El carácter yang (羊, cordero) en las palabras chinas

El carácter yang (羊, cordero) se ha empleado frecuentemente para formar otros caracteres y palabras con significado positivo como 美 (měi, bello), 善 (shàn, bondadoso), 祥 (xiáng, auspicioso). Y es que el cordero ha sido desde la antiguedad uno de los animales domésticos favoritos por su belleza y tranquilidad y su utilidad como alimento.

El carácter yang

Un reportaje de
Wang Danruo
王丹若
El cordero (, yáng) se considera uno de los primeros animales domésticos de la antigua China. Es el origen de diferentes productos como la carne de cordero, derivados lácteos y prendas de piel. Cada parte del cordero es un tesoro, además de ser muy manso y apacible, es uno de los animales favoritos del hombre. Por eso, en la antigüedad, los chinos siempre utilizaban el carácter yang (羊) para formar otros caracteres y palabras. Muchos caracteres chinos con significado positivo se construyen con el radical (yáng), por ejemplo: (měi, bello), (shàn, bondadoso), (xiáng, auspicioso), etc. Esto refleja la visión que tenían los antepasados chinos del cordero y nos aporta información sobre la cultura china.

El carácter yang en la escritura jiagu (inscripciones sobre huesos o caparazón de tortuga), considerada la escritura china más antigua, se escribía como un sencillo dibujo de dicho animal. Las tres líneas horizontales son el cráneo, los ojos y la boca mientras que la línea vertical representa la nariz y los dos trazos que están encima son los cuernos. El carácter fue evolucionando hasta el que conocemos hoy en día.

El carácter yang

Otro ejemplo es el carácter (měi, bello). El cordero adulto es más sabroso y de él se pueden extraer más productos. De este modo, los chinos antiguos combinaban los caracteres (yáng) y (, grande) para formar el carácter . En la antigüedad se pensaba que el cordero era el mejor tipo de carne. Originalmente la palabra mei también significaba sabroso, pero paulatinamente se fue utilizando para referirse a la belleza de los colores, los sonidos, las figuras, etc.

El carácter (gāo, cordero), es como un croquis de la escena de asar el cordero, pues combina el carácter yang () y el radical de fuego. Es decir, el cordero está sobre el radical del fuego. Más tarde, los chinos antiguos descubrieron que los corderos que se cocinaban de esta manera quedaban muy tiernos y deliciosos, y comenzaron a utilizar el carácter gāo para referirse a corderos pequeños. Posteriormente se utilizó para referirse a diversos animales recién nacidos.

En la antigüedad, los carneros se servían como ofrenda cuando los chinos antiguos ofrecían sacrificios a los dioses o a sus antepasados. Las mejores comidas de casa se ponían en el altar para que sus divinidades y ancestros las disfrutaran. Los animales que criaban en casa siempre eran las primeras opciones. El carácter (xiáng) viene de ahí aunque, en adelante, adquirió el significado de auspicioso. China es un país con gran tradición de celebrar rituales, donde ofrecer carneros a los antepasados era una ceremonia muy importante en los tiempos pasados, de ahí que el carácter (, rito) también lleve el radical de yang en su forma tradicional .

Los animales comestibles más ricos en la China antigua eran el cordero y el pescado. Como en el este y en el sur de China había pocos corderos pero peces en abundancia, al primero se le consideraba un delicioso manjar; mientras que en el oeste y en el norte de China, había muchos corderos y pocos peces, por lo que el pescado era considerado un manjar. Según esta condición, se combinaron los dos caracteres (, pez) y (yáng, cordero) para que formaran un nuevo carácter (xiān). Este nuevo carácter refleja perfectamente la importancia que tenía en la antigüedad la comida. El significado original de xiān era “extraño” pero más tarde adquirió el significado de “sabroso”. 

El carácter (shàn, bondadoso) en la escritura jiagu consistía en dos ojos bajo una cabeza de cordero. Como los carneros tienen ojos mansos y apacibles, el cordero se convierte en símbolo de “bondad”. Por supuesto, estas explicaciones son solo una de las múltiples posibles interpretaciones del carácter.

El carácter yang

En la escritura jiagu, el carácter yang (羊) tiene unas 40 formas diferentes y la característica común más destacada de dichas formas son los dos cuernos sobre la cabeza. En el Gran diccionario de los caracteres chinos hay más de 200 que tienen el carácter yang como su radical.

“Colgar la cabeza de carnero para vender carne de perro” es un refrán que hace referencia a que antiguamente algunas tiendas vendían carne de perro como carne de cordero. Ello denota hacer cosas malas con una buena excusa. Este dicho apareció por primera vez en la dinastía Song (, 960-1279), lo que indica que en aquella época el cordero era caro y su consumo muy codiciado.

En chino la palabra 替罪羊 (tìzuìyáng, chivo expiatorio) es un extranjerismo. En idiomas como el inglés, alemán, francés y español se utiliza para referirse a una persona inocente a quien se le echan todas las culpas para eximir al verdadero culpable. En la China antigua había un cuento que se llamaba “el carnero que sufría pena por el buey”. En el período de las Primaveras y Otoños (春秋, 770-476 a.C.), Mencio (孟子) dijo: “un día, el rey Xuan de Qi (齐宣王) vio que un hombre pasaba por allí con un buey, y se enteró de que iba a matarlo como sacrificio. El rey no quiso ver sufrir al buey y entonces mandó sustituirlo por un cordero.” Si en Occidente la oveja se convirtió en chivo expiatorio, en Oriente tampoco tuvo una vida mejor.

Más sobre el cordero en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag:

Todos los recursos para aprender chino publicados en ConfucioMag:


ic_ESP_28-1

Publicado originalmente en la Revista Instituto Confucio.
Número 28Volumen I
. Enero de 2015.

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This