La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

Los jiaozi, conocidos como “empanadas chinas”, “raviolis chinos” o “dumplings” (en su acepción en inglés) son el plato estrella del Año Nuevo chino, o Fiesta de la Primavera. Los ingredientes varían considerablemente según qué zonas, e incluso entre familias, que conservan las recetas transmitidas de generación en generación. Aprende a prepararlos con esta receta ilustrada.

Un reportaje de
Carolina Navarro Plata
罗悦柔
Como ocurre en gran parte de Iberoamérica, la gastronomía es un elemento clave en las celebraciones, y podemos asociar la mayoría de festivales chinos con un plato tradicional: el festival del Medio Otoño y el pastel de la Luna (墩깰, yuè bing); el festival del Barco de Dragón y los zongzi (添綾); y la Fiesta de la Primavera (o Año Nuevo Chino) y los jiaozi (싫綾) en el norte o niangao (쾨멤) en el sur.

Los rituales de la fiesta del año nuevo chino

Los jiaozi, conocidos como “empanadas chinas”, “raviolis chinos” o “dumplings” (en su acepción en inglés) son el plato estrella de la Fiesta de la Primavera. Los ingredientes varían considerablemente según qué zonas, e incluso entre familias, que conservan las recetas transmitidas de generación en generación.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

En la cultura china la familia ocupa un lugar primordial, reflejándose también en la elaboración de los jiaozi, que requieren de un gran trabajo en equipo. El día previo al Año Nuevo Chino, las familias se reúnen para prepararlos. En muchos casos, los miembros de la familia viven en diferentes partes de China y aprovechan esta ocasión para reunirse alrededor de la mesa, ponerse al día y disfrutar de la compañía de sus seres queridos.  Cada uno tiene un rol específico: preparar la masa, amasar, confeccionar el relleno, etc. Así, los jiaozi constituyen algo más que un plato tradicional: son un símbolo de unión, felicidad y armonía.

Los jiaozi y el roscón de Reyes

Hay familias que tienen como costumbre introducir una moneda limpia dentro de uno de los jiaozi. El afortunado que se la encuentre tendrá un año cargado de felicidad. Esta práctica se asemeja a la también antigua tradición que se cumple en algunos países de Iberoamérica, como México, Argentina o España, del roscón de Reyes (también conocido como rosca o rosco de Reyes). El roscón es un dulce típico de Navidad, que se come para desayunar o merendar el 6 de enero, día de Reyes o Epifanía del Señor. En su interior se colocan una figurita de cerámica y un haba. Quien encuentra la figurita tiene derecho a llevar la corona que normalmente acompaña al roscón, y gozará de un año próspero; por el contrario, aquel que encuentre el haba, tendrá que pagar el roscón del año siguiente. Al principio, al igual que en los jiaozi, en vez de una figurita se introducía una moneda dentro del roscón. Esta tradición se remonta al siglo XVIII, cuando el cocinero del rey francés Luis XV introdujo una moneda de oro para complacer al monarca.

Jiaozi y Roscón de reyes
El Roscón de Reyes de España e Iberoamérica tradicionalmente esconde en su interior una sorpresa, como los Jiaozi.

Zhang Zhongjing y el origen de los jiaozi 

Según cuenta la leyenda, el creador de los jiaozi no fue un cocinero con ilusión de crear una obra de arte culinaria, sino un médico llamado Zhang Zhongjing (蠟輅쒼) que vivió durante la dinastía Han del Este (땜볶, 25-220).  El doctor Zhang se encontraba de regreso a Changsha en pleno invierno cuando se percató de la pobreza que sufrían los moradores de esa zona debido a la falta de alimentos y cobijo. Y algo que le llamó poderosamente la atención fue que muchos de ellos tenían las orejas heladas. Para ayudarles, el doctor preparó una masa a base de agua y harina que rellenó con cordero y hierbas medicinales, y que envolvió con la masa en forma de oreja. Gracias al remedio casero del doctor Zhang los habitantes vencieron la hambruna y el frío. Los jiaozi originalmente se conocían como jiao’er (슴랐, oreja delicada) por su forma, aunque el nombre fue evolucionando con los años hasta su denominación actual. Diferentes fuentes coinciden en que fue a partir de la dinastía Ming (, 1368-1644) cuando se arraigó la tradición de comer jiaozi durante las celebraciones de la Fiesta de  la Primavera.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi
Jiaozi

INGREDIENTES

Ingredientes (15 a 20 jiaozi)

Para la masa:

  • Harina (500 gr.)
  • Agua (300 ml.)

Para el relleno:

  • Carne picada de cerdo, pollo o ternera (250 gr.)
  • Col china o apio (unos 400 gr.)
  • Aceite de sésamo (una cucharada)
  • Salsa de soja oscura (una cucharada)
  • Sal (una cucharadita)

Para la salsa:

  • Una cucharada de vinagre negro chino
  • Ajo o jengibre

PREPARACIÓN

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

1) Tamizar la harina sobre una superficie limpia y formar un ‘volcán’ con ella.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

2) Añadir agua poco a poco dentro del volcán y remover. Repetir la operación hasta conseguir una masa suave y elástica.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

3) Cubrir la masa con un paño de cocina y dejar reposar 25 minutos. Mientras tanto preparar el relleno.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

4) Añadir en un bol grande la carne picada, el aceite de sésamo, la salsa de soja, la sal y mezclar. 

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

5) Picar la col china muy fina, añadir sal y dejar reposar hasta que expulse el agua (si en vez de col utilizamos apio no necesitamos añadir sal ni dejar reposar). Una vez le hemos quitado el agua, añadirla al bol con la carne y mezclar.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

6) Cuando la masa ha reposado 25 minutos, volver a amasar durante 2 minutos. Formar un rollo de unos 2 cm. de diámetro y dividirlo en pedazos de 2 cm. aproximadamente.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

7) Formar bolitas con cada pedazo y aplanar cada una con un rodillo hasta conseguir un disco. La parte central tiene que quedar un poco más gruesa que los bordes.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

8) Añadir una cucharada de relleno en el centro del disco y doblarlo por la mitad sellando los bordes. Los jiaozi están casi listos.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

9) Hervir agua en una olla grande y verter los jiaozi. Cuando el agua hierva de nuevo, verter un vaso de agua fría para romper la ebullición. Repetir la operación y cuando hierva de nuevo los jiaozi estarán listos.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

10) Retirar los jiaozi con una espumadera y servir en una fuente.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

11) En cuenco pequeño añadir vinagre negro y ajo picado (o jengibre) para mojar los jiaozi.

La cocina china celebra el Año Nuevo con jiaozi

12) Bien, ya podemos empezar a comer. ¡Que aproveche!

El simbolismo de la comida en la Fiesta de la Primavera


ic_ESP_28-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 28. Volumen I. Enero de 2015.
Ver / descargar el número completo en PDF 

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao

El barrio conocido como de los “Ocho Grandes Pasos” es una famosa zona escénica de Qingdao, en la costa noreste de China. El área surgió en los años 30 del siglo XX y se trata de una conocida barriada de elegantes villas que atesora los recuerdos de varias generaciones de habitantes de Qingdao.

Un reportaje de
Wu Yunfan 
吴云凡
Los brillantes rayos de sol dejan los árboles moteados de luz y, sobre las tranquilas calles y los muros de piedra, se reflejan serenamente. A ambos lados de las vías se alzan edificios de muy diversos estilos que otorgan a todo este lugar una atmósfera cosmopolita. Es el barrio conocido con el nombre de los “Ocho Grandes Pasos”, una famosa zona escénica de Qingdao, en la costa noreste de China. El área surgió en los años 30 del siglo pasado y cubre una superficie de más de 70 hectáreas. Se trata de una conocida barriada de elegantes villas que atesora los recuerdos de varias generaciones de habitantes de Qingdao.

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Antigua residencia del gobernador alemán.
La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Iglesia y campanario luteranos.

El área original de los “Ocho Grandes Pasos” tenía ocho calles, bautizadas en honor a otros tantos célebres pasos de la Gran Muralla; como los de Jiayuguan, Hanguguan o Shanhaiguan que dieron el nombre a todo el conjunto. Hoy en día esa área se ha expandido. En cada una de ellas crecen árboles de especies singulares, como el plátano oriental, el ginkgo biloba (también conocido como el árbol de los cuarenta escudos), o el enebro de China, entre muchos otros. Las hojas nacen y caen mientras las cuatro estaciones siguen su curso, pero cada uno de los jardines que adornan esta zona posee sus propias particularidades. Es un equilibrio de conjunto que mantiene un armonioso diálogo de contrastes con los peculiares edificios circundantes. Los Ocho Pasos representan un estupendo modelo de simbiosis entre arquitectura y naturaleza.

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Villa Huashi.

 

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Construcciones de principios del siglo XX.

Por razones de índole histórica, reúne cerca de 300 edificios de estilos arquitectónicos diferentes de más de una veintena de países. Aquí prácticamente no falta ningún periodo y hay ejemplos de arquitectura renacentista, griega, bizantina o gótica, por lo que también es conocida como un “museo de arquitectura mundial” al aire libre. El conocido como “Palacio de la Princesa” de estilo danés, con sus vívidos colores, parece salido de uno de los cuentos de hadas de Andersen. La “Casa del Mariscal” de estilo japonés, en la que se alojaron seis importantes mariscales de China de los que tomó su nombre, destaca por su marcada angulosidad y esas paredes color bermellón que le otorgan un carácter austero. La villa Huashi posee dos altas columnas a modo de pórtico a ambos lados de la puerta principal que transportan inmediatamente a la Roma antigua. El edificio en estilo nórdico rústico situado en el número 22 de la calle Shaoguan, diseñado por el famoso arquitecto chino Xu Yao, presenta una combinación de colores característica del norte de Europa que lo hace inequívocamente reconocible, y un patio interior rebosante de verdura que deja una honda impresión en quien lo visita. Este barrio está repleto de obras maestras de destacados arquitectos de China y del exterior que, con su exquisita factura, abruman a quienes lo visitan. Se ha convertido, además, en una meta soñada para las nuevas generaciones de arquitectos, que llegan buscando una fuente de inspiración y un lugar en el que aprender de los maestros de antaño.

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Construcciones de principios del siglo XX.

 

La barriada de los "ocho grandes pasos" de Qingdao
Construcciones de principios del siglo XX.

Muchos de los edificios de la zona fueron antes consulados o residencias de personajes famosos, por lo que se comprende bien que el barrio ocupe un importante lugar en los corazones de quienes viven en Qingdao. Debido a la belleza del entorno y a la peculiaridad de su arquitectura, y también por sus estrechos lazos con importantes personajes históricos, el área de los Ocho Pasos se ha convertido en un anhelado destino turístico y, tanto locales como forasteros, compiten por disfrutar de la elegante estampa que ofrece. Aquí se ruedan películas y series de televisión y son, asimismo, abundantes las parejas de recién casados que acuden para inmortalizar su momento más bello, de lo que se desprende el peculiar atractivo de los Ocho Pasos. Los edificios de aire cosmopolita siguen en pie, como congelados en el tiempo, relatándonos parsimoniosamente su pasado y su presente y transmitiéndonos asimismo el espíritu abierto de la ciudad.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Xiaonian

La Fiesta Xiaonian se celebra en China una semana antes del Año nuevo chino. En 2020 coincide con el viernes 17 de enero. Este día las familias ofrecen sacrificios a Zaojun (灶君), dios de la Cocina, como los tanggua (糖瓜), dulces con forma de calabaza elaborados con azúcar de malta o los matang (麻糖), dulces de textura muy pegajosa y elaborados con sésamo y harina de arroz.

Un reportaje de
Liu Yanqin
刘艳琴
Antes de la celebración del Año Nuevo Chino, también denominado Fiesta de la Primavera o Danian (大年, literalmente, “gran año”) en el calendario lunar chino, existe en realidad otra celebración tradicional conocida como Xiaonian (小年, literalmente, “pequeño año”). La primera tiene lugar en el primer día del primer mes del calendario tradicional chino, esto es, el día de Año Nuevo (正月初一, zhēngyuè chūyī); pero la fecha de la segunda varía. En el norte de China la celebran en el vigésimo tercer día del duodécimo mes (腊月, làyuè) del citado calendario; mientras que en el sur en el vigésimo cuarto día de dicho mes.

Xiaonian
Lámina con la imagen de Zaojun (灶君), dios de la Cocina.

La llamada Fiesta Xiaonian forma parte del folklore tradicional chino y representa el día en que las familias ofrecen sacrificios a Zaojun (灶君), dios de la Cocina. Conocido también como “el ancestro de la cocina” (灶王爷, Zàowángyé), es una deidad perteneciente a la mitología folklórica china a la que se rinde culto junto a los fogones.

Xiaonian
Zaojun (灶君), dios de la Cocina.

Cuenta la tradición que en la noche del Xiaonian, Zaojun sube a los cielos para rendir cuentas de los buenos y malos actos de los hogares al Emperador de Jade (玉皇大帝). La ceremonia que tiene lugar en este día no es otra que la de enviar a esta deidad a los cielos (辞灶, cízào). Los ritos que esta celebración comporta son una manera de rogar a los dioses que bendigan y protejan a toda la familia en el año entrante, procurándoles felicidad, buena fortuna, paz y abundancia. En esta ceremonia, pues, se deposita el anhelo de una vida feliz y plena.

Xiaonian
Fengxia

En las cocinas chinas de antaño, todo fogón había de equiparse con un fengxia (风匣; una caja de madera junto a los fogones que hace las funciones de un fuelle). Al accionar el fengxia, se facilitaba la circulación del aire por el conducto del fogón, para que la leña se quemara de manera eficaz. Una lámina con la imagen de Zaojun debe colocarse en la pared junto a los fogones. Y los chunlian (春联; pareados que se colocan en las puertas durante el Año Nuevo) flanquean a ambos lados el conjunto: “Si en los cielos se habla de buenas acciones, reina la paz en el mundo de los mortales”, con la variación: “Si en los cielos se habla de buenas acciones, lloverá la fortuna de los palacios celestiales”.

Xiaonian
Fengxia

Cuenta la leyenda que Zaojun era un vástago de familia acomodada que respondía al nombre de Zhang Dan (张单), que desposó a una virtuosa mujer llamada Guo Dingxiang (郭丁香) a la que más tarde repudiaría para tomar por esposa a Li Haitang (李海棠). Esta última, de naturaleza perezosa, dilapidó al poco tiempo los bienes de la familia Zhang y causó su ruina. Sellada la desgracia de la casa por un catastrófico incendio, Li Haitang se volvió a casar, y Zhang Dan, ciego por culpa del fuego, se vio obligado a mendigar.

Un día llegó a cierta casa en la que le ofrecieron sopa y comida caliente. Mientras daba cuenta del alimento, advirtió que la mano que le daba de comer no era otra que la de Guo Dingxiang, la esposa a la que había despreciado. Vencido por la vergüenza y el remordimiento, Zhang Dan se precipitó a morir en el fuego del hogar. Compadecido por su voluntad de rectificar los errores de su existencia, el Señor de los Cielos lo convirtió en la deidad soberana de la Cocina o Zaowang (灶王), confiándole también la misión de vigilar las buenas y malas obras de los mortales para después rendirle cuentas anuales de las mismas en el cielo.

Xiaonian
Tanggua

Lo primero que se debe hacer al celebrar el Xiaonian es rendir sacrificios a esta divinidad. Para ello se deben ofrendar, preferentemente, los tanggua (糖瓜), dulces con forma de calabaza elaborados con azúcar de malta. Otro dulce típico de esta festividad y que también tiene como ingrediente principal el azúcar de malta es el matang (麻糖), de textura muy pegajosa y elaborado con sésamo y harina de arroz. En el noroeste de China se conoce como xing ().  De ahí el proverbio: “al celebrar el Xiaonian, hay que comer xing”. El significado tras esta tradición es la idea de que, cuando Zaojun coma este dulce, no podrá hablar, ya que, por su textura pegajosa, sus labios quedarán sellados, y cuando consiga hablar las palabras que salgan de su boca serán dulces y biensonantes.

Xiaonian
Matang

Otra de las ofrendas que se deben hacer al dios de la Cocina es la sopa de fideos, ya que, según el proverbio: “Zhang era el apellido original del dios de la Cocina, y en su nombre cada año un bol de zamiantang debe degustar”. La zamiantang (杂面汤), es una sopa de fideos elaborados con harina de trigo, de soja o de boniato.

Xiaonian
Zamiantang

En las ofrendas a esta deidad deben incluirse también algunos huevos para alimentar a los zorros y a las comadrejas amarillas, animales tradicionalmente considerados como sus subordinados. Junto a la costumbre de encender incienso y ofrendar alcohol, también se encuentra la tradición de proporcionar alimento a los caballos de Zaojun, que debe esparcirse desde los fogones hasta pasar el umbral de la puerta.  Una vez se completan estos rituales, solo resta arrojar al fuego la lámina con la imagen de Zaojun y esperar al día de Año Nuevo para reemplazarla con otra. Cuando cae la noche de Año Nuevo sube a los cielos y, con la aurora del primer día, regresa dando por concluida la misión de informar a los cielos de las buenas y malas acciones de los hogares. Es, por tanto, una deidad que procura buena fortuna y bendiciones para que reine la paz en la familia. 

Ravioles chinos (‘jiǎozi’): Receta para la Fiesta Primavera


ic_ESP_40

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 40. Volumen I. Enero de 2017.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Cien escuelas de pensamiento.

Durante los periodos de Primaveras y Otoños y de los Reinos Combatientes (770 – 221 a. C.), los debates, las críticas y los desafíos que involucraban a los puntos de vista de dos o más escuelas de pensamiento recibían el nombre de “contiendas”. Eran tiempos en los que más de un centenar de diferentes doctrinas se prestaban a que sus representantes discutieran, estudiaran y reflexionaran sobre las diversas formas existentes de ver e interpretar la vida. Aún hoy, hablar de las contiendas entre las Cien escuelas de pensamiento es una forma de resumir y enaltecer la grandiosa etapa de actividad intelectual vivida en aquellos tiempos.

Un reportaje de
Ren Zirui
任姿睿
Las llamadas “contiendas entre las Cien escuelas de pensamiento” brotaron en una particular época caracterizada por un fenómeno definido entonces como el “declive de los ritos y de la música” y la “vulgarización del conocimiento académico”. Fue este un periodo en el que la sociedad china experimentó una serie de dramáticos cambios. El Emperador vió menguado su poder a favor de los príncipes feudales y la educación, que hasta entonces había estado reservada de forma exclusiva a las jerarquías gobernantes, comenzó a echar raíces entre el pueblo llano. Dicha situación suscitó el surgimiento de la denominada “clase social intelectual”. Estos nuevos intelectuales adquirieron la oportunidad de servirse del conocimiento y de sus propias habilidades para ganarse posiciones y estatus dignos de los estratos más altos de la sociedad, por lo que fueron muchos los que comenzaron a dedicarse a los estudios, deseosos de cambiar su forma de vida gracias al conocimiento. Las necesidades de aprendizaje que se originaron por ello fueron las precursoras del extraordinario progreso experimentado por la educación popular, que comenzó a estar al alcance de todas las clases sociales.

Cien escuelas de pensamiento.
Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Como resultado de ello, por una parte, emergieron multitud de diversas doctrinas y, por otra, los representantes de cada uno de los estratos sociales desarrollaron formas de entender la vida y puntos de vista de lo más variopintos, motivo por el cual la opinión general pasó a estar caracterizada por una absoluta pluralidad. Por ejemplo, la escuela moísta, procedente de la clase campesina, abogaba por la austeridad y la sencillez en las ceremonias dedicadas a los difuntos. En cambio, los estudiosos del confucianismo eran férreos defensores de los Ritos de Zhou y, dado que creían en la imperiosa necesidad de preservar la integridad de los ritos y las ceremonias, promovían la celebración de solemnes y majestuosos funerales. Ambas escuelas defendían puntos de vista prácticamente opuestos pero esto no era un impedimento para la libertad de pensamiento de cada cual y su propagación, y aunque esta época se caracterizaba por sus puntos de vista convergentes, su objetivo así como su punto de partida, no era otro que la educación del pueblo y la de alcanzar una buena administración del país.

Cien escuelas de pensamiento.
Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Es cierto que en tal época subsistían una serie de corrientes de pensamiento famosas cuya propagación e influencia sobresalían sobre las demás, como bien puedan ser el confucianismo, legalismo, taoísmo o moísmo. Pero, a diferencia de lo ocurrido en épocas posteriores, en las que se respaldaba el “rechazo a la heterogeneidad de ideas y el reconocimiento del confucianismo como única forma de pensamiento válido”, por entonces la actitud imperante se basaba en “la convivencia, la tolerancia y el aprendizaje mutuo entre ideas”, por lo que ninguna de las grandes doctrinas llegó a imponerse sobre las demás. Gracias a ello, los círculos académicos del periodo anterior a la dinastía Qin (221-206 a.C.) se caracterizaban por estar envueltos en una atmósfera de absoluta libertad.

Cien escuelas de pensamiento.
Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Debemos hacer aquí una especial referencia a los conceptos que promulgó Confucio de la “bondad del ser humano”, “el pueblo como raíz” y la “sociedad orientada a las personas” de una enorme influencia en la historia y cultura chinas. Mencio, el sucesor de Confucio, consideraba que entre “lo dado de nacimiento” existía dicha “bondad del ser humano”, que las personas poseen una capacidad innata para “seguir el buen camino”, que para ser un buen gobernante es necesario llevar a cabo una “sociedad orientada a las personas”, tomando “el pueblo como raíz”. Tan sólo de este modo se puede conseguir que el país goce de un prolongado gobierno de paz. Los seguidores del confucianismo consideraban que la filosofía de la guerra y el legalismo eran doctrinas orientadas al mal, pues incitaban al pueblo a participar en la guerra y a dejarse envilecer por los juegos del poder, y corrompían así el corazón de la persona corriente. Por su parte, el legalismo abogaba por una postura completamente opuesta. Sus exponentes defendían la teoría de la “maldad humana” y la necesidad de un “gobierno basado en la ley”, pues juzgaban que el hombre es malvado por naturaleza y, como consecuencia de ello, se han de imponer restricciones que garanticen una moral correcta.

La feliz confluencia de las ideas de los antiguos filósofos que dieron lugar a las contiendas entre las cien escuelas de pensamiento constituye una espléndida página en la historia de la antigua china.

Tales límites precisan la materialización de leyes estrictas que, por consiguiente, son las únicas capaces de garantizar la estabilidad a largo plazo de un país. A su juicio las doctrinas confucianas carecían de sentido y, con ellas, sus defensores tan solo conseguían engañarse a sí mismos. El taoísmo mantenía una postura diferente al resto. Partía del punto de vista de que el confucianismo y el legalismo compartían el objetivo de embaucar al pueblo para acrecentar su fama y poder. Según los taoístas, los seres humanos no son más que seres humanos y, dado que la naturaleza es, al mismo tiempo, buena y mala; el bien y el mal son, en realidad, indivisibles. Ellos abogaban por “las leyes naturales”, responsables de que todo evolucione por su propio cauce y a su propio ritmo, sin necesidad de que interceda en dicho proceso ningún elemento externo. No obstante, el resto de teorías coetáneas consideraban inútil esta concepción pues, si la naturaleza siempre sigue su curso, ¿por qué todos ellos seguían participando de forma constante en contiendas para discutir sus ideas?

Academia Jixia

Al hablar de dichas contiendas es inevitable hacer mención a la Academia Jixia por ser una fiel encarnación de la esencia y del espíritu de las mismas. Su fundación dio comienzo en tiempos del duque Huan de Tian Qi (400 – 357 a. C.) en Linzi, capital del antiguo estado de Qi y actual ciudad de Zibo (provincia de Shandong). Los miembros de esta institución se dedicaban a enunciar sus ideas, discutirlas, asimilar y aprender conceptos y aspectos de las opiniones de los demás, independientemente de cuál fuera su origen, nacionalidad, edad o afinidad ideológica. Por entonces, el gobierno de Qi brindaba a dichos académicos el tratamiento más preferencial posible. A poco que gozaran de un talento y unas habilidades auténticas, no tenían que preocuparse por la adquisición de comida o vestimenta, pues se les proporcionaba todo tipo de productos de primera necesidad. De la misma forma, se les invitaba a manifestar con libertad su opinión sobre la situación de la época e, incluso, gozaban de la oportunidad de valerse de sus conocimientos para abrirse un hueco en la carrera del funcionariado. Los registros existentes dan cuenta de que, durante su época dorada, la academia Jixia dio cobijo a exponentes de casi todas las escuelas de pensamiento. Es más, prácticamente la totalidad de los eruditos más conocidos en la actualidad, como Mencio o Shendao entre otros, acudieron en algún momento a la academia a exponer sus planteamientos filosóficos. Por su parte, Xun Zi llegó a asumir hasta en tres ocasiones el cargo de jijiu, cuya función era equivalente a la del director de una escuela.

Cien escuelas de pensamiento.
Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Los antiguos eruditos, a través de diferentes formas de discusiones “contenciosas”, aprendían unos de otros y se enriquecían mutuamente. Es lo que ocurrió, por ejemplo, con Xun Zi (aprox. 313 – 238 a. C.) que, a pesar de ser el máximo exponente y líder del confucianismo más tardío, poseía una ideología muy marcada por el pensamiento legalista. A fin de cuentas, estuvo muy expuesto a la influencia de los preceptos del legalismo durante todo el tiempo que pasó desarrollando la doctrina confuciana en la Academia Jixia. De hecho, si bien la concepción de la “maldad humana” había sido concebida por los legalistas, fue Xun Zi quien perfeccionó verdaderamente el concepto, motivo por el que se solía afirmar sobre él que era confuciano por fuera y legalista por dentro.

La actitud imperante se basaba en “la convivencia, la tolerancia y el aprendizaje mutuo entre ideas”, por lo que ninguna de las grandes doctrinas llegó a imponerse sobre las demás.

La feliz confluencia de las ideas de los antiguos filósofos que dieron lugar a las contiendas entre las Cien escuelas de pensamiento constituye una espléndida página en la historia de la antigua China. Cada teoría del pensamiento giraba en torno a “la salvación del mundo” y “el gobierno para conseguir paz y prosperidad” a través de confrontar ideas y aprendiendo unos de otros. No sólo enriqueció las ciencias tradicionales de China, sino que además produjo un profundo y perdurable impacto en toda la cultura de la antigüedad. Esto incluye ideas para administrar el país, sobre filosofía, arte y otros muchos aspectos. Todas las corrientes de pensamiento contenidas, su espíritu humanista y su estándar moral están presentes en la actualidad y constituyen la fuente de pensamiento de la innovación, desarrollo y propagación de la cultura tradicional.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Análisis de los usos de "liaojie", "shuxi", "dong" y "mingbai"

En este artículo explicamos en qué situaciones se deben usar 了解 (liǎojiě) y 熟悉 (shúxī), —se emplean en chino para indicar que se conoce muy bien a alguien o algo—y por otro lado los verbos (dǒng) y 明白 (míngbai), que se utilizan para indicar que se entiende o se comprende.

Un reportaje de
Juan Diego Fernández Rosado
费英杰
A medida que los estudiantes de chino adquieren nuevo vocabulario, aprenden palabras con significados muy parecidos, por lo que suelen tener problemas a la hora de saber cuándo utilizar unas y otras. En este artículo se explicará en qué situaciones se deben usar 了解 (liǎojiě), 熟悉 (shúxī), (dǒng) y 明白 (míngbai).

1. Los verbos 了解 (liǎojiě) y 熟悉 (shúxī)

了解 (liǎojiě) y 熟悉 (shúxī) se emplean para indicar que se conoce muy bien a alguien o algo. Por ejemplo:

我认为他们应该熟悉 / 了解自己的业务。
Wǒ rènwéi tāmen yīnggāi shúxī / liǎojiě zìjǐ de yèwù.
Creo que están muy familiarizados con / conocen muy bien su trabajo.

La diferencia entre ellos reside en que 了解 (liǎojiě) cuenta con un matiz de significado más amplio, pues permite indicar que se conoce algo muy bien como consecuencia de haberlo analizado o estudiado a fondo o por haber tenido un contacto continuo con ello durante un largo periodo de tiempo. En cambio, 熟悉 (shúxī) se limita sólo a significar que se conoce algo o a alguien por haber tenido un contacto durante largo tiempo.

Ejemplos de ello son:

到中国各地去旅游,可以更好地了解中国文化。
Dào Zhōngguó gè dì qù lǚyóu, kěyǐ gèng hǎo de liǎojiě Zhōngguó wénhuà.
Al viajar por distintas partes de China es posible conocer mejor su cultura.

我很早就熟悉他的字体了。
Wǒ hěn zǎo jiù shúxī tā de zìtǐ le.
Conozco muy bien su letra desde hace mucho.

Las palabras que aparecen junto a estos verbos también varían, pues mientras 了解 (liǎojiě) se deja acompañar por pensamientos, ideas e intenciones, 熟悉 (shúxī) tiene como complementos a elementos más concretos, como puedan ser sonidos, lugares, caminos, etc.

我不太了解他们的想法。
Wǒ bú tài liǎojiě tāmen de xiǎngfǎ.
No entiendo muy bien su forma de pensar.

你先熟悉一下这里的生活,明天再正式开始工作。
Nǐ xiān shúxī yíxià zhèlǐ de shēnghuó, míngtiān zài zhèngshì kāishǐ gōngzuò.
Primero familiarícese con la vida de este lugar, mañana comenzará a trabajar.

A menudo encontraremos que ambas palabras van acompañadas de preposiciones. En el caso de 了解 (liǎojiě) por la preposición (duì). Por ejemplo:

警察对整个事情的经过十分了解。
Jǐngchá duì zhěnggè shìqíng de jīngguò shífēn liǎojiě.
La policía conoce muy bien el desarrollo de todos los hechos.

Análisis de los usos de "liaojie", "shuxi", "dong" y "mingbai"
我跟那家公司的老板特别熟悉,哪天我把她介绍给你。 “Wǒ gēn nà jiā gōngsī de lǎobǎn tèbié shúxī, nǎ tiān wǒ bǎ tā jièshào gěi nǐ”. Conozco bastante bien a la jefa de esa empresa, otro día se la presento.

En cuanto a 熟悉 (shúxī), lo veremos acompañado por () o (gēn). Por ejemplo:

我跟那家公司的老板特别熟悉,哪天我把她介绍给你。
Wǒ gēn nà jiā gōngsī de lǎobǎn tèbié shúxī, nǎ tiān wǒ bǎ tā jièshào gěi nǐ.
Conozco bastante bien a la jefa de esa empresa, otro día se la presento.

Por último, es importante mencionar que 熟悉 (shúxī) también adquiere la función de adjetivo cuando se le añade la partícula (de). Sin embargo, 了解 (liǎojiě) no permite este tipo de estructuras.

在名单上我看到了一个熟悉的名字。
Zài míngdān shàng wǒ kàndào le yí gè shúxī de míngzi.
He visto en la lista un nombre que me es familiar.

2. Los verbos (dǒng) y 明白 (míngbai)

Estos dos verbos se utilizan para indicar que se entiende o se comprende algo. Ambos son protagonistas de frecuentes quebraderos de cabeza en las etapas iniciales del aprendizaje del chino debido a que aparecen en contextos muy parecidos. Por ejemplo:

这个问题现在大家都明白/懂了。
Zhège wèntí xiànzài dàjiā dōu míngbai/dǒng le.
Ahora, todo el mundo comprende el problema.

Análisis de los usos de "liaojie", "shuxi", "dong" y "mingbai"
他是信息科技的专家,非常懂电脑。”Tā shì xìnxī kējì de zhuānjiā, fēicháng dǒng diànnǎo”. Es experto en informática, entiende mucho de computadoras

Sin embargo, también hay contextos en los que cada uno tiene sus propias características. El verbo (dǒng) sirve para expresar que el sujeto entiende algo en el sentido de que tiene un conocimiento profundo sobre ello. Es decir, lo domina en cierta medida. Por ejemplo:

他是信息科技的专家,非常懂电脑。
Tā shì xìnxī kējì de zhuānjiā, fēicháng dǒng diànnǎo.
Es experto en informática, entiende mucho de computadoras.

Así pues, también puede indicar que el sujeto conoce muy bien y entiende a una persona. Por ejemplo:

最懂我的人还是我的好朋友。
Zuì dǒng wǒ de rén háishì wǒ de hǎo péngyou.
La persona que mejor me entiende es mi mejor amiga.

Análisis de los usos de "liaojie", "shuxi", "dong" y "mingbai"
我心里十分明白你是什么感觉。 “Wǒ xīn li shífēn míngbai nǐ shì shénme gǎnjué”. Entiendo muy bien lo que siente.

Por su parte, 明白 (míngbai) indica que se comprende algo de una forma más general. El sujeto no necesita que se le explique más a fondo una cuestión en concreto pues, aunque no la domina con profundidad, la entiende con una claridad suficiente. Por ejemplo:

我心里十分明白你是什么感觉。
Wǒ xīn li shífēn míngbai nǐ shì shénme gǎnjué.
Entiendo muy bien lo que siente.

Por último, “” (dǒng) y “明白” (míngbai) pueden emplearse como complemento después de un verbo, por ejemplo: 看懂, 看不懂; 看明白 y 看不明白. Vamos a ver algunos ejemplos a continuación:

老师,我看不懂这个句子。
Lǎoshī, wǒ kàn bù dǒng zhège jùzi.
Profesor, no entiendo esta frase.

你听明白了吗?
Nǐ tīng míngbai le ma?
¿Lo entiende?

我听明白了。
Wǒ tīng míngbai le.
Sí, lo entiendo.

Práctica:

Elija la opción más adecuada para rellenar los huecos.

  1. 他( )这个数学理论,因为他是这方面的专家。
    A.了解 B .熟悉 C. 认识
  2. 这个人的样貌我觉得很( )。
    A.知道 B. 明白 C. 熟悉
  3. 我是这里的居民,我( )这里的道路。
    A.了解 B. 熟悉 C. 明白
  4. 他是环境学教授,他非常( )这方面的知识和技术。
    A. B. 知道 C. 明白
  5. 通过这次经历,大家都( )他是一个什么样的人了。
    A. B. 明白 C. 熟悉
  6. 老爸跟王医生非常( ),因为他们是老朋友了。
    A.了解 B. 熟悉 C. 知道
  7. 我( )成龙是电影演员。
    A.认识 B.知道 C.了解
  8. 老师在说汉语,而不是外语,所以我完全听得( )。
    A.B.明白 C. 知道
  9. 那个穿白衣服的姑娘我当然( ),她是我的女朋友。
    A. 认识 B. 知道 C. 懂
  10. 他们不( )在山里还有一座古庙。
    A.认识 B. 熟悉 C. 知道

Solución del ejercicio: 1:A • 2:C • 3:B •  4:A •  5:B •  6:B •  7:B •  8:A •  9:A •  10:C

Más lecciones sobre lengua china en ConfucioMag:

Los usos gramaticales del carácter chino 给 (‘gěi’ y ‘jǐ’)


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Gastronomia de Qingdao

La gastronomía de Qingdao hace honor a su encanto paisajístico. Para los aficionados al marisco y al buen comer, se trata de un pequeño paraíso donde saborear todo tipo de aperitivos típicos en el bullicioso mercado nocturno Taidong, paladear el exquisito té del monte Lao mientras se disfruta de su hermoso paisaje, y darse un banquete de naturaleza paseando junto a la bahía de Jiaozhou.

Un reportaje de
Yin Yiqiao
尹艺桥
Qingdao es una renombrada ciudad costera que posee un encanto único y que constituye una excelente elección como destino para que la gente pase sus vacaciones. Como reza el proverbio chino “la comida es la primera necesidad de las personas”, al venir a Qingdao nadie puede pasar por alto su cocina. Aquí gastronomía y paisaje se complementan. Esta ciudad posee imbatibles escenarios marítimos que complacen la vista, el olfato y el paladar de las personas más exigentes.

Gastronomia de Qingdao
Gelatina fría de algas.

La primera parada gastronómica sucede en la zona peatonal de Weihai. Paseando por sus concurridos callejones de abigarradas luces fluorescentes, el viajero se sumerge en el bullicio de la ciudad entre una miríada de pequeños puestos de comida. Por la noche, las amistades se reúnen aquí para charlar y disfrutar de la sabrosa cerveza local y se relajan tras una dura jornada laboral. Un plato que no puede faltar es la gelatina fría de algas, que es uno de los sabores más típicos de Qingdao muy apreciado por lugareños y turistas. Además de por su aspecto transparente, este aperitivo hace las delicias de todos por su textura resbaladiza, elástica y fina al mismo tiempo y por su poder refrescante. Hecho con algas comestibles y asta de ciervo molida como ingredientes principales, la gelatina se mezcla en frío con otros condimentos para darle su sabor final. Se dice que este plato potencia la energía yin y reduce la yang, por lo que en los calurosos días de verano un bocado ayuda a refrescarse y rebajar la temperatura corporal. Además, también acompaña las copiosas cenas familiares de Año Nuevo por su capacidad para mitigar la sensación de hartazgo e hinchazón. La gelatina fría de algas también se la conoce por la gente de Qingdao como dongcai (dòng cài, 冻菜) que en chino se pronuncia similar a “congelar la riqueza” (dòng cái, 冻财), lo que añade un tono auspicioso a la entrada del nuevo año. Así pues, la gelatina fría de algas es un aperitivo ideal para el calor del verano y las fiestas del invierno.

Gastronomia de Qingdao
Té de Laoshan.

El segundo destino culinario nos conduce a Laoshan, para degustar el famoso té primaveral preparado por los monjes taoístas que moran en sus cumbres. Nombrada como “la más bella montaña junto al mar”, es conocida también por sus aguas y su famoso té verde, de propiedades antioxidantes, digestivas y reguladoras de la tensión arterial. Su meticulosa elaboración incluye la plantación y recolección, secado, enrollado, desecado al horno y pulido, así como el filtrado final. Cada uno de estos procesos se cuida al máximo. Si las excelentes condiciones de la zona proporcionan una materia prima de primer nivel, el estricto proceso de elaboración garantiza la sobresaliente calidad final de la bebida. Igual que la vida humana, el té de Laoshan, en su propia metamorfosis, evoluciona y mejora constantemente. Para degustarlo adecuadamente, es muy importante el ambiente y no hay mejor lugar que junto a relajantes corrientes de agua y tranquilas montañas rodeadas de hermosas nubes y brumosas nieblas. Beber una taza de su famoso té verde es saborear la vida y sumergirse en la paz y la tranquilidad de sus infinitos paisajes.

Gastronomia de Qingdao
Empanadas hervidas de pescado.

El tercer hito gastronómico que se debe probar son los shuijiao o empanadas hervidas de marisco o pescado. Situada entre las montañas y el mar, Qingdao disfruta de una ubicación geográfica excepcional que incita para comer shuijiao con relleno de marisco. Uno de sus adobos con más fama es el de Scomberomorus niphonius (parecido a la caballa), del que se afirma que es uno de los productos marinos más nutritivos. El encuentro de distintos ingredientes da lugar a sabores únicos. En Qingdao esta especialidad, además de pescado, incluye cebollino chino o cilantro. A la hora de comerlos, un poco de salsa de soja y aceite de guindilla es el complemento perfecto para potenciar su sabor y hacer las delicias del paladar. Hay otros rellenos típicos, como el de calamares o almejas, que demuestran la pasión de sus habitantes por este plato.

Gastronomia de Qingdao
Pepino de mar salteado con cebollino.

El cuarto atractivo en la mesa de Qingdao son sus restaurantes centenarios. Al llegar a la década de los 90 del siglo pasado, de los cuatro más antiguos de la ciudad solo quedaban dos: Chunhe y Sansheng, que han sido testigos de grandes transformaciones y continuadores de la cultura y la memoria gastronómica de este lugar. Antaño punto de encuentro de altos funcionarios y destacadas personalidades, hoy se han convertido en destinos históricos donde el ciudadano común se reencuentra con el pasado. Quienes deseen darse un festín con los platos más típicos de Qingdao no deben dejar de visitarlos.

Gastronomia de Qingdao
Pulpo al estilo de Qingdao.

A pesar de lo descrito anteriormente, aquí no se acaba todo lo que puede ofrecer su gastronomía. En 2014, un medio de comunicación inició una encuesta anual para elegir los platos y aperitivos más representativos de la ciudad. De todos ellos, las gambas salteadas con col china destacaron por encima del resto durante dos años consecutivos. Otro plato típico situado en los primeros lugares de la lista fue el pulpo salteado con cebollino. Aquí, al cefalópodo se le conoce con el nombre de “ocho cintas”, por sus ocho tentáculos. Cuando se inicia la época de pesca, el pulpo fresco es el producto más vendido en los mercados. Para quienes viven en esta ciudad, volver a casa sin haber comprado un poco de este octópodo es como no haber ido al mercado. Además, el pollo en salsa con setas de montaña, las empanadas a la plancha, el pepino de mar salteado con cebollino y las albóndigas de pescado agripicantes son otras de las delicias locales que merece la pena degustar.

Gastronomia de Qingdao
Empanadas a la plancha.

Aquí termina el recorrido gastronómico de Qingdao. Para los aficionados al marisco y al buen comer, se trata de un pequeño paraíso donde saborear todo tipo de aperitivos típicos en el bullicioso mercado nocturno Taidong, paladear el exquisito té del monte Lao mientras se disfruta de su hermoso paisaje, y darse un banquete de naturaleza paseando junto a la bahía de Jiaozhou. Así que, si nada lo impide, el próximo destino puede ser Qingdao.

Qingdao, la gran “isla verde” que despunta en la península de Shandong


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

El intelectual chino Ji Xianlin  (1911-2009) fue experto en especialidades tan diferentes como la historia del budismo, la literatura y obras clásicas hindúes o la creación de prosa literaria. Su existencia estuvo caracterizada por un raciocinio sublime y una constante pugna por ver colmadas sus aspiraciones espirituales. Su propósito no fue jamás la fama o el reconocimiento sino el desarrollo de su valor como persona y la consagración de su vida al bien de su nación.

Un reportaje de
Yin Yiqiao
尹艺桥
A pesar de haber nacido en el seno de una humilde familia de la provincia de Shandong, logró ser un reputado escritor y se convirtió en profesor permanente de la Universidad de Beijing. Aun durante su vejez comenzaba su jornada de estudio a las cuatro de la mañana para, más tarde, llegar con hasta tres horas de antelación a su puesto de trabajo. No dudó en donar a su alma mater la colección de reliquias, pinturas y caligrafías que había compilado y coleccionado a lo largo de toda su vida. Y, sin pretender la fama, fue distinguido con los calificativos de “maestro de la cultura nacional”, “máxima autoridad intelectual” y “tesoro nacional”. Tales atributos describen a Ji Xianlin, un personaje considerado por el pueblo chino como uno de los verdaderos líderes espirituales.

Fue un intelectual lógico y racional que contribuyó a la comunidad académica con sobresalientes aportes dirigidos a una decena de especialidades, a saber: lenguas clásicas de la India, historia del budismo, lenguas tocarias, historia de los intercambios culturales entre China e India, historia de los intercambios culturales entre China y el extranjero, literatura y obras clásicas hindúes, literatura comparada, cultura de Asia oriental, preservación y conservación de clásicos de China y creación de prosa literaria.

Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.
Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Se le podría definir como una persona emotiva. Se dejaba embelesar por la hermosura del loto que flota sobre las cristalinas aguas de un estanque y enloquecía ante la conmovedora imagen de las adelfas bajo la luz de la luna. Tal era así que la pesadumbre que lo invadió por la desaparición de un ejemplar de visperia china talado por error en el parque Yan, lo motivó a escribir la Tragedia del camino solitario, un ensayo en prosa en cuyas líneas daba rienda suelta a la aflicción que sentía por la pérdida de la longeva planta.

Ji Xianlin creía que la reflexión no debía ser un ejercicio exclusivo de filósofos, ya que también las personas ordinarias tenían la necesidad de meditar en profundidad sobre el valor y el significado de su vida

Ji Xianlin pasó 10 años en Alemania donde asentó las bases de su carrera académica. Durante su periodo como estudiante, a menudo se sentía turbado por una desgarradora añoranza provocada por el recuerdo de sus dos madres: la que lo había traído al mundo y su querida patria. La vida en el extranjero era ardua pero, por mitigar la sed de conocimiento de su corazón, se mostró dispuesto a desplazarse hacia tierras lejanas y a sobrellevar de buena manera el desconsuelo de la soledad. Como si de una esponja se tratase, absorbía y se nutría del conocimiento, una habilidad que aprovechó estudiando hasta tres idiomas a la vez. Tras su vuelta a China, siguió empecinado en aprovechar al máximo su tiempo y en entregarse en cuerpo y alma a su trabajo. Incluso pasados los 90 años, mantuvo la costumbre de levantarse a horas muy tempranas pues, según afirmaba, “pasar los días sin escribir nada es una absoluta pérdida de tiempo”.

Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.
Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Ni siquiera en sus últimos días abandonó la escritura a pesar de estar enfermo, pues no aceptaba la posibilidad de desperdiciar ni un segundo de su vida. Su existencia estuvo caracterizada por un raciocinio sublime y una constante pugna por ver colmadas sus aspiraciones espirituales. Su propósito no fue jamás la fama o el reconocimiento sino el desarrollo de su valor como persona y la consagración de su vida al bien de su nación.

En su obra Ensayo de Ji Xianlin sobre la vida, describió asuntos de la vejez, habló de la cortesía, trató el espíritu de China y profundizó en los sentimientos de la satisfacción y el desagrado, entre otras cuestiones. Cada una de sus palabras y líneas reflejaba su propio entendimiento sobre el mundo y sobre la vida. Se valía de un lenguaje sencillo pero profundo, austero y, a la vez, sincero. Con una redacción sobria y discreta, era capaz de originar en el lector una imperiosa necesidad de reflexión. Entendía que el tiempo ha de emplearse en cuestiones de utilidad. En todo momento instruyó a los más jóvenes para que asumieran el pasado, adquirieran la responsabilidad que les correspondía con el futuro y se comprometieran como ciudadanos. Creía que la reflexión no debía ser un ejercicio exclusivo de filósofos, sino que todas las personas tenían la necesidad de meditar en profundidad sobre el valor y el significado de su vida y, de esta forma, decidir qué tipo de persona querían llegar a ser. Los caracteres y las líneas escritas por Ji Xianlin revelaban mensajes motivacionales, expectativas y esperanzas dirigidas hacia las generaciones más jóvenes.

Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.
Ji Xianlin. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

Durante toda su vida, fue muy admirado por sus coetáneos y ello no se debía solo a su erudición sino, sobre todo, a sus virtudes. El ex primer ministro de China, Wen Jiabao, le visitó en cinco ocasiones y le expresó que: “su mayor singularidad es la capacidad de haber dedicado su vida a la escritura con gran perseverancia. Melocotones y ciruelas permanecen en silencio, mas dejan huella tras de sí”. Esta frase es un proverbio utilizado para expresar que, cuando una persona posee unas habilidades extraordinarias, no necesita hacerlas públicas pues ya de por sí la gente se percatará de ellas y las admirará llegado su momento. Wen Jiabao no dudaba en aplaudir las obras de Ji Xianlin puesto que las consideraba, además de un retrato de la vida del autor, un fiel reflejo del camino transitado por el pensamiento de los intelectuales chinos durante los últimos 100 años.

A sus 95 años de edad, Ji Xianlin fue seleccionado como uno de los personajes chinos más conmovedores de 2006, el motivo de ello fue descrito durante la ceremonia de entrega de tal reconocimiento: “aquel que acumula inteligencia sabe ser feliz, el virtuoso disfruta de una vida longeva, quien alcanza una edad anciana puede gozar de una absoluta libertad. […] Siendo una persona normal, siempre habló con fundamento y basó sus actos en la más absoluta rectitud. A pesar de carecer de riquezas, jamás abandonó sus metas, manteniéndose siempre impasible ante los logros y también ante las derrotas”. Al fin y al cabo, siempre predicó con el ejemplo y, mediante sus actos, creó un perfecto modelo de lo que debe ser un intelectual y de la ética y los sentimientos que ha de mostrar un verdadero patriota.

Ji Xianlin falleció el 1 de julio de 2009 y se marchó acompañado por la tristeza y el desconsuelo del pueblo. Pero, aun desaparecido el hombre, su espíritu sigue morando en nuestro mundo, pues la imagen del diligente, persistente, patriótico y audaz intelectual seguirá brillando por siempre en el corazón de las personas.


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

La serpiente en la cultura china

A diferencia de otras civilizaciones, la serpiente está bien considerada en la cultura china. Según el horóscopo chino, la serpiente (shé, ) es un animal sagrado, sabio, de aspecto positivo, intuitivo y de buen augurio. Además, su carne es un ingrediente popular en la gastronomía del sur de China y sus movimientos se imitan en las artes marciales chinas.

Reportaje de
José Vicente Castelló 
何维柯
Según el horóscopo chino, la serpiente (shé, ) es un animal sagrado, sabio, de aspecto positivo, intuitivo y de buen augurio. Las personas nacidas bajo la influencia de la serpiente son consideradas como nobles, inteligentes y comprensivas, a la vez que sensuales, supersticiosos, orgullosos y vanidosos. Les gusta la buena mesa, los actos culturales —teatro, cine, exposiciones—, las cosas elegantes y refinadas, son buenos leedores y gente muy espiritual. Si el dragón es el animal que reúne los elementos más esenciales de Yang (, principio masculino o positivo), la serpiente lo es con el Yin (, principio femenino o negativo).

La serpiente en la cultura china
Niña china pegando en un cristal un signo auspicioso del año 2013, el último “año de la serpiente” chino.

Considerada popularmente como el “Dragón Pequeño”, la serpiente no sólo ostenta unos rasgos físicos similares, sino que también comparte algunos poderes sobrenaturales del dragón: puede atraer la lluvia o provocar una sequía. Según las creencias populares, en el año de la Serpiente nacen mujeres bellas y hombres de excepcionales dotes intelectuales. Sobre todo si vienen al mundo en la primavera o en verano, tendrán más poder y encanto, mientras que si nacen en otoño o en invierno, serán menos despiertas y cautivadoras. Los años de la serpiente más recientes fueron el 1905, 1917, 1929, 1941, 1953, 1965, 1977, 1989, 2001 y, 2013 y lo serán en 2025 y 2037.

Los doce animales del horóscopo chino

La serpiente y las diversas culturas

Sin embargo la serpiente es un animal tratado de diversa forma a lo largo de la historia de la humanidad y por las distintas culturas repartidas por todo el globo. Unas, la han ensalzado, otras, la han adorado y muchas, la han despreciado, debido posiblemente a su aspecto húmedo, viscoso y un tanto temible.

La serpiente en la cultura china
En la antigua Roma, el dios Esculapio (de la Medicina) adoptaba la silueta de una serpiente, lo que ha dado forma al símbolo que todavía hoy en día usan los médicos y farmacéuticos occidentales para representar su profesión.

Las serpientes han sido bien apreciadas en diversas culturas, como la china, por ejemplo; y repudiadas en otras, aunque siempre han fascinado al hombre por alguna razón. Así, en Occidente la serpiente, según la Biblia, representa a Satanás, quien ofrece una manzana –el pecado- y luego condena a Adán y Eva, según las creencias judía, cristiana y musulmana los primeros seres humanos que poblaron la Tierra hechos a imagen y semejanza de Dios (según los cristianos), Jehová (según los judíos) y Alá (según los islamistas) el sexto día de la creación del mundo.

La serpiente en la cultura china
Según la Biblia, Dios convirtió su bastón en una serpiente en medio de la zarza ardiente cuando contactó con Moisés por primera vez para liberar al pueblo hebreo.

La Virgen María también ha sido representada por la Iglesia Católica en el Génesis como la Inmaculada Concepción pisando una serpiente, es decir, la madre protectora luchando contra el mal, concepto repetido cuando Jesucristo disputa contra una serpiente representando así el conflicto dual entre lo justo y la maldad.

Dios convirtió su bastón en una serpiente en medio de la zarza ardiente cuando contactó con Moisés por primera vez para liberar al pueblo hebreo, mostrando así su furia contra el pueblo egipcio. Vemos aquí, de nuevo, que se usa la imagen de la serpiente como algo negativo.

En el Génesis la serpiente aparece demonizada al simbolizar la inteligencia que incita al hombre a romper con su estado de ignorancia y hacerse inmortal, como los propios dioses.

La serpiente en la cultura china
En el Antiguo Egipto, la Señora del Cielo, símbolo del calor ardiente del Sol y la llama del fuego, estaba representada por una cobra llamada Uadyet.

En el Antiguo Egipto, la Señora del Cielo, símbolo del calor ardiente del Sol y la llama del fuego, estaba representada por una cobra llamada Uadyet. En realidad, era la diosa protectora del Bajo Egipto y del faraón, y simbolizaba la fuerza del crecimiento, la fertilidad del suelo y el poder de las aguas. Esta imagen positiva de la serpiente, tiene su contrapunto con la negativa de Apofis, una culebra símbolo de las fuerzas maléficas que habitaban el Duat, e intentaba retener la barca solar del dios Ra. A Cleopatra se la asocia con el áspid, una víbora venenosa; y en la tumba de Tutankamón de se encontró una cobra como signo de protección.

La serpiente en la cultura china
“Cleopatra”. Cuadro del pintor renacentista Andrea Solari, data de la primera mitad del siglo XVI.

En la mitología griega, Medusa era un monstruo ctónico femenino, espíritu del inframundo, que convertía en piedra a aquéllos que la miraban fijamente a los ojos. Lo más curioso es que siempre se la ha representado con un cabello compuesto de largas y desafiantes serpientes, representando así la ira femenina. Aunque los artistas europeos la retrataban como un ser monstruoso, los escultores y pintores del siglo V empezaron a imaginarla como hermosa a la par que terrorífica.

La serpiente en la cultura china
En la mitología griega, Medusa era un monstruo ctónico femenino, espíritu del inframundo, que convertía en piedra a aquéllos que la miraban fijamente a los ojos.

El basilisco, considerado el rey de las serpientes, era un ser mitológico griego con forma de víbora cargada de veneno letal y que mataba con su mirada, si era directa, o petrificada, si era indirecta.

La serpiente en la cultura china
El basilisco, considerado el rey de las serpientes, era un ser mitológico griego con forma de víbora cargada de veneno letal y que mataba con su mirada, si era directa, o petrificada, si era indirecta.

En la antigua Roma, el dios Esculapio (de la Medicina) adoptaba la silueta de una serpiente, lo que ha dado forma al símbolo que todavía hoy en día usan los médicos y farmacéuticos occidentales para representar su profesión.

En el Lejano Oriente la serpiente está considerada como un animal sagrado, divino y protector, fiel representante de la fuerza, la energía y la sabiduría. Así, en la cultura hinduista el dios Shiva –eufemísticamente “dios auspicioso”– es representado como una cobra, siendo el dios destructor en la Trimurti junto a Brahma –dios creador– y Visnú –dios preservador–. Shiva tiene tres ojos y en su frente una luna en cuarto creciente, que representa la división del tiempo en meses, una serpiente alrededor de su cuello, que significa la división en años, y un collar de calaveras que simboliza la sucesiva extinción y generación de las razas de la humanidad.

La serpiente en la cultura china
En la cultura hinduista el dios Shiva tiene tres ojos y en su frente una luna en cuarto creciente, que representa la división del tiempo en meses, una serpiente alrededor de su cuello, que significa la división en años, y un collar de calaveras que simboliza la sucesiva extinción y generación de las razas de la humanidad.

El budismo afirma que una vez una enorme cobra rey, la serpiente venenosa más grande del mundo, rescató a Buda cuando este se encontraba meditando bajo un árbol y comenzó a llover copiosamente, y es por ello que en la India se le considera un animal sagrado, poseedor de cualidades divinas y un símbolo de poder. Esta cobra se ponía en guardia, levantaba su cabeza, hinchaba su cuello, se replicaba siete veces y protegía a Buda del mal tiempo y de la lluvia. Siete días después la tormenta cesó y la serpiente se convirtió en un hombre joven que le mostró sus respetos al maestro.

La serpiente en la cultura china
En Mesoamérica las serpientes eran veneradas por la mayoría de las culturas que florecieron en esa zona.

En Mesoamérica (1) las serpientes eran veneradas por la mayoría de las culturas que florecieron en esa zona, destacando el dios Quetzalcóatl, más conocido como la Serpiente Emplumada, para los mayas, Kukulcán, señor y dueño del agua. Han quedado muchos restos de cerámica, pintura y escultura donde se puede ver a este héroe cultural prehispánico. Se le suele representar con cuerpo rojo y una cresta de plumas verdes en la cabeza.

La serpiente en la cultura china
En el “año de la serpiente” las linternas con forma de este reptil decoran las calles de China.

La serpiente en la cultura china

En China, la serpiente está considerada como una entidad protectora, hermana menor del dragón. La Gran Muralla china, construida sobre un terreno montañoso escarpado, asemeja una serpiente que recorre el país de lado a lado para protegerlo de sus enemigos. Además, dentro de la astrología, el signo de la Serpiente ocupa el sexo lugar después del Dragón y antes del Caballo, aunque se rige por el elemento fijo del fuego —lo que le da cierta connotación destructiva— y la polaridad Yin (femenino o negativo).

Como animal del horóscopo chino que es, goza de gran aceptación y prestigio, pues es un ser de buen augurio, sin embargo, como reptil no es tanto del completo agrado de los chinos en general, que muestran rechazo cuando se topan con una. Eso sí, supone un elemento más dentro de la amplia gastronomía del país y con la serpiente se cocinan deliciosos platos que son de la aceptación de la población, sobre todo en el sur.

La serpiente en la cultura china
El estilo de la Serpiente forma parte de los cinco animales dentro del gōngfu (功夫 o kungfu) junto al Tigre, el Dragón, la Grulla y el Leopardo.

Pero es en el mundo de las artes marciales chinas donde la figura de este reptil adquiere mayor protagonismo. Así, el estilo de la Serpiente forma parte de los cinco animales dentro del gōngfu (功夫 o kungfu) junto al Tigre, el Dragón, la Grulla y el Leopardo. Este estilo, denominado shéquán (蛇拳, o Puño de la Serpiente), es uno de los tantos que imitan los movimientos de los ofidios cuando están en posición de combate y se originó, al igual que los otros cuatro estilos, en el Templo de Shaolin (en la provincia china de Henan).

Dependiendo del movimiento y de la escuela que lo practica se llevan a cabo las acciones de una boa constrictor, las de una cobra venenosa o ambas a la vez. Adoptar la fluidez de estos reptiles, cosa que encierra un gran trabajo interno que incluye ejercicios respiratorios, movimientos de la columna, costillas y músculos, permite enredarse con un oponente en posición de defensa y golpearlo realizando un ataque desde un ángulo que el otro nunca esperaría, imitando así de una forma casi perfecta los movimientos de la temida serpiente.

Nota (1): Mesoamérica se refiere a la parte del continente americano que comprende la mitad meridional de México, Guatemala, El Salvador, Belice, la zona occidental de Honduras, Nicaragua y Costa Rica. 


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 16. Volumen I. Enero de 2013.
Leer este reportaje en la edición impresa

"El que retrocede cincuenta pasos se burla del que retrocede cien". Ilustración de Xavier Sepúlveda.

El proverbio chino “El que retrocede cincuenta pasos se burla del que retrocede cien” (五十步笑百步, wǔshí bù xiào bǎi bù) se emplea como metáfora cuando una persona se compara con otra en un defecto o error, cuando la única diferencia es el grado de dicho defecto o la severidad del error y, sin conocer sus propias limitaciones, se ríe de él.

“El que retrocede cincuenta pasos se burla del que retrocede cien”

五十步笑百步

Un día el rey Hui de Liang le dijo a Mencio: “De veras se puede decir que me he entregado en cuerpo y alma a mi país. Cuando ha acaecido algún episodio de hambre en la parte oeste del río Amarillo, no solo he trasladado a parte de su población allí, sino que he ordenado transportar alimento para quienes se quedaron en ese lugar. Si en el este del río Amarillo ha sucedido una calamidad semejante, he actuado de igual manera. Dime qué otro reinado presta tanta atención a su pueblo. Pero, aún así, la población de nuestro reino no aumenta en número y la de nuestros vecinos no decrece. ¿Cómo se explica?”

Entonces Mencio le relató un cuento: “Había una vez dos reinos que estaban en guerra. Cuando los oficiales y soldados de un bando escucharon el retumbar de los tambores de guerra, lanzaron su yelmo y huyeron corriendo. Entre ellos, hubo quien retrocedió cien pasos antes de detenerse y quien lo hizo tras recorrer cincuenta. En aquel momento los oficiales y soldados que solo habían huido cincuenta pasos se burlaron de los que lo habían hecho cien ¿Su Majestad piensa que tenían razón para hacerlo?”

El rey Hui de Liang contestó: ”Retroceder cincuenta pasos también es huir, no pueden burlarse de quienes retrocedieron cien.”

Mencio contestó: “Si puede comprender esto entenderá porqué nuestro reino no es mejor que el de sus vecinos. Solo con que no se recluten soldados entre la población en las épocas de siembra en primavera y cosecha en otoño, y no se desatiendan las temporadas agrícolas, habrá suficiente alimento. Ordene que se críen más cerdos y aves de corral, haga que todos puedan comer carne. Si lo hace así, el reino prosperará realmente.”

El proverbio chino “El que retrocede cincuenta pasos se burla del que retrocede cien” (wǔshí bù xiào bǎi bù) se emplea como metáfora cuando una persona se compara con otra en un defecto o error, cuando la única diferencia es el grado de dicho defecto o la severidad del error y, sin conocer sus propias limitaciones, se ríe de él.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag

“Los jóvenes son dignos de respeto” (后生可畏, ‘hòushēngkěwèi’)

  1. “Un hombre del reino de Zheng comprando zapatos”
  2. “Tratar de dirigirse al sur con el carruaje orientado al norte”
  3. “Aprender a caminar en Handan”
  4. “Gastar mil piezas de oro comprando huesos”
  5. “El talento de Bo Le con los caballos”
  6. “Pensar en 3 por la mañana y 4 por la noche”
  7. “Utilizar la lanza más aguda para atacar el escudo más resistente”
  8. “Ver una serpiente reflejada en la copa”
  9. “El utópico manantial de los melocotoneros”
  10. “Tocar el ‘guqin’ a un buey”
  11. “Tragarse un dátil entero”
  12. “Devolver intacto el jade al reino de Zhao”
  13. “Por la gracia del Cielo”
  14. “Taparse los oídos para robar una campana”
  15. “Señalar un ciervo y decir que es un caballo”
  16. El zorro aprovecha el poder del tigre”
  17. “El hombre ingenuo mueve montañas”
  18. “Reparar el establo tras perder una oveja”
  19. “Matar dos águilas con una sola flecha” (一箭双雕)
  20. “Comprar la caja y devolver la perla” (买椟还珠)
  21. “Quedar por detrás de Sun Shan” (名落孙山)
  22. “Aquí no hay 300 onzas de plata” (此地无银三百两)
  23. “De cien disparos, hacer cien dianas” (百发百中)
  24. “Tirar de las plantas frescas para ayudarlas a crecer” (揠苗助长, yàmiáozhùzhǎng)
  25. “Dibujar una serpiente y añadirle patas” (“Huà shé tiān zú”)
  26. “La distancia pone a prueba la resistencia del caballo, el tiempo revela el verdadero corazón de las personas”
  27. “Cruzar un río en la misma barca” (同舟共济)
  28. “Un espejo roto vuelve a estar unido” (破镜重圆, ‘pòjìngchóngyuán’)
  29. “Los jóvenes son dignos de respeto” (后生可畏, ‘hòushēngkěwèi’)

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

La aromática cerveza de Qingdao

La cerveza de Qingdao, famosa en el mundo entero y orgullo de sus habitantes. En los calurosos días de verano, no hay nada como disfrutar en buena compañía de un plato de marisco fresco y unas cervezas locales bien frías. Es lo que se conoce como la buena vida de Qingdao, que es a día de hoy la quinta productora mundial de cerveza.

Reportaje de
Wu Yunfan
吴云凡
Desde su fundación en 1903, y a lo largo de más de un siglo, la cerveza Tsingtao (antigua transcripción fonética de Qingdao) se ha convertido en una parte muy importante de la vida de sus habitantes.

Con el paso del tiempo, la receta original ha sufrido numerosos cambios y mejoras hasta conseguir su actual sabor suave y refrescante, amargo y dulce al mismo tiempo, con espuma fina y abundante y transparente color dorado. En su elaboración se emplea malta de alta calidad que fermenta, lentamente a baja temperatura, para garantizar su intenso sabor y aroma. El agua mineral utilizada para la fabricación de esta bebida procede de Laoshan o monte Lao. Tiene una dureza adecuada, posee abundantes minerales y un sabor ligeramente dulce.

Qingdao

La centenaria receta de la levadura, encargada de la fermentación, hace que esta bebida sea más nutritiva y adquiera mayor cantidad de enzimas activas que otras cervezas. Además, se evita el tradicional tratamiento de pasteurización, que es sustituido por una técnica de filtrado de membrana estéril, y que permite eliminar la levadura y otras bacterias. De esta forma, se erradica la contaminación microbiana manteniendo al mismo tiempo los elementos nutritivos para conseguir una textura y un sabor más exquisitos.

La aromática cerveza de Qingdao
Qingdao alberga un museo dedicado a la cerveza, donde todo el que lo desee puede conocer más de cerca los detalles que la envuelven. Ilustración de Xavier Sepúlveda.

La estrecha relación de los lugareños con su cerveza les ha llevado a desarrollar una peculiar forma de comprarla y transportarla. Además de las tradicionales latas y botellas, en Qingdao es típico adquirir la cerveza al peso. En muchas tiendas y restaurantes de la ciudad se puede comprar cerveza de barril, directamente envasada, en bolsas de plástico especiales, de forma que se puedan llevar a casa y disfrutar con calma. Aunque pueda parecer un método primitivo, la cerveza comprada en bolsa resulta más fresca y sabrosa que la embotellada. Por ello, esta forma de adquirirla es ampliamente utilizada por los locales y ya se ha convertido en una imagen única y típica de esta ciudad.

La aromática cerveza de Qingdao
Tanque de fermentación expuesto en el museo de la cerveza de Qingdao.

Para todo tipo de paladares

La diversificación y modernización del estilo de vida de Qingdao ha acelerado la adaptación de la cerveza local a las costumbres internacionales. En la actualidad, se elabora cerveza “premium” al estilo europeo, aromática, negra, fina y delicada blanca, de trigo con sabor original, de barril fresca y sabrosa o intensa pasteurizada, entre otras especialidades. Las opciones de los consumidores para elegir son cada vez más amplias.

La aromática cerveza de Qingdao
Lúpulo, ingrediente esencial en la elaboración de la cerveza.

Originalmente un producto de consumo se ha convertido, desde hace tiempo, en una marca cultural de Qingdao. Hoy, esta ciudad alberga el primer museo dedicado a esta bebida alcohólica, donde todo el que lo desee puede conocer más de cerca los detalles que la envuelven. Situado en un edificio clásico de estilo europeo, quienes lo visitan tienen la oportunidad de entrar en contacto con la historia de la marca, los procesos de fabricación e incluso degustar sus distintas variedades. Se exponen los utensilios y herramientas utilizados originalmente en las primeras fábricas y, a través de proyecciones, es posible contemplar imágenes de sus antiguas instalaciones con lo que se adquiere una completa idea de su elaboración. Este museo es una parada obligatoria para quien visite la ciudad.

La aromática cerveza de Qingdao
Las opciones de los consumidores para elegir un tipo de cerveza son cada vez más amplias

Cada año, a partir del segundo fin de semana de agosto, Qingdao celebra el Festival de la Cerveza. Entendidos de esta bebida llegan de muchos sitios hasta aquí para disfrutar de su sabor y aroma y de los hermosos paisajes de la ciudad. Este festival, el cuarto más grande del mundo en su género, atrae a gran cantidad de turistas durante la que ya se ha convertido en la temporada alta del turismo local. Esto ha acrecentado enormemente la influencia de la cerveza de Qingdao así como la fama de la propia ciudad.

Qingdao, la gran “isla verde” que despunta en la península de Shandong

A lo largo de su dilatada historia, la refrescante bebida alcohólica ha obtenido todo tipo de premios y goza de un amplio reconocimiento internacional. Según un informe de la industria, Qingdao es a día de hoy la quinta productora mundial de cerveza. Si un día decide visitar esta ciudad, no olvide probar su cerveza, no pase por alto la tarjeta de presentación de su cultura.

La aromática cerveza de Qingdao


pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 57. Volumen VI. Noviembre de 2019.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies