Fideos de arroz atravesando el puente.

Fideos de arroz atravesando el puente, el plato más famoso de Yunnan

Los fideos de arroz atravesando el puente (guòqiáo mǐxiàn o 过桥米线), es el plato más famoso de la provincia de Yunnan. Está compuesto de tres ingredientes principales más el caldo: lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras.  Hoy en día existen más de cien versiones de este guiso, cuyo nombre está inspirado en un cuento de la dinastía Qing (1644-1911).

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
Los fideos de arroz atravesando el puente (guòqiáo mǐxiàn o 过桥米线), aparte de ser un plato autóctono y famoso de la provincia de Yunnan, ha llegado a conquistar todo el país por su autenticidad gastronómica. Los mǐxiàn, conocidos también como fideos de arroz, son básicamente una comida confeccionada con arroz de primera calidad que sufre varios procesos de elaboración: fermentación, moledura, filtración, cocción al vapor y estrujadura. Los fideos de arroz, que contienen un alto porcentaje de vitaminas y minerales, se caracterizan por su fácil cocción, por ser poco pastosos, por su ternura y elasticidad, con lo que son más fáciles de digerir y no enturbian el agua al cocinarlos.

Este plato supone la comida preferida de los habitantes de Yunnan. De hecho, para el Año Nuevo Chino es imprescindible comer fideos de arroz, pues simbolizan la felicidad perpetua en la familia. Cada 3 de marzo, además de hacer excursiones a la montaña Xi, situada al oeste de la ciudad de Kunming, muchos ciudadanos también comen fideos fríos con salsa, prueba de ello es un proverbio popular que dice así: “El 3 de marzo se sube a la montaña Xi y se comen fideos”.

Fideos de arroz atravesando el puente.

Generalmente, un plato completo de fideos de arroz atravesando el río está compuesto de tres ingredientes principales más el caldo: lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras. Ante todo la sopa, siendo el elemento esencial de este plato, tiene que elaborarse con gallina vieja, pato y carne de codillo. La gallina aporta el toque dulce, el pato incorpora aromas especiales y el codillo de cerdo concentra el caldo. De esta manera, una buena sopa asegura el triunfo de este plato de fideos de arroz. Asimismo, hay que seguir estrictamente las proporciones de los ingredientes y el agua sin olvidar que una vez comenzada la cocción no se puede añadir más agua.

El caldo se sirve con una capa de aceite caliente que hace las veces de aislamiento térmico, lonchas de carne fresca, fideos de arroz y verduras.

Primero, se hierve todo a fuego fuerte para eliminar las impurezas y después se deja a fuego lento durante más de seis horas. Una vez el caldo está hecho, se le añade sal, glutamato monosódico para potenciar el sabor y pimienta. A la hora de servirlo, por encima del caldo se pone una capa de aceite caliente que hace las veces de aislamiento térmico. En cuanto a las finas lonchas de carne, conforme a los precios de mercado se pueden agrupar en tres categorías: la superior, intermedia y baja. La calidad media comprende carne de cerdo, lomo, riñón fileteado o jamón curado, mientras que la categoría superior incluye ingredientes de mayor precio como el cohombro de mar, pescados de diversa índole, calamares, pechuga de pollo, etc. Las verduras frescas también forman parte importante en este plato, destacando los guisantes, los puerros tiernos, las hojas de espinaca, la cebolleta picada, el cilantro molido y productos derivados de la soja. Por último, los mejores fideos son los elásticos, finos y de color blanco.

Fideos de arroz atravesando el puente.

Para empezar se sirve un tazón muy grande en el que al caldo caliente se le echan huevos de codorniz y carne en láminas. Se mueve suavemente con los palillos para que no se pegue la carne cruda, la cual es calentada por el caldo hirviendo, conservando así toda su ternura. El siguiente paso consiste en añadir verduras frescas, fideos de arroz, aceite picante y aceite de sésamo. La combinación de fideos blancos de arroz, hígado y riñones fileteados de color rojo, espinacas y guisantes verdes junto con los puerros tiernos amarillos conforma una original presentación multicolor que lo hace especialmente irresistible. Además, este plato destaca por la ternura de su carne, la frescura de las verduras, la sensación grata de los fideos de arroz al paladar y la sopa espesa y sabrosa.

Evidentemente, la forma de mezclar los fideos de arroz con la sopa también coincide con su nombre en chino de guòqiáo (literalmente “cruzar el puente”), pues los fideos se introducen en el cuenco una vez se ha echado el caldo del tazón grande de sopa. Es decir, los fideos constituyen un puente entre los dos tazones y hay un dicho que considera esta acción como un dragón blanco cruzando el río. Hay que tener mucho cuidado con el caldo a la hora de verterlo en el cuenco, ya que por lo general está a más de 80 grados centígrados a la hora de comerlo, pues corremos el riesgo de quemarnos la lengua y los labios.

Fideos de arroz atravesando el puente.
El origen del plato más típico de Yunnan está inspirado en un cuento de la dinastía Qing (1644-1911) que dice que una mujer descubrió la forma de servirle a su marido los fideos como recién hechos a pesar de tener que llevárselos a su lugar de trabajo que estaba en una isla lejos de la casa.

En realidad este plato tiene más de cien años de historia y su origen se basa en un cuento chino muy bonito que dice que durante la dinastía Qing (1644-1911) había una isla situada en medio de un lago cerca del poblado Mengzi, en el sur de Yunnan, a la que acudía a estudiar con frecuencia un joven opositor a los exámenes imperiales. Su esposa, una mujer virtuosa y trabajadora, le llevaba siempre los fideos de arroz para que almorzara. Sin embargo, la comida se enfriaba durante el camino hasta la isla. Más tarde, por casualidad, la esposa descubrió que la capa de aceite que cubría el caldo de pollo mantenía el calor y si echaba los fideos y demás ingredientes justo antes de comerlos, el plato conservaba todas sus características como si estuviera recién cocinado. Así que la amable esposa preparaba en casa el caldo de pollo y huesos de cerdo y lo cubría con una capa gruesa de aceite, cortando al mismo tiempo los ingredientes en lonchas muy finas que se mezclaban con el caldo y los fideos justo antes de dárselo a su esposo. Al final este plato se difundió ampliamente gracias a una combinación de sabores y sensaciones. Teniendo en cuenta que había que cruzar un puente para llevarle la comida al marido en la isla, esta pasta adquirió el nombre de “fideos de arroz atravesando el río”, conmemorando así la memoria de esta virtuosa e inteligente mujer.

La evolución gastronómica llevada a cabo por los cocineros de Yunnan y las innovaciones aplicadas en este plato han hecho que hoy en día existan más de cien versiones de este guiso, donde destacan los fideos con pollo, con ternera, con pescado, con costillas, crisantemos, marisco y un largo etcétera.

Son la combinación perfecta de cereales, carne y verdura, además cada comensal se lo puede elaborar según su propio gusto, por lo que actualmente gozan de gran aceptación no solo dentro de China sino también en el extranjero.

Yunnan: Crisol de minorías étnicas chinas


Revista Instituto Confucio 15

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 15. Volumen VI. Noviembre de 2012.
Leer este reportaje en la edición impresa

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies