Qufu y “los tres Kong” de Confucio

Qufu, la tierra natal de Confucio, acoge su templo, su residencia y su bosque, lugares sagrados del confucianismo.  Denominados como “los tres Kong” por el apellido del filósofo, forman parte del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tres Kong de Confucio
Residencia de la familia Kong.

Reportaje de
Wang Wen
王文
Qufu (曲阜, Qūfù), en la provincia de Shandong, es la tierra natal de Confucio (孔子, Kǒngzǐ). Fue aquí donde el gran maestro impartió conferencias y estableció el confucianismo, que marcaría una profunda huella en China durante más de dos mil años. El templo de Confucio (孔庙, Kǒng miào), la residencia de la familia Kong (孔府, Kǒng fǔ) y el bosque de Confucio (孔林, Kǒng lín), son conocidos como “los tres Kong” (三孔, Sān kǒng) ya que Kong () es el apellido de Confucio. En Qufu “Kong” es uno de los apellidos más comunes. Las personas con este apellido ocupan la quinta parte de la población total de la ciudad. A partir de que el emperador Gaozu (高祖), o Liu Bang (刘邦) su nombre original de la dinastía Han (, 206 a.C. – 220 d.C.), fuera a Qufu en persona a rendir culto a Confucio en el año 195 a.C., los “tres Kong” se convirtieron en lugares sagrados del confucianismo. Qufu también es conocida como la “Jerusalén del Este”. En 1994, los “tres Kong” fueron incluidos en la lista del Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.

Tres Kong de Confucio
Templo de Confucio.

El templo de Confucio

El templo de Confucio (孔庙, Kǒng miào) está situado en el condado de Qufu, mide unos 1.100 metros de longitud y unos 160 metros de ancho, y se construyó según las exigencias imperiales. El templo de Confucio, junto con la Ciudad Prohibida en Beijing (北京故宫, Běijīng gùgōng) y la Residencia de montaña y templos vecinos en Chengde (承德避暑山庄, Héběi Chéngdé bìshǔ shānzhuāng) en la provincia de Hebei, forman los tres complejos arquitectónicos de la antigua China. A este templo, se le considera “el primer templo del mundo”. El complejo arquitectónico presenta una estructura simétrica que parte de un eje central. En total hay nueve filas de patios, más de 400 salas, unos 50 portales y más de 10 pabellones. Dentro de éstos, el más antiguo es un pabellón de la dinastía Jin (, 1115-1234) que data de 1195. También se conservan edificios de distintas épocas, como los de las dinastías Yuan ( 1271-1368), Ming ( 1368 -1644) y Qing (, 1644-1911), entre otras.

Tres Kong de Confucio
Templo de Confucio.

Un año después de la muerte de Confucio (478 a.C.), el duque Ai del estado de Lu (鲁哀公) convirtió las tres antiguas residencias de Confucio en un templo para rendirle culto. Allí se conservaban objetos como ropa, sombreros, instrumentos, carros y libros del gran maestro. Este podría considerarse el primer museo de China dedicado a un personaje histórico. Más tarde pasó a ser conocido como el templo de Confucio. Cuando en 195 a.C. el emperador Gaozu de la dinastía Han fue a rendir culto a Confucio, le otorgó al nieto de la novena generación de Confucio un cargo supervisando los homenajes oficiales al maestro. Gaozu fue el primer emperador en rendirle culto. A partir de ese momento, los posteriores emperadores continuaron esta práctica ampliando constantemente el templo. Hasta la dinastía Song (, 960-1279), el templo llegó a tener más de 300 salas.

El principal lugar del templo son los edificios situados en el eje central: el pabellón Kuiwen (奎文阁, Kuíwén gé), la sala Dacheng (大成殿, Dàchéng diàn) y el altar Xing (杏坛, Xìng tán). El pabellón Kuiwen, construido durante la dinastía Ming, es un edificio de dos plantas que alberga una biblioteca. La parte inferior fue construida con pilares de piedra.

La sala Dacheng (de la Gran Perfección o de los Grandes Logros) es la sala principal y el núcleo del templo de Confucio, así como el edificio más alto del complejo. En la dinastía Tang (, 618-907), se conocía como el palacio Wenxuanwang (文宣王) y contaba con cinco salas. En el año 1021, fue ampliado a siete salas. El emperador Huizong (徽宗) de la dinastía Song le dio el nombre actual, según lo que dijo Mencio: “para elogiar a Confucio cuyas virtudes habían superado a las de todos los santos”. La actual sala Dacheng fue restaurada entre 1722 y 1735. El emperador Yongzheng (雍正) de la dinastía Qing escribió el nombre y mandó colgarlo sobre la puerta. En total hay 28 pilares de piedra. En 10 de ellos se esculpieron dos dragones que parecen vivos y muy refinados. En el centro de la sala Dacheng se encuentra la estatua de Confucio y, a ambos lados, hay estatuas de otros célebres del confucianismo, tales como Yan Hui (颜回), Zeng Can (曾参) y Mencio (孟子). A lo largo de la historia los principales rituales para venerar a Confucio se han celebrado aquí.

Tres Kong de Confucio
Templo de Confucio.

El altar Xing (o del Albaricoque), que está situado en el centro del patio delante de la sala Dacheng, fue construido durante la dinastía Ming. Dicen que es el lugar donde Confucio dio clase a sus pupilos. Durante la dinastía Song se construyó el altar con tierra y alrededor de él se plantaron albaricoques, de ahí que se llame Xingtan ( xìng, albaricoque y tán, altar). Detrás de la sala Dacheng está la estancia de la esposa de Confucio. Más atrás, se encuentra la sala Shengji (圣迹殿), construida en 1592, donde se han guardado muchos objetos de la dinastía Ming. En esta sala se conservan 120 cuadros esculpidos en piedra que tratan sobre la vida de Confucio, de ahí viene el nombre de la sala (Shèng jī, reliquias sagradas). Está considerado en China el primer cómic completo de un personaje, por eso cuenta con un gran valor histórico y artístico. Justo enfrente se encuentra la inscripción “el profesor y modelo de todas las generaciones” (万世师表, Wànshì shībiǎo), escrita por el emperador Kangxi (康熙) de la dinastía Qing. Debajo de los caracteres había un retrato de Confucio “孔子为鲁司寇像” (Kongzi wei lusi kouxiang) pintado por el gran artista Wu Daozi (吴道子) de la dinastía Tang. A la izquierda está el retrato “先圣画像” (Xiansheng huaxiang), obra de Gu Kaizhi (顾恺之), pintor de la dinastía Jin. También ha sido conocido como “El pequeño retrato del maestro” (夫子小影, Fūzǐ xiǎoyǐng). Dicen que este “pequeño retrato” es el que más se asemeja al aspecto real de Confucio.

Tres Kong de Confucio
Residencia de la familia Kong.

La residencia de la familia Kong

La residencia de la familia Kong (孔府, Kǒng fǔ) está situada al este del templo de Confucio. Ahí habitaron sus descendientes directos y su nieto mayor. Este complejo arquitectónico contaba con espacios oficiales que estaban separados de la parte residencial y su magnitud era solo inferior a la del Palacio Imperial. Posee más de 500 salas y es conocida también como “la familia más grande del mundo”. La residencia, construida entre los siglos XII y XIII, fue conocida como la residencia de “Yansheng gong” (衍圣公, título otorgado a los descendientes de Confucio), o simplemente la “residencia Kong” (孔府, Kǒng fǔ). En 1377 fue reconstruida en la actual ubicación.

Tres Kong de Confucio
Bosque de Confucio.

El bosque de Confucio

El bosque de Confucio (孔林, Kǒng lín), al norte de Qufu, es el lugar donde yacen el maestro y sus descendientes. Es el cementerio familiar más longevo y grande del mundo. Confucio murió en 479 a.C. y fue enterrado aquí y se calcula que unos 100.000 descendientes suyos también. Desde el primer árbol que plantó Zi Gong (子贡), discípulo de Confucio, actualmente el bosque cuenta con más de 10.000 árboles milenarios. El bosque no sólo es una crónica de la familia Kong sino también un museo al aire libre.

Tres Kong de Confucio
Bosque de Confucio.

En China, en casi todas las ciudades y pueblos podemos encontrar un templo de Confucio, conocido también como Wenmiao (文庙, Wénmiào templo de la Cultura). El emperador Xuanzong (玄宗) de la dinastía Tang le otorgó el título “Rey de la Cultura” (文宣王, Wénxuān wáng) a Confucio. De este modo, los templos que se le dedicaron se conocen como “Templo de la Cultura”. A lo largo de la historia china se han construido más de 2.000 templos de Confucio en todo el país. Se pueden dividir en tres tipos según sus funciones: primero, templos familiares: lugares donde los descendientes de Confucio le rendían culto; segundo, templos estatales: lugares donde la corte celebraba los rituales; y, en tercer lugar, templos académicos: lugares donde se daban clases y se rendía culto a Confucio. El Templo de Confucio de Beijing es estatal, el de Qufu, familiar y estatal; y el de Quzhou (衢州), provincia de Zhejiang, es familiar y fue trasladado al sur durante la dinastía Song del Sur, mientras el resto son de tipo académico. Posteriormente, para diferenciar entre los templos de otros lugares y el de Qufu, éste mantiene el nombre de Templo de Confucio mientras los otros son conocidos como Wenmiao. En Corea del Norte, Corea del Sur, Vietnam, Japón, Malasia, Singapur, Indonesia y en algunos países de Europa y América, también se han construido templos para conmemorar al gran maestro Confucio.

Más sobre Confucio:

Más sobre Shandong

 


ic_ESP_27

Publicado originalmente en la Revista Instituto Confucio.
Número 27
Volumen VI. Noviembre de 2014.

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This