Candelas flotantes en el Zhongyan

Durante la Fiesta de Zhongyuan en China se acostumbra a depositar sobre el río candelas flotantes de papel que expresan aflicción por los difuntos y que, lentamente, se van alejando por el agua. A esta costumbre se la denomina justamente así, “depositar candelas o velas de loto en el río”. Esta actividad se originó en la India y, desde allí, se difundió al pueblo han y a otras etnias. Hoy en día, esta costumbre está presente en numerosos países del este y sur de Asia.

Reportaje de
Chen Xinhao
陈心浩
En China, el decimoquinto día del séptimo mes del calendario lunar se celebra la Fiesta de Zhongyuan o de las Almas. El nombre de la festividad hace alusión a una antigua leyenda según la cual, ese día, se abren las puertas del infierno para que todos los espíritus regresen al mundo de los vivos y se reúnan con sus familiares.

La festividad se celebra de manera diferente según la geografía y las etnias de cada zona de China. Entre ellas, la Fiesta de las Canciones y las Candelas flotantes del distrito de Ziyuan, en la provincia meridional de Guangxi, destaca por su peculiaridad. Conjuga la costumbre de poner velas sobre el agua con las canciones de la etnia zhuang. El festival de Ziyuan posee cada vez una mayor atracción y se incluyó en 2014 en la cuarta lista nacional del patrimonio cultural intangible de China.

‘Zhongyuan’: El tradicional festival de los Fantasmas

El distrito de Ziyuan se encuentra localizado en el área montañosa del nordeste del término municipal de Guilin, limítrofe con la provincia de Hunan. La Fiesta de las Canciones y las Candelas flotantes del distrito de Ziyuan se lleva a cabo con dos o tres días de antelación respecto a la mayoría de lugares de China, normalmente entre el decimosegundo y el decimocuarto día del séptimo mes del calendario lunar.

En tiempos remotos, los antepasados de los actuales pobladores de la etnia miao abandonaron sus primitivos asentamientos huyendo de los conflictos bélicos y se establecieron en el área del río Wupai perteneciente al actual distrito de Ziyuan. Su fecha de llegada a estas tierras coincide aproximadamente con la Fiesta de las Almas, con lo que en este mismo periodo suelen celebrar su propio festival de canciones folklóricas de las montañas, que se prolonga durante tres días y tres noches; es, por tanto, su manera de mostrar a los antepasados su bravura y rendirles tributo perenne, conmemorando los hechos del pasado, pero también con la vista puesta en un futuro ideal. Tal es el origen y la finalidad de este festival del pueblo miao de Ziyuan.     

En 1995 el gobierno local del distrito citado decidió fusionar ambos festivales, el tradicional de las velas flotantes y el de las canciones folklóricas, en una única celebración. Así pues, y a mediados del séptimo mes del calendario lunar de ese mismo año, tuvo lugar la primera edición conjunta, que obtuvo una gran aceptación. 

Candelas flotantes en el Zhongyan

Durante los días del festival una decena de agrupaciones de distintos distritos y localidades se congregan allí para participar en la competición de canto. La actividad no tiene lugar en la calle o sobre un escenario; quienes participan tienen que cantar con todas sus fuerzas en la montaña, según las fórmulas tradicionales propias de esta manifestación cultural. El sonido de sus voces se alza por el aire con una fuerza sobrecogedora y, hasta los paseantes más lejanos, se detienen para escuchar atentamente. Llegada la noche se alcanza el clímax de la festividad, con una representación teatral minuciosamente organizada a través de cuyas actuaciones el público puede familiarizarse con las canciones folklóricas, las ofrendas, las leyendas y fábulas, las tradiciones populares y demás aspectos de la cultura y la historia ancestrales. Después se disparan los fuegos artificiales sobre el río, que inflaman el cielo con sus brillantes colores e iluminan los rostros de cada uno de los presentes. Por fin, llega el momento final en el que se depositan las velas en el río. Todos se acercan al puente con sus diferentes tipos de velas y, después de encenderlas, las confían a las aguas.

Miles y miles de candelas fluyen siguiendo el curso del río hacia lugares distantes. Su luz ilumina la superficie de la corriente a lo largo de centenares de metros, y sus aguas cristalinas se llenan de destellos luminosos. Las candelas se hacen cada vez más pequeñas conforme se alejan, en comunión con las luces de neón de las urbes y las estrellas de la noche, el firmamento, el cielo y la tierra se funden en un solo cuerpo, brillante como la Vía Láctea. Las verdes y arboladas montañas, el río que fluye incesante, los cantos que resuenan en el aire y las linternas iluminadas sobre las aguas, dan un brillo sin igual al paisaje estival de Ziyuan.

Detalle de la base que lleva la vela.
Detalle de la base que lleva la vela.

Oraciones para ser protegidos

Históricamente, las tradiciones de las velas flotantes y los recitales musicales ya se celebraban desde la antigüedad. Para comunicarse con el exterior, los habitantes del área han dependido siempre de las vías fluviales, frecuentadas en ambos sentidos por barcazas comerciales llenas de mercancías. No obstante, y al tratarse de un terreno montañoso y abrupto, las aguas fluyen de manera agitada por cauces estrechos y sinuosos que, a menudo, esconden arrecifes en sus lechos que han causado reiterados accidentes que han costado la vida a numerosas personas. Para conmemorar a los difuntos y ofrecer sacrificios a los espíritus de los fallecidos en el río, sus familiares celebraban cada año en estas fechas ritos espontáneos con el fin de aplacar sus almas. Una vez finalizados, depositaban en el río velas sobre una base de papel como muestra de dolor por sus difuntos y, como modo de expulsar los malos espíritus, evitar las calamidades e implorar por la protección y la paz de los vivos. La ceremonia se fue expandiendo gradualmente hasta convertirse en el tradicional festival celebrado en la actualidad, en el que se depositan al mismo tiempo en el río numerosas luminarias sobre papel. La tipología también ha evolucionado y, además de las clásicas alusivas a las divinidades o con forma de flor de loto o pastel de arroz glutinoso, han ido apareciendo otras referentes a leyendas tradicionales o con formas vegetales o animales, en un constante esfuerzo de innovación tanto de las técnicas de elaboración como de los temas.

Durante la festividad del Zhongyan, miles de candelas flotantes llenan el cauce fluvial.
Durante la festividad del Zhongyan, miles de candelas flotantes llenan el cauce fluvial.

Depositar velas sobre papel en el río no es una costumbre que se restrinja solo a la Fiesta de Zhongyuan o para mostrar condolencias por un difunto. En algunos lugares, en las celebraciones de Shangsi y del Doble Siete o Día de los Enamorados, también está presente dicha costumbre. Se realiza como sacrificio al dios del río, como ruego para que se alejen las enfermedades y calamidades o incluso para ayudar a encontrar pareja.

En ocasiones estallaban grandes y peligrosas tormentas, que originaron la tradición de fabricar velas flotantes multicolores que eran empujadas hacia el dios del mar como un ruego de bendición y protección. Su forma se asemeja a la de un pequeño barco, hechas de madera y bambú en su estructura, y con papel de colores para hacer la vela.

En las regiones costeras de Fujian y Guangdong, desde antiguo la gente se ha sustentado con la pesca. En ocasiones estallaban grandes y peligrosas tormentas, que originaron la tradición de fabricar velas flotantes multicolores que eran empujadas hacia el dios del mar como un ruego de bendición y protección. Su forma se asemeja a la de un pequeño barco, hechas de madera y bambú en su estructura, y con papel de colores para hacer la vela. Las personas creían que posándolas en las aguas seguirían el empuje de la corriente hasta llegar allá donde se encontrase el dios de los mares.

La tradición de las candelas flotantes en la Fiesta de Zhongyuan o de las Almas.

Lamentos por los naufragios

La costumbre de las velas flotantes del distrito de Hequ, en la provincia de Shanxi, mantiene una estrecha relación con los acontecimientos históricos de la famosa “migración en Xikou”. Para que los hombres pudieran traer sustento a casa se veían obligados a irse lejos de sus hogares pero, en la travesía, un sinnúmero de ellos morían al intentar cruzar el río Amarillo. Por ello, se acostumbraba a emplear candelas flotantes bien ensambladas para consagrarlas al trono divino de Dayu. Los monjes recitaban pasajes hasta la caída de la noche rogando por dejar libres sus aguas de vendavales y tormentas en los años venideros. En ese momento, y acompañadas por la música, las luminarias se posaban sobre el curso del río Amarillo.

La luz de las velas ilumina la superficie de la corriente a lo largo de centenares de metros, y sus aguas cristalinas se llenan de destellos luminosos.

Similar a esta es la costumbre folklórica de las candelarias flotantes del río Songhua. Su cauce supone un importante canal de transporte para la leña y en él se desempeña un oficio muy especial: el de ganchero. Consiste en transportar troncos de leña por el río: primero se ataba fuertemente la madera entre sí y, a continuación, conforme a los tiempos de crecida del río, estos se conducían flotando sobre su curso. Finalmente, llevados por la fuerza de la corriente, llegaban a otro lugar. El oficio de conducir troncos era sumamente peligroso, ya que mucha gente perdía la vida en las aguas del Songhua. Por ello, sus familiares solían depositar las luces flotantes en las orillas, escribiendo en ellos el nombre y los apellidos de los seres queridos que ya no estaban para expiar sus almas y mostrar así la pena por su ausencia.

También están los casos de Wuzhen de Jiaxing, los Tres Ríos de Guzhen en Hefei, entre muchos otros lugares. Allí, el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar, es decir, coincidiendo con la fiesta del Doble Siete, para atraer la presencia de turistas y dar una muestra de cultura tradicional, se llevan a cabo ceremonias con candelas flotantes. A pesar de su reducido tamaño, las luces poseen un gran sentimiento de amistad que, llevadas por el susurro de las aguas, llegan a los más distantes lugares.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 55. Volumen IV. Julio de 2019.
Leer este reportaje en la edición impresa

Fideos de arroz atravesando el puente.

Los fideos de arroz atravesando el puente (guòqiáo mǐxiàn o 过桥米线), es el plato más famoso de la provincia de Yunnan. Está compuesto de tres ingredientes principales más el caldo: lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras.  Hoy en día existen más de cien versiones de este guiso, cuyo nombre está inspirado en un cuento de la dinastía Qing (1644-1911).

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
Los fideos de arroz atravesando el puente (guòqiáo mǐxiàn o 过桥米线), aparte de ser un plato autóctono y famoso de la provincia de Yunnan, ha llegado a conquistar todo el país por su autenticidad gastronómica. Los mǐxiàn, conocidos también como fideos de arroz, son básicamente una comida confeccionada con arroz de primera calidad que sufre varios procesos de elaboración: fermentación, moledura, filtración, cocción al vapor y estrujadura. Los fideos de arroz, que contienen un alto porcentaje de vitaminas y minerales, se caracterizan por su fácil cocción, por ser poco pastosos, por su ternura y elasticidad, con lo que son más fáciles de digerir y no enturbian el agua al cocinarlos.

Este plato supone la comida preferida de los habitantes de Yunnan. De hecho, para el Año Nuevo Chino es imprescindible comer fideos de arroz, pues simbolizan la felicidad perpetua en la familia. Cada 3 de marzo, además de hacer excursiones a la montaña Xi, situada al oeste de la ciudad de Kunming, muchos ciudadanos también comen fideos fríos con salsa, prueba de ello es un proverbio popular que dice así: “El 3 de marzo se sube a la montaña Xi y se comen fideos”.

Fideos de arroz atravesando el puente.

Generalmente, un plato completo de fideos de arroz atravesando el río está compuesto de tres ingredientes principales más el caldo: lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras. Ante todo la sopa, siendo el elemento esencial de este plato, tiene que elaborarse con gallina vieja, pato y carne de codillo. La gallina aporta el toque dulce, el pato incorpora aromas especiales y el codillo de cerdo concentra el caldo. De esta manera, una buena sopa asegura el triunfo de este plato de fideos de arroz. Asimismo, hay que seguir estrictamente las proporciones de los ingredientes y el agua sin olvidar que una vez comenzada la cocción no se puede añadir más agua.

El caldo se sirve con una capa de aceite caliente que hace las veces de aislamiento térmico, lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras.

Primero, se hierve todo a fuego fuerte para eliminar las impurezas y después se deja a fuego lento durante más de seis horas. Una vez el caldo está hecho, se le añade sal, glutamato monosódico para potenciar el sabor y pimienta. A la hora de servirlo, por encima del caldo se pone una capa de aceite caliente que hace las veces de aislamiento térmico. En cuanto a las finas lonchas de carne, conforme a los precios de mercado se pueden agrupar en tres categorías: la superior, intermedia y baja. La calidad media comprende carne de cerdo, lomo, riñón fileteado o jamón curado, mientras que la categoría superior incluye ingredientes de mayor precio como el cohombro de mar, pescados de diversa índole, calamares, pechuga de pollo, etc. Las verduras frescas también forman parte importante en este plato, destacando los guisantes, los puerros tiernos, las hojas de espinaca, la cebolleta picada, el cilantro molido y productos derivados de la soja. Por último, los mejores fideos son los elásticos, finos y de color blanco.

Fideos de arroz atravesando el puente.

Para empezar se sirve un tazón muy grande en el que al caldo caliente se le echan huevos de codorniz y carne en láminas. Se mueve suavemente con los palillos para que no se pegue la carne cruda, la cual es calentada por el caldo hirviendo, conservando así toda su ternura. El siguiente paso consiste en añadir verduras frescas, fideos de arroz, aceite picante y aceite de sésamo. La combinación de fideos blancos de arroz, hígado y riñones fileteados de color rojo, espinacas y guisantes verdes junto con los puerros tiernos amarillos conforma una original presentación multicolor que lo hace especialmente irresistible. Además, este plato destaca por la ternura de su carne, la frescura de las verduras, la sensación grata de los fideos de arroz al paladar y la sopa espesa y sabrosa.

Evidentemente, la forma de mezclar los fideos de arroz con la sopa también coincide con su nombre en chino de guòqiáo (literalmente “cruzar el puente”), pues los fideos se introducen en el cuenco una vez se ha echado el caldo del tazón grande de sopa. Es decir, los fideos constituyen un puente entre los dos tazones y hay un dicho que considera esta acción como un dragón blanco cruzando el río. Hay que tener mucho cuidado con el caldo a la hora de verterlo en el cuenco, ya que por lo general está a más de 80 grados centígrados a la hora de comerlo, pues corremos el riesgo de quemarnos la lengua y los labios.

Fideos de arroz atravesando el puente.
El origen del plato más típico de Yunnan está inspirado en un cuento de la dinastía Qing (1644-1911) que dice que una mujer descubrió la forma de servirle a su marido los fideos como recién hechos a pesar de tener que llevárselos a su lugar de trabajo que estaba en una isla lejos de la casa.

En realidad este plato tiene más de cien años de historia y su origen se basa en un cuento chino muy bonito que dice que durante la dinastía Qing (1644-1911) había una isla situada en medio de un lago cerca del poblado Mengzi, en el sur de Yunnan, a la que acudía a estudiar con frecuencia un joven opositor a los exámenes imperiales. Su esposa, una mujer virtuosa y trabajadora, le llevaba siempre los fideos de arroz para que almorzara. Sin embargo, la comida se enfriaba durante el camino hasta la isla. Más tarde, por casualidad, la esposa descubrió que la capa de aceite que cubría el caldo de pollo mantenía el calor y si echaba los fideos y demás ingredientes justo antes de comerlos, el plato conservaba todas sus características como si estuviera recién cocinado. Así que la amable esposa preparaba en casa el caldo de pollo y huesos de cerdo y lo cubría con una capa gruesa de aceite, cortando al mismo tiempo los ingredientes en lonchas muy finas que se mezclaban con el caldo y los fideos justo antes de dárselo a su esposo. Al final este plato se difundió ampliamente gracias a una combinación de sabores y sensaciones. Teniendo en cuenta que había que cruzar un puente para llevarle la comida al marido en la isla, esta pasta adquirió el nombre de “fideos de arroz atravesando el río”, conmemorando así la memoria de esta virtuosa e inteligente mujer.

La evolución gastronómica llevada a cabo por los cocineros de Yunnan y las innovaciones aplicadas en este plato han hecho que hoy en día existan más de cien versiones de este guiso, donde destacan los fideos con pollo, con ternera, con pescado, con costillas, crisantemos, marisco y un largo etcétera.

Son la combinación perfecta de cereales, carne y verdura, además cada comensal se lo puede elaborar según su propio gusto, por lo que actualmente gozan de gran aceptación no solo dentro de China sino también en el extranjero.

Yunnan: Crisol de minorías étnicas chinas


Revista Instituto Confucio 15

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 15. Volumen VI. Noviembre de 2012.
Leer este reportaje en la edición impresa

Zeng Guofan. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Zeng Guofan (1811-1872) fue uno de los políticos y estrategas más reputados de la historia reciente de China. A lo largo de toda su vida, Zeng Guofan se consideró defensor de la doctrina confuciana y mantuvo su anhelo de mejorar constantemente a través del estudio. Fue el funcionario de etnia han que llegó al más alto rango de toda la dinastía Qing (1644-1912).

Reportaje de
Gao Hongbo
高洪波
Zeng Guofan, también llamado Bohan y con el título póstumo tras su fallecimiento de Wenzheng, fue conocido a lo largo de la historia como Zeng Wenzheng. Desde su infancia se esforzó por mejorar y estudiar con ahínco. En su más temprana juventud era capaz de leer, memorizar y dar uso al contenido de gran cantidad de libros. Pasó los exámenes imperiales y logró un puesto en el funcionariado y, a partir de entonces, la corte fue atribuyéndole títulos con mayor relevancia. Así, llegó a ocupar los puestos de virrey de Liangjiang, de Zhili e, incluso, fue en su momento Gran Secretario del Palacio Wuying. Fue el funcionario de etnia han que llegó al más alto rango de toda la dinastía Qing.

A lo largo de toda su vida, Zeng Guofan se consideró defensor de la doctrina confuciana y mantuvo su anhelo de mejorar constantemente a través del estudio. Independientemente de lo ajetreado de su tarea política, reservaba tiempo cada día para leer, estudiar y escribir un diario con el que reflexionaba sobre todo aquello que hacía y decía. La introspección era precisamente el método preferido para impulsar su desarrollo personal, pues le servía como punto de partida para su aprendizaje y su maduración. Abordó la vida desde el esfuerzo y la sencillez, si bien se exigía, con una enorme rigurosidad, la necesidad de mantenerse alejado de cualquier tipo de excentricidad y jamás sintió orgullo por su puesto en el funcionariado, como tampoco se juzgó superior ante ninguna persona. Durante el periodo de tiempo en el que trabajó en la administración, se obstinó en hacer de la lealtad a la corte y la conducta personal las principales cuestiones a tener en cuenta a la hora de evaluar el trabajo de quienes se dedicaban a la burocracia. Al mismo tiempo, hizo patente la necesidad de valorar el esfuerzo y el sufrimiento del pueblo y se esforzó cuanto pudo en mejorar el nivel de vida de la clase trabajadora en general.

Zeng Guofan fue el principal impulsor en China de las ciencias naturales y las humanidades más avanzadas de Occidente.

Con respecto a las relaciones sociales, poseía sus propios principios, consistentes en “no aprovecharse bajo ninguna circunstancia de nadie, ni tampoco aceptar nada a cambio”.  Ya fuera como ministro, funcionario, maestro o amigo, basaba su conducta en los preceptos de la tolerancia, la honestidad, la propia exigencia y la importancia de predicar con el ejemplo para ser un modelo para los demás. Su integridad moral y el prominente nivel al que había logrado elevar su desarrollo personal le ayudaron de forma muy notable en su carrera. De hecho, fueron dichos atributos los que le brindaron finalmente el reconocimiento universal y el formidable prestigio que tanto merecía.

Zeng Guofan. Ilustración de Xavier Sepúlveda.
Zeng Guofan. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Disciplina familiar

El desarrollo de su propia moral ejerció también una influencia primordial en todos los miembros de la familia Zeng. Dirigió siempre su conducta según las dos principales máximas de su disciplina familiar: cuidar a sus allegados mediante la paz y mantener la gloria del clan a través del esfuerzo. Como cabeza de familia estimaba que, en tiempos turbulentos, era primordial que en su casa se viviera en un contexto lo más pobre, sencillo y discreto posible. Su premisa era la de enseñar y educar con el ejemplo y mantener siempre una actitud entre la compasión y la severidad. Exigía a los miembros de su familia que llevaran vidas sencillas e independientes, que eludieran la ostentación y rechazaran la posibilidad de dejarse llevar por la comodidad y la holgazanería. Su conducta debía guiarse por la cautela e, incluso, tenían que rehusar salir por la noche. Si bien su intensa agenda política lo tenía ocupado durante prácticamente la totalidad de su tiempo, daba gran importancia a dialogar y comunicarse con sus hijos. Para él, las aficiones y formas de pensar de los más pequeños eran muy dignas de respeto y atención. Uno de sus hijos apreciaba las ciencias naturales y otro prefería ocupar su tiempo en el estudio de las humanidades occidentales. A pesar de ser campos que desconocía, hizo todo lo que estuvo en su mano por apoyar a los jóvenes en su aprendizaje. Estaba convencido de que, en el proceso educativo, lo fundamental era que fueran los propios niños quienes se percataran, por sus medios, de la importancia y el valor de la vida.

Como cabeza de familia estimaba que, en tiempos turbulentos, era primordial que en su casa se viviera en un contexto lo más pobre, sencillo y discreto posible. Su premisa era la de enseñar y educar con el ejemplo y mantener siempre una actitud entre la compasión y la severidad.

Su forma de ver la educación ejerció una importante influencia en los demás ancianos del apellido Zeng que, por ello, siempre sirvieron como perfectos modelos de conducta y asumieron la responsabilidad de educar por sí mismos a sus descendientes. Gracias a ello, aprendían desde muy temprano el valor del respeto, la ayuda, la cortesía y la armonía. El buen ambiente en el que se educaron propició que todos ellos recibieran una formación extraordinaria y que, más tarde, contribuyeran enormemente al avance de la sociedad desde sus labores como científicos, educadores y políticos.

Fue precisamente por su anhelo de desarrollo personal y su proceder con respecto a su responsabilidad familiar que Zeng Guofan pudo avanzar sin ningún tipo de problemas a lo largo de su carrera. Su ascenso coincidió con el último tramo de la dinastía Qing, un momento en el que numerosos y urgentes asuntos de estado quedaban por resolver, y el caos y la confusión se apoderaron del gobierno de la corte. A pesar de pertenecer a la etnia han y no contar con la influencia de las ocho banderas manchúes, las divisiones administrativas en las que estaban situadas todas las familias y servían también para definir su lugar en la organización militar de dicha etnia, Zeng Guofan se valió de un concepto absolutamente pragmático de la política para desarrollar un excelso talento en campos como la administración, las relaciones internacionales, la educación, la economía y la defensa militar y preconizar iniciativas que, en la práctica, resultaron tan positivas como eficaces. 

Manchúes: Los fundadores de la última dinastía imperial de China

Gobierno honesto

Durante su carrera política fue muy consciente de que la corrupción era un fenómeno muy presente entre los miembros de la corte y, por ello, advirtió de la imperiosa necesidad de reestructurar el estilo de trabajo de los funcionarios. Consideraba que la moral y la ética de estos eran los principales detonantes tanto del declive como de la gloria de un estado. Como método para acabar con la corrupción, abogó por infligir castigos ejemplares y por ser absolutamente intolerante ante cualquier tipo de comportamiento fraudulento. De la misma forma, también liquidó las normas previas de selección de nuevos funcionarios e instauró un sistema basado en la premisa de defender con vigor un estilo de gobierno honesto y que permitiera situar para los puestos de la administración a personas con grandes capacidades y una contrastada integridad moral. El reputado estadista Li Hongzhang fue, de hecho, uno de sus discípulos y recibió una muy notoria influencia suya en este sentido.

En el plano económico, Zeng Guofan incidió de forma muy significativa en la necesidad de potenciar la agricultura y siguió muy de cerca el nivel de vida del pueblo. Asimismo, puso en marcha diversas medidas para controlar los precios de la plata y los negocios relacionados con la sal, lo que tuvo una enorme utilidad práctica para la economía del país. Fue él quien, tras advertir que China debía contar con su propia industria con capacidad suficiente para fabricar barcos, puentes, armas de artillería y otros elementos modernos, impulsó el conocido como “movimiento de autofortalecimiento,” un periodo de reformas institucionales durante la última etapa de la dinastía Qing tras las derrotas militares y las cesiones a potencias extranjeras. También intervino para facilitar la salida del país a una enorme cantidad de jóvenes que encontraron en el extranjero una excelente oportunidad de seguir formándose y contribuyó a la introducción de numerosos libros occidentales, gracias a los cuales el público chino se abrió a nuevas culturas y tecnologías. Dichas decisiones fueron cruciales para que el país trascendiera desde una civilización agrícola hasta una industrial.

Zeng Guofan liquidó las normas previas de selección de nuevos funcionarios e instauró un sistema basado en la premisa de defender con vigor un estilo de gobierno honesto y que permitiera situar para los puestos de la administración a personas con grandes capacidades y una contrastada integridad moral.

Su carrera política se prolongó durante más de 30 años, a lo largo de los cuales pudo presumir de haber culminado logros de gran importancia. Por ejemplo, su “movimiento de autofortalecimiento” fue el principal impulsor en China de las ciencias naturales y las humanidades más avanzadas de Occidente. Si bien no gozaba de un talento innato, fue sumamente disciplinado a la hora de dedicarse al aprendizaje y a la reflexión. A pesar de haber nacido en una familia agrícola, mostró en todo momento una enorme disposición para alcanzar sus ambiciones. Aunque era consciente del declive sufrido por la dinastía Qing en su última etapa, fue fiel y leal a la corte en todo momento. Su vida fue sencilla pero, a la vez, digna de ser considerada como legendaria.

Los extraordinarios preceptos de Zeng Guofan con respecto al desarrollo personal, a la armonía familiar y al servicio público constituyen un legado de una riqueza espiritual y cultural muy valiosas para las generaciones futuras. Su propio diario, publicado bajo el nombre de Confesiones de Oriente, se ha convertido en el manual en el que muchos lectores confían para orientar su comportamiento; las Normas del clan Zeng es ya uno de los clásicos sobre educación familiar más célebres de China; y El libro de la familia de Zeng Guofan ha sido todo un éxito de ventas durante muchos años. No cabe duda, por tanto, que la influencia ejercida por este notorio personaje aún sigue calando de forma muy profunda en todos y cada uno de los aspectos que constituyen la actual sociedad china.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 55. Volumen IV. Julio de 2019.
Leer este reportaje en la edición impresa

El Qi Xi se celebra el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar, que en 2019 coincide con el miércoles 7 de agosto. Es el particular “San Valentín” chino, en recuerdo de una antigua leyenda que nos habla del amor entre un pastor y un hada.

Pintura representando el cuento amoroso de Niu Lang y Zhi Nü. Foto: CFP
Pintura representando el cuento amoroso de Niu Lang y Zhi Nü. Foto: CFP

Reportaje de
Deng Danfeng 
本刊记者 邓丹枫
El séptimo día del séptimo mes del calendario lunar chino, An’an, una chica de 25 años, madrugó para ir con su prometido a casarse a la oficina del Registro Civil de su localidad. Al llegar allí se sorprendió mucho al observar que había una larga cola de parejas con el mismo propósito. El motivo era que justamente se trataba del Día de los Enamorados, más conocido como Qi Xi. Muchos jóvenes, como An’an y su novio, deseosos de conseguir una vida en matrimonio más dulce y feliz, se apresuraron a casarse precisamente en esa fecha tan señalada.

La fiesta tradicional Qi Xi tiene su origen en la antigua leyenda que nos habla del amor entre un pastor y un hada. Hace muchos siglos vivía un joven pastor llamado Niu Lang que se enamoró de Zhi Nü, la bella hada costurera del Cielo. Al poco, los dos se casaron completamente enamorados. Pero la esposa del Emperador de Jade, la suprema divinidad del taoísmo, separó a la fuerza a la pareja, quedando el esposo y la esposa tristes a los dos lados de la Vía Láctea, mirándose sin lograr alcanzarse. Su amor fiel conmovió tanto a las urracas que cada séptimo día del séptimo mes miles de pájaros volaban creando un puente para que los dos enamorados se reunieran al menos ese día.

Las bodas tradicionales chinas están cada vez más de moda. Foto: CFP
Las bodas tradicionales chinas están cada vez más de moda. Foto: CFP

Debido a esta hermosa leyenda, el Qi Xi se ha convertido en el día elegido por los enamorados chinos para mostrar su afecto. Esa noche, si salía despejada y con el cielo lleno de estrellas, la gente solía salir a tomar el fresco llevando un taburete. Se sentaban degustando una taza de té y observando la brillante Vía Láctea en un intento por reconocer las dos estrellas denominadas Pastor y Hada Costurera. En algunas regiones de China, la gente se escondía bajo entramados de racimos de frutas, porque según la leyenda, de este modo se consigue escuchar a escondidas el suave cuchicheo amoroso entre Niu Lang y Zhi Nü.

Al día Qi Xi se le conoce también en China como la fiesta Qi Qiao o el Día de las Chicas. Según la leyenda, Zhi Nü es un hada bella y hábil. Durante esa romántica noche, las chicas colocan frutas de temporada para hacer ofrendas y rezan al Cielo bajo la luna clara para que el hada costurera les conceda habilidades en la confección y piden sobre todo un matrimonio feliz. Además, en el pasado, se celebraban concursos de labor de aguja en esa noche.

A lo largo y ancho de la provincia de  Zhejiang, en el día Qi Xi cada familia mata un gallo convencidos de que si el animal canta anunciando la madrugada, el pastor y su esposa se separarán.

Las mujeres de hoy en día ya casi no hacen labores de aguja, por lo que algunas de las costumbres tradicionales de esta fiesta están desapareciendo. Sin embargo, la leyenda de Qi Xi sigue circulando y la gente lo considera todavía como un día romántico para los enamorados. En 2006, la fiesta fue incluida por el Consejo de Estado en la lista del Patrimonio Intangible Nacional y fue considerada oficialmente como el Día de los Enamorados de China.

Las orillas del Lago del Oeste de Hangzhou se engalanan para celebrar el Día de los Enamorados chino. Foto: CFP
Las orillas del Lago del Oeste de Hangzhou se engalanan para celebrar el Día de los Enamorados chino. Foto: CFP

Para Feng Jicai, célebre costumbrista chino, antiguamente no eran los novios sino los casados quienes celebraban este día su amor sincero, fiel y constante más allá de la muerte. Sin embargo, hoy día la fiesta ya deja de ser sólo para los esposos y, parece que los novios y los amantes modernos son los más inclinados a recrear el ambiente romántico de ese día.

En la provincia de Zhejiang, cada familia mata un gallo convencidos de que si el animal canta anunciando la madrugada, el pastor y su esposa se separarán

Xiao Zhang, un joven recién graduado de la universidad este año, ha reservado la cena del día Qi Xi para él y su novia en un restaurante bien romántico de Beijing. Dijo que aunque no ganaba mucho dinero, le apetecía preparar algo especial para los dos ese día tan señalado. El señor Wang, que trabaja y vive en Guangzhou, ha comprado ya el anillo de compromiso, así que el 7 del 7 quiere pedir la mano de su novia, con quien ya lleva tres años, pues cree que el día de los enamorados le traerá buena suerte. A lo mejor, cada uno tiene su propia manera de festejar el día, sin embargo es el amor quien entona la melodía eterna.

 Jóvenes chinos durante una cita a ciegas masiva. Foto: CFP
Jóvenes chinos durante una cita a ciegas masiva. Foto: CFP

El Qi Xi estimula además el consumo interno. A medida que se acerca la fiesta, los comerciantes ya se preparan para ganar clientes: los restaurantes sacan cenas románticas; los cines proyectan películas exclusivamente para los novios y las tiendas también ofrecen promociones, regalos y descuentos con motivo de la fiesta. El dueño de una floristería informó que ya había recibido decenas de pedidos un mes antes de la celebración, por lo que el precio de las rosas comienza a subir poco a poco.

Costumbres de la fiesta

01_enamorados_04

Concurso de labor de aguja

El séptimo día del séptimo mes del calendario lunar, las mujeres hacen labores de aguja y preparan detalles de artesanía bajo la luna luminosa para competir por ser la más hábil entre todas. Con celebrar la actividad, esperan ser tan listas y hábiles como el hada costurera Zhi Nü.

01_enamorados_01

Hacerle ofrendas y pedirle deseos a Zhi Nü

En ese día las chicas hacen ofrendas al hada costurera colocando frutas de temporada y piden una vida matrimonial feliz y dulce. Tras cumplir el ritual quemando incienso, se sientan y lanzan en silencio deseos dirigiendo sus miradas hacia la constelación del Hada Costurera mientras comen las frutas frescas.

Qi Xi

Comida Qiqiao

La comida típica más famosa del Qi Xi se llama qiaoguo o qiqiao guozi. Se trata de un tipo de buñuelo de formas variadas. Las cocineras más hábiles saben preparar todas las variedades de qiaoguo relacionadas con la leyenda Qi Xi.

Qi Xi

Conmemorar el sacrificio del buey

Según la leyenda, el pastor Niu Lang consigue subir al Cielo para encontrar a su esposa Zhi Nü con la ayuda de un par de zapatos hechos con la piel de su viejo y fiel amigo buey. Para conmemorar el sacrificio del animal, los niños cogen flores silvestres en ese día y las colocan en los cuernos de los bueyes de las aldeas.


ic_ESP_01-1

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 1. Volumen I. Julio 2010.

Banquetes de agua de Luoyang

En los banquetes típicos de Luoyang todo plato caliente tiene que tener caldo, y todo caldo lleva agua, motivo por el cual tomaron el nombre de “banquetes de agua”.  Formado por 24 platos distintos, en sus orígenes eran un privilegio exclusivo de la corte y, durante la dinastía Tang, tan solo los más allegados al emperador podían degustarlos.

Artículo de
Ren Zirui
任姿睿
Suele decirse que son tres los elementos más emblemáticos de la ciudad de Luoyang: las grutas de Longmen, el festival de las peonías y, por último pero no menos importante, los banquetes de agua. El origen de esta celebración gastronómica se remonta a la dinastía Tang (618-907), por lo que pertenecen a una tradición que lleva ya transmitiéndose de generación en generación durante más de un milenio. Estos particulares festines en la mesa constituyen uno de los pocos banquetes tradicionales que aún se conservan en China. Y su más encomiable peculiaridad reside en que, a pesar de haber sido testigos de los cambios y las reformas que se han sucedido a lo largo de la historia, aún siguen ofreciendo, en gran medida, los mismos sabores y formas que presentaban en sus vetustos orígenes.

Banquetes de agua de Luoyang
Pollo frito guisado con caldo.

Una de las características más remarcables de los banquetes típicos de Luoyang es que todo plato caliente tiene que tener caldo, y todo caldo lleva agua, motivo por el cual tomaron el nombre de “banquetes de agua”.   

Cuenta la leyenda que Yuan Tiangang (547-635), letrado de la dinastía Tang, asistió a un fenómeno celeste en la noche en el que se le mostró que Wu Zetian llegaría algún día a erigirse como emperatriz de China. Dado que los designios del cielo son inescrutables, decidió crear un tipo de banquete cuyas características sugiriesen esta revelación. Un banquete de agua completo es aquel que consta de ocho platos y dieciséis cuencos. De ellos, ocho son platos fríos cuya función es abrir el apetito, a saber: la ternera guisada a las 5 especias, el pescado ahumado, el pollo marinado a las 5 especias, la oreja de cerdo en tiras crujientes, la raíz de loto salteada con presteza, la ensalada de fideos de almidón de batata, la ensalada de apio con camarones y la ensalada de pepino.

Los considerados como platos principales son cuatro: el nido de peonías, el pescado picante de occidente, es decir, carpa guisada con fideos de almidón; el pollo frito y guisado con caldo; y la pasta de ocho cereales al vapor. Otros ocho son los conocidos como platos medianos: la carne de cerdo al estilo Luoyang, las vísceras guisadas con verduras, las albóndigas con sopa, el taro especial, las vísceras con caldo blanco, las albóndigas fritas, el boniato frito con azúcar y el vino de arroz Manjianhong.

Albóndigas con sopa.
Albóndigas con sopa.

Finalmente, los cuatro últimos son denominados platos de cierre: la carne frita al estilo Luoyang, la panceta con salsa de soja cocinada al vapor, los pepinos de mar de Luoyang y la sopa de huevo. Si el letrado concibió que fueran 24 los platos del banquete, es precisamente porque quería transmitir de forma implícita el mensaje de que el reinado de Wu Zetian se prolongaría durante 24 años. Así pues, entre ellos añadió una enorme variedad de preparados, algunos más bien secos y otros caldosos, formando un juego de palabras: seco se pronuncia “gan” y caldoso “xi”, en referencia a las diferentes responsabilidades (“responsabilidad” en chino se pronuncia “ganxi”) a las que la emperatriz tendría que enfrentarse en sus años de reinado.

En sus orígenes, los banquetes de agua eran un privilegio exclusivo de la corte y, durante la dinastía Tang, tan solo los más allegados al emperador podían degustarlos, por lo que recibían el nombre de “banquetes reales”. No fue hasta la llegada de la dinastía Song (960-1279) que estos festines permearon entre las jerarquías más populares de la sociedad, cuyos miembros se empezaron a servir de ellos para recibir a sus invitados. Formaron parte, de esta forma, de un hábito que ha sobrevivido hasta nuestros días, pues aún hoy en Luoyang se siguen organizando estos banquetes para agasajar a quienes participan en todo tipo de ocasiones solemnes como bodas, funerales, graduaciones, cumpleaños de ancianos, y otras señaladas ocasiones.

El orden en el que se sirven los platos presenta un minucioso protocolo. En primer lugar, se colocan sobre la mesa ocho platos fríos, consistentes de verduras y carnes, para que sus comensales puedan elegir con qué tipo de alimentos desean comenzar. Tras ellos, se van formando grupos de tres platos, uno principal y dos medianos, a los que hace referencia el popular dicho “acompañar a los hijos a la corte”, pues los medianos simbolizan a los hijos a los que el plato principal ha de acompañar. Cada vez que se terminan de ingerir los tres platos que hay sobre la mesa, se vuelve a servir un nuevo grupo de tres y así sucesivamente. Por último, el banquete finaliza con cuatro platos de cierre, entre los que destaca la famosa sopa de huevo. En cuanto quienes viven en Luoyang la ven aparecer por la mesa, saben que se hallan en el epílogo del festín.

Cuando se realiza un banquete, los comensales no sólo comen para saciarse sino para deleitarse con el placer de los platos, para regocijo de ambos, anfitriones e invitados.

El mudán (peonía): símbolo de riqueza y prosperidad

Nido de peonías

El primero de los platos principales de esta travesía culinaria es el conocido como “nido de peonías”. Para su preparación, se corta el rábano en tiras tan finas como el papel, con las que perfectamente se podría enhebrar una aguja. A continuación, se cubren con polvo de almidón y, en hasta nueve ocasiones, se cuecen y secan para eliminar por completo el sabor del rábano. Más tarde, se guarnecen con jamón y palitos de cangrejo con el objetivo de que esta verdura se impregne en el delicioso sabor de la carne y, por último, se le agrega el caldo. El resultado final son unas tiras de rábano que se deshacen en el paladar y son capaces de transmitir un sabor sencillamente delicioso. Es por su forma, muy similar a la del nido de un pájaro, que, en sus orígenes, recibió el nombre de “falso nido (jiayan)”.

Para preparar el “nido de peonías”,se corta el rábano en tiras tan finas como el papel. A continuación, se cubren con polvo de almidón y, en hasta nueve ocasiones, se cuecen y secan para eliminar por completo el sabor del rábano. Más tarde, se guarnecen con jamón y palitos de cangrejo con el objetivo de que esta verdura se impregne en el delicioso sabor de la carne y, por último, se le agrega el caldo.

En torno a este suculento plato existen dos leyendas y, también, una historia verídica. La primera de las leyendas cuenta que, durante el gobierno de Wu Zetian, un agricultor le regaló a la emperatriz un rábano de un tamaño colosal. Esta, henchida de felicidad, consideró que era un signo auspicioso que pronosticaba condiciones meteorológicas muy favorables, así como paz y tranquilidad para sus ciudadanos, por lo que ordenó que se preparara con sumo cuidado. Los cocineros estuvieron indagando sobre la forma de utilizar el rábano en la elaboración del mejor plato posible y, finalmente, dieron con la tecla al crear esta combinación tan peculiar. Más tarde, cuando la emperatriz lo probó le dio el nombre de “verduras con forma de falso nido (jiayancai)”.

Según la segunda de las leyendas, durante su estancia en el templo Ganye, donde vivió recluida como monja, Wu Zetian dependía exclusivamente del rábano para subsistir, pues este era el único alimento a su alcance. Si bien más tarde logró sentarse en el trono de la dinastía, la emperatriz jamás olvidó lo que los rábanos habían significado para ella en su anterior vida, por lo que les confirió el honor de ser considerados la “verdura de la lealtad” y ordenó a los mejores cocineros imperiales que los utilizaran en sus platos más a menudo, lo cual propició la aparición de esta suculenta receta. Más tarde, este plato fue ganándose un importante hueco en las costumbres gastronómicas de los ciudadanos que, poco después, fueron responsables de que su nombre original perdiera el carácter (“jia”, que significa falso), y pasara a ser más conocido como Yancai (燕菜), es decir, “plato del nido”. En el año 1973 el por entonces primer ministro de China, Zhou Enlai, se desplazó a Luoyang para acompañar al primer ministro canadiense, Pierre Trudeau, durante su visita a la ciudad. Allí, tuvieron el placer de contemplar las peonías que flotan sobre la superficie del famoso plato del nido y, tras oír el curioso origen del mismo, ambos coincidieron divertidos en que el nombre que mejor lo describía era el de “nido de peonías”, apelativo que, desde entonces, sustituyó a su antigua denominación oficial.

Panceta con salsa de soja.
Panceta con salsa de soja.

Ingredientes y sabor originales

Desde antaño, la cultura china ha concedido una importancia crucial a la alimentación. Los platos de su gastronomía mutan y se desarrollan a una frenética velocidad y, sin embargo, el banquete de agua de Luoyang ha logrado vencer al paso del tiempo para llegar hasta nuestros días, ya que sus ingredientes no pueden separarse de su sabor. A pesar de su origen imperial, el abanico de nutrientes utilizados en los banquetes de agua va mucho más allá de las valiosas delicias ingeridas en palacio, pues otros muchos tipos de alimentos ordinarios, como el rábano, también adquieren un lugar primordial en la mesa.

Luoyang fue capital de 13 dinastías distintas y, como tal, ha ejercido siempre un importante papel como centro cultural, al que llegaban todo tipo de productos, tanto del sur como del norte del país. Por ese motivo, quien se disponga a preparar un banquete de agua no tendrá que preocuparse lo más mínimo por la búsqueda de ingredientes pues, si por algo se caracterizan estos, es por su abundancia, sencillez y enorme variedad. Además, es necesario recalcar que estas celebraciones en la mesa ofrecen una enorme diversidad de sensaciones al paladar, pues presentan alimentos fríos y calientes, tanto húmedos como secos, con una gama de sabores que van desde los amargos y agridulces hasta los picantes y salados, pasando por aquellos que conservan su sabor más fresco y original.

La singular orografía de Luoyang atesora la esencia inmemorial de la antigua China

Podría decirse que, dada la variedad de sabores, poseen la capacidad de agasajar a cualquier comensal sean cuales sean su procedencia y preferencias. Esto es así porque, quien participa en uno de estos tradicionales festines, puede elegir con libertad los alimentos que desea comer por lo que, durante su preparación, los cocineros lo tienen muy fácil a la hora de complacer a comensales con gustos muy diferentes. No cabe duda de que la facilidad con la que se pueden obtener sus ingredientes y la enorme heterogeneidad de los sabores que ofrecen son dos de sus mayores ventajas. Pero, además, también son estas las principales razones por las que esta antigua tradición ha podido transmitirse hasta nuestros días.

Los banquetes de agua, dada la variedad de sabores, poseen la capacidad de agasajar a cualquier comensal sean cuales sean su procedencia y preferencias. Esto es así porque, quien participa en uno de estos tradicionales festines, puede elegir con libertad los alimentos que desea comer por lo que, durante su preparación.

Los banquetes de agua acompañan a quienes residen en Luoyang desde su más temprana infancia hasta su vejez, por lo que sus sabores están presentes en cada uno de los momentos más importantes de sus vidas. Cuando participan en uno de ellos perciben una sensación muy similar a la de volver a su hogar, pues lo que hacen es activar un valioso recuerdo que atesoran en sus papilas gustativas. Este menú tan extraordinario es el único banquete considerado patrimonio cultural nacional. Degustar los platos que lo conforman no solo significa saborear sus ingredientes, sino también emprender un viaje en el tiempo, en el que es posible recrearse en los encantos de la remota dinastía Tang. Al fin y al cabo, en la riqueza de sus deliciosos platos, el comensal tiene la oportunidad de participar en una vivencia única: la de testimoniar las costumbres en la mesa de una nación cuya prosperidad mereció el respeto y la admiración mundial.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 54. Volumen III. Mayo de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Changsha

Changsha es la capital de Hunan y se encuentra en el este de esta provincia china. Desde ese lugar, domina el centro meridional del país. La ciudad floreció desde antaño como un destacado baluarte defensivo pero, tras una irreversible renovación en la segunda mitad del siglo XX, Changsha se abre paso en el XXI como una ciudad creativa de las Artes Digitales reconocida por la UNESCO. Un aspecto que ha contribuido a la renovación del paisaje urbano y que ha preservado su patrimonio cultural único. En sus calles adornadas con magnolias, y en las aguas del río Xiang, se siente el latido de esta vanguardista metrópolis.

Reportaje de
Germà Arroyo
Con tres milenios de historia a sus espaldas, Changsha es una importante ciudad en el curso medio del río Yangtsé y ocupa un área de nivel de prefectura de 11.819 km2 con una población de 7.910.000 habitantes (est. 2017). Juntamente con las vecinas ciudades de Zhuzhou y Xiangtan integra la megalópolis conocida por sus siglas de Chang-Zhu-Tan, que suman aproximadamente unos 15 millones de habitantes en total, una cifra que supera la población de Bolivia. Se encuentra, con estos datos, entre las primeras conurbaciones de China tanto por población como por desarrollo económico generado.

Changsha
En Changsha late un corazón vanguardista.

Su posición en el valle del río Xiang, también conocido como Xiaoxiang, y rodeada por las montañas Luoxiao al este, la cordillera Wuling al oeste, el lago Dongting al norte y los montes Hengshan al sur; le han protegido de invasiones y han garantizado su alto nivel de desarrollo. Su clima se encuadra en el del tipo subtropical monzónico húmedo, la temperetura media del año es de 16.8-17.2 °C, con una baja diferencia térmica entre dichas estaciones meteorológicas. En cualquier caso, aquí los veranos son muy cálidos, lluviosos y mayormente nublados mientras que los inviernos fríos y parcialmente nublados.

El pabellón Tianxin se encuentra sobre la antigua muralla de la ciudad de Changsha.
El pabellón Tianxin se encuentra sobre la antigua muralla de la ciudad de Changsha.

La estructura geológica de su territorio es bastante compleja y se debe recordar que el mar llegaba hasta aquí hace 600 millones de años y que se retiró de forma paulatina al tiempo que la lixiviación dio paso a la arena que fue aterrando la antigua presencia acuática. Quizás por ello el nombre de la ciudad, que en chino significa “largo banco de arena”, haga referencia a ese inmemorial pasado. La orografía resultante dio como forma una cuenca de depresión de montaña larga, la llamada cuenca de Changping.

Hunan, una provincia con paisajes de película

Su historia arraiga desde la lejana dinastía Zhou del Oeste (1046-771 a.C.), en la que devino como una importante villa dentro del reino de Chu (1115-223 a.C.). Más adelante en el tiempo, y con la unificación Qin (221-207 a.C.), se fundó el condado de Changsha que, bajo los Han del Oeste (206 a.C.-25 d.C.) logró el estatus de feudo. Durante el potente reino de Chu, y tras años de disputas bélicas, toda la actual provincia de Hunan le fue integrada a su territorio y se convirtió en un destacado bastión militar. Es por ello que el legado cultural de esta época se nutrió de los diversos pueblos que confluyeron en su área de influencia y su mezcla propició una idiosincrasia única: la cultura Chu a la que se considera como una prolongación de la cultura de la Llanura Central por lo que hace al pensamiento, arte, literatura, educación o, incluso, a los vestidos y adornos.

Changsha
Qu Yuan.

Fue el célebre poeta Qu Yuan (340-278 a.C.), autor de las célebres Elegías de Chu (楚辞), quien sentó las bases del romanticismo en la literatura china. Su obra, que ha dejado una huella indeleble en la historia, abrió una nueva era en la poesía al situar a la belleza de la lengua y la elegancia del estilo en el centro de sus versos. Además, su patriotismo, realismo, nobles ideales e indomable espíritu crítico hicieron de Qu Yuan una figura representante del conocimiento en China. Exiliado en diversas ocasiones por sus opiniones contrarias al poder imperante, se quitó la vida arrojándose al río Miluo que discurre por el norte de Changsha. Sus habitantes, para impedir que los peces comieran su cuerpo, arrojaron bolas de arroz a sus aguas. Ese hecho ha originado la Fiesta de los Botes de Dragón, que se celebra por toda China en los primeros días de mayo del calendario lunar, y en la que se organizan carreras acuáticas con estas barcazas mientras se comen zongzi, unas bolas de arroz glutinoso con diversos rellenos y envueltas en hojas de caña o de indocalamus. Un evento que fue inscrito hace diez años en la lista de la UNESCO como patrimonio cultural inmaterial de la humanidad.

El festival Duanwu y la leyenda del Poeta Qu Yuan

Ciudad creativa digital

Pero en Changsha late también un corazón vanguardista que ha hecho de este vetusto territorio un centro de innovación que invierte significativamente en su sector cultural y creativo. Forma parte de la prestigiosa Red de Ciudades Creativas, de la citada organización internacional, que integra un total de 180 urbes de los cinco continentes que proceden de 54 países distintos. La iniciativa, que se lanzó hace ahora 15 años, comprende siete áreas: artesanía y artes populares, artes digitales, cine, diseño, gastronomía, literatura y música. Changsha es una de las 12 ciudades creativas de China, la única en el país de la novedosa disciplina de Artes Digitales, y fue elegida por la UNESCO en noviembre del 2017.

Changsha

Los datos avalan su inclusión en la lista porque hay más de 12.000 empresas creativas establecidas aquí en las que trabajan aproximadamente 610.000 profesionales. Este sector, que representa la mayor parte de la economía local, genera el 13,1% del empleo y suma unos 36.000 millones de dólares de impacto económico, según estimaciones del año 2016. Como una naturaleza transversal e inclusiva, las artes digitales han contribuido enormemente a la renovación del paisaje urbano al tiempo que han servido asimismo para consolidar la preservación de su patrimonio cultural único. Gracias a ese dinamismo creativo, se han desarrollado una gran cantidad de programas y eventos destinados a fortalecer el tejido cultural y permitir a sus ciudadanos redescubrir su rica historia cultural.

La Isla de las Naranjas del río Xiaoxiang

Se realizan, bajo este influjo, actividades culturales como la de los grandes fuegos artificiales digitales, que tienen lugar en la isla de las Naranjas en ocasiones especiales y días festivos. Otro ejemplo elocuente del uso de la tecnología para proteger el patrimonio local es un proyecto de recuperación del tiempo pasado, que se sumerge en la propia historia desde la dinastía Han. Esta iniciativa utiliza tecnología de realidad virtual para recrear las vidas de sus habitantes desde que se levantaron los cimientos de la villa y presenta la historia de la pintura y la caligrafía chinas a través de dispositivos digitales. El gobierno municipal pretende, con estas medidas, fomentar un entorno que aliente a los jóvenes a involucrarse en el sector creativo. Por su parte, el Centro de Desarrollo de Artes Digitales, fundado en septiembre de 2015, multiplica las sinergias entre las áreas creativas e integra plenamente a la cultura, como motor estratégico, en la planificación general para el desarrollo económico y social de la ciudad.

 

Changsha
Fiesta de los Botes de Dragón.

Si hay un barrio en Changsha que concita la popularidad y atrae los focos del cine y la televisión, es el de Malanshan. Situado en la ribera oriental del río Liuyang, al sur del lago Yuehu, su latido está estrechamente vinculado a los medios audiovisuales de la provincia de Hunan, desde que la administración oficial de la radiotelevisión estableció su sede hace un cuarto de siglo, así como de otras emisoras, que también abrieron sus puertas aquí. Lo que esas empresas creativas reportaron a Malanshan cambió completamente la trama urbana del barrio. De los carriles de arcilla, estanques y campos se pasó a un sinfín de restaurantes y hoteles. En la actualidad, pasear y dejarse ver por Malanshan, un lugar tan de moda, es una de las actividades favoritas de mucha gente.

Antigua muralla de la ciudad de Changsha.
Antigua muralla de la ciudad de Changsha.

La capital de Hunan también organiza festivales culturales internacionales como el Golden Eagle de televisión, el de música de Juzizhou y el internacional de escultura. La industria cultural, como se aprecia, crece y se amplía cada vez más. Changsha es ahora una de las ciudades culturales y digitales más innovadoras. Y, en el futuro, se pretende transformar a Malanshan en un polo de innovación cultural con una influencia internacional. Se convertirá, de ese modo, en una plataforma que ofrecerá muchos recursos para mentes imaginativas y visionarias.

Apacible ambiente verde

Changsha también es una ciudad para vivir y no solo para emprender. Durante los fines de semana las familias acuden a espacios verdes urbanos y la mayoría escoge el animado y central parque Lieshi. Se trata de uno de los lugares de ocio más grandes de Changsha y cuenta con una torre conmemorativa dedicada a los héroes de la nación. También hay muchas distracciones para la población infantil, como un muro de escalada y coches de choque, que hacen las delicias de los reyes de la casa. Otra opción es la de recorrer la isla de las Naranjas, un bello oasis de esparcimiento del que se dice que es el islote más grande del mundo, en el río Xiaoxiang. De acceso libre y lleno de jardines que conforman bellos paisajes, los más pequeños juegan aquí alegremente y sin preocupaciones. Sus cinco kilómetros de extensión se pueden recorrer alquilando una bicicleta o subiendo a bordo de un económico tranvía turístico.

Changsha
Pabellón de Dufu al lado del río Xiangjiang.

Con la llegada de la primavera, la floración engalana todos sus parques y encandila a vecinos y visitantes. Los primeros tienen predilección por las magnolias y las flores del ciruelo y del melocotonero. Con ello se convierte en una especie de “ciudad jardín” que ya tiene en marcha su segundo plan de “ciudad verde”, a desarrollar en un trienio, para la preservación y mejora del medio ambiente en su prefectura. Diversos festivales florales, además, se encargan de poner el foco y la atención turística en este sector que recibe decenas de miles de visitantes cada año.

La Academia Yuelu

En la orilla occidental del río, la montaña Yuelu se eleva 300 m sobre el nivel del mar y 240 m sobre la ciudad. Los múltiples picos y crestas del parque se extienden por varios kilómetros y engloban tanto lugares de interés histórico como de gran belleza escénica: exuberantes arboledas de arce, catalpa, pinos y castaños alimentados por manantiales de agua durante todo el año. En el camino hacia la cima una persona adulta puede tardar menos de una hora en culminarlo pero, en algunos tramos, el recorrido se complica. Se dispone, para quienes buscan comodidades, de un telesilla para el ascenso y de un agradable trineo para las criaturas.

Estatua de Mao Zedong en la isla de las Naranjas
Estatua de Mao Zedong en la isla de las Naranjas.

En el extremo sur de la isla se vislumbra un enorme busto de granito, de 84 m de altura, que representa a un hombre joven. Se trata de la efigie del presidente chino Mao Zedong que nació en Shaoshan, un pueblo a 70 km de Changsha, pero que pasó mucho tiempo aquí durante su juventud. Otras instalaciones que se le dedican al que fue hombre clave en la historia del siglo XX en China, es un poema suyo tallado en la roca y diversas estatuas que conmemoran sus acciones.

Las antiguas murallas de la ciudad, que una vez se extendieron durante 9 km alrededor de la antigua urbe, fueron construidas con tierra apisonada en el siglo III a.C. y reforzadas con piedra durante los años iniciales de la dinastía Ming (1368-1644). Fueron finalmente demolidas en 1928, a excepción de una imponente sección de 251 m de largo. Se puede contemplar de forma gratuita lo que queda de muralla. Paseando por ella se puede visitar el atractivo pabellón Tianxin levantado sobre los mismos muros.

Changsha
Bolas de arroz glutinoso conocidas como zongzi.

Picante en la mesa

Tras tantas subidas y bajadas, así como algunos paseos a pie, se impone una parada en la mesa. En la cuenca del río Xiaoxiang en la que se encuentra Changsha, que es la más representativa de toda la provincia de Hunan, el latido de su cocina es picante. Se elabora con una gran variedad de ingredientes, sabores y maneras de preparar. Es siempre muy aceitosa y colorida con sabores predominantemente ácidos, tiernos y, por supuesto, fuertes. Se suele preparar hervida a fuego lento, estofada, curada, al vapor o salteada. Los platos más famosos comprenden todo tipo de carnes ahumadas y troceadas. Sus preparaciones en la mesa se caracterizan por tener un aspecto fino y delicado y un sabor picante.

Changsha
Los pimientos que les encanta comer a la gente de Changsha.

La costumbre es comer pimiento y también el famoso condimento Liuyang de langosta, una salsa hecha con pimienta. Se recomienda no abandonar la ciudad sin probar un plato a base de carne de gorrión, paloma y gallina cocida con hierbas medicinales (san ceng tao ji) o un pato frito en aceite de maní acompañado con condimentos picantes y aceite de sésamo (maren xiangsu ya). También son una buena elección la sopa de hongos servida dentro de la cáscara del huevo (huangu wu danhuang) o un plato a base de pollo salteado con pimienta, pimiento, vinagre y vino Shaoxing (mala ziji). Para abrir boca se tienta al paladar con aperitivos como el tofu de textura crujiente y sabor salado, así como unas bolas de arroz rellenas de carne o azúcar.

Changsha
Tofu de textura crujiente y sabor salado.

Finalmente, y si no se dispone de tanto tiempo como para permitirse una parada en cualquiera de los centenares de restaurantes que adornan la ciudad, se puede tomar algo en la calle Huangxing, una de las más populares, y que brinda muchas alternativas de comida caliente rápida mientras se realizan compras. En esta calle se pueden encontrar los más típicos bocados y algunos de los mejores incluyen tofu apestoso, patas de pulpo y panecillos de maní. Quienes entienden de esto afirman que son los más económicos, sabrosos y auténticos de Changsha, una moderna y enérgica urbe que late sin cesar en el corazón meridional de China.

El abrumador aroma picante de Hunan


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 55. Volumen IV. Julio de 2019.
Leer este reportaje en la edición impresa

Escucha en nuestro podcast en español el reportaje “Revista Instituto Confucio: La gran riqueza geográfica, social y cultural de china al mundo iberoamericano en más de 50 números”

La Revista Instituto Confucio es la primera revista cultural bilingüe hispanochina, y en septiembre de 2018 publicó su número 50. Durante estos años la revista ha abierto sus páginas a una realidad casi inabarcable: la de un país inmenso, con una historia milenaria y con un rico patrimonio natural al que completan una moderna sociedad y una civilización que ha legado una huella indeleble a la humanidad. Se cumplían hasta esa fecha ocho años, otra cifra mágica en el imaginario chino, en los que, a través de sus reportajes y fotografías, quienes han deseado conocer China se han deleitado con todas sus manifestaciones geográficas, monumentales, artísticas o gastronómicas.

Texto completo e imágenes de este reportaje en español:

Esta publicación, la primera revista cultural bilingüe hispano-china, cumple ahora una cifra redonda. Con este número que están leyendo ya son 50 los que han abierto sus páginas a una realidad casi inabarcable: la de un país inmenso, con una historia milenaria y con un rico patrimonio natural al que completan una moderna sociedad y una civilización que ha legado una huella indeleble a la humanidad. Han sido hasta la fecha ocho años, otra cifra mágica en el imaginario chino, en los que, a través de sus reportajes y fotografías, quienes han deseado conocer China se han deleitado con todas sus manifestaciones geográficas, monumentales, artísticas o gastronómicas. Hacemos, en este número tan emblemático de nuestra publicación, un resumen de este tiempo pasado y de lo que aún nos queda por descubrir.

Era el mes de julio del año 2010 y el primer número de la nueva revista Instituto Confucio, en su versión hispano-china, comenzaba, con buenos augurios y mucho trabajo previo, una apasionante aventura editorial que sigue dando frutos. En la portada de aquel primer número, un ejemplar casi ya de coleccionista, una gran fotografía destacaba el pabellón de China en la Exposición Universal de Shanghái de ese año. A dicho evento de alcance mundial, celebrado solo 20 meses después de los Juegos Olímpicos de Beijing del 2008, acudieron 192 países y medio centenar de organizaciones internacionales.

Por sus numerosos y originales pabellones se calcula que desfilaron, en el medio año en que estuvo abierta al público, unos 70 millones de personas que acudieron desde los cinco continentes. Esta publicación dio buena cuenta de la cita internacional, en el primer reportaje de su sección En Portada, y subrayó que “China y el mundo se abrazan con una gran variedad de pabellones, un servicio atento y cordial así como ejemplos de vida urbana repletos de sabiduría.” En dicha Expo, por consiguiente, este país se presentó ante el mundo con sus mejores galas como una nación abierta que sabe aunar tradición y modernidad.

En marzo de 2009 se publicó la primera revista bilingüe chino-inglés Confucius Institute y, en poco menos de año y medio, nacieron conjuntamente siete ediciones bilingües más: chino-ruso, chino-coreano, chino-japonés, chino-árabe, chino-francés, chino-tailandés y chino-español, completando lo que sería el número mágico de 8. Y en marzo de 2014, tres ediciones más se unieron a la familia: chino-portugués, chino-italiano y chino-alemán.

En el primer número de la versión hispano-china ya se vislumbraban las intenciones de esta publicación, que eran alcanzar un gran nivel de calidad de edición y de información sobre todo aquello relacionado con China y que sirviera como nexo de unión y vehículo de comunicación con el ámbito académico y lingüístico de habla hispana, es decir, abrir un diálogo cultural entre Latinoamérica, la Península Ibérica y China. Además, sus ambiciones y objetivos no se limitarían solo a la difusión de la historia, la cultura o la sociedad chinas sino que, de una manera transversal, serviría como una herramienta didáctica para quienes se iniciaran o completaran sus estudios en lengua china. No se puede obviar que, detrás de los milenarios caracteres, se esconde una tradición cultural y un sistema de pensamiento y valores sin los cuales no se entendería adecuadamente dicha lengua.

Por lo tanto, la revista se ha consagrado a la tarea de acercar, impulsar y profundizar en el conocimiento de la historia y el territorio chino. Una de las propuestas que germinaron fue la de dar a conocer a sus lectores toda la vastedad y variedad del complejo escenario geográfico de China. A partir del número 7, publicado en julio del 2011 y dedicado a Beijing, y ya continuadamente desde el número 9, con fecha del mes de noviembre de ese mismo año, cada número se ha dedicado extensamente a un territorio, región, ciudad o provincia de la República Popular China.

Beijing, entre la tradición china y la modernidad occidental

Completo recorrido

Hasta hoy, por las 4.200 páginas que se han publicado en estos 50 números han aparecido las cuatro municipalidades chinas: Beijing, Shanghái, Tianjin i Chongqing; las 22 provincias que integran su territorio; las regiones autónomas de Guangxi, Ningxia, Xingjiang y Mongolia Interior; las ciudades capitales de Xi’an (Shaanxi), Guanzhou (Guangdong), Nanjing (Jiangsu), Hangzhou (Zhejiang), Changchun (Jilin), Xiamen (Fujian) y Kunming (Yunnan), así como las ciudades especiales de Hong-Kong y Shenzen. Un amplio y diverso recorrido en el que se han podido contemplar las impresionantes bellezas naturales de un territorio tan extenso como el de todo el continente europeo, o que supone la mitad del de todos los países que componen el espacio físico y cultural de la gran región iberoamericana.

Guangzhou (Cantón): La ciudad que se reinventa a sí misma

El contenido y la narración de la sección que aparece en la portada de cada número han descrito siempre las raíces históricas y las referencias geográficas de la provincia o ciudad en cuestión. Se aportan diversos datos para situar a nuestros lectores, el principal objetivo y finalidad de esta publicación, y no se olvidan las claves turísticas y, cómo no, gastronómicas. Lugares reconocidos con la cuádruple o quíntuple “A”, las más altas calificaciones que China asigna a sus espacios más vistosos, así como aquellos que están incluidos en la prestigiosa lista del Patrimonio de la Humanidad, declarados por la UNESCO y que, en el caso de esta nación, aporta 53 de ellos al listado global, solo por detrás de Italia que tiene reconocidos 54.

4717: El año del Cerdo de Tierra en China

También la revista se ha sumado, año tras año, a las celebraciones del Año Nuevo del calendario tradicional. Así, y cada mes de enero, se realiza un reportaje principal destacando las principales costumbres que se llevan a cabo en esta festividad que en China adquiere una especial importancia. Junto a quienes nos leen en papel, en la web o en las aplicaciones para dispositivos móviles, hemos celebrado los años dedicados al tigre (2010), conejo (2011), dragón (2012), serpiente (2013), caballo (2014), cabra (2015), mono (2016), gallo (2017) y perro (2018). Solo quedan, para completar la docena de animales del horóscopo clásico, los que tendrán como protagonistas al cerdo (2019); la rata, que inicia el ciclo (2020); y el buey (2021). El simbolismo de los animales, su significado en la sociedad y las leyendas que adornan los atributos que reciben las personas, por nacer en un año bajo el signo de cada uno de ellos, han sido descifradas en los diversos textos, ilustraciones y fotografías que se le han asignado.

Los tulou de la etnia ‘hakka’

Dicho complemento gráfico, ilustraciones y fotografías, sirven de gran ayuda en la lectura y, sin ellas, no es posible captar de un vistazo todo lo que se quiere expresar. Hasta ahora se cuentan unas 6.000 imágenes o ilustraciones que han convertido a esta revista en una gran enciclopedia visual del acervo natural, social y cultural chino. Precisamente la portada, el lugar desde el que se capta la atención, han aparecido las mejores y más representativas imágenes de ese país. Desde el Templo del Cielo en Beijing o los guerreros de terracota de Xi’an, hasta las viviendas típicas (tulou) de los hakka de Guangzhou o la Torre de la Grulla Amarilla de Wuhan, pasando por las dunas del desierto de Tengger en Ningxia o el área escénica de Zhangjiajie en Hunan donde se inspiró y se rodó parte de la conocida película Avatar (2009). Y así hasta el medio centenar.

La torre de la Grulla Amarilla en la poesía china

Destacada referencia cultural

Esta publicación ha tenido como norte a través de esos primeros ocho años de vida a la Cultura, escrita con mayúsculas: sus manifestaciones de toda índole, las representaciones que se han dado de la misma, así como la forma y evolución que han tenido sus diferentes versiones a lo largo del tiempo. Es por ello que, por la sección asignada con ese mismo título, se han podido leer, ver y entender las más importantes. Esta publicación, con una clara vocación divulgativa tratada con solidez académica, no quiere perder su versión más próxima y accesible para llegar a un público más amplio al que también le interesan todos los aspectos de la civilización china.

Origen de los apellidos chinos (III): Zhang (张)

Los principios estéticos de la pintura tradicional, así como el arte chino en toda su extensión, han constituido dos de las series más completas que se publicaron durante los primeros años. Más cerca en el tiempo, en el año 2017, se dedicaron cinco reportajes de Cultura al origen de los apellidos chinos. De dicha serie se derivaron multitud de anécdotas y de situaciones de la vida cotidiana y de la sociedad. Por ejemplo, sabemos que el descendiente número 76 de Kong Zi (孔子, Confucio) es el jugador de ping-pong Kong Linghui (孔令辉); o que el nombre de familia Zhang significa disparar el arco; y que los dos apellidos más comunes en China, con casi 100 millones de personas cada uno, son Wang y Li.

Sharpei: El arrugado perro guardián chino

La sección ha albergado también artículos sobre poesía, cine, caligrafía, novela o curiosidades como el primer sello postal, que se imprimió en China hace ya 140 años, y que tenía por imagen un dragón dorado de cinco patas y ojos brillantes volando sobre las nubes. También se pueden citar los que tuvieron como protagonistas al simbolismo de las flores del ciruelo, la orquídea, el crisantemo o el bambú, y a los perros de la raza sharpei, un texto por el que supimos que estos animales que parecen arrugados por el aspecto de su piel son originarios de China y se conocen desde la dinastía Han (206 a.C.-220 d.C.).

La Academia Yuelu

Las academias chinas, como centros de irradiación cultural, han tenido su presencia en dicha sección. Por ejemplo, en el número 36 (mayo 2016), se dedicó un extenso reportaje a la provincia de Jiangxi, que recibe el nombre de “Tierra de las Humanidades” por sus numerosas academias que ejercieron una gran influencia cultural y se hicieron mundialmente famosas. Entre ellas, la Academia de la Gruta del Ciervo Blanco, situada en la vertiente sur del monte Lu, que se considera la primera del mundo. El término “academia” (书院, shūyuàn) empezó a utilizarse durante la dinastía Tang (, 618-907). O la Academia Chen, en Guangzhou, un complejo destinado principalmente a la ceremonia ritual dedicada a los ancestros. Su arquitectura lo convierte en el edificio más representativo de principios del siglo XX de la provincia de Guangdong.

La influencia del budismo en el idioma chino

Un viaje de ida y vuelta

Otra de las secciones que han marcado carácter a esta publicación es Comunidad Global. Con un formato amplio y popular, sus temas han profundizado en la concreción de las realidades civilizatorias iberoamericana y china así como en sus respectivas influencias en el viaje de ida y vuelta a uno y otro lado del mundo. Se han tratado asuntos tan diversos como la influencia de la escritura de Gabriel García Márquez o Jorge Luis Borges, la repercusión del Quijote o la influencia del budismo en la lengua; se han retratado lugares curiosos como la calle Xujiahui de Shanghái, los estudios de cine de Changchun o monumentos como el Templo del Cielo de Beijing o el colgante de Datong; la compleja orografía china representada por el monte Wuyi, la residencia de montaña de Chengde, la cima Wudang, o la cordillera Kunlun, así como el río Amarillo, la isla de Hainan o Qufu, el pueblo que vio nacer a Confucio.

La sociedad matriarcal mosuo a orillas del lago Lugu

Conocimos curiosidades como la de la sociedad matriarcal de la etnia yi en la provincia de Sichuan. Se trata de un grupo social que respeta mucho a las madres y en el que sus integrantes, compuestos por descendientes de una o varias abuelas maternas, eligen a la mujer más sobresaliente como cabeza de familia. Y leímos que el gusto por el vino en China es anterior incluso a la dinastía Han (206 a.C.) porque en la primera recopilación de poesía china, el Libro de las Odas (诗经, Shījīng), ya aparecen descripciones sobre la recogida y el consumo de la vid, una planta silvestre que se pensaba favorecía la longevidad y la salud.

El tornaviaje: El encuentro de tres continentes

Buscamos información detallada de la Ruta de la Seda en sus múltiples facetas y aspectos, como la derivada de la expansión marítima, y en la que averiguamos que “los vientos monzónicos aseguraban, según las estaciones, la regularidad de las singladuras, lo que hizo posible que la ruta marítima superara a la terrestre durante los periodos en que guerras e invasiones dificultaban o interrumpían el viaje de las caravanas por los caminos de Asia Central y Oriente Próximo.” O como el llamado tornaviaje durante el que, hace más de cuatro siglos, unos marinos españoles se hicieron a la mar y encontraron una ruta de navegación destinada a unir tres continentes de forma regular. Aquella aventura náutica surcaba el Pacífico de este a oeste desde Asia a América y después a Europa. Fue, por encima de todo, una ruta comercial aunque en las bodegas de los galeones que hacían la travesía también viajaban los conocimientos y las culturas de mundos desconocidos, que hasta entonces muy poco sabían unos de otros.

La gran diversidad del clima en China

La primera expedición se valió de los vientos que impulsaron a sus naves y de las condiciones de un clima condicionado por un monzón que ejerce su mecanismo regulador y que, dentro de la diversa variedad climática china, tiene una estación invernal seca que contrasta fuertemente con el cálido y húmedo verano. En la estación fría, en cambio, el anticiclón siberiano envía vientos helados que bajan las temperaturas hasta dejar las medias en 15º C, mientras que en verano el aire cálido y húmedo condiciona una media de las máximas cercana a los 35º C. Datos que obtuvimos de otro de los reportajes publicados en la citada sección Comunidad Global.

Ha habido más secciones y temáticas que sería demasiado prolijo enumerar y quienes son asiduos en nuestra lectura conocen sobradamente. En este mismo reportaje extraemos en un aparte las dedicadas a Personaje, Lengua, Expresiones, A Través de la Infancia y Entrevista. Pero no sería justo que este recuerdo de aniversario omitiera las secciones de Experiencias, A través del tiempo, Costumbres o Estilo de vida. Han sido centenares de páginas en las que se ha hablado de música, literatura, bellas artes, protagonistas iberoamericanos que han vivido a caballo entre los dos mundos, gastronomía tradicional, minorías étnicas, arquitectura, casas de té, festividades del calendario tradicional, caligrafía, fotografía y un sinfín de realidades que conforman y modelan la infinita idiosincrasia china.

Durante estos 50 números, se han podido leer más de medio millar de reportajes en los que se ha ofrecido siempre la versión más fidedigna de una cultura que ha asumido su pasado, vive sin complejos su presente y se dispone a encarar sin miedo un futuro luminoso no exento de retos. Desde esta revista, y con el beneplácito de sus lectores, seguiremos en la tarea de difundir certeramente todo aquello que representa y conforma a China, en la creencia que el mejor diálogo cultural entre los pueblos es aquel que se fundamenta en el mutuo conocimiento y establece unas relaciones de confianza sólidas.

Neruda y sus lazos de amistad con la nación china

Con nombre propio

Por la sección de la revista Personaje han desfilado, hasta la fecha, medio centenar de figuras públicas, actuales o del pasado, que han influido en las relaciones entre los mundos occidental y chino. Son reconocidas celebridades en sus respectivos campos de acción que van desde la literatura hasta el deporte pasando por las bellas artes, la diplomacia, la medicina o la ciencia. En el primer número, el elegido fue Juan Antonio Samaranch, a quien China tanto agradece su compromiso e impulso para que Beijing fuera la sede de los Juegos Olímpicos en 2008. Precisamente, el expresidente del Comité Olímpico Internacional falleció tan solo dos meses antes de aparecer nuestra publicación.

John King Fairbank: el gran sinólogo estadounidense

Por parte occidental hemos seguido la pista de la vida y obras de creadores como Picasso, Pablo Neruda, Mario Vargas Llosa y Pearl S. Buck; diplomáticos como Julio Palencia, Eugenio Bregolat y John King Fairbank; el periodista peruano Antonio Fernández Arce, el empresario español Albert Cohen, el dominico Francisco Varo o el incansable viajero Marco Polo. Por la parte china la lista de protagonistas es más larga, una cuarentena de hombres y mujeres que se han ganado el derecho a aparecer con su nombre propio en los libros de historia y que han dejado su impronta, además, en el imaginario chino y occidental.

Se han sacado a la luz la vida y obras de un corolario de personalidades de la ciencia, el arte en sus distintas manifestaciones, el deporte, la estrategia o el pensamiento, así como grandes ingenios que han brillado con luz propia y que han sido un estímulo para su país. A su vez, la revista ha querido con esta sección sacar a relucir en el mundo iberoamericano a dichas celebridades que han sido muy poco difundidas en Occidente. Todas ellas, pues, son símbolos y referentes del sentimiento colectivo que China transmite al mundo.

La lengua china

“Cruzar un río en la misma barca” (同舟共济)

Esta revista se ha distinguido, desde su primer ejemplar, por convertirse en una útil herramienta para el aprendizaje de la lengua china. Los caracteres han sido explicados, con didactismo y sencillez, en las secciones Lengua y Expresiones. Con abundantes ilustraciones, fotografías, ejemplos y unos textos comprensibles, quienes desean aprender esta lengua tan antigua han tenido la oportunidad de iniciarse, perder el miedo, afianzar conceptos o mejorar su nivel.

Análisis de los usos lingüísticos de la palabra 多 (“duō”)

Se han dedicado series de artículos sobre la formación de los caracteres, números, radicales, clasificadores o verbos. También textos específicos, apoyados en dibujos en estilo de cómic, sobre el vocabulario más utilizado por quienes desean viajar a China: en un hotel, medios de transporte, comprar por Internet, hacer una llamada o escribir por WeChat, entre otras situaciones de la vida cotidiana.

Finalmente, y desde el número 13 (julio 2012), se han publicado textos ininterrumpidamente sobre modismos o expresiones en chino, con su significado literal y su traslación lingüística y sentido equivalente en español. Un completo recorrido sobre una lengua que hablan más de mil millones de personas en todo el mundo.

Una mirada infantil

La búsqueda por alcanzar nuevos públicos, y por hacer que esta publicación resulte más amena y divulgadora, fueron los principales objetivos que alumbraron la nueva sección infantil. Con el título de A través de la infancia, y con unas ilustraciones dirigidas en exclusiva a ese público, la sección ha sido el complemento perfecto para que los más pequeños accedan a los contenidos de la revista. Sus dos páginas, con profusión de viñetas, cierran el tema de Portada habitual y permiten ofrecer una mirada infantil a la región, provincia o ciudad que se ha tratado extensamente en las páginas anteriores. Los textos de la sección, redactados en forma breve para facilitar su lectura y comprensión, están escritos en chino, pinyin y español. Así, el público infantil y juvenil puede también incorporarlos como complemento divertido de aprendizaje y empiezan, además, a acostumbrarse a los caracteres y a su transcripción fonética.

Voces de Iberoamérica

En enero del año pasado esta publicación estrenó una nueva sección multitemática. Bajo el título genérico de Perspectivas sus páginas se abren siempre con una entrevista a quienes dirigen los Institutos Confucio (IC) del espacio iberoamericano. Todos ellos han conformado un coro de voces muy representativo de la fortaleza y dinamismo de los IC en el gran espacio regional iberoamericano. La primera de las entrevistas fue para el máximo responsable de CRICAL, el Centro Regional de Institutos Confucio para América Latina, Roberto Lafontaine, para quien el aporte de esta institución “es crucial para divulgar el idioma y la cultura china en América Latina”.

Además del citado, otros trece responsables de IC han sido entrevistados hasta ahora. Lilian Espinoza desde Viña del Mar (Chile) afirma que “conocer la lengua china es un elemento diferenciador” y Arsenio Alemán, en La Habana, advierte que este idioma reportará empleos bien remunerados. En la misma línea se expresa el sinólogo Enrique Posada desde Bogotá para quien “China es cultura y desarrollo y su lengua se escribe en futuro”. En Lima, Rubén Tang pone el acento en el uso de las tecnologías digitales para acceder a la enseñanza de la lengua mientras que Isabel Cervera (Madrid) destaca que “las manifestaciones artísticas y culturales son fundamentales para el aprendizaje lingüístico”.

Sostiene el ex diplomático colombiano Pablo Echavarría, responsable del IC de Medellín, que quienes estudian en China “se convierten en embajadores de ese país allá por donde van”; y lo propio dice su colega mexicano Andrés Aluja (Universidad Autónoma de Yucatán) quien insiste en las ventajas del intercambio entre alumnados. Luis Pérez van Morlegan, en Buenos Aires, califica de “reto el de vincular a personas en un mundo cada vez más complejo y de difícil interpretación”; si bien la directora del IC de Costa Rica, Lai Sai Acón Chan, no duda en afirmar que ambas culturas “comparten familia y comunidad como parte integral de su idiosincrasia”.

En dichas entrevistas hemos conocido los proyectos que impulsan estos centros difusores de la lengua y la cultura chinas, como el que anunció Norberto Consani, de La Plata (Argentina), con su nuevo postgrado de especialización en Estudios Chinos. También se hacen eco de la importancia de su imbricación con la sociedad local a la que sirven. Para José Salazar, “la población ecuatoriana reconoce el rol protagónico de China como principal potencia económica y comercial”; y Andrea Pappier (secretaria general en la Universidad Nacional de La Plata) subraya que “la sociedad argentina demanda más conocimiento e información sobre China”; lo que su colega coordinador de idioma en Buenos Aires, Pablo Cullinan, interpreta como el “desafío de llegar a capas de la sociedad que todavía desconocen el gran acervo cultural chino”.

Audio y texto en chino de este reportaje:

[Chino] 12. Revista Instituto Confucio: La gran riqueza geográfica, social y cultural de China al mundo iberoamericano en más de 50 números


ic_ESP_50

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 50. Volumen V. Septiembre de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Escucha en nuestro podcast el reportaje “Revista Instituto Confucio: La gran riqueza geográfica, social y cultural de China al mundo iberoamericano en más de 50 números“, locutado en chino mandarín.

La Revista Instituto Confucio es la primera revista cultural bilingüe hispanochina, y en septiembre de 2018 publicó su número 50. Durante estos años la revista ha abierto sus páginas a una realidad casi inabarcable: la de un país inmenso, con una historia milenaria y con un rico patrimonio natural al que completan una moderna sociedad y una civilización que ha legado una huella indeleble a la humanidad. Se cumplían hasta esa fecha ocho años, otra cifra mágica en el imaginario chino, en los que, a través de sus reportajes y fotografías, quienes han deseado conocer China se han deleitado con todas sus manifestaciones geográficas, monumentales, artísticas o gastronómicas.

Transcripción del audio en chino:

献给伊比利亚美洲世界——浓缩在50 期杂志中的中国历史、社会和文化财富

您正在阅读的这本杂志,是第一本以汉语和西班牙语写成的双语文化杂志。如今,这本杂志走过了一个圆满整数的岁月,因为这是杂志出版的第50期。50期杂志的每一页都满载内容故事,这些内容组成了一个广袤的、享有千年悠久历史的、拥有丰富自然资源的国家——中国。它继承了人类史上无法磨灭的文明印记,也展现了现代社会的发展与开明。时间飞逝,转眼已过八年,“八”对于中国人来说也是一个神奇幸运的数字。在这八年里,通过杂志的图片和报道,那些希望认识中国的人了解到了中国的地理、历史、艺术和美食,这是多么令人愉悦的一件事啊! 因此,正值杂志50期出版之际,一个如此特殊的日子,我们来对过往时光进行总结,同时展望未来赋予我们的责任。

2010 年7 月,经过前期紧张繁复的准备工作,《Instituto Confucio》《孔子学院》杂志中西双语版的第一期开始了它激动人心的出版之路。这条路一直硕果累累地持续到了现在。拥有收藏价值的第一期杂志封面是当年上海世界博览会中国馆的特写照片。上海世博会在2008 年北京奥运会后仅仅20 个月后举办, 共有192 个国家、50 多个国际组织参展。

在面向公众开放的短短半年时间中,就有来自世界各地的七千多万人慕名来参观世博会里众多的新奇场馆。杂志也借此展示了这场国际盛会,并在第一期的封面报道中这样写道“这些形形色色的展馆、礼貌热情的服务以及智慧的城市生活都展现出了中国对世界的热情拥抱”。通过上海世博会,通过这场华丽的盛宴,中国向世界证明它是一个开放的国家,一个传统与现代和谐相融的国家。

2009 年3 月中英双语杂志《Confucius Institute》《孔子学院》正式出版发行。在随后不到一年半的时间内,其他七个版本的双语杂志也一同面世:中俄文、中韩文、中日文、中阿文、中法文、中泰文以及中西文,巧合地构成了“八”这个神奇幸运的数字。2014 年3 月,《孔子学院》杂志大家庭又增加了三名新成员:中葡文、中意文和中德文版本。

自中西双语杂志第一期出版开始, 杂志便明确了创刊的目标:保证高质量的编辑水准、提供所有与中国相关的优质信息并成为中国与西语各国语言学术交流的联系纽带。通过杂志,建立起拉丁美洲、伊比利亚半岛与中国间的文明对话。杂志并不局限于传播中国历史、文化及社会知识,也要为各阶段的汉语语言学习者提供一个学习的工具。因为需要强调的是,在数万个汉字背后,隐藏着中国的文化传统、思想体系以及价值观念。若忽视了这些因素,汉语语言学习将无法取得相应的进步。

因此,杂志致力于加深人们对中国历史和地理知识的认知。出于这个目的, 杂志萌生的想法便是向读者介绍中国广袤多样的地理环境。2011 年7 月的第七期杂志主题集中于北京。从同年11 月的第九期杂志开始,每期杂志都以中国的一个地区、城市或者省会为主题。

杂志全览

截至目前, 在50 期杂志发表的4200 页面上共出现了中国的四个直辖市:北京、上海、天津和重庆,22 个中国大省,4 个少数民族自治区:广西、宁夏、新疆和内蒙古,7 个省会城市: 陕西西安、广东广州、江苏南京、浙江杭州、吉林长春、福建厦门和云南昆明, 除此之外还有中国的特别行政区香港和特区深圳。在这个地域面积堪比整个欧洲、半个拉美大陆的国家,人们通过这条悠长的杂志主题路线欣赏到了它广袤土地上的优美风景。

每期杂志的封面内容都会描述这个地区的历史渊源和地理特征。还会为读者提供不同的内容让读者感知到杂志出版的初衷和目标,当然,为读者提供的旅行和饮食建议也是每期杂志必不可少的内容。杂志涵盖了中国广阔疆域上那些最高级别的4A 和5A 级旅游景区,也涵盖了列入联合国教科文组织世界文化遗产名录的景观。要知道这个国家拥有53 个世界文化遗产,仅次于拥有54 个文化遗产的意大利。

除了中国秀美的水土风情,记载每年的阴历新年庆祝活动也是杂志的传统。每年一月,杂志都会刊登中国春节报道,介绍这个重要节日里的习俗和传统。我们与广大的纸刊、移动客户端和网络读者一起共同走过了2010 年的虎年、2011 年的兔年、2012 年的龙年、2013 年的蛇年、2014 年的马年、2015 年的羊年、2016 年的猴年、2017 年的鸡年和2018 年的狗年。在中国十二生肖的轮回中,我们还差生肖动物中最后一位2019 年猪年,以及下一个轮回中第一位的2020 年鼠年和2021 年牛年。在杂志中,精美的图片和文本为你揭秘十二生肖动物的代表意义、社会意义、生肖传说以及人们对各自属性动物的解说。

为了方便阅读, 杂志添加了图片、插画和照片,帮助读者快速地获取信息。截至目前,杂志共收录了6000 张图片和插画。大量的图片将杂志变成了视觉的百科全书,为我们展示了中国的自然、社会和文化财富。封面是杂志最明显最吸引人的地方。正是通过封面,杂志为读者呈现了中国最优质最具代表性的图像:北京的天坛、西安的兵马俑、广州的客家土楼、武汉的黄鹤楼、宁夏的腾格里沙漠、作为电影《阿凡达》灵感来源及拍摄地的湖南张家界以及其他共50 处景观。

文化因素的突出

这八年来,杂志一直高度重视文化, 并以其引导杂志发展的方向。这其中包括文化本质的多重表现、文化本身以及随着历史演变而展现出的种种形式和面貌。也正因此,在杂志《文化博览》同名栏目中,我们能够读到、看到并了解到中国文化中最重要的方面。杂志以学术严谨为根本,以推广为己任,展现平易近人的一面,来帮助更广泛的读者大众了解到中国文明的各个方面。

自杂志开始发行以来,中国国画的审美原则和中国艺术全貌是《文化博览》栏目最为完整的两个主题系列。将时间拉近到2017 年,杂志在《文化博览》栏目共发表了五篇关于中国姓氏的文章。在姓氏这一系列主题中,除了姓氏知识,我们还了解到了很多日常趣闻和逸事。例如:通过姓氏主题,我们知道了孔子的第76 代孙为著名的乒乓球运动员孔令辉;家族姓氏张是拉弓开弓的意思;中国拥有最多人数的姓氏为王和李,拥有这两个姓氏的人数惊人,都为将近一亿人。

《文化博览》栏目也谈论了中国的诗歌、电影、书法、小说和很多新奇事物, 例如140 年前印刷的中国第一枚邮票。邮票图样是一条穿越云层的巨龙,金黄色的身躯上挥舞着五只龙爪,闪亮的双眼直视前方。花中四君子的梅兰竹菊也是《文化博览》板块的主角。除此之外, 我们也了解到臃肿可爱、浑身褶皱的沙皮狗来源于中国,且自公元前206 年到公元前220 年的汉朝开始便已存在。

作为文化传播中心的中国书院也出现在了《文化博览》栏目。2016 年5 月发布的第36 期杂志曾大幅报道江西省。因省内众多书院发挥的文化影响和享誉世界的知名度,江西省也被称为“中国人文之乡”。其中位于庐山南麓的白鹿洞书院被誉为“海内第一书院”。书院这个词于唐朝便开始使用。除了白鹿洞书院, 还有著名的广州陈氏书院,最开始只是用于祭祀祖先的祠堂,因其传统独特的建筑风格,陈氏书院成为了广东20 世纪初的建筑代表。

双程之旅

杂志的另一大特色栏目是《全球社区》。栏目采用大版面将中国和伊比利亚美洲国家的文明精华淋漓展现,并深入探讨两个地域间的文明往来和相互影响。栏目曾多次提出引人入胜地探讨, 比如:作家加夫列尔·加西亚·马尔克斯和豪尔赫·路易斯·博尔赫斯作品的影响、《堂吉诃德》的社会反响以及佛教对语言产生的作用。《全球社区》也详细描绘了一些中国的新奇地点,如上海的徐家汇路和长春电影制片厂。当然, 地理历史景点也是栏目的常客,像北京的天坛、大同的悬空寺、颇具代表性的武夷山、承德的避暑山庄、武当绝顶、昆仑山脉、黄河、海南岛和孔子诞生地曲阜等等。

除此之外,我们还了解到了位于四川省的母系氏族后代——少数民族彝族。在这个少数民族,人们尊崇敬爱母亲, 家庭单位都由母系亲人构成,家族的女性长者会选出优秀的女性担任家族首领。除了少数民族的特殊习俗和生活方式,我们还读到了中国人喜爱酒的缘由。中国人对酒的热爱要追溯到汉代以前,在中国的第一部诗歌总集《诗经》中就出现了人们采摘食用野葡萄的描述,因为人们认为这种野生浆果拥有延年益寿的功效。

同样,我们也全面深入地了解到了丝绸之路,如由丝绸之路延伸而来的海上航行路线。同样,我们也知道了不同季节的季风气流能够保证航海路线的规律行进。也正是因为这个原因,在中亚和近东国家战火绵延、陆上丝绸之路被阻断之时,海上丝绸之路得以赶超。我们 还知晓了四个多世纪前由西班牙航海者发现的被称为“乌尔达内塔”的航海线路, 一条连接三大陆地、平静且安全的新航海路线。它从东到西穿过太平洋,由亚洲出发到美洲再到欧洲。航线上来往着商贸船只,但是船舱酒窖中也传送着人们对那时还未知晓世界的见识和见闻。

第一次远航探险的成功得益于周期性季风创造的气流和气候条件。也正是由于季风的影响,中国的气候环境复杂多样。干燥的冬季和炎热湿润的夏季形成了鲜明对比。严寒季节,西伯利亚反气旋带来寒冷的气流,平均温度也因此下降到了15 摄氏度。而相反,夏季的湿热空气营造了平均温度为35 摄氏度的高温环境。上述这些数据和知识也都是来源于杂志《环球博览》这一栏目的报道。

在这里,杂志其他的栏目和板块就 不一一赘述了,相信杂志的忠实读者对此都了然于心。在本期杂志中我们还为《本期人物》、《汉语角》和《访谈》另辟版面, 但这并不表示我们在期刊周年之际忽略了像《图片故事》、《说古论今》、《中国风尚》和《生活方式》等栏目的重要性。在这些栏目中,杂志用了上百张页面为读者介绍 了音乐、文学、美术、中西友人、传统美食、少数民族、建筑、茶馆、传统节日、书法、摄影以及塑造着中国特性的方方面面。

在这50 期杂志中,我们用500 多篇报道,通过一个端正真实的视角为读者展现了中国,这个汲取历史精华、勇于直面现在、无畏未来挑战、勇往直前的国家。因此,从这期杂志开始,在各位读者的见证下,我们将以更加严谨的态度继续推广中国的文化和知识。因为我们坚信:不同民族间最好的文化交流要建立在互知互信的原则和关系上。

值得铭记的名字

自杂志的《本期人物》栏目推出之日起,共有50 多位 历史及现代公众名人被囊括其中。这些名人都是影 响中国与西方国家关系的重要人物。他们投身不同的领域, 从事文学、体育、艺术、外交、医学和科学,是各领域的 精英和代表。在他们之中,第一期杂志选择了胡安·安东 尼奥·萨马兰奇。正是因为他的承诺与推动,北京成功当选 2008 年奥运会的主办城市。遗憾的是,这位国际奥委会前 主席在这篇报道面世前两个月安然离世。 在杂志报道的西方人物的名单中,我们看到了毕加索、 巴勃罗·聂鲁达、马里奥·巴尔加斯·略萨以及赛珍珠这些 创作者的身影;看到了外交官胡里奥·帕伦西亚、欧亨尼 奥·布雷戈拉特和费正清,也看到了秘鲁记者安东尼奥·费 尔南德斯·阿尔赛、西班牙企业家艾伯特·科昂、多明我 会修士万济国,还有永不疲倦的旅者马可·波罗。在中国方面, 列举出来的名单就更长一些,共有40 位男女学者的姓名跃 然纸上。因为他们在中西交流中的重要贡献,他们的名字 得以被记载在历史书上,他们的事迹得以被全世界铭记。 通过杂志的《本期人物》栏目,我们看到了那些科学、 艺术、体育、思想和战略大家的生活和著作,也了解到了 那些著名的智者,惊叹他们是如何用自己的智慧激励国家 前行。借着这个主题栏目,杂志希望这些被西方鲜少了解 的精英们能够闪耀于伊比利亚美洲大陆。因为他们是中国 这一集体的标志和代表,汇聚着这个亚洲大国向世界传达 的情感。

汉语角

杂志创立伊始、首期杂志编写之初,杂志便将成为汉语学习辅助工具这一目标作为己任。在《汉语角》和《趣味汉语》栏目中,我们通过简洁的教学方法对汉字进行释义。通过丰富的插图、照片、大量例句和简单明了的文本, 帮助那些想要学习这门古老语言的人丢掉恐惧, 好好开始,也帮助他们巩固所学,提高水平。

围绕汉字形成、数字用法、偏旁部首、量词以及动词这些内容,杂志先后刊登了一系列的文章。除此之外,杂志还使用漫画形式的图片和特殊文本为想开启中国之行的读者以趣味性的方法呈现最常用的日常词汇:入住酒店、交通出行、网上购物、打电话、微信沟通等生活主题。

从2012 年7 月第13 期开始,杂志断断续续发表了关于汉语成语及俗语的文章。文章详细解释了这些汉语表达的字面意思、语言迁移和所对应的西语表达方式,以此增加学生对这个拥有数十亿使用者的语言更全面的了解。

童真一瞥

了吸引新的读者、增加趣味性和普及度, 杂志新开辟了儿童专栏。以《孩子眼中的中国》为主题,辅以针对儿童读者群体的特制插画,帮助小小读者们更好地理解杂志内容。在专栏版面上,通过大量的漫画图片,以童真的笔触续写封面主题内容,让儿童读者能够从他们的视角出发,开启一场中国之旅,领略这些被详尽介绍的地区和城市。儿童板块的文本内容简短精练,方便小读者们的阅读和理解。而且每段文本都由三种形式书写:汉语、拼音和西班牙语。这样,杂志在为儿童及青少年读者提供趣味性学习辅助的同时,也能帮助他们逐渐熟悉汉字和语音。

伊比利亚美洲之声

年一月杂志新开创了一个多元主题栏目, 取名为《透视》。该栏目内容围绕伊比利亚美洲大陆展开,刊登拉美孔院院长们的采访记录。虽然来自不同的孔子学院,但是大家对孔子学院在伊比利亚美洲这片广袤大陆上所起到的积极作用表示一致的赞同。栏目采访的第一位对象便是孔子学院拉美中心的最高代表罗伯特·拉封登先生,罗伯特先生高度赞扬孔子学院为“拉美大陆语言文化传播的关键”。

除了孔院拉美中心主任罗伯特先生,杂志先后采访了其他13 位孔院负责人。智利比尼亚德尔马的圣托马斯大学孔院外方院长李莲认为“汉语是当下突出自我的一大要素”,哈瓦那的阿森尼奥·阿莱曼断言汉语将为人们带来更多的高薪就业机会。波哥大的汉学家恩里克·波萨达也认为“中国的文化和发展让汉语成为了未来的语言”。当我们把目光聚焦利马,秘鲁天主教大学孔院外方院长邓如朋主张语言教学中数字技术的应用。而马德里孔院外方院长伊莎贝尔·塞尔维拉则强调“艺术及文化沉浸对语言学习不可或缺的作用”。

麦德林孔院代表、前哥伦比亚外交官巴勃罗·埃查瓦利亚认为前往中国留学的学生都是“代表国家的外交使者”。同样,墨西哥尤卡坦自治大学孔院的安德烈斯·阿鲁赫也一直赞扬学生交流项目所带来的种种好处。布宜诺斯艾利斯孔院院长路易斯﹒佩雷斯﹒范﹒莫兰根坦言“在人际关系愈加复杂难释的世界,我们正在直面挑战”。然而哥斯达黎加孔院外方院长陈丽茜从另一角度坦承双方文化都拥有“将家庭和集体融入自身”的共性。

通过采访,我们了解到了各位外方院长们对汉语及汉语学习的想法,也了解到了他们所在的语言文化推广中心举办的各类活动,比如阿根廷拉普拉塔国立大学孔院院长诺尔贝托·孔萨尼设立的以“中国研究”为主题的研究生项目。在采访中,受访者们也强调了这些活动为当地人带来的重大影响。厄瓜多尔孔院院长何塞·萨拉萨尔提到“厄瓜多尔民众承认中国这一经济强国在国际商贸领域中扮演的重要角色”。拉普拉塔大学孔子学院秘书长白安蕾强调“阿根廷社会对中国的知识信息需求愈来愈大”。白安蕾秘书长的工作伙伴,阿根廷布宜诺斯艾利斯语言文化协调员巴勃罗· 古里宁对此表示同意并认为“将中国的宝贵文化财富推广到对此陌生的社会人群中,是我们面对的巨大挑战”。


ic_ESP_50

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 50. Volumen V. Septiembre de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

"Cruzar un río en la misma barca" (同舟共济)

La expresión china “cruzar un río en la misma barca” (tóngzhōugòngjì, 同舟共济) se emplea como metáfora de la idea de que las personas, cuando se encuentran en dificultades, si unen sus fuerzas pueden salir airosas de cualquier apuro.

“Cruzar un río en la misma barca”

同舟共济

Durante el Periodo de las Primaveras y Otoños (770-476 a.C.), los súbditos de los reinos de Wu y Yue sentían animadversión mutua, pues siempre se enzarzaban en disputas y se profesaban un odio acérrimo. En una ocasión, personas de ambos reinos se vieron ante la encrucijada de tomar la misma barca para cruzar un río. Durante el trayecto les sorprendió una terrible tormenta que amenazaba con acabar en el fondo del río con las vidas de sus ocupantes. La situación era de extremo peligro. En momentos así, a vida o muerte, los rivales de ambos reinos dejaron a un lado sus diferencias y, sin atender a la procedencia de cada cual, decidieron ayudarse mutuamente y enfrentarse juntos a aquel desastre natural. Finalmente, la embarcación alcanzó indemne la otra orilla.

La expresión “cruzar un río en la misma barca” (tóngzhōugòngjì) se emplea como metáfora de la idea de que las personas, cuando se encuentran en dificultades, si unen sus fuerzas pueden salir airosas de cualquier apuro.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag

“La papada y la mandíbula están perfectamente coordinadas, pero sin los labios los dientes se enfriarían”

  1. “Un hombre del reino de Zheng comprando zapatos”
  2. “Tratar de dirigirse al sur con el carruaje orientado al norte”
  3. “Aprender a caminar en Handan”
  4. “Gastar mil piezas de oro comprando huesos”
  5. “El talento de Bo Le con los caballos”
  6. “Pensar en 3 por la mañana y 4 por la noche”
  7. “Utilizar la lanza más aguda para atacar el escudo más resistente”
  8. “Ver una serpiente reflejada en la copa”
  9. “El utópico manantial de los melocotoneros”
  10. “Tocar el ‘guqin’ a un buey”
  11. “Tragarse un dátil entero”
  12. “Devolver intacto el jade al reino de Zhao”
  13. “Por la gracia del Cielo”
  14. “Taparse los oídos para robar una campana”
  15. “Señalar un ciervo y decir que es un caballo”
  16. El zorro aprovecha el poder del tigre”
  17. “El hombre ingenuo mueve montañas”
  18. “Reparar el establo tras perder una oveja”
  19. “Matar dos águilas con una sola flecha” (一箭双雕)
  20. “Comprar la caja y devolver la perla” (买椟还珠)
  21. “Quedar por detrás de Sun Shan” (名落孙山)
  22. “Aquí no hay 300 onzas de plata” (此地无银三百两)
  23. “De cien disparos, hacer cien dianas” (百发百中)
  24. “Tirar de las plantas frescas para ayudarlas a crecer” (揠苗助长, yàmiáozhùzhǎng)
  25. “Dibujar una serpiente y añadirle patas” (“Huà shé tiān zú”)
  26. “La distancia pone a prueba la resistencia del caballo, el tiempo revela el verdadero corazón de las personas”
  27. “La papada y la mandíbula están perfectamente coordinadas, pero sin los labios los dientes se enfriarían”
  28. “Permanecer junto a un árbol esperando que más liebres se estrellen contra su tronco”
  29. “Hacerse pasar por uno de los músicos en una orquesta sin saber tocar”
  30. “Los cuatro ciegos y el elefante” (盲人摸象, “Máng rén mō xiàng”)

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 55. Volumen IV. Julio de 2019.
Leer este reportaje en la edición impresa

Bayas de goji.

Las bayas de goji (rojo), la regaliz china (amarillo), las piedas de Helan (azul), la piel de oveja tan (blanco) y el alga facai (negro), son conocidos como los cinco tesoros de Ningxia. La Región Autónoma de Ningxia, situada en el curso superior del río Amarillo, es un área habitable gracias a este, lo que le permitió convertirse en una de las culturas más duraderas de este curso fluvial. Su paisaje natural y sus propiedades geográficas únicas le confieren numerosos y famosos productos. 

Reportaje de Shang Shengnan尚胜男

Tesoro rojo: goji

Bayas de goji
Bayas de goji

El goji (枸杞, gǒuqǐ) ocupa el primer puesto de los cinco tesoros de Ningxia. Su fruto es conocido como “baya de goji”, y su nombre proviene de la similitud entre este fruto y dos plantas que se llaman gou () y qi (). Pertenece a la familia de las solanáceas, sus arbustos son pequeños y puede alcanzar los cien años de vida. En las odas “Xiaoya” del Clásico de poesía (诗经﹒小雅) aparece escrito: “En las escarpadas montañas del norte, recojo sus bayas”, lo que demuestra su larga historia. Antiguamente, estos frutos eran empleados como tributo a la familia real, lo que prueba su elevado valor y rareza. Se dice que, originalmente, las bayas de goji de Ningxia crecían de forma natural junto al río Amarillo y más tarde, tras ser escogidas y mejoradas por los han, se plantaron poco a poco por todo el país.

Cultivos de bayas de goji
Cultivos de bayas de goji

Su valor nutricional es muy alto y son además muy valiosas en la medicina tradicional china. El Clásico de materia médica de Shennong (神农本草经) es el primer texto antiguo de este tema en el que se las menciona. Según el Compendio de materia médica (本草纲目) del autor Li Shizhen, de la dinastía Ming (, 1368-1644), “en primavera se recoge la hoja, conocida como ‘esencia de los cielos’; en verano se cosecha la flor ‘de la longevidad’; en otoño se recolecta el fruto, al que se llama ‘baya de goji’; y, finalmente, en invierno se obtiene la raíz, apodada como ‘hueso y piel de la tierra’”. En la actualidad, las bayas de goji se consumen para combatir la fatiga, para reducir la presión arterial y como complemento nutricional. Hay datos que demuestran que el aporte alimentario de las bayas de goji de Ningxia es más rico que el de otras regiones, aportando calcio, hierro, fósforo, carbohidratos, proteínas, aminoácidos y vitaminas. Las bayas de goji son, sin duda, un gran tesoro y, como dijo el poeta Su Dongpo en su obra Cinco canciones del pequeño huerto: goji (小圃五咏﹒枸杞): “Se recogen las raíces y los frutos, sin desechar nada”.

Tesoro amarillo: regaliz china

Gancao o “regaliz china”
Gancao o “regaliz china”

El gancao o “regaliz china” (甘草, gāncǎo), también llamado tiancao (甜草, tiáncǎo) pertenece a la familia de las fabáceas. Suele crecer en zonas áridas, como estepas o desiertos. El gancao combate la congestión nasal. Ha sido empleado como hierba medicinal durante más de dos mil años y es clasificado en el Clásico de materia médica de Shennong como un fármaco fundamental. Debido a la escasez de precipitaciones de Ningxia y su abundancia de luz solar, se dan las circunstancias ideales para que crezca; por eso se dice que esta región es la tierra del gancao.

Tesoro azul: piedras de Helan

Piedras de HelanLas piedras de Helan (贺兰石, Hèlánshí), también conocidas como “piedras de la suerte”, son producidas en las montañas Helan, entre 2.000 y 3.000 m  sobre el nivel del mar. Son un tipo de rocas muy valiosas con grabados y se usan como piedras de entintar. Representan uno de los “Cuatro tesoros del escritorio” (文房四宝, Wénfángsìbǎo) y son también un valioso objeto de coleccionista, muy apreciado por calígrafos y pintores. Ya a finales de la dinastía Qing (, 1644-1911) se remarcaba la importancia de Helan para la historia de las manualidades chinas con un refrán alusivo.

Piedras de Helan

Existe una hermosa leyenda sobre las piedras de Helan en la que había una bella y bondadosa princesa que se atrevía a amar a quien quisiera. Cuando su amado murió en batalla, lloró junto a su cuerpo y sus lágrimas se convirtieron en las preciosas y brillantes piedras de Helan. Los dioses se conmovieron tanto que resucitaron a su amado. A partir de entonces, la gente las consideró como un símbolo de amor y fortuna.

Tesoro blanco: piel de oveja tan

Oveja "tan"
Oveja “tan”

En las praderas de Ningxia abundan los pastos, cuyas aguas poseen propiedades alcalinas, y garantizan unas condiciones naturales ideales para la cría de ovejas tan. El pelaje de estos animales (滩羊皮, tānyángpí) es largo, suave, brillante y ondulado, y recibe el nombre de “nueve curvas”. El color de su pelaje es sobre todo blanco puro pero siempre tiene algo de negro.

Oveja "tan"
Piel de oveja “tan”

Las ovejas tan son descendientes de las mongolas, que llegaron a Ningxia con la migración nómada. La piel de estos ovinos se emplea principalmente para producir ropa de invierno cálida, suave, cómoda y elegante. Es un producto tradicional chino de exportación que se ha hecho famoso tanto dentro de China como en el extranjero.

Tesoro negro: alga facai

Alga facai
Algas “facai”

El facai pertenece a la familia de las algas. Es un alimento muy valioso que, después de ser secado, adopta forma de pelos con un color negro azabache y, por eso, recibe el nombre facai (发菜, fàcài; literalmente “verdura de pelo”). Las producidas en Ningxia son largas, suaves y flexibles, con una textura agradable. Como el nombre de esta alga (发菜, fàcài) suena similar a “hacerse rico” (发财, fācái), gusta mucho tanto en China como en el extranjero. Hay quienes pagan precios muy elevados para comprarlo como regalo o para hacer deliciosas comidas. Los valores nutricionales de esta alga son además muy ricos y por ello es tan buscada por los turistas. Actualmente, para prevenir la desertificación, se ha prohibido cosechar esta alga.

Ningxia: Una provincia de contrastes


ic_ESP_37

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 37. Volumen IV. Julio de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies