té negro tieguanyin

El té llamado tiěguānyīn (铁观) consiste en una variedad del té oolong o wūlóng cuyo nivel de oxidación se encuentra entre el té verde y el negro. La delicadeza y baja producción que manifiesta el tieguanyin determina por un lado su excelente sabor y por el otro la dificultad en el cultivo.

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
El té llamado tiěguānyīn (铁观音), procedente del condado de Anxi (安溪), en la provincia de Fujian (福建), consiste en una variedad del té oolong o wūlóng (乌龙茶) cuyo nivel de oxidación se encuentra entre el té verde y el negro. La delicadeza y baja producción que manifiesta el tieguanyin determina por un lado su excelente sabor y por el otro la dificultad en el cultivo. Considerado como la variedad más valiosa y representativa de la familia del té oolong, el tieguanyin se sitúa entre las diez variedades más prestigiosas del té chino, alcanzando gran fama tanto dentro como fuera del país gracias a sus extraordinarias cualidades, su delicado aroma y su exquisito sabor.

té negro tieguanyin

Diversas leyendas populares se inspiran en el origen de la denominación de esta variedad de té. Una de las cuales dice que durante el reino Qianlong de la dinastía Qing (清, 1644-1911), Wei Meng, un cultivador de té del condado de Anxi y budista practicante, sabía preparar muy bien el té y todas las mañanas durante diez años le ofreció una taza de esta infusión a la figura de la bodhisattva Guanyin (观音菩萨), diosa de la Misericordia. Una noche, el campesino soñó que existía una planta de té que exhalaba un aroma similar al de la orquídea. Cuando, en sueños, se disponía a recolectarla, fue despertado súbitamente por los ladridos de su perro. Al día siguiente se empeñó en buscar esta planta y no parar hasta encontrarla. Lo hizo en un acantilado igual al que aparecía en sus sueños. Así que ni corto ni perezoso, se llevó unas cuantas hojas de ese té para prepararse una infusión en su casa. Como su sabor era tan exquisito y aromático, Wei Meng dijo que era el mejor té que había probado jamás. Así que se acercó al barranco, arrancó la planta y la cuidó en su casa con mucho mimo. Unos años después estaba tan frondosa que se asemejaba a la figura de Guanyin. Las hojas eran de color verde oscuro, parecido al hierro, así que recibió el nombre de tiěguānyīn, donde tiě (铁) significa hierro, con lo que se le conoce como el té de la diosa de la Misericordia de hierro.

té negro tieguanyin

La zona de mayor producción de esta variedad de té se encuentra en el condado de Anxi, rodeado de montañas con cumbres elevadas y ligeras nieblas matutinas. Las condiciones naturales, tales como una temperatura media de entre 15 y 18 grados todo el año y la acidez y profundidad del suelo favorecen el crecimiento de las plantas de este té. El refrán popular que dice “cuando llueve mucho, hay flores todo el año, cuando no hay nieve en invierno, se oyen los truenos de vez en cuando” revela precisamente los factores clave para el cultivo del té. El condado de Anxi cuenta con una larga historia en la producción de té gracias a sus extraordinarias condiciones naturales. La cualidad perfecta de este producto herbario y el prestigio que ha ganado como consecuencia le otorga a esta zona el nombre de Fénix y Dragón o la Capital del Té en el sur de Fujian. En 1995, el té cultivado en el condado de Anxi recibió por parte del Ministerio de Agricultura chino la Denominación de Origen del Té Wulong.

té negro tieguanyin

Hay que dar mucha importancia a la forma correcta con que se prepara el té tieguanyin. Para degustar dicha infusión se recomienda el uso de teteras y tazas delicadas y de tamaño reducido. Durante la elaboración primero hay que introducir en la tetera las hojas de té y llenarla con agua hirviendo hasta la mitad. Después esa agua se tira, pues en este proceso solo se limpian las hojas de impurezas. A continuación ya se prepara la infusión con agua limpia durante dos o tres minutos. Posteriormente, se reparte la infusión caliente entre las tazas según el número de personas. Esta operación se puede repetir hasta tres veces, cambiando el sabor de una a otra degustación. La temperatura ideal del agua con que se elabora la bebida debería mantenerse entre los 80 y 90 grados, y ha de beberse el té entre 30 y 60 minutos después de elaborado para mantener así toda su frescura y propiedades. El proceso de degustación comienza por oler el aroma y después se saborea en el paladar. Se recomienda no añadirle azúcar, de este modo el fragancia transciende en la boca con un retro gusto muy sabroso.

té negro tieguanyin
El tieguanyin se sitúa entre la diez variedades más prestigiosas de té chino.

Cuando se está cansado del trabajo también se puede tomar una infusión de tieguanyin para reanimarse. No obstante no es nada recomendable consumir este té con el estómago vacío teniendo en cuenta que esta bebida podría afectar el sistema digestivo, tal como revela el dicho chino que dice que “no bebas el té sin comer nada previamente”. Además, tampoco se considera buena costumbre calentar muchas veces el té con agua hervida debido a que los elementos nutritivos se van agotando progresivamente.

té negro tieguanyin

Los análisis llevados a cabo sobre el té tieguanyin ponen de manifiesto unos 450 componentes orgánicos y 40 elementos minerales inorgánicos, entre los cuales destaca el polifenol de té, cuya función principal reside en aumentar la capacidad de la encima lipasa para disgregar las grasas y disminuir el nivel de colesterol en la sangre, así como en el control de la tensión arterial y la prevención de la oxidación corporal, el envejecimiento y el cáncer. Además, el tieguanyin ayuda a mantener la elasticidad y mantiene la piel bien hidratada. Hoy se ha puesto muy de moda beber tieguanyin entre la clase alta china, y asimismo en Japón tiene también una muy buena acogida, pues está considerado como el té de belleza o el té para adelgazar.

Todo sobre el té chino


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Grutas de Yungang

Los más de 2.000 años de historia de la ciudad de Datong han dejado como testimonio infinidad de tesoros por descubrir, como las Grutas de Yungang, el Templo Xuankong o la Gran Muralla. Además, la riqueza paisajística de esta zona nos ofrece parajes naturales como la Reserva del lago Wenying, la montaña sagrada Heng o la zona volcánica de Datong.

Un reportaje de
Carolina Navarro Plata
罗悦柔
Por su ubicación estratégica en el norte de China, Datong ha sido a lo largo de la historia un enclave crucial. En los siglos II y I a.C. se encontraba aquí el cuartel general de la comandancia de los han para proteger la frontera occidental de las invasiones de las tribus nómadas. Es considerada una de las 9 capitales chinas de la antigüedad, pues en el año 398 la tribu xianbei fijó aquí la capital de la dinastía Wei del Norte (386-534) que se mantuvo por un periodo de 96 años hasta que en el año 494 se movió a Luoyang, en la provincia de Henan. Además, fue también la capital secundaria durante las dinastías Liao (907-1125) y Jin (1115-1234). Por todo ello, en 1982 se la incluyó en la lista de ciudades históricas.

La muralla rodea el centro histórico de Datong
La muralla rodea el centro histórico de Datong. © fotonomada – stock.adobe.com

Con una población de 3.456.000 de habitantes (est.2018), está ubicada en el norte de Shanxi, en la Llanura de Datong. Es la segunda ciudad más grande de esta provincia, tras su capital, Taiyuan.  Antiguamente era conocida como Yunzhong o Pingcheng. Además, recibe el legendario nombre de “ciudad del fénix”, porque según la leyenda se creó a partir del ala rota de dicho animal mitológico.

Shanxi: Una provincia llena de tesoros

La urbe, situada a una media de 1.000-1.500 m sobre el nivel del mar y de clima monzónico continental, goza de cuatro estaciones bien distintas. La gran diferencia entre la temperatura media de invierno, de unos -11.8 ºC y la de verano, que ronda los 21.9 ºC, hacen que su temperatura media anual sea de tan solo 6.4 ºC. Por ello, el verano es una buena época para escapar del calor sofocante y disfrutar de los muchos encantos históricos y paisajísticos que Datong ofrece a sus visitantes.

Muro de los 9 dragones en Datong. © frdric - stock.adobe.com
Muro de los 9 dragones en Datong. © frdric – stock.adobe.com

Ciudad amurallada

El centro histórico, de forma cuadrangular, está rodeado por su conocida muralla construida originalmente en 1372, durante la dinastía Ming. Recorrerla en bici desde arriba con vistas a toda la ciudad es una de las actividades preferidas por turistas y visitantes. En la reciente reconstrucción de la muralla, se han mantenido docenas de torres de vigilia de madera, como las que se alzaban en el monumento original, con excelentes panorámicas.

Dentro de la ciudad amurallada encontramos una gran cantidad de monumentos históricos. Uno de los que más llaman la atención, por su impresionante colorido y abanico de tonalidades, es el Muro de los 9 dragones, también de la dinastía Ming. Este tipo de mural, decorado minuciosamente con azulejos, se construía frente a residencias reales o templos y tenía una doble función. Por un lado, recibir la protección de los dragones y, por otro, mantener alejadas las miradas curiosas. Este colosal ejemplar de 45.5 m de largo y 8 m de alto, se cuenta que se construyó en 1392 para el 13º hijo de Zhu Yuanzhang, el primer emperador de la dinastía Ming. El Muro de los 9 dragones de Datong es el más antiguo y grande de los que se conservan en China.

El centro histórico de Datong está rodeado por su conocida muralla construida originalmente en 1372. © fotonomada – stock.adobe.com

Al oeste del mural, se encuentra el Monasterio de Huayuan. Los principales edificios del complejo, construido originalmente durante la dinastía Liao (907–1125), incluyen los templos de Huayuan superior e inferior y la pagoda del mismo nombre. Esta última, de madera y 43 m de altura, es una de las más grandes del país. Se puede acceder a su parte más alta para disfrutar de unas preciosas vistas. Un paseo entre los bosques de bambú y los pinos del monasterio es la mejor forma de acabar la visita a este monumental complejo budista. A pocos metros al este, se halla la Torre del Tambor, de la dinastía Ming. En el tercer piso hay un gran tambor que antaño se utilizaba para dar la hora a los habitantes.

Situado en la puerta Wuding, en el norte del recinto amurallado, se encuentra el Museo de Esculturas de China, con obras tanto de artistas consagrados como de jóvenes promesas. Otro museo que es de obligada visita para aquellos que deseen profundizar en la historia de la zona, es el de la propia ciudad de Datong. El edificio, diseñado, entre otros, por el conocido arquitecto Kai Cui, está considerado una obra maestra del diseño. Fue erigido en 2014, en el distrito de Yudong, al este del centro histórico. La colección del museo incluye objetos de la tumba, situada a 13 km al sureste de Datong, de Sima Jinlong, duque de la dinastía Wei del Norte, y su esposa. De entre los más de 400 artefactos está uno de los mayores tesoros que guarda este museo, unas figuras de terracota en miniatura que datan de hace unos 1.500 años. Entre las más de 230 figuras, de unos 30 cm, hay animales domésticos y sirvientes cuya función era acompañar al duque y a su esposa en la otra vida.

Cuevas y estatuas en el interior de las Grutas de Yungang. © ping han - stock.adobe.com
Cuevas y estatuas en el interior de las Grutas de Yungang. © ping han – stock.adobe.com

Para poder saborear el ambiente de la ciudad y conocer mejor las costumbres locales, es necesario visitar la plaza Hongqi, literalmente “de la bandera roja”, al atardecer. En cuanto a naturaleza se refiere, la Reserva del lago Wenying es el pulmón de Datong, además de proveer a la ciudad de recursos hídricos. En 2012 se llevó a cabo la readecuación de la zona mediante la construcción de estructuras respetuosas con el medio ambiente y áreas de paseo, para que los habitantes de la ciudad pudieran disfrutar de este espacio de alto valor ecológico. Esta adecuación ha sido premiada y alabada a nivel internacional.

Grutas de Yungang. © Stripped Pixel - stock.adobe.com
Grutas de Yungang. © Stripped Pixel – stock.adobe.com

Tesoros culturales

A tan solo 16 km al oeste, a los pies de la montaña Wuzhou, se encuentra uno de los mayores tesoros de China, las Grutas de Yungang que, desde 2001, forman parte de la lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El arte budista que encontramos en estas cuevas son el reflejo y la consecuencia de los intercambios culturales surgidos de la Ruta de la Seda. Su construcción comenzó en el año 460, durante el reinado del emperador Wencheng de la dinastía Wei del Norte, y finalizó a principios del siglo VI. Las 252 cuevas en las que se encuentran más de 51.000 estatuas, se extienden a lo largo de 1 km de este a oeste. Unas de las más impresionantes son las cinco cuevas de Tan Yao (numeradas del 16 al 20), que acogen estatuas de entre 13.5 y 16.8 m de altura. Su nombre proviene del monje budista que solicitó la construcción de cinco cuevas al emperador Wencheng. La principal figura de la cueva 20 es un colosal Buda sentado sobre una flor de loto. Es típico ver a estudiantes de arte pintando cuadros de las estatuas frente a las grutas o incluso crear en directo reproducciones talladas en piedra.

Grutas de Yungang.
Grutas de Yungang. © fuyi – stock.adobe.com

El templo Xuankong o “colgante”, a unos 65 km al sureste de Datong, se asienta en la ladera de Hengshan, una de las montañas famosas de China. Para la construcción de este templo budista de la dinastía Wei del Norte, se aprovecharon las oquedades de la pared en la que se encuentra. En su mayoría, está construido en madera y consta de más de 40 estancias. Se llama “colgante” porque está suspendido a una altura de unos 50 m sobre el suelo y se ancla a la pared mediante pilares de madera.

Templo Xuankong. © fotonomada - stock.adobe.com
Templo Xuankong. © paveldvorak – stock.adobe.com

Al norte de Datong se pueden recorrer 340 km de la sección central de la Gran Muralla. Aunque la muralla se construyó a lo largo de más de 1.000 años y diferentes dinastías, la mayor parte de la que ha llegado a nuestros días pertenece a la dinastía Ming. Son más de 52 las fortalezas que se encuentran a lo largo de la Gran Muralla de Datong, una de las más importantes a nivel estratégico y militar de la era Desheng, literalmente “de la victoria”. Se encuentra a 1 km del paso que conecta Datong con Mongolia Interior.

Templo Xuankong.
Templo Xuankong. © fotonomada – stock.adobe.com

Otra de las fortalezas que más impresionan es la de Shoukou, ya que se trata de una zona montañosa y la Gran Muralla con sus torres de vigilancia de 15 m de altura, se alzan en las cimas de las montañas. Un lugar donde visitar la Gran Muralla y viajar en el tiempo es el pueblo de Bataizi, en el condado de Zuoyun. Lo que más impresiona de esta zona es la combinación del entorno rural y natural junto con el histórico. Además de la Gran Muralla, aquí se encuentran las ruinas de una iglesia católica construida a finales del siglo XIX por los jesuitas que llegaron a Shanxi. Los vestigios se mimetizan con el entorno y crean una fotografía sublime que impacta a quienes lo visitan. En el pueblo, que preserva el encanto rural, se puede ver a familias alrededor del fuego preparando pasta casera, mientras entonan canciones que narran la historia local.

Casas cueva

En la zona de Datong se pueden visitar las ‘casas cueva’, o yaodong. Se trata de construcciones típicas de la meseta de Loess que, en su mayoría, se encuentran en las provincias de Shanxi, Shaanxi, Henan y Gansu. Este tipo de casas, con entrada semicircular, se caracterizan por ser cálidas en invierno y frescas en verano. Datong también sorprende por su gran variedad paisajística. A tan solo 3 km al noreste encontramos la zona volcánica de Datong, con unos 30 conos volcánicos, que destacan por su majestuosidad y altitud, puesto que superan el millar de metros de altura: Heishan, Jinshan o Gelaoshan. 

El Templo Colgante de Datong

En China un refrán asevera que “venera a los Budas en el monte Wutai y compra cobre en Datong”. La producción de artículos de este metal aquí se remonta a más de 2.700 años atrás. Uno de estos artículos de bronce es el huoguo, literalmente “olla caliente”. Desde la modernidad consta de seis partes: el plato inferior, la base del fuego, la olla y su tapa, así como la chimenea y su tapa. De media pesan unos 3 kg y tienen capacidad para 2.5 l de agua. Los artesanos que producen estos calderos realizan auténticas obras de arte, pues en ellos tallan minuciosamente diseños modernos o clásicos como peces y flores de loto, los Ocho Inmortales o los Nueve Dragones subiendo a la luna. Este último fue ofrecido como regalo en 1973 por Zhou Enlai al presidente de Francia, George Pompidou, en su visita a Datong.

El plato estrella de la cocina de Datong es el huoguo. © smartape - stock.adobe.com
El plato estrella de la cocina de Datong es el huoguo. © smartape – stock.adobe.com

Como no podía ser de otra manera, el plato estrella de la cocina local es el huoguo. Se puede encontrar en la mayoría de restaurantes de la ciudad y no hay casa que se precie que no cuente con uno de ellos en la cocina. Es un tipo de plato para disfrutar en familia. En la olla con caldo se van introduciendo los ingredientes crudos y cortados en tiras muy finas para cocinarlos al instante. Es una sopa deliciosa que se caracteriza por no ser grasienta. Los ingredientes que se le pueden añadir son muy variados pero, en el de Datong, no suelen faltar el cordero, el tofu o la zanahoria. Otros platos típicos de la ciudad son los pastelillos de arroz amarillo, las empanadas fritas, la sopa de cordero agridulce o el cerdo asado.


Revista Instituto Confucio 59

pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 59. Volumen II. Marzo de 2020.
Leer este reportaje en la edición impresa

cheng jiageng

Chen Jiageng (陈嘉庚, 1874-1961), nacido en Xiamen, hizo fortuna como emigrante en Singapur. Chen Jiageng representaba a millones de chinos residentes en el extranjero y realizaba importantes donaciones económicas de una forma altruista hasta que en el año 1949, regresó a China a petición del presidente Mao Zedong para participar en asuntos políticos.

Reportaje de
Wang Wen
王文
Chen Jiageng (陈嘉庚, 1874-1961), prestigioso líder y representante de la diáspora china, recibió de la mano del presidente Mao Zedong el reconocimiento como “pionero de los chinos de ultramar y ejemplo de la nación china”. Él mismo se encargó de fundar en su ciudad natal, Xiamen, provincia de Fujian, la Universidad de Xiamen y el Colegio Jimei (predecesora de la Universidad de Jimei). Nombrado presidente de la Asociación general de chinos de ultramar en Nanyang para los refugiados chinos durante la guerra sino-japonesa, Chen Jiageng representaba a millones de chinos residentes en el extranjero y realizaba importantes donaciones económicas de una forma altruista. Más tarde, en el año 1949, regresó a China a petición del presidente Mao Zedong para participar en asuntos políticos, asumiendo diversos cargos de importancia, así fue vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino (CCPPCh), miembro del Comité Permanente de la Asamblea Nacional del Pueblo Chino y primer presidente de la Asociación General Nacional de Chinos de Ultramar.

cheng jiageng
Cheng Jiageng.

Chen Jiageng, nacido originalmente como 陈甲庚, nació el 21 de octubre de 1874 en Jimei, población perteneciente a la comarca de Tong’an, provincia de Fujian, en el seno de una familia con una dilatada tradición inmigrante. A los 17 años marchó a Singapur para trabajar en el negocio de arroz de su padre. No obstante, las deudas acumuladas hicieron que esta actividad se declarara en quiebra en 1904 y su progenitor murió de depresión como consecuencia de ello. Chen Jiageng no tuvo otro remedio que vender la herencia y otras propiedades para asumir parte de las deudas, pues aún le quedó una de 200.000 dólares con un indio llamado Harley. A pesar de que la ley de Singapur declaraba la liberación de deudas entre generaciones distintas, Chen Jiageng le dijo al acreedor indio que mientras él viviera haría todo lo posible por devolverle hasta el último céntimo. Dicho y hecho, el joven comerciante dedicó todo su tiempo y esfuerzos a sus negocios reduciendo al máximo los gastos superfluos, así finalmente consiguió pagar la deuda con el indio –más intereses- y ahorrar algún beneficio. Su hazaña fue tal, que la noticia se difundió por todo el Sudeste Asiático y le otorgó a Chen Jiageng una gran reputación entre los círculos comerciales. Su olfato comercial hizo que adquiriera semillas de caucho introducidas en Malasia y las implantara a gran escala. Así, en 1925 se convirtió en el mayor propietario de plantaciones de caucho de la zona con más de diez mil acres. Posteriormente, dirigió sus intereses comerciales en las industrias relacionadas con el uso del caucho, como zapatos de goma, neumáticos y otros utensilios diarios, comercializándolos en sus más de cien tiendas distribuidas por las principales ciudades de todo el mundo. Además, el comerciante también tenía intereses en otros negocios tales como el arroz, la madera, el azúcar, las galletas y los zapatos de piel. Durante la época de mayor crecimiento, sus negocios se extendieron por los cinco continentes, con más de 30.000 empleados y un capital de millones de dólares.

cheng jiageng
Chen Jiageng con el presidente chino Mao Zedong.

Uno de los temas que más le preocupó a Chen Jiageng cuando ya había alcanzado fortuna fue el de la educación. Así, en 1913, fundó una escuela primaria en su pueblo natal y posteriormente se construyeron otros edificios adjuntos, tales como la escuela de magisterio, un instituto, una academia acuática, una escuela de navegación, de negocios, de agricultura, una guardería infantil, un hospital, una biblioteca, un laboratorio científico y un departamento de difusión educativa. A este complejo se le llamó La escuela Jimei. Más tarde, en 1921, Chen Jiageng fundó la Universidad de Xiamen con un capital inicial de un millón de dólares, además se comprometió a asumir los gastos de mantenimiento. De hecho, dicha universidad fue una de las más prestigiosas en territorio chino durante aquella época. Además, diversas personalidades extranjeras visitaron o trabajaron en esta universidad, tales como el célebre pedagogo americano John Dewey, el erudito británico Joseph Needham o los letrados chinos Lu Xun y Lin Yutang. En 1929 la crisis económica mundial afectó a las empresas de Chen Jiageng hasta el punto de que algunas tuvieron que cerrarse, lo que puso en peligro las becas universitarias y el sistema de financiación de las escuelas. No obstante, Chen Jiageng afirmó que prefería vender sus propiedades para poder seguir financiando la universidad antes que dejar de hacerlo. De hecho, no le quedó más remedio que vender tres de sus edificios para cumplir sus palabras. Hasta la fecha, todos los miembros pertenecientes tanto a la Universidad de Xiamen como a la de Jimei le siguen llamando con respeto “el rector de la universidad”.

cheng jiageng
Estatua de Chen Jiageng en la actual Universidad de Jimei.

Las obras de construcción de la Universidad de Xiamen comenzaron en 1921 y cuando se concluyeron, Chen Jiageng le regaló a cada uno de los obreros una medalla de bronce como recuerdo para que pudieran hacer uso de ella si en el futuro se encontraban en apuros. Uno de sus trabajadores, llamado Guo Jinrong, llegó a Singapur, donde no conocía a nadie, y buscó a Chen Jiageng haciendo uso de su medalla. El empresario le trató como si de un viejo amigo se tratara y le dio dinero. Tras esto Guo comenzó a trabajar muy duro y en poco tiempo se convirtió en un empresario muy famoso del Sudeste Asiático. Tras la fundación de la República Popular China, Guo regresó a su ciudad natal y asumió la dirección de ingeniería del Departamento General de Intendencia del Ejército Popular de Liberación.

cheng jiageng
Parque de la Tortuga de Jimei, en la ciudad de Xiamen y tumba de Chen Jiageng.

Chen Jiageng fue el primer chino de ultramar que consiguió reunir de manera organizada a sus compatriotas distribuidos por toda el Asia Sudoriental. Durante la guerra sino-japonesa, la asociación encabezada por Chen donó dinero y materiales a la comunidad china. Entre los donantes se encontraban tanto empresarios que habían vendido sus plantaciones de caucho como trabajadores asalariados que sacrificaban sus ahorros para la boda o la pensión en bien de la comunidad china. Según la estadística elaborada por el gobierno nacionalista, desde 1937 hasta 1941 los chinos residentes en esta región donaron más de 7 millones de dólares al mes, ocupando sus donativos en metálico la mayor parte de los 5000 millones obtenidos.

En 1938, las tropas japonesas conquistaron la zona sur y central de China, vigilando y controlando las entradas costeras que comunicaban el país con el exterior. La única forma de conservar dicho contacto consistía en una carretera de 1146 kilómetros que conectaba Yunnan con Birmania. Este camino, que atravesaba montañas, gargantas y ríos impetuosos como el de Nu y Lancang, resultaba en un viaje que implicaba mucho riesgo, aunque era imprescindible para el transporte de mercancías militares que precisaba la guerra. Durante una reunión del gobierno nacionalista celebrada el otoño de 1938, Chen Jiageng propuso que cualquier intento de reconciliación o concesión con los japoneses se consideraría como una tradición. En febrero de 1939 él mismo emitió un anuncio de carácter urgente para buscar gente que quisiera regresar a China, y hasta agosto habían concurrido más de tres mil personas. Además, Chen Jiageng construyó a lo largo de este camino siete paradores para ofrecer aparcamiento, residencia, restauración y servicio sanitario.

cheng jiageng

En 1940, Chen Jiageng encabezó una delegación de residentes chinos en el Sudeste Asiático para visitar las ciudades de Chongqing, Yan’an y otras. Posteriormente invitado por el presidente Mao Zedong, regresó a China en 1949 para asistir a la reunión de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino y a la solemne ceremonia de la fundación de la República Popular China. Además, Chen Jiageng asumió varios cargos políticos importantes, tales como el de miembro del Consejo del Gobierno Central Popular, presidente de la Asociación General de Chinos de Ultramar, miembro del Comité Permanente de la Asamblea Nacional del Pueblo Chino y vicepresidente de la Conferencia Consultiva Política del Pueblo Chino. A pesar de su edad, nunca paró de hacer viajes por toda China para fomentar y apoyar las contribuciones por parte de los chinos de ultramar que se destinaban a la construcción nacional. La fortuna de Chen Jiageng no sirvió para llevar una vida de lujo, más bien fue sencilla y frugal. Ejemplo de ello lo encontramos en los objetos que utilizaba en su vida diaria, como una mosquitera, sábanas, ropa, sombreros, zapatos o paraguas muy gastados y estropeados. Incluso se conserva un vaso roto que usaba para sujetar velas. En sus últimos momentos de su vida, preocupado por el tema de la unificación de China, tomó la decisión de donar todos sus ahorros (unos tres millones yuanes) como muestra ejemplar de su patriotismo.

cheng jiageng
Museo dedicado a la memoria del filántropo chino Chen Jiageng.

El 12 de agosto de 1961, a los 88 años de edad, Chen Jiageng falleció en Beijing. El Gobierno chino organizó un solemne funeral en el que presidieron el ataúd el primer ministro, Zhou Enlai, y el presidente del Comité Permanente de la Asamblea Nacional del Pueblo Chino, Zhu De. Más tarde, su cuerpo fue enviado por tren para ser enterrado en el Parque de la Tortuga de Jimei, en la ciudad de Xiamen.


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Terrazas de arroz Hani de Honghe

Las terrazas de arroz de la minoría étnica china hani en Honghe son campos escalonados cultivados a lo largo de las laderas de las montañas que durante siglos han domeñado la erosión de la tierra y el agua. Con buena ventilación y suficiente luz, son muy favorables para el crecimiento de los cultivos. Desde 2013 son Patrimonio de Humanidad de la UNESCO.

Artículo de
Zhou Fuqin 
周福芹
El 22 de junio de 2013, durante la XXXVII sesión del Comité para el Patrimonio Mundial celebrada en Nom Pen (Camboya), las terrazas de arroz de la minoría étnica china hani en la prefectura autónoma de Honghe fueron inscritas en la prestigiosa Lista del Patrimonio Mundial por el Comité de Patrimonio Mundial de la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). De este modo, China se convirtió en el segundo país con más herencia cultural en el mundo por detrás de Italia.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

Las terrazas son campos escalonados cultivados a lo largo de las laderas de las montañas que durante siglos han domeñado la erosión de la tierra y el agua. Con buena ventilación y suficiente luz, son muy favorables para el crecimiento de los cultivos. Ya durante las dinastías Qin (秦, 221-207 a.C.) y Han (汉, 206 a.C.-220 d.C.), China empezó a cultivar las terrazas que estaban principalmente distribuidas en el suroeste, sobre todo en las provincias de Guangxi y Yunnan.

Las terrazas de arroz de las minorías étnicas hani y yi en Honghe son la tercera de su categoría más famosas del mundo y se encuentran en la provincia de Yunnan. En esta amplia zona se ubica el distrito de Yuanyang, de decenas de hectáreas, epicentro de las espectaculares terrazas.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

La mejor temporada para contemplar los campos escalonados de Yuanyang es de noviembre a abril, pues durante esta época están inundados de agua, por lo que parecen tener una capa transparente. Forman un paisaje magnífico entre luces y sombras similares a la superficie de un espejo pulido. Si visitas el lugar durante la Fiesta de la Primavera, puedes ver el paisaje dentro de un mar de nubes; mientras que si vas cuando celebran la Fiesta de los Faroles, puedes ver toda la montaña cubierta de árboles verdes y flores multicolores. Uno de los mejores lugares que se suele visitar a primera hora de la mañana se llama el árbol Duoyi. El sol recién nacido dispersa la niebla matinal cubriendo las terrazas con una capa de luces doradas. Los pueblos de las nacionalidades yi y hani, situados entre las nubes y la niebla son tan hermosos y pintorescos que parecen un sueño irreal y un paraíso místico. Por su parte, la zona llamada La boca del tigre es el mejor destino para contemplar la puesta de sol, justo cuando los continuos campos escalonados parecen un abigarrado mar ondulante con las luces del sol reflejándose en su superficie.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

Las terrazas de Yuanyang varían según las características físicas de la montaña. Se cultivan campos grandes en las laderas suaves, mientras que en las abruptas se siembran campos pequeños, incluso se puede cultivar también en las grietas y recovecos, por lo que normalmente una ladera puede tener decenas de miles de acres de terrazas. El distrito Yuanyang está lleno de montañas altas, cuyas pendientes oscilan entre 15 y 75 grados. Por eso hay campos escalonados por todos lados, sean en laderas suaves o abruptas. A veces, los niveles de una terraza pueden alcanzar más de tres mil escalones, lo cual es algo único en el mundo.

Curiosamente, las diversas minorías étnicas que residen en las zonas montañosas de Yuanyang casi se pueden dividir dependiendo de la altitud sobre el nivel del mar. Así, por debajo de los 600 metros vive gente de la nacionalidad dai, de los 600 a los 1000 metros viven los zhuang, de los 1400 a los 2000 metros encontramos mayoritariamente a los hani y a más de esa altura están los miao y los yao. Por su parte, los han viven en pueblos bajos a lo largo de la carretera. La zona donde vive la gente hani goza de un clima suave, con abundantes lluvias y sol, por lo que es muy apta para el crecimiento del arroz.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

Estas montañas muestran de una forma viva la larga historia del crecimiento del pueblo hani. Hace unos 1200 años en la dinastía Tang (唐, 618-907), los antepasados hani se trasladaron a esta zona desde el norte. Comenzaron a cultivar los campos escalonados y acumularon mucha experiencia y métodos científicos. Buscaron terrenos que daban al sol, con suaves pendientes y con un buen mantenimiento de agua subterránea todo el año. Cuando faltaba tierra en las zonas altas, la transportaban con cestos desde el pie de la montaña; para evitar la erosión del suelo, construyeron presas y marjales con piedras al borde de los campos; cavaron canales para conducir el agua al sembrado, etc. Si se encontraban con una roca que no podía mover, la calentaban hasta que se ponía al rojo vivo y le echaban agua fría para romperla en trozos pequeños. Poco a poco aplanaron la superficie para hacerlas planas. En el pasado no contaban con instrumentos de medición, por lo que utilizaban el agua para nivelarla y unas maderas para regular el caudal de riego de pendiendo de las necesidades. Inventaron también un método para fertilizar los campos mediante la acumulación de estiércol de ganado en un estanque, así cuando se abría y corría el agua, fertilizaba los campos a la vez que los regaba.

Incluso hoy en día, los niños hani continúan jugando a un juego antiguo consistente en excavar terrazas, cultivar arroz, hacer canales, etc.; mientras que las chicas cargan cestos en la espalda, cogen caracoles o pescan anguilas.

Desde la antigüedad, las terrazas de Yuantian han gozado de una gran vitalidad y todavía hoy en día son la base de la vida tanto material como espiritual para el pueblo hani, siendo el punto de unión entre la naturaleza, la humanidad y la cultura china, mientras que otras obras realizadas por el hombre han perdido su carácter original y la función primigenia para la que fueron hechas.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

El agua que conserva las más de 60.000 hectáreas de las terrazas de Yuanyang forma numerosos arroyos, manantiales, cascadas y lagos que proporcionan el preciado líquido tanto para uso doméstico como laboral en el distrito. Encima de cada pueblo hay frondosos bosques, mientras abajo están los campos escalonados. Las viviendas en cada pueblo son casas hechas de paja, por lo que, debido a su apariencia, las llaman “casas seta”. Este hermoso hogar de los hani está construido principalmente por cuatro elementos que se mezclan de una forma armoniosa: agua, bosques, pueblos y terrazas.

Terrazas de arroz Hani de Honghe

En la opinión del pueblo hani, las terrazas cultivadas no son una conquista simbólica de la naturaleza, tampoco están ahí para asombrar a los turistas. Están convencidos de que hay muchos dioses que dominan la naturaleza y viven entre las montañas y los ríos. Es una bendición de los dioses que el pueblo hani resida en estos parajes de generación en generación. Durante siglos se ha cuidado cada hierba, cada árbol, cada pedazo de tierra y cada piedra de los hogares. Tal vez sea esta la razón principal del mantenimiento perfecto de las terrazas hani a través de miles y miles de años.


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Monte Wuyi

El Monte Wuyi (武夷山, Wŭyíshān) es la montaña más famosa en de la provincia de Fujian y Patrimonio Natural y Cultural de la UNESCO. Sus acantilados, picos, meandros, valles prominentes, etc., forman un paisaje natural único. El área del Monte Wuyi abunda de lugares turísticos, tales como los Nueve Arroyos Curvados, el barranco Liuxian, el pico Yunü, el pico Huxiao, la cueva de la Cortina de Agua, la cueva del Paraíso o el estanque Wulong, etc.

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
El Monte Wuyi (武夷山, Wŭyíshān) es una montaña situada en el noroeste de la provincia de Fujian, tiene una superficie total de 100.000 hectáreas, está considerada como la más famosa en su provincia y catalogada con la quíntuple A del turismo nacional. Fue declarada por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) como Patrimonio Natural y Cultural del Mundo en 1999.

Monte Wuyi

El paisaje al este del Monte Wuyi es muy hermoso, y destaca sobre todo por la formación terrestre de Danxia, conocida por sus aguas límpidas y montañas rojas y por ser la montaña más maravillosa en el sureste de China. Los acantilados, picos, meandros, valles, peligrosos barrancos, cuevas, rocas prominentes, etc., forman un paisaje natural único. El área del Monte Wuyi abunda de lugares turísticos, tales como los Nueve Arroyos Curvados, el barranco Liuxian, el pico Yunü, el pico Huxiao, la cueva de la Cortina de Agua, la cueva del Paraíso o el estanque Wulong, etc. A ambos lados de los Nueve Arroyos Curvados podemos observar las típicas formas de los terrenos Danxia. El agua de la corriente es tan transparente y verde como el jade y serpentea a través de 36 montañas y 99 acantilados, distribuidos en la propia orilla del arroyo formando un complejo jardín natural. Las siluetas de las montañas se reflejan en la corriente clara y muestra una maravillosa y hermosa imagen. Los visitantes solo necesitan una balsa hinchable o un pequeño bote a lo largo de la corriente para admirar un precioso panorama a ambos lados.

Monte Wuyi

El oeste del Monte Wuyi es una de las zonas declaradas Reserva Natural Nacional para la conservación de la biodiversidad más importante en China, con lo que los biólogos chinos y extranjeros la apodan como la “ventana del mundo biológico”, el “mundo de los insectos”, el “paraíso de los pájaros”, el “reino de las serpientes” y el “jardín botánico natural”. Se caracteriza por poseer una perspectiva prodigiosa, elegante, hermosa e impresionante con sus más de cien picos que superan los mil metros sobre el nivel del mar. Entre ellas, el Huanggang, el pico más alto en el sureste de China, que se eleva hasta los 2.158 metros sobre el nivel del mar.

Monte Wuyi

El centro del Monte Wuyi es una zona de Reserva Ecológica y su área principal es el Parque Ecológico del Gran Cañón del Monte Wuyi, que se divide en el Valle del Río Rojo, la Montaña Baita, la corriente del Loto, el pico Chaoyang, el Valle Feicui, la Montaña Shengzhi, etc., además de poseer el mayor salto de agua del este de China, la llamada cascada Qinglong. En el Gran Cañón todavía conserva el más grande y más completo ecosistema del sureste de China sobre bosques subtropicales latifoliados.

Monte Wuyi

El Monte Wuyi no solo tiene un hermoso paisaje natural, sino también es una famosa montaña de gran valor histórico. Durante el Neolítico, el antiguo pueblo Yue vivó aquí con armonía. Encima del acantilado todavía se conservan la plataforma del barranco Guan y el tablero de Hongqiao, restos de las costumbres funerarias del antiguo pueblo Yue. En la dinastía Han del Oeste (西汉, 206 a.C-24 d. C.) hubo un emperador que envió a unos mensajeros cargados con pescado seco al Monte Wuyi para rezar al dios de esa montaña. En la dinastía Tang (唐, 618-907), el emperador Xuanzong (685-762) realizó una lista de las montañas y los ríos más importantes de China, incluyendo al Monte Wuyi. Este lugar es venerado por el confucianismo, el budismo y el taoísmo, con lo que dos religiones más una filosofía conviven juntas mostrando una gran compatibilidad de ideas y profunda herencia cultural. El neoconfucianismo del Monte Wuyi alcanza su punto álgido durante la dinastía Song del Sur (南宋, 1127-1279), siendo el representante más famoso el erudito Zhu Xi (1130-1200). Además, celebridades como Li Shangyin, Fan Zhongyan, Xin Qiji, Xu Xia, etc. han dejado más de mil hermosos poemas referidos todos a esta montaña.

Monte Wuyi

Podemos decir que el Monte Wuyi es una maravillosa combinación entre humanidad y geografía con un hermoso paisaje natural, cuatro estaciones bien diferenciadas, un paisaje de montaña y ríos impetuosos, goza de un imprevisible tiempo soleado que se nubla en ocasiones, viento y lluvia, y una gran herencia cultural. La naturaleza cultiva el temperamento de las personas, inspira la sabiduría del pueblo y otorga una rica cultura, la cual se desarrolla en el brillante paisaje natural del Monte Wuyi.

Fujian: Una provincia china que enamora


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Isla de Gulangyu

La isla de Gulangyu (鼓浪屿), frente a la ciudad de Xiamen, configura un paisaje único y fascinante. Su nombre evoca el sonido de un tambor cuando la marea alta hace resonar los recovecos del arrecife que la rodea. Gulangyu es una de las zonas con mayor concentración de arquitectura colonial clásica en China.

Reportaje de
José Vicente Castelló 
维柯
Una zona que destaca sobremanera en Xiamen es la isla de Gulangyu (鼓浪屿), a tan solo cinco minutos en barco desde la ciudad y frente a ella, configurando un paisaje único y fascinante. Su nombre evoca el sonido de un tambor cuando la marea alta hace resonar los recovecos del arrecife que la rodea.

Isla de Gulangyu

Gulangyu es una de las zonas con mayor concentración de arquitectura colonial clásica en China. A pesar del firme establecimiento de diferentes comunidades extranjeras en la isla durante la década de 1880, no fue hasta 1903 cuando fue oficialmente nombrada como asentamiento extranjero internacional.

Isla de Gulangyu

Se trata de un pequeño islote de unos dos kilómetros cuadrados de superficie y tan solo veinte mil habitantes. La mejor manera de disfrutarla es recorrerlo a pie, pues no se permiten vehículos a motor en ella. Caminar entre sus callejuelas estrechas y callejones umbríos flanqueados por elegantes villas coloniales de corte victoriano con grandes y hermosos jardines, consulados –hasta trece de, entre otros, el Reino Unido, Francia y Japón-, colegios, hospitales, oficinas de correos e iglesias supone toda una experiencia y un gozo de los sentidos.

Isla de Gulangyu

Al sureste de Gulangyu se eleva la estatua de Koxinga, que rinde homenaje al célebre rebelde de Xiamen. Koxinga –su nombre real era Zheng Chenggong (郑成功, 1624-1662)-, héroe de la dinastía Ming (明, 1368-1644), junto con su flota y sus soldados resistieron la invasión manchú. La estatua se encuentra mirando el mar en dirección a Taiwán.

Xiamen: ciudad romántica y ancestral puerta de China

Más al sur, en la costa, tenemos el jardín Shuzhuang creado en 1913 por un taiwanés que se trasladó a Gulangyu con su familia huyendo de la invasión japonesa de Taiwán. Contiene una gran variedad de flores y plantas tropicales, es un lugar muy agradable para descansar unas horas y disfrutar de las vistas al mar. Al lado de este jardín se encuentra la playa de Gangzhaihou, que siempre contiene un gran número de visitantes.

Isla de Gulangyu

Muy cerca de esta playa un poco más al norte está la roca del Rayo del Sol (Riguangyan), es el punto más alto de la isla a 93 metros de altura, desde el cual se puede disfrutar de una maravillosa vista del propio islote y de la ciudad de Xiamen, e incluso se puede llegar a observar la isla de Jinmen en un día claro. Se puede acceder paseando tranquilamente o a través de un teleférico.

Isla de Gulangyu

Gulangyu posee una larga historia y tradición musical, no en vano se la conoce como la “cuna de los músicos” y la “isla de la música”, con el piano como instrumento favorito. Así, muchos de los mejores músicos de China proceden de este sitio. Existe un museo dedicado al piano que alberga aproximadamente 200 ejemplares procedentes de diferentes países.


Revista Instituto Confucio 20

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 20. Volumen IV. Septiembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Música y danza de la etnia coreana

La etnia coreana que habita en el Noreste de China, cuenta con una larga historia y cultura propias. Tradicionalmente, esta minoría ha destacado en todo el mundo por su música y sus danzas nacionales, por ello se ha ganado el sobrenombre de “la etnia de la música y la danza”. Durante las fiestas locales o en su tiempo libre, a los coreanos les gusta expresar sus sentimientos y emociones a través de melodiosas canciones a las que les acompañan sutiles bailes. Así, tanto hombres como mujeres, jóvenes o mayores, todos saben cantar y bailar desde una temprana edad. 

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
La etnia coreana que habita en el Noreste de China, especialmente en las provincias de Jilin, Heilongjiang y Liaoning, cuenta con una larga historia y cultura propias. Tradicionalmente, esta minoría ha destacado en todo el mundo por su música y sus danzas nacionales, por ello se ha ganado el sobrenombre de “la etnia de la música y la danza”. Durante las fiestas locales o en su tiempo libre, a los coreanos les gusta expresar sus sentimientos y emociones a través de melodiosas canciones a las que les acompañan sutiles bailes. Así, tanto hombres como mujeres, jóvenes o mayores, todos saben cantar y bailar desde una temprana edad. Cada vez que se celebra un acontecimiento, todos cantan y bailan haciendo de dicho acto toda una agradable velada familiar.

Música y danza de la etnia coreana
Danza del sombrero de elefante y de la borla larga.

Como el tono de las canciones folklóricas de la etnia coreana es muy claro y melódico, natural y fluido, atractivo y expresivo, ha gozado de gran popularidad entre el pueblo chino. Las canciones más representativas y conocidas son Arirang, La canción de Platycodon y A la orilla del río Nuoduoer, pero de entre ellas la que más aceptación tiene es la primera debido a su suave y agradable melodía, por lo que casi todo el mundo sabe cantarla. En realidad, esta canción folklórica proviene de una bella historia de amor, así según una leyenda en la antigüedad había una pareja que estaba profundamente enamorada. El chico se llamaba Arirang, mientras su mujer Shengfu. Los dos vivían felices y en armonía. Sin embargo, debido al estallido de la guerra, Arirang tuvo que ir al frente. Cuando se despidió de su mujer, esta le dedicó una hermosa y suave canción de buenaventura. Gracias a su profundo sentimiento y a su carácter heroico nacional, la canción se difundió rápidamente por todo el país y, desde entonces, ha sido cantada por millones de personas en momentos de nostalgia, convirtiéndose así en una de las canciones folklóricas coreanas más secular y representativa a lo largo de la historia de esa etnia.

Música y danza de la etnia coreana
Danza del sombrero de elefante y de la borla larga.

Los coreanos no son solo buenos cantantes, sino también son excelentes bailarines. Como la etnia coreana se ha dedicado tradicionalmente a la producción agrícola, la mayoría de sus bailes folklóricos posee rasgos de las labores campestres. Los movimientos son improvisados y tienen un amplio margen de espontaneidad. Además, el intérprete tiene que armonizar sus sentimientos interiores (en su mayoría son alegres y naturales) con los movimientos adecuados al momento, mientras que la música acompañante siempre tiene una melodía hermosa y un ritmo muy variado.

El estilo de la danza coreana corresponde fielmente a las características estéticas de esta etnia. El pueblo coreano adora a la grulla blanca y la toma como el símbolo de la longevidad, la felicidad, la pureza y la buena suerte. Por ello, les gusta su color blanco y su postura esbelta y graciosa. Esta psicología estética se refleja de una forma natural en la propia danza. Cuando hablan de “Pasos de grulla y manos de sauce” se refieren a dar pasos imitando el estilo de la grulla y la postura de un sauce. De esta forma, los movimientos se ven hermosos y elegantes, gentiles y graciosos como si fuera la propia grulla que estuviera desplegando sus alas y como si las ramas de un sauce acariciaran el agua de un estanque. Li Bai (李白, 701-762), el gran poeta romántico de la dinastía Tang (唐, 618-907), describió las características de la danza coreana con el siguiente verso: Bailar con pasos ligeros y ágiles moviendo las amplias mangas, como si fuera un pájaro que vuela desde el este del mar.

Música y danza de la etnia coreana
Bailarinas con los vistosos y coloridos trajes tradicionales coreanos.

Sin embargo, la danza coreana también tiene otra cara, pues es además amena y reservada. Cada otoño, cuando se lleva a cabo la cosecha, en el campo o en el camino a casa, los campesinos se agrupan libremente y marchan cantando y bailando. Ese es el famoso “baile alegre de la cosecha” de la etnia coreana. En el desfile, lo más llamativo es “la danza del sombrero de elefante y de la borla larga”. En él, los bailarines llevan sombreros de elefante adornados con borlas largas que dan vueltas, de ahí su nombre, pues las borlas asemejan trompas de elefantes. Para bailar esta danza, se necesita dominar varias técnicas, pues hay que realizar movimientos con la borla de tal forma que parezca que vuela y para que gire constantemente por encima de la cabeza y del cuerpo del bailarín. La borla más larga alcanza 28 metros, lo que nos da una idea de la dificultad de este baile. Los movimientos para girar la borla son muy variados, y pueden ser en paralelo, en horizontal, en vertical y en sacudidas. Para cada fiesta, ceremonia o en días especiales se utilizan cintas multicolores atadas a la borla, añadiendo vistosidad al conjunto. De este modo, coloridos sombreros con borlas rotatorias forman anillos maravillosos y deslumbrantes alrededor de los bailarines, atrayendo a los espectadores hacia un mundo mágico. Esta danza alegre refleja plenamente la felicidad del pueblo coreano tanto en el trabajo como en la vida cotidiana.

Música y danza de la etnia coreana
Danza con un recipiente lleno de agua en la cabeza.

El tambor largo es el instrumento de percusión más importante de la música coreana. Normalmente, mide unos 70 centímetros de largo y su cuerpo principal es de madera con forma cilíndrica cubierto en los extremos por cuero. La parte central es estrecha y sólida, lo que permite colgárselo con correas o cuerdas sobre el hombro. La danza del tambor largo también es una de las más representativas de Corea. Se puede golpear las dos caras del tambor al mismo tiempo, con lo que una mano bate con un largo látigo la parte del tono agudo, mientras la otra golpea la parte del tono bajo. Los tonos y ritmos del tambor, acompañados con hermosos y ágiles movimientos, hacen que la gente se sienta extremadamente excitada y alegre. El baile siempre comienza con un ritmo lento que va subiendo gradualmente, después baja y se acaba bruscamente con voladoras rotaciones, despertando la pasión y el entusiasmo de los espectadores. La danza del tambor largo se puede bailar de diversas formas: doble, mixto o en grupo. Además de estos bailes, el canto acompañado de un jiāyēqín, la danza con un recipiente lleno de agua en la cabeza, la danza de los abanicos, la de las máscaras y la de las espadas, etc. son también espectáculos tradicionales muy populares de la étnica coreana.

A lo largo de la historia, la etnia coreana ha estado influida por la ideología confuciana conocida como La doctrina del medio, cuyos bailes a menudo contienen características elegantes y sutiles. En cuanto a los movimientos de esta danza, se trata de círculos realizados agitando los brazos, torciendo el cuerpo y cambiando los pasos, así el movimiento típico de las danzas coreanas consiste en mover los brazos en círculos. A juzgar por las formas de representación, el uso de la respiración es una parte muy importante en los bailes de esta etnia. Es una fusión del ritmo dinámico y el encanto, de la belleza interior y de la hermosura a través de un compás único, junto con una manera especial de respiración y el uso del aliento. Cada ritmo tiene su particular manera de percusión y sus correspondientes movimientos, lo que exige que los bailarines armonicen su respiración con la cadencia, lo que ayuda a dar una sensación de tranquilidad, estabilidad, armonía y belleza.

Música y danza de la etnia coreana
Música y danza de la etnia coreana.

La representación de los cantos y las danzas coreanas de gran magnitud es una forma artística que integra el carácter nacional, artístico y contemplativo. Cuenta con variados tipos de espectáculos, desde unos pocos bailarines hasta miles de ellos, con una duración larga y un objetivo claro de mostrar escenas de la vida diaria, del trabajo, del amor y de los rituales del pueblo coreano. Toda la representación es vigorosa, magnífica, imponente y grandiosa. En realidad, se puede afirmar que se trata de un gran festín visual.


Revista Instituto Confucio 19
pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 19. Volumen IV. Julio de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

dujiangyan

El malecón Dujiangyan ha sido la obra hidráulica más duradera y más bien conservada a lo largo de la historia china. La obra dividió el río Minjiang en dos partes para proteger la llanura de Chengdu de los diluvios y las sequías. Esto garantizaba las cosechas de Chengdu y así se convirtió en la “Tierra de la abundancia”.

Un reportaje de
Wang Danruo
王丹若
Unos diez años antes de que el emperador Qin Shihuang ordenara la construcción de la Gran Muralla, en el año 214 a. C., ya se había construido la obra más grandiosa y práctica que hubiera existido en el mundo, situada en la planicie de Sichuan. Se trata del malecón Dujiangyan.   

Dujiangyan ha sido la obra hidráulica más duradera y más bien conservada a lo largo de la historia china. Sus diques cabalgan sobre el río Minjiang, al oeste de la ciudad homónima de la provincia de Sichuan.

dujiangyan
Panorámica del río Minjiang y detalles de la esclusa.

Entre el año 251 y 256 a. C., Qin Zhaoxiangwang, el bisabuelo del emperador Qin Shihuang, designó a Libing como el prefecto de Shu, la actual Chengdu. Durante su mandato, llevó a los trabajadores al río Minjiang para construir muchos proyectos de conservación de agua, entre los que destaca Dujiangyan, la obra hidráulica que dirigió Li Bing junto con su hijo y cuyo objetivo principal era la irrigación y la prevención de las inundaciones. La obra dividió el río Minjiang en dos partes para proteger la llanura de Chengdu de los diluvios y las sequías. Esto garantizaba las cosechas de Chengdu y así se convirtió en la “Tierra de la abundancia”. Más de 2.000 años después, Dujiangyan sigue ofreciendo agua limpia a los millones de habitantes de Sichuan y, por eso, también es conocido como un “museo vivo de la utilización hidráulica”.

dujiangyan
Acceso al puente colgante.

Dujiangyan está compuesta por tres partes: el dique de desviación, la boca del conducto de agua y el dique vertedero que también son conocidas entre la gente del pueblo como “boca de pez”, “boca de botella” y el aliviadero “arenas voladas”. La “boca de pez” es un dique construido en el centro del río Minjiang para desviar el agua y cuya forma es parecida a un pez grande tumbado en el río al que divide en dos partes: el río interior y el exterior. El río exterior sirve para desaguar las inundaciones mientras que el río interior encauza el agua que se utiliza para regar la tierra. El aliviadero “arenas voladas” es un dique vertedero construido en medio del dique de desviación. Durante la época de las inundaciones, no sólo desagua los diluvios, sino que también limpia los limos cerca de la “boca de botella” aprovechando los remolinos formados por las inundaciones. La base de este dique fue realizada mediante un sistema de largos gaviones hechos de piedras envueltas en tiras entrelazadas de bambú. La boca del conducto de agua se usa para controlar el caudal del río interior cuya forma es como el cuello de una botella.

dujiangyan
Paisaje de Dujiangyan.

A pesar de las precarias herramientas de construcción y las antiguas técnicas empleadas, Li Bing y su hijo sinterizaron las experiencias anteriores respecto de la regularización de las aguas. Utilizaron de forma inteligente las leyes de la naturaleza para desviar el agua y se sirvieron de las condiciones geográficas e hidrológicas locales para aprovechar la topografía de la desembocadura del río Minjiang. Para superar la diferencia de nivel construyeron los diques en el lugar adecuado y calcularon con extremada precisión el ángulo de la “boca de pez”, la altura del aliviadero “arenas voladas” (dos metros más alto que el fondo del río) y el tamaño de la “boca de botella”. Así, hicieron depender al uno del otro, los complementaron recíprocamente y consiguieron desviar el agua, desaguar las inundaciones y limpiar los limos. De este modo, Dujiangyan puede ajustar automáticamente la cantidad de agua que entra en la zona de irrigación: en la temporada seca garantiza el agua necesaria, introduciendo automáticamente el 60% del agua del río Minjiang al río interior, desaguando el 40% del agua al río exterior; mientras que en la temporada de los diluvios puede desaguarlos a tiempo, aliviando el 60% del agua al río exterior e introduciendo el 40% del agua al río interior. Dujiangyan se construyó en la parte curva del río Minjiang, por lo que el agua de la superficie que contiene menos arena fluye hacia el margen excavado; mientras que el agua del fondo que contiene más arena fluye hacia la orilla convexa. Por ello,  puede llevar la mayoría de los sedimentos que se depositan con las inundaciones al río exterior.

dujiangyan
Estatua dedicada a Li Bing.

Los métodos del control de las aguas de Dujiangyan también reflejan la correcta relación entre la utilización del agua río arriba o río abajo, lo cual mejora la convivencia entre diferentes zonas por los recursos hídricos. Dujiangyan no sólo se utiliza para evitar las inundaciones y regar las tierras, sino también para transportar el agua al curso inferior. Este hecho evidencia el dicho de que “cuando utilizo el agua también dejo a otros que la utilicen”. En la actualidad, este concepto ha sido internacionalmente reconocido como el derecho de todos al agua pública. 

dujiangyan
Dujiangyan es también escenario del Festival del Agua.

Al terminar la construcción de Dujiangyan, Li Bing y su hijo enterraron tres estatuas de piedra en el río como una marca para observar los cambios del nivel del río Minjiang. Esto sentó precedente para la medición hidrológica de la China antigua. Las experiencias y fórmulas concisas que utilizaron todavía son, en la actualidad, los criterios de la ingeniería hidráulica. 

dujiangyan
Dujiangyan es también escenario del Festival del Agua.

Unos 100 años después de la construcción del sistema de Dujiangyan, en el año 111, Sima Qian, el autor de Registros Históricos, la primera historia general del género biográfico de China, llegó hasta este lugar para inspeccionarlo en persona. En Registros Históricos·Libro de Canales, anotó los éxitos y hazañas de Li Bing, el constructor de Dujiangyan. En 228, Zhuge Liang, el primer ministro de Shu, consideraba que Dujiangyan era la base que mejoraría la agricultura del país, por lo que mandó a 1.200 soldados que lo vigilaran y designó a un oficial para que lo administrara y lo mantuviera especialmente. A partir de este precedente comenzó la costumbre de designar a un funcionario para gestionar las construcciones hidráulicas a lo largo de la historia china.

dujiangyan
Panorámica del río Minjiang y detalles de la esclusa.

Entre 1264 y 1294, un viajero italiano llamado Marco Polo, partió desde Hanzhong, en la provincia de Shaanxi, y después de unos 20 días montado en un caballo, llegó a Dujiangyan, lo que fue registrado explícitamente en su libro Los viajes de Marco Polo. Entre 1862 y 1874 el denominador de la famosa Ruta de la Seda, el geólogo alemán Ferdinand von Richthofen, visitó también esta construcción. Alabó, por primera vez, los perfectos métodos de irrigación de Dujiangyan desde el punto de vista de un occidental. Escribió un capítulo sobre Dujiangyan en su libro Baron Richthofen´s Letters en 1872. Fue el primer amigo extranjero en apreciar el talento de Li Bing y su hijo en dos milenios y también se convirtió en la primera persona en introducir Dujiangyan en todo el mundo.

dujiangyan
Panorámica del río Minjiang y detalles de la esclusa.

La importancia histórica de Dujiangyan en China equivale a la que tiene el acueducto de Segovia en España. Tras sufrir el gran terremoto de magnitud 8, ocurrido en Wenchuan el 12 de mayo de 2008, Dujiangyan resistió y se mantuvo en pie a pesar de su antigüedad. Fue como un gran milagro. Es por ello que algunos expertos calificaron a Dujiangyan como la mejor obra de ingeniería pública que haya existido a lo largo de la historia china y que continua favoreciendo a los pueblos.


pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 24. Volumen III. Mayo de 2014.
Leer este reportaje en la edición impresa

"La competición de caballos de Tian Ji" (田忌赛马, "Tián jì sài mă"). Ilustración de Xavier Sepúlveda.

La expresión china “La competición de caballos de Tian Ji” (田忌赛马, Tián jì sài mă)transmite la idea de que hay que aprovechar las propias ventajas para enfrentarlas contra los puntos débiles del enemigo. Este cuento goza de mucha fama en la historia china por la aplicación remota de la teoría de juegos de las Matemáticas.

“La competición de caballos de Tian Ji”

田忌赛马

Durante el período de los Reinos combatientes (475 – 221 a. C.) tanto el Rey Qi Wei Wang (齐威王) del reino Qi, como Tian Ji (田忌), el general militar de su país, eran aficionados a la competición de caballos. Estos dos hombres clasificaban sus caballos para competir según su categoría: superior, intermedia y baja. Aún sabiendo que, en cualquier nivel, los caballos del rey eran más potentes, Tian Ji seguía competiendo, cosechando varios fracasos consecutivos. De hecho, un día antes de empezar el nuevo concurso, el general se quedó muy preocupado.

En ese momento, su estratega militar Sun Bin (孙膑) se le acercó diciendo: “Mi general, tengo una idea para que no vuelva a perder.” Tian Ji le preguntó sin fiarse mucho de sus palabras: “Si tengo caballos inferiores al rey en cada nivel, ¿cómo lo conseguiré?” Sun Bin le contó su plan en voz muy baja y el general sonreía y no paraba de inclinar la cabeza mientras daba señales de aprobación.

Cuando llegó el momento de la competición, el rey mandó primero su caballo de la categoría superior mientras que Tian Ji, según las instrucciones de Sun Bin, sacó su caballo del nivel más bajo para que competiera. Lógicamente, el caballo del rey ganó la primera carrera. En la segunda, Tian Ji eligió a su mejor caballo contra el de clasificación intermedia del rey y, sin duda, ganó el del general. En la final, Tian Ji volvió a ganar con su caballo de categoría intermedia contra el de nivel más bajo del rey.

De esta manera, Tian Ji venció al rey por 2 a 1. Esta victoria sorprendió al Rey Qi Wei Wang y el general aprovechó esta ocasión para recomendarle al rey a su estratega, Sun Bin, a quien llegó a apreciar tanto el rey que le acabó nombrando consejero militar. Gracias a Sun Bin el rey obtuvo numerosos éxitos militares.

Esta frase hecha transmite la idea de que hay que aprovechar las propias ventajas para enfrentarlas contra los puntos débiles del enemigo. Este cuento goza de mucha fama en la historia china por la aplicación remota de la teoría de juegos de las Matemáticas.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag

“Taparse los oídos para robar una campana”

  1. “Un hombre del reino de Zheng comprando zapatos”
  2. “Tratar de dirigirse al sur con el carruaje orientado al norte”
  3. “Aprender a caminar en Handan”
  4. “Gastar mil piezas de oro comprando huesos”
  5. “El talento de Bo Le con los caballos”
  6. “Pensar en 3 por la mañana y 4 por la noche”
  7. “Utilizar la lanza más aguda para atacar el escudo más resistente”
  8. “Ver una serpiente reflejada en la copa”
  9. “El utópico manantial de los melocotoneros”
  10. “Tocar el ‘guqin’ a un buey”
  11. “Tragarse un dátil entero”
  12. “Devolver intacto el jade al reino de Zhao”
  13. “Por la gracia del Cielo”
  14. “Taparse los oídos para robar una campana”
  15. “Señalar un ciervo y decir que es un caballo”
  16. El zorro aprovecha el poder del tigre”
  17. “El hombre ingenuo mueve montañas”
  18. “Reparar el establo tras perder una oveja”
  19. “Matar dos águilas con una sola flecha” (一箭双雕)
  20. “Comprar la caja y devolver la perla” (买椟还珠)
  21. “Quedar por detrás de Sun Shan” (名落孙山)
  22. “Aquí no hay 300 onzas de plata” (此地无银三百两)
  23. “De cien disparos, hacer cien dianas” (百发百中)
  24. “Tirar de las plantas frescas para ayudarlas a crecer” (揠苗助长, yàmiáozhùzhǎng)
  25. “Dibujar una serpiente y añadirle patas” (“Huà shé tiān zú”)
  26. “La distancia pone a prueba la resistencia del caballo, el tiempo revela el verdadero corazón de las personas”
  27. “Cruzar un río en la misma barca” (同舟共济)
  28. “Un espejo roto vuelve a estar unido” (破镜重圆, ‘pòjìngchóngyuán’)
  29. “Los jóvenes son dignos de respeto” (后生可畏, ‘hòushēngkěwèi’)
  30. “El que retrocede cincuenta pasos se burla del que retrocede cien”
  31. “Tener bien pensado un plan — El bambú está en el corazón” (‘Xiōng yŏu chéngzhú’, 胸有成竹)
  32. “Apagar la sed pensando en ciruelas” (‘Wàng méi zhǐkě’, 望梅止渴)
  33. “Contemplar el cielo desde el fondo de un pozo” (坐井观天, ‘Zuò jǐng guān tiān’)
  34. “El caballo viejo conoce el camino” (老马识途, ‘Lăomă shí tú’)

pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 24. Volumen III. Mayo de 2014.
Leer este reportaje en la edición impresa

li ning

Li Ning fue un famoso gimnasta chino que ganó 6 medallas en los JJ. OO. de Los Ángeles 1984. En 1990 creó su propia empresa de ropa deportiva, Li Ning, una de las marcas chinas más conocidas de calzado y material deportivo.

Reportaje de
Wang Wen
王文
Si hoy en día hablamos de Lǐ Níng (李宁) nos vienen a la mente las tiendas de deporte exclusivas con todo tipo de productos que llevan este logotipo o los eslóganes comerciales que se conocen en todo el mundo, tales como “Todo es posible”, “El deporte me hace vivir”, “La excelencia procede de la originalidad” o “Deja que ocurran los cambios”. Sin embargo, muy poca gente sabe que estas ideas publicitarias no han salido de ninguna agencia profesional sino de la propia mente de Li Ning, el presidente y fundador de la empresa con su nombre.

li ning
La compañía Li Ning tiene 8.156 tiendas repartidas en más de 1.800 ciudades chinas.

Cuando se hablaba de Li Ning antes de 1988, nos venía a la mente el éxito, las medallas de oro, los ramos de flores, los aplausos, los flashes fotográficos, la bandera china y el himno nacional. Sin embargo, la gente lo recuerda también por su caída de las anillas en una prueba gimnástica durante las Olimpiadas de Seúl 1988. Poco a poco, la gente se fue olvidando de él hasta que volvió a aparecer en las Olimpiadas de Barcelona 1992, aunque esta vez ya lo hizo como marca especializada en ropa deportiva con su nombre.

li ning

El gimnasta que ganó 106 medallas de oro

Li Ning nació en 1963 en el seno de una familia modesta en la ciudad de Liuzhou, provincia autónoma Zhuang de Guangxi. Dicha ciudad, poco conocida en China, consiguió cierta fama gracias a la llegada de un erudito, escritor y poeta llamado Liu Zongyuan (柳宗元, 773-819) durante los años del reinado Yuanhe de la dinastía Tang (618-907). Liu, degradado de la corte capitalina, asumió la alcaldía de Liuzhou durante cuatro años (815-819) y falleció también en la misma ciudad.

li ning
Li Ning recibe la medalla de oro en las Olimpiadas de Los Ángeles 1984.

Al contrario del desafortunado destino de Liu Zongyuan, Li Ning, que empezó a practicar gimnasia a los 7 años, tuvo la suerte de entrar en la selección nacional a los 17 gracias a Zhang Jian, el entrenador que le fichó. En 1981 el gimnasta, que tenía ya 18 años, ganó tres campeonatos repartidos en las disciplinas de suelo, anillas y caballo con arcos en los Juegos Universitarios, dando inicio a la “etapa Li Ning”, una época única marcada en la historia de la gimnasia nacional e internacional.

li ning
Li Ning durante la ceremonia inaugural de las Olimpiadas de Beijing 2008.

Un año más tarde, durante el VI Campeonato Mundial de Gimnasia Artística, Li Ning consiguió seis de las siete medallas de oro en la categoría masculina, lo que le ganó el sobrenombre de “El Príncipe de la Gimnasia” por parte del público. En las Olimpiadas de Los Ángeles 1984, además de la primera medalla de oro olímpica de la historia obtenida por un atleta chino llamado Xu Haifeng, Li Ning obtuvo otras tres de oro, dos de plata y una de bronce, siendo el deportista que logró más galardones en esta edición deportiva. De esta manera, el gimnasta no paró de sorprender al mundo en otras tres competiciones en suelo, caballo con arcos e individual en el VII Campeonato Mundial de Gimnasia celebrado en 1986. A lo largo de los 18 años de su vida deportiva, Li Ning logró 106 medallas de oro en 92 campeonatos nacionales y 14 internacionales. Además, la Federación Internacional de Gimnasia puso su nombre a varias disciplinas, tales como las “Barras paralelas de Li Ning”, el “Caballo con arcos de Li Ning”, “Li Ning I”, “Li Ning II”, etc. De hecho, en 1999 el gimnasta chino fue calificado como uno de “los mejores deportistas del siglo XX” junto con otros 25 jugadores de gran prestigio mundial, tales como el boxeador Muhammad Ali, el futbolista brasileño Pelé y el famoso jugador de baloncesto estadounidense Michael Jordan.

li ning
Yelena Isinbáyeva, O’Neal, Calderón o Pau Gasol son algunos de los deportistas que han usado las prendas Li Ning.

En la cumbre de las marcas deportivas internacionales

La derrota inesperada en las Olimpiadas de Seúl 1988, le obligó al gimnasta a despedirse de las medallas y de los aplausos, lo que supuso su retirada definitiva. Cuando regresó de la capital coreana, Li Ning intentó en balde escaparse de los periodistas que le esperaban en el aeropuerto internacional de Beijing. Su viejo amigo Li Jingwei, director general del grupo cantonés Jianlibao, le estaba esperando con un ramo de flores en la mano y el gimnasta lo recibió con lágrimas en los ojos. El 16 de diciembre de 1988, en el estadio de Shenzhen, Li Ning organizó un gran acto de despedida durante el cual el director general, en nombre del su grupo, le regaló un par de protecciones para las manos hechas de oro. En abril del año siguiente, el gimnasta fue contratado como ayudante especial del director general del grupo Jianlibao.

La compañía Li Ning, perteneciente al grupo cantonés citado arriba, se inauguró en 1990. En agosto de ese mismo año, Li Ning, ataviado con una vestimenta deportiva de su propia marca en plena meseta tibetana, recibió en directo ante millones de espectadores la confirmación del nombramiento como empresa proveedora deportiva de los Juegos Asiáticos.

li ning
Yelena Isinbáyeva, O’Neal, Calderón o Pau Gasol son algunos de los deportistas que han usado las prendas Li Ning.

En 1998, la compañía Li Ning estableció en China el primer centro de diseño y desarrollo de prendas y calzado deportivo. Posteriormente, en enero de 2008 entró en funcionamiento en Portland (Oregón, Estados Unidos) su propio centro de diseño. A partir de junio de 2004 las acciones de Li Ning comenzaron a cotizarse en la bolsa de Hong Kong. A finales de 2009, la compañía alcanzó un valor de mercado de 8.387 millones de yuanes, y poseía más de 6.000 empleados distribuidos en 8.156 tiendas repartidas en más de 1.800 ciudades chinas, además de otras en el Sudeste Asiático, en Asia Central y en Europa.

li ning
Pau Gasol vistiendo la equipación de la Selección Española de Baloncesto, cuando Li Ning era la marca oficial.

Asimismo, la marca e imagen de Li Ning tiene mucha presencia tanto en España como en Latinoamérica. El hecho de equipar a la delegación china con la ropa Li Ning durante las Olimpiadas de Barcelona 1992 hizo que los deportistas chinos utilizaran por primera vez un equipamiento fabricado en su país. De 2004 a 2008, la compañía Li Ning patrocinó a la selección española de baloncesto masculino y femenino, lo que hizo que su marca se viera en todas las competiciones en las que tomaban parte. Además, la delegación española para las Olimpiadas de Beijing 2008 también recurrió a Li Ning como proveedor oficial de sus trajes. Los contactos que tiene esta empresa china con España no solo incluyen su colaboración con varios clubes peninsulares de fútbol y baloncesto, sino que también se han instalado en Madrid, Barcelona y Valencia con centros logísticos. En 2007, la compañía firmó un convenio con la Federación Argentina de Baloncesto para suministrar material a la selección argentina de baloncesto masculino y femenino. Aparte de los éxitos expuestos anteriormente, esta empresa china se ha convertido en el socio estratégico de organizaciones deportivas de mayor prestigio mundial como la NBA y la ATP, colaborando de este modo con deportistas de élite internacionales como Shaquille O’Neal, Ivan Ljubičić, Yelena Isinbáyeva y Andreas Thorkildsen. En diciembre de 2012, la empresa firmó un acuerdo con el equipo Miami Heat y la imagen de la marca empezó a salir en el American Airlines Arena, el hogar del equipo, en su página web oficial y durante las retransmisiones televisivas.

Tenis de mesa (ping-pong), deporte nacional chino

Efectivamente, desde las Olimpiadas de Barcelona 1992, la compañía ha patrocinado la delegación china en todas las convocatorias olímpicas, apoyando asimismo a los cinco equipos chinos más potentes y con más medallas de oro: la gimnasia, el salto, el tiro, el tenis de mesa y el bádminton. Siendo una empresa líder en el sector deportivo, la compañía Li Ning juega un papel muy activo en los proyectos de solidaridad y bienestar social, entre los cuales destacan las subvenciones para escuelas destinadas a los niños pobres, donaciones para zonas damnificadas, huérfanos del VIH, además del proyecto Hacer deporte juntos, que se dedica a la mejora del nivel de enseñanza en la educación física en las zonas subdesarrolladas.

li ning

La compañía Li Ning tiene 8.156 tiendas repartidas en más de 1.800 ciudades chinas.En los últimos años, el volumen de ventas de la compañía Li Ning no se ha incrementado como en periodos anteriores, bajando los beneficios. En julio de 2012, los medios españoles informaron de que la empresa Li Ning en España cerraba debido a la crisis económica. En realidad, se trataba de un plan de ajuste para consolidarse en la macroeconomía china. De hecho, la compañía manifestó que están más interesados en centrarse solo en el mercado chino a fin de mantener su segundo puesto en la cuota de mercado y el primer lugar entre las marcas nacionales. A pesar de que nunca se puede saber lo que puede ocurrir en el camino hacia una nueva reforma administrativa, todo el mundo sigue fiándose de esta empresa esperando que pueda encabezar el sector de la producción nacional para el tema de la recuperación económica.

Más sobre deporte chino en ConfucioMag:

Yao Ming: Una vida entre dos mundos


ic_ESP_21-1

pdf

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 21. Volumen VI. Noviembre de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies