Isla de Gulangyu

La isla de Gulangyu: arrecife con sonido a tambores

La isla de Gulangyu (鼓浪屿), frente a la ciudad de Xiamen, configura un paisaje único y fascinante. Su nombre evoca el sonido de un tambor cuando la marea alta hace resonar los recovecos del arrecife que la rodea. Gulangyu es una de las zonas con mayor concentración de arquitectura colonial clásica en China.

Reportaje de
José Vicente Castelló 
维柯
Una zona que destaca sobremanera en Xiamen es la isla de Gulangyu (鼓浪屿), a tan solo cinco minutos en barco desde la ciudad y frente a ella, configurando un paisaje único y fascinante. Su nombre evoca el sonido de un tambor cuando la marea alta hace resonar los recovecos del arrecife que la rodea.

Isla de Gulangyu

Gulangyu es una de las zonas con mayor concentración de arquitectura colonial clásica en China. A pesar del firme establecimiento de diferentes comunidades extranjeras en la isla durante la década de 1880, no fue hasta 1903 cuando fue oficialmente nombrada como asentamiento extranjero internacional.

Isla de Gulangyu

Se trata de un pequeño islote de unos dos kilómetros cuadrados de superficie y tan solo veinte mil habitantes. La mejor manera de disfrutarla es recorrerlo a pie, pues no se permiten vehículos a motor en ella. Caminar entre sus callejuelas estrechas y callejones umbríos flanqueados por elegantes villas coloniales de corte victoriano con grandes y hermosos jardines, consulados –hasta trece de, entre otros, el Reino Unido, Francia y Japón-, colegios, hospitales, oficinas de correos e iglesias supone toda una experiencia y un gozo de los sentidos.

Isla de Gulangyu

Al sureste de Gulangyu se eleva la estatua de Koxinga, que rinde homenaje al célebre rebelde de Xiamen. Koxinga –su nombre real era Zheng Chenggong (郑成功, 1624-1662)-, héroe de la dinastía Ming (明, 1368-1644), junto con su flota y sus soldados resistieron la invasión manchú. La estatua se encuentra mirando el mar en dirección a Taiwán.

Xiamen: ciudad romántica y ancestral puerta de China

Más al sur, en la costa, tenemos el jardín Shuzhuang creado en 1913 por un taiwanés que se trasladó a Gulangyu con su familia huyendo de la invasión japonesa de Taiwán. Contiene una gran variedad de flores y plantas tropicales, es un lugar muy agradable para descansar unas horas y disfrutar de las vistas al mar. Al lado de este jardín se encuentra la playa de Gangzhaihou, que siempre contiene un gran número de visitantes.

Isla de Gulangyu

Muy cerca de esta playa un poco más al norte está la roca del Rayo del Sol (Riguangyan), es el punto más alto de la isla a 93 metros de altura, desde el cual se puede disfrutar de una maravillosa vista del propio islote y de la ciudad de Xiamen, e incluso se puede llegar a observar la isla de Jinmen en un día claro. Se puede acceder paseando tranquilamente o a través de un teleférico.

Isla de Gulangyu

Gulangyu posee una larga historia y tradición musical, no en vano se la conoce como la “cuna de los músicos” y la “isla de la música”, con el piano como instrumento favorito. Así, muchos de los mejores músicos de China proceden de este sitio. Existe un museo dedicado al piano que alberga aproximadamente 200 ejemplares procedentes de diferentes países.


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies