horóscopo occidental

El zodíaco chino y el horóscopo occidental

Los horóscopos chinos y occidentales coinciden en muchos aspectos, pues se basan en la posición astronómica de las estrellas. Ambos horóscopos coinciden en el mismo número de divisiones, 12 en total, así como su aplicación en el calendario y adivinanza sobre el futuro y personalidad. Pero las veintiocho constelaciones chinas ( xìu) son totalmente diferentes de las ochenta y ocho constelaciones occidentales.

Reportaje de
Vicente Andreu
安文龙
El horóscopo occidental, así como la carta astral o natal, en astrología, son métodos de predicción que están basados en la posición de los astros en el momento del nacimiento, aunque ni las predicciones ni previsiones están demostradas científicamente. El horóscopo es una representación gráfica de las posiciones de los planetas en un momento específico; que normalmente es la fecha exacta del nacimiento de una persona, así como la hora y el lugar.

Las constelaciones son grupos de algunas estrellas fijas al que se les han dado nombre y forma para poder ubicarse en el cielo. De las 88 constelaciones del cielo, las más conocidas son las doce del Zodíaco, que cada una representa a un animal que, en el sentido contrario a las agujas del reloj, son: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis.

Para representar gráficamente un horóscopo se utilizan cálculos matemáticos y astronómicos. En el horóscopo se representan la posición de los planetas, además de las posiciones al hacer una división en 12 partes de la franja zodiacal, también llamadas “casas astrológicas”. El “Ascendente” es la primera de esas divisiones. Los planetas astrológicos se distribuyen por el círculo según su posición en el cielo en el mismo momento en el que se calcula el horóscopo. Pero puede dar lugar a muchas combinaciones que pueden derivar en diferencias al interpretar un horóscopo desde el punto de vista astrológico.

Los doce animales del horóscopo chino

La astrología china se basa en adivinar el futuro mediante el uso del calendario chino, particularmente sus 12 ciclos anuales de animales, conocidos como zodiaco chino. Este sistema combina el zodiaco, los cinco elementos del pensamiento chino, los ciclos del calendario basados en la astronomía y la religión china antigua.

Existe un sistema muy complejo para calcular el destino que se basa en la hora de cumpleaños y la fecha de nacimiento (conocido como 凜菓떱數 zǐwēidǒushù) y que todavía se utiliza para adivinar la fortuna en la astrología china. Las veintiocho constelaciones chinas ( xìu) son totalmente diferentes de las ochenta y ocho constelaciones occidentales.

La personalidad de un individuo se asocia con el animal del zodíaco, según el año lunar de nacimiento. Aquí estriban las mayores discrepancias y diferencias entre las descripciones de la astrología china y la visión occidental.

La personalidad de un individuo se asocia con el animal del zodíaco, según el año lunar de nacimiento. Aquí estriban las mayores discrepancias y diferencias entre las descripciones de la astrología china y la visión occidental. Cada año en el ciclo de 60 años contiene doce animales (rata, buey, tigre, conejo, dragón, serpiente, caballo, cabra, mono, gallo, perro y cerdo), cada uno con cinco posibles elementos (metal, agua, madera, fuego y tierra), las cuales actúan como modificadores de la personalidad animal con una posibilidad de hasta 60 combinaciones.

4717: El año del Cerdo de Tierra en China

Los horóscopos chinos y occidentales coinciden en muchos aspectos, pues se basan en la posición astronómica de las estrellas. Ambos horóscopos coinciden en el mismo número de divisiones, 12 en total, así como su aplicación en el calendario y adivinanza sobre el futuro y personalidad.

Debido a la diferencia que existe en los aspectos geográficos, de tradiciones y costumbres, junto a criterios estéticos y sus valores, existe una discrepancia en las connotaciones e implicaciones de cada signo. Por ello, las interpretaciones y sentimientos sobre los animales se diferencian entre el mundo oriental y occidental, especialmente en aspectos como el análisis y previsión del futuro y las descripciones de la personalidad.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 16. Volumen I. Enero de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies