se asume que existe dolor por la separación y tampoco se expresa con pesadumbre, sino que desea a su amigo en tono puro y esperanzador un buen viaje. Todos los versos de este poema mencionan la torre y recuerdan los tiempos pasados que vivió en este lugar junto a su amigo. Al mismo tiempo, utiliza la leyenda del inmortal que se fue montado sobre una grulla para despedirse de su compañero. Inmediatamente señala la época y lugar en que su amigo se despide, sin embargo “nube de flores”, “tercer mes” y “Yangzhou” no simbolizan una despedida otoñal y triste. En tal hermosa primavera, acude a ese lugar lleno de flores. Tras leer el último verso, se puede visualizar perfectamente la imagen: Li Bai se despide de su amigo, que se va en barca y le dice adiós con la mano desde el muelle; la pequeña barca se aleja poco a poco, pero Li Bai permanece inmóvil, viendo cómo la silueta de ese pequeño barco se convierte poco a poco en un punto lejano, y observa el agua del río fluir en su dirección. Su reticencia a marcharse está presente en cada uno de los versos. Más tarde, Li Bai escribió muchos otros poemas relacionados con esta torre.

Además de estos dos poetas, también hubo muchos otros que escribieron sobre la torre, como Su Shi, Wang Wei, Yue Fei, Lu You, etc. La gente se marcha y la torre permanece, con los tristes pensamientos de los poetas que se desvanecen con los años, bañándose en la orilla del río durante el atardecer como si esperase el regreso de aquel que se fue montado en la grulla o el retorno de aquel viejo amigo que se marchó. 


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This