Las montañas taoístas Wudang

Las montañas Wudang de Hubei se convirtieron durante la dinastía Ming en el lugar de culto taoísta más importante de China. Sus edificios característicos están catalogados como Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. El paisaje se caracteriza por una sucesión de miles de precipicios y enigmáticas gargantas y por su amplia variedad de plantas empleadas en la medicina tradicional china.

Reportaje de
Zhang Daisheng 
张代生
Las montañas Wudang o Wudangshan (武当山) fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO por el conjunto de edificios antiguos que decora sus laderas. Este paraje se encuentra en Wudang, en la ciudad de Danjiangkou, en el noroeste de la provincia de Hubei. Su extensión se abre del noroeste al suroeste a lo largo de más de 260 km y cubren un área de 312 km2. Este es un famoso destino vacacional en China y, según las estadísticas, en el año 2015 recibió a más de seis millones de turistas extranjeros y chinos.

Las montañas taoístas Wudang

Tierra y paisaje

Las rocas que forman esta cadena montañosa están principalmente compuestas por mica y esquisto que, con el paso de los años, han formado miles de peculiares precipicios y enigmáticas gargantas. La principal cima, el pico Tianzhu, tiene una altura de 1.612 m y es descrito como “el pilar que sostiene el cielo”. Está rodeado por más de 70 pequeñas cumbres entre las que se encuentran la del “niño dorado”, la de “la mujer de jade”, la del “incensario”, la de “la vela” que desprende vapor durante todo el año, la de los “cinco ancianos” encogida como un anciano, o la de “la bandera” como un ejército en movimiento. Se trata, en definitiva, de hermosos paisajes con miles de expresiones literarias.

Las montañas taoístas Wudang

Recursos naturales

Las montañas Wudang son ricas en una amplia variedad de recursos naturales. Entre ellos, son especialmente destacables los numerosos tipos de plantas empleados en la medicina tradicional china, que le confieren así la reputación de “almacén de medicina natural”. Durante la dinastía Ming (, 1368-1644), la obra Compendio de materia médica del famoso Li Shizhen describía más de 1.000 tipos de plantas medicinales, de las que más de 400 se encontraban en este paraje de montaña, como tianqi (Panax notoginseng, una especie de gingseng), tianma (Gastrodia elata, un tipo de orquídea terrestre), jinchai (Dendrobium nobile, un tipo de orquídea epífita) y estramonio, entre otras.

Las montañas taoístas Wudang

Sucesos históricos

Antiguamente, las montañas Wudang también eran llamadas “Taihe”, “Taishi”, “Shenshang” o “Luoxie”, su nombre definitivo no empezó a utilizarse hasta que, en la dinastía Han Oriental (东汉, 25-220), el historiador Ban Gu lo utilizó en su obra El libro de los Han (汉书). Desde los periodos de las Primaveras y Otoños y los Reinos Combatientes (春秋战国, 770-221 a.C.) hasta la dinastía Tang (, 581-618), se realizaron en estas cumbres constantes actividades religiosas. Con la llegada del periodo Ming estas montañas taoístas se convirtieron en las más importantes de China. Han sido clasificadas como la capital de las cuatro grandes montañas taoístas, siendo las otras tres Qingcheng, en la provincia de Sichuan; Longhu, en la provincia de Jiangxi; y Qiyun, en la provincia de Anhui. Desde las dinastías Sui y Tang, Wudang ha sido muy valorado por las familias imperiales y, gracias a la cultura Wudang obtuvo un desarrollo muy rápido. Durante el período Zhenguan (贞观, 627-649) de la dinastía Tang, el emperador Taizong ordenó la construcción del templo Wulong. Poco antes de finalizar la época Tang, fueron clasificados como una de las 72 tierras taoístas sagradas. Durante la dinastía Yuan (, 1271-1368) recibieron el título de “Dios Zhenwu” y se convirtieron en el lugar de celebración del cumpleaños del emperador. Con la llegada de la era Ming estas montañas recibieron el título de “Tai Yue” y “Zhi Shi Xuan Yue”, y se convirtieron en el lugar de culto taoísta más importante de China.

Las montañas taoístas Wudang

La herencia de las artes marciales

Las artes marciales son una parte importante de la cultura y encarnan la esencia de la filosofía tradicional china. Las sucesivas generaciones de maestros de las artes marciales Wudang han integrado las teorías del taichí, el yin-yang, la teoría de los Cinco Elementos y el bagua (los ocho estados de cambio) de la filosofía clásica china, junto con con el quanli (un tipo de kung-fu), la lucha con espadas, la práctica de kung-fu y la competición, y han formado la cultura única de las artes marciales de Wudang. Estas artes marciales prestan especial atención a la suavidad de los movimientos para proyectar fuerza. Un concepto que sitúa en primer lugar a la salud física y en último a la fuerza y que pone en valor una relación interpersonal en la que predomina el uso de la razón y rechaza el recurso a la violencia a la hora de resolver conflictos. Nadie sabía tanto sobre esto como Zhang Sanfeng (张三丰). Zhang Sanfeng, de quien no hay información precisa sobre su nacimiento y muerte, fue un monje taoísta de finales de la dinastía Yuan y comienzos de la Ming. Se dice que su creación del taichí de Wudang inspiró sabiduría, longevidad y salud mental y física, al elevarlo como uno de los tesoros de la cultura tradicional china.

Las montañas taoístas Wudang

Una arquitectura única

Los edificios característicos de las montañas Wudang son otro de los grandes tesoros culturales y fueron incluidos en 1994 en la lista de Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO. Tras diversas construcciones a manos de diferentes dinastías, los edificios actuales de estas cumbres se presentan en enormes dimensiones, con muchas formas y estilos diferentes. Durante el mandato del emperador Yongle (永乐, r. 1403-1424) de la dinastía Ming, las edificaciones de Wudang experimentaron un gran desarrollo, hasta el punto de expresar la frase: “En el norte tienen la Ciudad Prohibida y en el sur tienen Wudang”. Se dice que más de 300.000 trabajadores contribuyeron a la construcción del complejo taoísta durante 12 años, que incluye 12 pagodas, 39 puentes, 72 conventos, 39 conventos budistas y 18 templos taoístas. Tras los avances durante el mandato del emperador Jiajing (嘉靖, 1522-1566) de la dinastía Ming, finalmente se convirtió en el complejo taoísta más grande del mundo. Hoy en día se conservan en perfectas condiciones 1.182 salas que componen el museo natural de edificios taoístas más importante de toda China. Esta serie de pabellones y templos se extienden por el paisaje de las montañas Wudang y, aunque han sufrido cambios con el paso del tiempo, todavía se mantienen en pie y con dignidad en las montañas, y son el emblema de la maravillosa maestría de la antigua arquitectura china.   


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Su Dongpo

Su Dongpo (1037-1101 d.C.) fue uno de los ocho maestros de prosa de las dinastías Tang y Song, jefe de la Escuela de Poesía de Jiangxi, uno de los cuatro maestros calígrafos de la época Song y representante de la Escuela de Bambú de Huzhou. Además, tenía conocimientos de medicina, sabía hacer vino y se le daba bien cocinar.

Un reportaje de
Liu Yanqin
刘艳琴
Su Dongpo (苏东坡) y Huangzhou (黄州) son como las dos caras de una misma moneda. Se puede decir sin exagerar que Huangzhou creó a Su Dongpo y viceversa.

El lugar históricamente conocido como Huangzhou es hoy en día la ciudad de Huanggang (黃冈市), en la provincia de Hubei. Su Dongpo, de nombre Su y de apellido Shi, de pseudónimo Dongpo Jushi, fue un famoso personaje de la historia de China que fundó su propia escuela de pensamiento en numerosos lugares. Era uno de los ocho maestros de prosa de las dinastías Tang y Song, jefe de la Escuela de Poesía de Jiangxi, uno de los cuatro maestros calígrafos de la época Song y representante de la Escuela de Bambú de Huzhou. Además, tenía conocimientos de medicina, sabía hacer vino y se le daba bien cocinar.

Su Dongpo
Recordando Chibi al son de Nian Nu Jiao

Su Dongpo fue también un magnífico político. Durante su juventud cumplió el sueño de servir a su pueblo asumiendo un cargo público en el que recibió el cariño de la gente. Sin embargo, debido a las diferencias de opinión que tenía con otros oficiales del gobierno, sufrió repetidas persecuciones. En mayo de 1079, fue transferido de Xuzhou a la prefectura de Huzhou, para ejercer el cargo de gobernador de la provincia. Entonces, el primer ministro Wang Anshi puso en marcha nuevas reformas. Al ver que los cambios iban contra los intereses del pueblo, Su Dongpo no pudo evitar escribir un poema crítico en el que vertió su descontento, lo que tuvo como consecuencia que fuera detenido por las autoridades. Su, que solo sirvió en Huzhou durante tres meses, fue acusado de “denigrar al emperador y al primer ministro” y fue consecuentemente arrestado por la corte y trasladado a Beijing, donde estuvo 103 días encerrado en prisión.

Tras salir de la cárcel fue relegado a la milicia inferior local, un puesto equivalente a instructor de la guarnición militar de Huangzhou. Por su espíritu intelectual se negó a ser instructor militar. De hecho, cuando todavía era supuestamente funcionario, fue puesto bajo arresto domiciliario en la base militar de Huangzhou porque ya no tenía ni autoridad administrativa ni salario.

Su Dongpo

Sin fuentes de ingreso, para subsistir se dedicó al cultivo de cereales y vegetales en las colinas al este de la base militar. Fue en ese momento cuando adoptó el nombre de Dongpo Jushi (东坡, dōngpō, “colinas del este”). Este pseudónimo, de apariencia tranquila y afable, encierra en realidad un trasfondo agridulce. Durante los cuatro años que estuvo en Huangzhou, ya sin estatus de funcionario, se convirtió en todo un literato que estudiaba sistemáticamente el Zhou Yi (周易) y las Analectas de Confucio (论语). Escribió una interpretación de ambos clásicos confucianos y también numerosos versos fu –literalmente “oda”, que son poemas nacidos en la dinastía Han–.

Fue en este periodo cuando escribió la famosa obra Recordando Chibi al son de Nian Nu Jiao (念奴娇赤壁怀古, Niànnújiāo chìbì huáigǔ). En este poema clásico no solo describe el imponente y espectacular paisaje de Chibi (Huangzhou), sino que también muestra su admiración por Zhou Yu, famoso por la batalla de los Acantilados Rojos en Chibi durante el periodo de los Tres Reinos (三国, 220-280), y expresa su decepción por haberse hecho viejo sin lograr ningún éxito. Al final del poema, Su se lamenta: “La vida es como un sueño; déjame servir este vino y ofrecérselo al río y a la luna”. Lo que parece un mensaje negativo contiene en realidad una exquisita dedicatoria a su país.

Su Dongpo
Calmando las olas, no escuches la lluvia caer en los árboles

Durante esa época escribió Calmando las olas, no escuches la lluvia caer en los árboles (定风波莫听穿林打叶声, Dìng fēngbō mò tīng chuān lín dǎ yè shēng), que fue muy apreciado por las generaciones posteriores. Este poema describe cómo, paseando por las montañas, empieza a llover de repente, lo que le obliga a correr en busca de refugio. Sin embargo, al llevar sandalias de paja, no puede caminar muy rápido. Describe así cómo, ante este tipo de contrariedad para la que no se había preparado mentalmente, actúa con calma. “Pasa una vida envuelta de paja en niebla y lluvia”, “Inmune al viento, la lluvia o el sol, cumpliré con mi voluntad”, apartando de su mente otros pensamientos y abstrayéndose. Este tipo de filosofía y actitud se ha convertido desde entonces en la clave para comprender a los escritores posteriores cuando afrontan dificultades.

En su poema entrelaza juegos de palabras con los caracteres de “viento y lluvia” (风雨, fēngyǔ), que representan el viento y la lluvia del paisaje, cuando en realidad están simbolizando la historia de su peligrosa vida política. En todo el poema no se ve una pizca de tristeza: “Cuando te encuentres con un problema inesperado, no te alarmes, no hay motivos para enfadarse”; y aquí es donde se puede comprobar su actitud y su forma de ver la vida.

Su Dongpo
Noche en el templo Cheng Tian

En esa época Su también escribió la obra poética Oda en el Acantilado Rojo (赤壁赋), en los que aporta una reflexión filosófica de la vida, expresando su parsimonia y un humor optimista. En sus versos se puede apreciar cómo, durante su estancia en Huangzhou, se percató de que para hacer realidad su sueño de servir al emperador gobernando para el pueblo debía tomar decisiones importantes.

También fue durante aquel periodo cuando escribió una breve obra titulada Noche en el templo Cheng Tian (记承天寺夜游, Jì chéng tiān sì yè yóu). Está compuesta únicamente por quince versos, pero relata todo lo que él y su amigo ven y sienten mientras pasean de noche por el templo Cheng Tian. También muestra cómo, gracias a su actitud tranquila, disfruta de todos los regalos que le brinda la naturaleza.

Las obras literarias de su tiempo en Huangzhou son en su mayoría diarios de viaje. En estos relatos en los que disfruta del paisaje se traza el recorrido espiritual que convirtió a Su Shi en Su Dongpo, adoptando creencias confucianistas sin ser pedante, apreciando el taoísmo sin ser artificial y comprendiendo el budismo sin aislarse del mundo.

Los cuatro años en Huangzhou fueron un periodo en el que gozó del paisaje, aró el campo, practicó la pesca, recogió madera, admiró las obras de Tao Qian, se mantuvo en forma, cambió su forma de pensar y avanzó constantemente hacia la madurez y la sabiduría. Los poemas de Su Dongpo en Huangzhou son la cúspide de su obra en la literatura china y transformaron esta ciudad, antaño una tierra por civilizar, en un lugar sagrado de las letras que durante los últimos 900 años ha sido destino iniciático para numerosos escritores.


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Hubei, cuna de la música china

En 1978 se encontró en Hubei un bianzhong de bronce compuesto por 65 campanas, es el de mayor tamaño y más completo que se ha encontrado hasta la fecha. Este instrumento es conocido como el “rey de la música” (乐中之王, lè zhōng zhī wáng. El bianzhong tiene una historia muy larga y es un instrumento único de China. Emite un sonido natural metálico. Está mayormente hecho de bronce, aunque también tiene algo de piedra y cobre.

Un reportaje de
Feng Li
冯力
La provincia de Hubei es un referente en la música china. Aquí no solo surgió el “rey de la música”, también es el lugar de nacimiento del término “zhiyin” (知音, lit. “aquel que conoce la voz” amigo íntimo, alma gemela).

La sagrada tierra del rey de la música

En el año 1978, al oeste de Suizhou (随州市), Hubei (湖北), en un conocido lugar llamado “Leigudun”, fue desenterrado un ataúd del periodo de los Reinos Combatientes: la tumba del marqués Yi de Zeng. Esa sepultura tenía más de 2.400 años de antigüedad. En ella se encontraron numerosas y misteriosas reliquias culturales, entre las cuales había exquisitos y peculiares ingenios, como por ejemplo objetos rituales, instrumentos de música, muebles lacados, piezas de jade y oro, armas, carrozas y tablillas de bambú. En total, encontraron más de 15.000 objetos de los que 6.239 eran de bronce. Entre estos, llamó particularmente la atención un bianzhong (编钟; un instrumento tradicional chino) que se encontró preservado en perfectas condiciones. Este bianzhong de bronce, compuesto por 65 campanas, es el de mayor tamaño y más completo que se ha encontrado hasta la fecha. Este instrumento es conocido como el “rey de la música” (乐中之王).

Bianzhong del marqués Yi de Zeng
Tumba del marqués Yi de Zeng

El bianzhong tiene una historia muy larga y es un instrumento único de China. Emite un sonido natural metálico. Está mayormente hecho de bronce, aunque también tiene algo de piedra y cobre. Su mango está conectado a las campanillas y en la superficie destaca su decoración con motivos religiosos u otros diseños. Debido a su particular fabricación y elaboración, cuando el bianzhong suena, emite diferentes y hermosas notas. Según su tamaño y afinación, las campanillas están organizadas hasta obtener un juego completo y se cuelgan por orden en un marco de madera. “Bian” () significa “organizar” y “zhong” () significa “campana”, por eso este instrumento recibe el nombre de bianzhong. Para tocarlo se emplea un mazo de madera con el que se produce el sonido al golpearlo. Su timbre es limpio y nítido, aunque melódico, su tono, alto y claro pero elegante, con una penetrante fuerza.

Bianzhong perteneciente al marqués Yi de Zeng
Bianzhong perteneciente al marqués Yi de Zeng

El bianzhong tiene su origen en la dinastía Xia (, 2070-1600 a.C.), se popularizó durante la época Shang (, 1600-1046 a.C.) y alcanzó su apogeo durante la dinastía Zhou (, 1046-249 a.C.), con todo tipo de magníficos materiales, usos, formas, ritmos y timbres. Durante el linaje Shang los bianzhong estaban principalmente compuestos por tres campanillas. Durante el periodo de las Primaveras y Otoños se aumentó el número de sus campanillas con cinco, nueve, doce y hasta sesenta y cinco.

En la primera colección del Clásico de poesía (诗经) se describen numerosas escenas en las que se toca el bianzhong.

Bianzhong del marqués Yi de Zeng
Bianzhong del marqués Yi de Zeng

En busca de la amistad verdadera

El nacimiento del bianzhong aún es todo un misterio. Todavía se desconoce quién fue el primero en pensar que el bronce no solo podía emplearse para fabricar herramientas, recipientes y armas, sino que también se podía disfrutar del sonido que este producía. Pero sabemos que la invención de este instrumento es suficiente para reflejar la mente humana y el viaje espiritual en búsqueda del alma gemela.

Por suerte, hace años se difundió en estas tierras una historia sobre dicha alma idéntica. Durante el periodo de las Primaveras y Otoños, vivía en el Estado de Chu un hombre llamado Yu Boya. Aunque experto en música, siempre sintió que era imposible transmitir a la perfección todo lo que sentía. Un día, su maestro le llevó a la isla de Penglai, en el mar del Este, para que admirase el paisaje y escuchase atentamente el sonido del mar. Cuando vio las olas rugir y romper con fuerza bajo los pájaros volando no pudo evitar tocar su guqin que, con su hermosa melodía, se fusionó con la naturaleza. Ante la majestuosa escena, el alumno se quedó esperando a su maestro. Como no volvía, decidió buscarlo a lo largo del pie de la montaña. Después de rodearla, apareció de repente ante sus ojos algo maravilloso: una cascada salida de las nubes, como un manantial que emana de la niebla, con perlas salpicando por todas partes, y resonando como música celestial. Yu Boya se detuvo a observar el cielo, enormemente inspirado, y se sentó en el suelo a tocar una hermosa melodía con su guqin. De pronto, escuchó la voz risueña de su profesor detrás de él: “Veo que has encontrado al maestro inmortal”. El joven músico comprendió de repente que a lo que el maestro se refería con ese apelativo no era más que la naturaleza misma.

Hubei, cuna de la música china

A partir de entonces ya nadie pudo entender su música, por lo que se sintió extremadamente solo y angustiado. Más tarde, Yu Boya fue al reino de Jin a ejercer como doctor. Un día, fue enviado en una misión diplomática y, tras encontrarse con un fuerte vendaval, se vio obligado a hacer una parada en Hanyang, en la prefectura de Jiangkou. Llegada la calma, la luna otoñal emergió de entre las nubes. El músico, subido a la proa de un barco, observó la brillante luna y, después, bajó su mirada al agua. De pronto, tuvo unas ganas tremendas de tocar su guqin y así lo hizo. Al terminar la última nota, advirtió que en la hierba había un leñador. Cuando interpretó su preciosa melodía al guqin, el leñador exclamó conmovido: “¡Majestuoso y solemne, tan espléndido como el monte Tai!”. Con el instrumento fusionándose con el movimiento de las olas, el leñador profirió de nuevo emocionado: “¡Vasto y poderoso, como el fluir del agua, igual que un mar sin límites!”. El nombre del leñador era Zhong Ziqi y enseguida se hicieron grandes amigos. Zhong Ziqi murió poco después y cuando Yu Boya se enteró, acudió a su tumba y ejecutó una melodía con su guqin. Y esa fue la última vez que lo tocó.

Hubei, cuna de la música china

Esta clásica historia ha sido transmitida durante generaciones y ejemplifica vívidamente lo difícil que es encontrar un alma gemela. En este relato, la música que tocaba Yu Boya con su guqin es conocida en toda China como Gao Shan Liu Shui o “Agua que corre por la alta montaña” (高山流水). Actualmente, mucha gente utiliza el hermoso modismo Gao Shan Liu Shui como metáfora de la amistad íntima, simbolizando la más pura y noble relación que se puede dar entre dos personas.

Juntos a través del tiempo

En realidad, Gao Shan Liu Shui es una canción para guqin. También conocido como yaoqin, el guqin es un instrumento musical tradicional chino. Antiguamente se decía que su sonido era la música del lago Yao de los cielos, por eso se le llama yaoqin. En la compilación Qin Cao de Cai Yong se enfatiza que el guqin fue creado por Fu Xi, uno  de los Tres Augustos y Cinco Emperadores. Fu Xi fabricó el guqin de acuerdo a las leyes del universo, y cada vez que sonaba la gente entraba en un estado de trance, en el que se unían con el cielo y se oponían a lo falso e inmoral, para volver a casa en un estado mental de total relajación.

Al guqin se le considera un instrumento muy sagrado y existen leyendas que testimonian el muy importante papel que tuvo Shennong también en su creación. Shennong fue el emperador Yan, uno de los Tres Augustos. Los chinos suelen decir que son “descendientes del soberano Yan y del mítico emperador Amarillo”. Se dice que Shennong no solo creó la agricultura, sembró los principales cultivos, probó todo tipo de plantas e inició los intercambios comerciales, convirtiendo al pueblo chino en una civilización agrícola, sino que también es posible que fuera el inventor del guqin.

Del mismo modo que el bianzhong ha sonado a través de los siglos, Gao Shan Liu Shui lo ha hecho también. Poco a poco, y a partir del distante guqin, la canción atravesó las fronteras del Estado de Chu, se expandió por todo el territorio e influyó a la antigua China. Actualmente, tiene una nueva misión: cruzar tierra y mar para alcanzar cada vez más a gente extranjera y mostrarles su cariño.


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

numerología números en china

La numerología en China se concibe como algo más que hablar de números o que hacer números. Aparte de su relación, o no, con la fortuna, que se analizará a continuación, su nombre en esta lengua sugiere algo más que su propio valor contable. El pensamiento antiguo relacionó durante siglos la ciencia numérica con la adivinación, o con la construcción de una idea simbólica.

Reportaje de
Clara Serer Martínez
克莱拉
Merece una especial consideración el Libro de las mutaciones (易经, Yì jīng), uno de los Cinco Clásicos confucianos. La obra, escrita hace más de tres milenios, establece 64 conjuntos de 6 líneas o hexagramas (, guà). Cada una de ellas es una figura compuesta de 6 líneas horizontales apiladas (, yáo). A su vez, cada línea es yang o yin según sea su composición: ininterrumpida o sólida para el primero o abierta, rota o quebrada con un hueco en el centro para el segundo. Si se alternan 6 de estas líneas de abajo hacia arriba se obtienen 64 combinaciones posibles y, por tanto, el mismo número de hexagramas.

El propio Laozi, en su obra Del Dao a los diez mil seres, señala la siguiente correspondencia numérica:

«El Dao engendra el Uno
Uno engendra Dos
Dos engendra Tres
Y Tres, a los diez mil seres».

“道生一,
一生二,
二生三,
三生万物”。

Se trata de la descripción de un proceso que se despliega hacia la infinitud de la multiplicidad a partir de un único origen. Llega más lejos esta interpretación numérica al extenderse hacia el lenguaje constituido por la combinatoria de los hexagramas para producir una figuración estructurada de un mundo en el que todo es signo.

No debe sorprender que, ante tales antecedentes, se pueda sentenciar que los números siempre han desempeñado un importante papel en la cultura china puesto que, desde la antigüedad, se han asociado con la suerte. Por dicha razón, esta civilización tiene especial consideración en su día a día con los números auspiciosos, como por ejemplo cuando compran un número de teléfono, una casa, o eligen las fechas para ceremonias especiales y otros acontecimientos. Siempre se recuerda que los Juegos Olímpicos de Beijing se inauguraron a las 8 horas y 8 minutos del día 8 del mes 8 del año 8. Un repaso a su significado depara la amplitud de su polisemia.

Ilustraciones de Xavier Sepúlveda

numerología números en china
1

El uno (, ): es un número que puede ser afortunado o no.

El uno es independiente, ambicioso y creativo. Es el número de mayor complejidad en la cultura china, puesto que significa el comienzo, el origen y el todo, según Laozi (老子). En el taoísmo, el “uno” significa “unidad”. Su combinación tiene un significado positivo, como 1314, puesto que su pronunciación es similar a la frase “一生一世” (Yīshēng yīshì), que podría traducirse como “para siempre”.

numerología números en china
2

El dos (, èr): es un número afortunado.

Muchas celebraciones vienen marcadas por el número dos, como por ejemplo en el Año Nuevo Chino, ya que los pareados (对联) se colocan simétricamente a ambos lados de la puerta. En las bodas tradicionales chinas se incluye la palabra: “” (shuāng xǐ), que es la combinación de dos caracteres “”, y significa “felicidad”.

numerología números en china
3

El tres (, sān): es un número también afortunado.

La pronunciación de “” suena similar a la de “” (shēng), que significa “nacer” o “vida”. Este carácter tiene una connotación positiva en China.

numerología números en china
4

El cuatro (, ): es un número a evitar

Debido a su similitud con el carácter de “muerte” (, ), este número se evita en direcciones, números de identidad, teléfonos, matrículas de vehículos, casas, etc.

numerología números en china
5

El cinco (, ): es un número ambivalente.

Dependiendo del contexto, el número cinco puede estar asociado con la buena y la mala suerte. “” suena similar a “” (), que significa “no”, “sin” en chino y puede entenderse como bueno o malo. Pese a ello, se asocia con la buena suerte ya que tradicionalmente está relacionado en la cultura china con los cinco elementos 五行 (wǔ xíng).

numerología números en china
6

El seis (, liù): es un número que trae buena suerte.

El seis está generalmente considerado como un número de la suerte en China, puesto que suena como “” (liú), literalmente “fluir” ; y como “” (liū) que signigica “sin problemas”, “con fluidez”. Para muchos negocios, el número 6 aporta fortuna. A diferencia de occidente, donde el número 666 está asociado con el demonio, muchos seis son buen augurio en China.

numerología números en china
7

El siete (, ): es un número que puede conllevar, o no, la fortuna.

Al igual que el 5, el 7 podría ser también positivo o negativo. 7 suena como (), que significa “empezar”. Por otra parte, (), significa “energía vital”. Por ello, este número se ha visto como un buen número en lo que a las relaciones personales se refiere. Pero este número también puede ser negativo puesto que tiene una pronunciación similar a (), literalmente “engañar”.

numerología números en china
8

El ocho (, ): es un número con muy buena suerte.

El 8 es el número más afortunado en la cultura china, puesto que 8 () suena parecido a (), que significa “próspero”, “fortuna”. Igual que se evitarán los cuatros, se intentará poner el número 8 siempre que sea posible.

numerología números en china
9

El nueve (, jiǔ): es un número afortunado.

Suena como “” (jiǔ), que significa “eternidad” en chino. Este número, en bodas y diferentes celebraciones está siempre asociado con la longevidad. Además, tradicionalmente el número 9 siempre ha estado asociado con el emperador (la ciudad prohibida tiene 9.999 habitaciones).

numerología números en china

Ejercicio práctico:

numerología números en china


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Hubei

La provincia de Hubei (湖北) cuenta con más de cuatro mil ríos que atraviesan su territorio, entre los que destaca el Yangtsé y alberga más de 1.000 lagos, por lo que no es casual que sea conocida como la “provincia de los mil lagos”.

Reportaje de
Clara Serer Martínez
克莱拉
Situada en la región central de China, en el curso medio del río Yangtsé, se encuentra la provincia de Hubei (湖北), literalmente “al norte del lago”. Esta provincia recibe su nombre por su localización respecto al lago Dongting (洞庭湖). La abreviatura de Hubei es “E” (), le debe su denominación a un antiguo nombre de la provincia desde la dinastía Qin (秦朝, 221 a. C.-207 a. C.). Está rodeada por las provincias de Henan al norte, Jiangxi y Hunan al sureste y al sur respectivamente, Anhui al este, Chongqing al oeste, y Shaanxi en el noroeste. Hubei tiene una superficie de 185.900 km2.

Hubei
Reserva Natural de Shennongjia

Al norte la circundan las grandes cordilleras, mientras en el centro-sur se sitúa la llanura de Jianghan. Con un clima subtropical monzónico se puede visitar durante las cuatro estaciones del año. También conocida como la tierra del arroz y del pescado por ser su principal sustento económico, Hubei es famosa por la producción de té, algodón y trigo, así como por sus industrias metalúrgicas, de maquinaria, textiles y automovilísticas. Entre los recursos mineros de esta provincia destacan metales como hierro y fósforo, entre otros. Cuenta con más de cuatro mil grandes y pequeños ríos que atraviesan su territorio, entre los que destacan el Yangtsé o el Hanjiang (汉江). Además, la provincia tiene más de 1.000 lagos, por lo que no es casual que sea conocida como la “provincia de los mil lagos”.

Hubei
Reserva Natural de Shennongjia

Otro de sus tesoros más representativos reside en sus recursos biológicos, puesto que la habitan cientos de especies de animales vertebrados, entre los cuales hay especies protegidas o preciosas, como por ejemplo el mono de pelo dorado (金丝猴, jīnsīhóu), el oso de Shennong o el faisán de cresta blanca y cola larga. Entre las especies acuáticas se distinguen el esturión chino, el mújol, la salamandra gigantesca o la beluga. La diversa y hermosa vegetación ofrece unos paisajes muy singulares. En las zonas del norte crecen plantas de hoja caduca con anchas hojas, mientras que en el sur proliferan las plantas de hoja perenne con hojas pequeñas. Según las estadísticas, la provincia de Hubei cuenta con más de dos mil especies de plantas silvestres, utilizadas muchas de ellas para uso medicinal.

Hubei Wuhan
Wuhan

Wuhan (武汉市), capital de la provincia, tiene un área de 8.000 km² y una historia que se remonta a más de 3.500 años. Esta ciudad, famosa tanto por su historia como trayectoria cultural, es considerada como el núcleo comercial de finanzas, industria y ciencia. Uno de sus encantos es la zona de Wuchang (武昌区), que es la parte histórica de la ciudad y está repleta de antiguas construcciones.

 

Hubei
Templo Guiyuan

Turismo de leyendas

La torre de la Grulla Amarilla (黄鹤楼) es una fortificación histórica con función de defensa militar a la orilla del río Yangtsé. Este emblemático lugar fue construido en el año 223 d.C. y reconstruido por última vez en el año 1981.

Hubei
Plataforma del guqin

También en Wuhan encontramos la antigua plataforma del guqin (古琴台), un famoso lugar situado a los pies de la montaña de la Tortuga en Hanyang (汉阳). Cuenta la leyenda que el músico Yu Boya (俞伯牙), durante el periodo de las Primaveras y Otoños (春秋时代, 770-476 a.C.), tenía por costumbre tocar su guqin en una barca, donde conoció a Zhong Ziqi (钟子期). Actualmente, este es un famoso lugar de encuentro para los amantes de la ópera al que acuden para escuchar diferentes actuaciones y donde se encuentra un memorial dedicado a este músico amante del guqin.

Hubei
Templo Guiyuan

También en el distrito Hanyang, en Wuhan, se encuentra el Templo Guiyuan (归元寺), construido durante las dinastías Ming y Qing. Con casi cuatrocientos años de historia, es un magnífico templo budista que esconde magníficas construcciones. Está considerado como uno de los cuatro mejores templos de Wuhan y debe su nombre (Guiyuan) a un sutra, que significa “superación de la circunscripción de la existencia y extinción, para volver a la pureza y a la tranquilidad”. El tesoro de este templo es el Nuevo Pabellón, construido en 1922, y conocido por sus bellos y delicados jardines.

Hubei
Museo provincial de Hubei

El museo provincial de Hubei (湖北省博物馆), construido en 1953 y terminado en 1963, alberga un gran número de reliquias históricas y culturales. Con una colección de más de 200.000 restos, ha sido reconocido por custodiar centenares de valiosas reliquias arqueológicas, como la Espada de Goujian (越王勾践剑) perteneciente al periodo de las Primaveras y Otoños y que fue descubierta en 1965. Un hermoso grabado en esta espada, ya apenas legible, dice algo así como “Rey de Yue” (越王) que “hizo esta espada para (su) uso personal” (自作用剑).

Hubei
Proyecto Gezhouba

Situada a las orillas del río Yangtsé, en el extremo este de la garganta de Xiling (西陵峡), se encuentra la segunda ciudad-prefectura más grande de Hubei: Yichang (宜昌市). Reune unos cientos de pintorescos y singulares parajes entre los que destacan el proyecto Gezhouba (长江葛洲坝水利枢纽工程), conocido como el “proyecto de las 3 gargantas”.

Hubei
Acantilado Rojo

Situado al norte del río Yangtsé se encuentra el Acantilado Rojo (东坡赤壁, Dōngpō chìbì), en el cual diversos pabellones están dedicados al poeta Su Dongpo (苏东坡, 1037-1101), quien escribió en este lugar poesía, bajo la luz de la luna, disfrutando del vino.

Entre los montes Daba y Wudan se encuentra una de las joyas de la provincia: la reserva Natural de Shennongjia (神农架林区). Cubre más de 3.000 km² y en ella tienen su hábitat más de 50 tipos de especies animales y millares de plantas. Entre las especies animales destacan la salamandra gigante china o el oso Shennong. Este lugar está considerado uno de los tres centros de diversidad bilógica existentes en el país y fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2016.

Hubei
Reserva Natural de Shennongjia
Hubei
Reserva Natural de Shennongjia

Al noroeste de Hubei se encuentran los montes Wudang (武当山). Esta cordillera taoísta está repleta de escenarios paisajísticos y se enumeran 72 picos, 11 cuevas, 24 riachuelos y 10 estanques, entre otros. En estas cumbres el emperador Yong Le (永乐) mandó construir algunos palacios con una exquisita arquitectura.

Hubei
Montes Wudang

Maestros del pescado

La gastronomía de Hubei se nutre principalmente con los productos que provienen del agua: bagre blanco, pescados de cabeza plana, carpa negra, anguila o pescado de primavera. Su preparación es uno de los exóticos atractivos de esta provincia. 

Entre los platos más famosos sobresalen los banquetes de pescado de Wuhan, el de pescado de cabeza plana de Hanchuan, así como los de anguilas de Jiangling o el de la carpa negra de Mianyang. El pescado de Wuhan es nutritivo y famoso por su textura blanca y tierna. Bien sea al vapor o cocido, es igualmente delicioso.

En la calle Hubu se puede disfrutar del famoso “desayuno de Wuhan”, en el que muchos puestos de comida venden diferentes tipos de bocadillos calientes, fideos de pescado fresco y otros manjares.

Uno de los platos más apreciados de Hubei es el pastel Dongpo, en honor al poeta Su Dongpo. Este dulce de textura crocante, puede comerse en el templo budista de Guiyuan, en Hanyang. 

Otro de los guisos estrella de Wuhan son los tallarines con jalea de sésamo. Destacan otras ricas elaboraciones, como el queso de soja con “tres frescos”, que le debe su nombre al relleno del mismo: carne fresca, raíz de bambú y hongo fresco.


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

La Torre de la Grulla Amarilla

La torre de la Grulla Amarilla, situada en la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei), cuenta en su exterior con 60 aleros que se extienden hacia fuera, como las alas de una grulla amarilla que está a punto de alzar el vuelo. Su ubicación excepcional y el bello paisaje que se divisa desde ella, han servido de inspiración para numerosos poetas.

Reportaje de 
Peng Yirui
彭伊睿
La torre de la Grulla Amarilla (黄鹤楼), situada en Sheshan, en el distrito de Wuchang de la ciudad de Wuhan (provincia de Hubei), ha recibido siempre nombres como “maravilloso paisaje bajo el cielo” y “primera torre bajo el cielo”. Junto con el pabellón del Príncipe Teng (滕王阁, situado en Jiangxi) y la torre Yueyang (岳阳楼, en Hunan), reciben el nombre de las “tres famosas torres de Jiangnan”. La torre de la Grulla Amarilla es uno de los edificios más emblemáticos de Wuhan. Junto al pabellón Qingchuan y la plataforma del guqin representan los “tres monumentos de Wuhan”.

Se dice que la construcción de la torre comenzó durante el periodo de los Tres Reinos (三国, 220-280). Con el paso del tiempo, fue destrozada y reconstruida en numerosas ocasiones. La que vemos hoy en día fue rehabilitada en el año 1985. Mide más de 50 metros, su interior está soportado por 72 pilares y en su exterior hay 60 aleros que se extienden hacia fuera, como las alas de una grulla amarilla que está a punto de alzar el vuelo. Tanto fuera como dentro posee dibujos de una grulla amarilla rodeada de plantas, nubes, dragones y fénix. Si se sube a lo alto de la torre se puede disfrutar de los hermosos paisajes del río Yangtsé y de la ciudad de Wuhan.

La Torre de la Grulla Amarilla

La torre de la Grulla Amarilla fue construida en el monte del Cisne Amarillo (黄鹄山, Húanghúshān). Sin embargo, más tarde se empezó a leer el segundo carácter como el de grulla (, ) y, por tanto, acabó adquiriendo su nombre definitivo. Esta famosa torre tiene una conocida leyenda llamada La taberna de Xin Shi (辛氏酒楼) según la cual, durante el periodo de los Reinos Combatientes (战国, 475-221 a.C.) había un hombre llamado Xin Shi que construyó una taberna junto al río. Un día, un anciano de ropas raídas entró a pedir licor. El tabernero tuvo piedad y no solo no lo echó del local sino que además lo invitó a beber y a comer. Esta costumbre continuó un largo tiempo, hasta que un día el anciano volvió a la cantina y le dijo a Xin Shi que estaba muy agradecido por su bondad y por haberle dado de comer tantos días. Como no tenía dinero le ofreció pintarle un cuadro. Se puso manos a la obra y pintó en el muro de la taberna una grulla que mágicamente cobró vida y atrajo enseguida a muchos clientes. Xin Shi empezó a ganar mucho dinero y acabó convirtiéndose en uno de los hombres más ricos del lugar. Muchos años después, el anciano volvió a visitar la taberna y dijo que Xin Shi ya había ganado más que suficiente dinero, así que se montó en la grulla y se fue. A modo de agradecimiento, Xin Shi cambió el nombre de la taberna a “torre de la Grulla Amarilla”. Más tarde, alguien se basó en esta leyenda para hacer un mural que se encuentra en la entrada de la citada torre.

La Torre de la Grulla Amarilla

Su ubicación es excepcional, atrincherada sobre el río Yangtsé, en la cima de Sheshan, dando la espalda a Wuhan y mirando hacia el río Yangtsé desde el lado opuesto al pabellón Qingchuan. Desde lo alto se pueden apreciar las hermosas tierras de China y los increíbles paisajes de los tres distritos de Wuhan. Por ello, esta torre ha servido de inspiración para numerosos poetas. Actualmente existen más de 400 poemas sobre ella y, de todos ellos, el más conocido es Torre de la Grulla Amarilla, escrito por Cui Hao (崔灏):

Hace tiempo, alguien se marchó montado en una grulla amarilla y lo único que quedó fue la torre.
La grulla se fue para no volver y las nubes flotaron día tras día.
El brillante río refleja cada árbol de Hanyang, aromáticas hierbas crecen exuberantes en la isla Yingwu.
Durante el atardecer, ¿qué dirección conduce a mi hogar? Uno no puede evitar sentir melancolía al observar el brumoso río.

La Torre de la Grulla Amarilla

Este poema cuenta cómo un inmortal se fue montado en una grulla y dejó en la tierra la torre. El ave no volvió y solo quedaron nubes. En los densos bosques de la soleada Hanyang, en la provincia de Hubei, existe una isla llamada Yingwu que se encuentra cubierta de verdes plantas. Llegado el crepúsculo, Cui Hao se pregunta dónde está su hogar. La niebla envuelve el río y eleva sus pesados pensamientos. Cui Hao afrontó adversidades en su profesión, fue enviado a Hubei y tenía ilusión por ver la torre pero, cuando pensó en la historia del inmortal que se fue montado en una grulla, no pudo evitar asociarlo con este viaje que le había llevado lejos de su hogar y con su añoranza. Lleno de sentimientos, revisita el pasado y expresa su nostalgia. Los trescientos poemas de Tang (唐诗三百首) es una antología de poesía de la dinastía Tang (, 618-907) que posteriormente fue clasificada como el mayor exponente de los poemas de siete sílabas (七律诗). El valor de este poema es altamente importante. Se dice que alguien invitó a Li Bai (李白) a subir a la torre para escribir poesía, pero este no podía evitar acordarse del poema de Cui Hao, así que rechazó la invitación y solo escribió un breve poema satírico: “El paisaje es tan bonito que Cui Hao no pudo evitar escribir un poema”. Más tarde Li Bai escribiría un poema titulado En la torre de la Grulla Amarilla me despido de Meng Haoren, que parte hacia Yangzhou (黄鹤楼送孟浩然之广陵) en el que se despedía de su amigo Meng Haoren:

Mi viejo amigo dijo adiós al oeste aquí en la torre de la Grulla Amarilla,
En la nube de flores del tercer mes se va a Yangzhou.
La solitaria vela es una distante sombra al borde de un vacío azul,
Solo veo el río Yangtsé fluir hacia el lejano horizonte.

La Torre de la Grulla Amarilla

Aunque este es un poema de despedida, no se asume que existe dolor por la separación y tampoco se expresa con pesadumbre, sino que desea a su amigo en tono puro y esperanzador un buen viaje. Todos los versos de este poema mencionan la torre y recuerdan los tiempos pasados que vivió en este lugar junto a su amigo. Al mismo tiempo, utiliza la leyenda del inmortal que se fue montado sobre una grulla para despedirse de su compañero. Inmediatamente señala la época y lugar en que su amigo se despide, sin embargo “nube de flores”, “tercer mes” y “Yangzhou” no simbolizan una despedida otoñal y triste. En tal hermosa primavera, acude a ese lugar lleno de flores. Tras leer el último verso, se puede visualizar perfectamente la imagen: Li Bai se despide de su amigo, que se va en barca y le dice adiós con la mano desde el muelle; la pequeña barca se aleja poco a poco, pero Li Bai permanece inmóvil, viendo cómo la silueta de ese pequeño barco se convierte poco a poco en un punto lejano, y observa el agua del río fluir en su dirección. Su reticencia a marcharse está presente en cada uno de los versos. Más tarde, Li Bai escribió muchos otros poemas relacionados con esta torre.

Además de estos dos poetas, también hubo muchos otros que escribieron sobre la torre, como Su Shi, Wang Wei, Yue Fei, Lu You, etc. La gente se marcha y la torre permanece, con los tristes pensamientos de los poetas que se desvanecen con los años, bañándose en la orilla del río durante el atardecer como si esperase el regreso de aquel que se fue montado en la grulla o el retorno de aquel viejo amigo que se marchó. 


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Grabados centenarios  que sitúan el lugar donde supuestamente se desarrolló la batalla en Chibi.

La batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi se libró en el sureste de la provincia de Hubei, en el año 208 d.C., al final de la dinastia Han. Se considera una de las mayores batallas navales de la historia.

Reportaje de
You Zhichao
尤智超
 
En el sureste de la provincia de Hubei hay un pequeño condado cuyo nombre es conocido en toda China. Desde hace más de mil años la historia de este lugar ha sido objeto de estudio. Muchos autores le han rendido homenaje en sus estudios y en la literatura y ha sido también un tema de conversación recurrente entre la gente de a pie. El nombre de este esta ciudad es Chibi (赤壁). En su momento, fue escenario de una de las mayores batallas navales de la historia: la batalla de los Acantilados Rojos o de Chibi.

En la extensa historia bélica de China ha habido numerosas batallas, pero, se puede decir sin exagerar que, de todas ellas, esta es la más conocida y debatida. Esta batalla sucedió en el año 208. La razón por la que se le presta tanta atención en China a este periodo es porque aparece en uno de los Cuatro Clásicos de la literatura china: el Romance de los Tres Reinos (三国演义, Sānguó Yǎnyì).  Esta novela basada en hechos reales crea una serie de leyendas espléndidas que entremezclan realidad y ficción, historia y fábula, en un maravilloso e inmortal relato. 

La legendaria batalla de los acantilados rojos

Los estados vasallos se disputan China

Hacia el final de la dinastía Han Oriental (东汉, 25-220), el poder imperial fue debilitado. Tras la rebelión de los Turbantes Amarillos, muchos compitieron por la supremacía y sobrevino el caos y la confusión. Los estados vasallos también tomaron parte y se dividieron. Finalmente, se formaron los tres poderosos reinos de Wei (), Shu () y Wu () encabezados por Cao Cao (曹操), Liu Bei (刘备) y Sun Quan (孙权) respectivamente, que se convirtieron en los tres principales pilares de estos reinos. El ministro Cao Cao, descendiente de la nobleza, tenía a su disposición diversos vasallos. Tras varias campañas militares, estuvo a punto de unificar el norte y asumió un gran poder. Liu Bei, conocido también como el príncipe Jing de Zhongshan (中山靖王), pertenecía a la familia imperial e hizo un pacto de hermandad con los valientes Guan Yu (关羽) y Zhang Fei (张飞). Liu Bei era muy benevolente y justo, por ello se ganaba el corazón de la gente. Después de tres visitas al militar y estratega Zhuge Liang (诸葛亮), Liu Bei consiguió reclutarle para dirigir el reino y obtener la victoria. El reino de Wu Oriental ocupaba la zona de Jiangdong (江东), protegido por el río Yangtsé. Sun Quan era el tercero en ocupar el trono de este reino, un joven líder que sabía escoger a la gente adecuada.

El reino de Wu Oriental, en Jiangdong, se encontraba en un momento de agitación, pues muchos ministros estaban de acuerdo en capitular ante Cao Cao y convertirse en un estado vasallo. Sun Quan, apoyado por otras facciones como las de los diplomáticos Zhou Yu y Lu Su entre otros, no tenía miedo alguno. Delante de sus ministros, sacó su espada y cortó la esquina de la mesa diciendo: “¡Cualquier oficial que pretenda someterse al enemigo recibirá el mismo castigo que esta mesa!

Cao Cao guía a su ejército hacia el sur

En el año 208, Cao Cao llevó la paz al norte y, como un torrente de energía, se dirigió al sur para derrotar al reino de Wu. Llegado este punto, el ministro contaba con el apoyo de los conocidos como “800.000 soldados”, un ejército formidable que podía atravesar incesantemente ríos y montañas. En una carta para el reino de Wu, Cao Cao escribió: “Ahora mismo dispongo de 800.000 soldados. Si no os rendís, os derrotaré”. El reino de Wu Oriental, en Jiangdong, se encontraba en un momento de agitación, pues muchos ministros estaban de acuerdo en capitular ante Cao Cao y convertirse en un estado vasallo. Sun Quan, apoyado por otras facciones como las de los diplomáticos Zhou Yu (周瑜) y Lu Su (鲁肃) entre otros, no tenía miedo alguno. Delante de sus ministros, sacó su espada y cortó la esquina de la mesa diciendo: “¡Cualquier oficial que pretenda someterse al enemigo recibirá el mismo castigo que esta mesa!” Zhuge Liang, que se encontraba en el reino de Wu Oriental en ese momento, selló una alianza con Sun Quan para enfrentarse a Cao Cao. Ambos pusieron en común sus puntos de vista ante una posible contienda: los soldados de Cao Cao, que habían recorrido largas distancias, estaban exhaustos. Los soldados de la armada del norte estaban acostumbrados a las batallas a caballo, no a las navales. Además, entre sus tropas había muchos prisioneros de guerra, por ello bajo la apariencia de unidad se escondía una latente división. 

La legendaria batalla de los acantilados rojos

Zhuge Liang recoge flechas

El Romance de los Tres Reinos describe muchas de las populares historias que ocurrieron en la batalla de los Acantilados Rojos. Se dice que Sun Quan (reino de Wu) y Liu Bei (reino de Shu) formaron una alianza para luchar contra Cao Cao (reino de Wei), pero la cantidad de flechas que tenían no era suficiente. Con la batalla a la vista no había tiempo que perder. Zhuge Liang manejó la situación con calma y dijo que tenía un buen plan. Lu Su le prestó veinte barcos, cada uno de ellos con treinta hombres. Los navíos estaban cubiertos con una tela negra y figuras de paja a ambos lados. Durante la madrugada, Zhuge Liang pidió a Lu Su que preparase los barcos, pero este no sabía nada del plan. Aquella noche, la espesa niebla lo cubría todo, las aguas del río Yangtsé estaban inmersas en la bruma, como si del paisaje de un cuento se tratase. Antes del amanecer, los barcos se aproximaron a la base naval de Cao Cao. Zhuge Liang ordenó que colocasen todos los barcos en una fila mirando hacia la base y que los soldados gritasen mientras tocaban los tambores. Lu Su palideció temiendo la respuesta del ejército de Cao Cao. Zhuge Liang rio y dijo: “Apuesto a que Cao Cao no se atreve a enviar a sus soldados con esta niebla. Vayamos dentro a beber”.

Antes del amanecer, los barcos se aproximaron a la base naval de Cao Cao. Zhuge Liang ordenó que colocasen todos los barcos en una fila mirando hacia la base y que los soldados gritasen mientras tocaban los tambores. Lu Su palideció temiendo la respuesta del ejército de Cao Cao. Zhuge Liang rio y dijo: “Apuesto a que Cao Cao no se atreve a enviar a sus soldados con esta niebla. Vayamos dentro a beber”.

Cuando Cao Cao vio la niebla que lo cubría todo, temió que fuera una táctica del enemigo para realizar una emboscada, así que se vio obligado a ordenar a sus combatientes que disparasen más de diez mil flechas hacia el sonido de los tambores. Cuando uno de los lados de los barcos quedó cubierto de flechas, Zhuge Liang ordenó que les diesen la vuelta para así acumular más por el otro lado. Pronto, todas las figuras de paja estaban cubiertas de flechas. Con la niebla disipándose, Zhuge Liang mandó la retirada de los barcos, pero no sin que antes gritasen todos sus soldados: “¡Gracias por las flechas, ministro Cao!”. Cuando este comprendió lo que acababa de suceder, los veinte barcos ya habían desaparecido.

Invocando el viento del este

Se dice que la mayoría de los soldados de Cao Cao eran del norte. Aunque eran numerosos no se manejaban bien en el agua. Si mantenerse en pie en los barcos ya era para ellos una tarea difícil, luchar en una batalla naval en el sur de China era casi imposible. En la primera guerra púnica Roma y Cartago usaban el corvus, una especie de pasarela móvil que servía para enganchar sus barcos a los del enemigo y abordarles. Sin embargo, lo que hizo Cao Cao fue ordenar a sus oficiales que atasen todos los barcos para navegar juntos por el río como una enorme bestia acuática. Admirando el esfuerzo de sus soldados sintió una gran alegría: “Con los barcos atados, navegar por el río es como caminar sobre tierra llana”. Entonces un soldado le preguntó a Cao Cao qué debían hacer si había fuego enemigo. Su respuesta fue: “Cualquier ataque con fuego depende del viento pero ahora, en mitad del invierno, solo sopla viento del oeste y del norte, no sopla viento del este ni del sur. Nuestros barcos se encuentran en el noroeste, mientras que el enemigo se encuentra en el sur. Si deciden lanzar fuego hacia nosotros recogerán lo que hayan sembrado. ¿Qué hay que temer?”. El bando de Sun Quan y Liu Bei habían preparado un plan para atacar con fuego pero para ello necesitaban viento del este. Cuando nadie sabía qué hacer, Zhuge Liang ordenó a sus soldados construir el altar de las Siete Estrellas en las colinas del sur, con un perímetro de ochenta metros y una altura de tres. Una vez terminado, Zhuge Liang se bañó, se vistió con ropas taoístas y subió lentamente descalzo al altar, donde encendió incienso y rezó en silencio. A continuación, pidió al cielo que le trajera la brisa. Más tarde, esa misma noche, escuchó de pronto las banderas ondeando al viento. La corriente del sureste pronto emergió con fuerza. El general Huang Gai (黄盖), que tenía veinte barcos preparados con fuego, fingió rendirse ante Cao Cao y aprovechó cuando este estaba desprevenido para disparar contra sus naves, ayudado por la ventisca. En un instante, las embarcaciones de Cao Cao, atadas unas a otras, empezaron a arder acabando con la vida de un gran número de soldados. Tras esta batalla, el grandioso plan de Cao Cao para unificar China fue temporalmente apartado y no tuvo más opción que retirarse a las tierras de la Llanura Central para recuperarse, siendo en ese momento cuando se estableció una rivalidad equitativa entre los tres reinos.  


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

"Ver una serpiente reflejada en la copa"

La expresión “ver una serpiente reflejada en la copa” (杯弓蛇影, Bēigōngshéyǐng) sirve para indicar que alguien está teniendo un miedo exagerado o injustificado y da a entender que la realidad de la situación no es tan dramática como parece y que no hay motivos para estar asustado o tener sospechas.

Ver una serpiente reflejada en la copa  
(Bēigōngshéyǐng)

杯弓蛇影

Yue Guang era un célebre erudito de la dinastía Jin Occidental (西晋, 265-317) que vivía en la provincia de Henan (河南). Un día invitó a un amigo a tomar un trago y a charlar un rato en su casa. Cuando el amigo fue a beber de su copa vio que dentro había una pequeña serpiente. Como le daba vergüenza decírselo a Yue Guang, se vio obligado a beberse el contenido sin decir nada. Más tarde, cuando volvió a casa, notó que se encontraba mal y pensó que se debía a que tenía en el estómago una serpiente. Más tarde enfermó. Yue Guang decidió hacerle una visita para ver qué tal se encontraba y le preguntó por el origen de su dolencia. El amigo le contó entonces la verdad. Tras escuchar la confesión, Yue Guang empezó a reírse a carcajadas y explicó a su amigo que, aquella serpiente que había visto en el interior de la copa, no era más que el reflejo de un arco que había colgado en la pared de su casa. Cuando el amigo comprendió lo sucedido empezó a mejorar notablemente hasta que finalmente se curó. Esta anécdota hizo que la amistad entre ambos fuera más fuerte que nunca.

La expresión  ”ver una serpiente reflejada en la copa”  (杯弓蛇影, Bēigōngshéyǐng) sirve para indicar que alguien está teniendo un miedo exagerado o injustificado y da a entender que la realidad de la situación no es tan dramática como parece y que no hay motivos para estar asustado o tener sospechas.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag:

  1. “Un hombre del reino de Zheng comprando zapatos”
  2. “Tratar de dirigirse al sur con el carruaje orientado al norte”
  3. “Aprender a caminar en Handan”
  4. “Gastar mil piezas de oro comprando huesos”
  5. “Pensar en 3 por la mañana y 4 por la noche”
  6. “Utilizar la lanza más aguda para atacar el escudo más resistente”

Todos los recursos para aprender chino publicados en ConfucioMag:


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comida de Wuhan

La comida de Wuhan se caracteriza por los sabores salados y picantes. También por la importancia que se le da al desayuno. El desayuno más famoso de Wuhan son los reganmian, elaborados mezclando fideos y aceite de sésamo. Son deliciosos y sacian el hambre y, a la vez, son baratos y fáciles de hacer.

Reportaje de
Wang Yuqing
王雨晴 
Aquellos que han vivido en Wuhan conocen las particulares costumbres alimenticias de este lugar: el desayuno. Antes de comenzar la jornada laboral, la gente va a la calle a llenarse el estómago: a veces tres yuanes de tofu, o nuomiji (arroz glutinoso con pollo envuelto en una hoja de loto) recién frito; a veces un bol de tallarines calientes por cinco yuanes, acompañado de un vaso de leche de soja muy caliente. Cuando amanece, se puede ver en las calles de Wuhan a la gente de la ciudad sosteniendo boles de tallarines con ternera aderezados con aceite de guindilla, comiendo al mismo tiempo que se apresuran ataviados con trajes a su trabajo. La gente de Wuhan a menudo compra youtiao (similar a los churros) y douhua (pudin de tofu dulce). Gente de todo tipo se sienta en el callejón Hubu para disfrutar de un desayuno tradicional. En Wuhan hay un dicho que dice: “Por la mañana se degusta el callejón Hubu, por la noche se come en la calle Jiqing”. El callejón Hubu, escondido en la calle Ziyou, en el distrito de Wuchang, es un callejón con cientos de años de antigüedad. Construido durante la dinastía Qing (, 1644-1911), es el punto de encuentro para tomar el desayuno. Actualmente, tiene cada vez más y más tiendas que se han ganado aquí su reputación, y cada vez hay más gente que viene a este callejón a probar las delicias de Wuhan. El callejón Hubu se ha convertido en un lugar sagrado para el desayuno de la gente de Wuhan. Algunos locales como el “Xu Sao Hu Tang Fen” (徐嫂糊汤粉), “Cai Lin Re Ganmian” (蔡林记热干面) o “Siji Mei Tangbao” (四季美汤包) se han convertido en señas culturales de la ciudad.

Comida de Wuhan

Comida de Wuhan

El desayuno más famoso de Wuhan son los reganmian (热干面, lit. “fideos secos calientes”), elaborados mezclando fideos y aceite de sésamo. Para esta receta se utilizan jianmian (un tipo de fideo). Se puede decir que son “suaves y elásticos, amarillos y húmedos, aromáticos y deliciosos”. Los reganmian son deliciosos y sacian el hambre y, a la vez, son baratos y fáciles de hacer. En la década de 1930, este tipo de comida era el desayuno de la gente con salarios más bajos, pero tras la década de los 80 se popularizó en las calles de Wuhan.

Comida de Wuhan
小龙虾 Cangrejos de río

El verano en Wuhan es extremadamente caluroso y húmedo, con temperaturas difíciles de soportar que quitan el apetito, por eso a menudo la gente de Wuhan toma picante para estimularlo y además eliminar la humedad del cuerpo. La gente de Wuhan suele decir que se puede prescindir de comer variado, pero no se puede comer sin picante. Con el tiempo, la cocina de esta ciudad ha incorporado sabores salado y picante a sus platos. Los cangrejos estofados de Wuhan se han convertido en un afamado plato de la cocina china. Por la noche, en la calle, los empleados de los restaurantes lavan los cangrejos que han pescado en el río. Estos grupos de gente lavando cangrejos ya se han convertido en una de las peculiares escenas veraniegas de Wuhan. La gente de Wuhan llama dàxiā (大虾, gambas) a los cangrejos de río.  Durante la temporada de pesca la gente se sienta en restaurantes de todos los tamaños donde disfrutan comiendo grandes cantidades de este manjar. En Wuhan se sirven los cangrejos en cuencos grandes y brillantes, y emanan desde lejos un rico y picante aroma que aviva el apetito de todos los comensales. Otra delicia picante de Wuhan, conocida en toda China, es el cuello de pato.

Comida de Wuhan
武昌鱼 Pescado de Wuchang

El pescado de Wuchang se cría principalmente en el curso bajo del río Yangtsé, por ello la región de Hubei es una gran productora. Este pescado se cocina de muchas maneras diferentes: al vapor, con caldo que refuerza el sabor dulce del pescado; frito a fuego lento, también es una de las delicias de la provincia de Hubei; y asado con salsa picante, muy de moda estos años, fusionando los sabores picante y salado.

Comida de Wuhan
莲藕排骨汤 Sopa de raíz de loto

El invierno en Wuhan es frío y gris, llegando incluso a cubrirse las hojas de los árboles de una gruesa capa de nieve. Durante esta época del año, la gente de Wuhan toma picante para disipar el frío y además toman sopa caliente para calentar el cuerpo. Desde siempre, la gente de Hubei ha tenido el dicho “si no hay sopa, no es un banquete”. La sopa más famosa de Wuhan es, sin duda, la sopa de raíz de loto. Debido a los numerosos lagos de Hubei, esta provincia es rica en raíces de loto, un tubérculo de sabor suave y dulce. Si se cocina con costillas de cerdo estofadas adquiere un sabor intenso y a la vez suave y dulce.  La cazuela de sopa caliente de costillas de cerdo y raíz de loto, nada grasienta, con un aroma dulce pero no insípido, deja un agradable sabor de boca y el cuerpo cálido. No es de extrañar que la gente diga a menudo que un bol de sopa de costillas de cerdo con raíz de loto representa el aroma de la larga cultura de Chu.

Comida de Wuhan

La salada y picante comida de Wuhan es muy gratificante, invitando a comer hasta llenarse el estómago y dejando un buen sabor de boca.  


Instituto Confucio 38

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 38. Volumen V. Septiembre de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Lago Poyang

El lago Poyang de Jiangxi es el mayor lago de agua dulce de China. Recibe agua de diversos ríos, y dado que la entrada del lago converge en el río Yangtsé, representa un factor importante en la regulación de su caudal. Esta región fluvial es abundante por la riqueza de su fauna y sus recursos naturales, así como por sus innumerables paisajes icónicos.

Reportaje de
Xiao Shudan
肖述丹
El lago Poyang (鄱阳湖, Póyánghú) es el mayor lago de agua dulce de China y también el segundo en tamaño del país. Está situado en la orilla sur de los trechos inferiores de la región central del río Yangtsé en la parte norte de la provincia de Jiangxi (江西). La superficie de su valle fluvial se estima en 16.200km2 que representan el 97% de la superficie fluvial de la provincia. El “Tributo a Yu” en el Libro de la historia expresa que: “En tiempos antiguos, una multitud de ríos se unían aquí y fluían hacia el este para formar el lago de Pengli”. El carácter péng () significa grande, el carácter () equivale al antiguamente llamado hùpiáo (瓠瓢), el cucharón hecho a partir de una calabaza hueca. De ahí puede verse cómo, desde tiempos inmemoriales, esta laguna situada en una cuenca siempre se ha asemejado a este utensilio. El lago tiene muchos nombres antiguos, motivo por el cual recibe el nombre de Jiujiang (九江). Yu El Grande (大禹, ), que reguló las aguas, dio lugar a una región de rasgos geográficos bajos, en la que se formaron muchos sistemas fluviales. Esta es la explicación que se esconde detrás del carácter jiǔ (), que como contador tenía en la antigüedad el significado de “abundantes”, como parte de su nombre. Posteriormente, al quedar muchos pequeños lagos anexados al Poyang, aumentó su superficie, tomando asimismo y simultáneamente los nombres de esos pequeños lagos, no menos de diez: los estanques Pengli (彭蠡) y Peng (), los lagos Guanting (官亭湖), Danshi (担石湖) y Yanglan (扬澜), etc.

Lago Poyang

Lago Poyang

El Poyang recibe agua de diversos ríos, y dado que la entrada del lago converge en el Yangtsé, representa un factor importante en la regulación de su caudal. Esta región fluvial es abundante por la riqueza de su fauna y sus recursos naturales, así como por sus innumerables paisajes icónicos.

Lago Poyang
Shizhongshan

Shizhongshan

En el punto de convergencia entre el lago Poyang y el río Yangtsé se yergue el Shizhongshan (石钟山) o “montaña de la campana de piedra”, formada por la unión de dos montañas gemelas. Aunque no supera los 50m de altura, tiene un peligroso y escarpado acantilado, visible desde los barcos y que parece unirse al cielo. En lo que respecta al origen de su nombre, el eminente literato Su Shi lo detalló minuciosamente en sus notas de viaje o “Crónica del Shizhongshan” (石钟山记). En cierta ocasión, Su Shi (苏轼) y su hijo Su Mai (苏迈) cruzaban en bote el lago Poyang. Únicamente podían divisar las rocosidades que se erguían sobre la costa, que alcanzaban los mil chi (, chǐ, antigua medida equivalente a la tercera parte de un metro) y parecían bestias de presa, fantasmas y monstruos que se alzasen con ánimo de atrapar al hombre. Justo cuando pretendían regresar, una estentórea voz se dejó oír desde las aguas. Esta voz, alta y clara, se asemejaba al repique y redoble continuo de campanas y tambores. El barquero se asustó pero Su Shi observó la escena con atención y advirtió que, al pie de la colina, todo eran cuevas y fisuras rocosas, de profundidad variada, en las que las olas penetraban dando lugar al enigmático sonido. Cuando los barcos se desvían y están a punto de entrar en el puerto entre ambas montañas, se encuentran con una enorme roca que emerge de entre las aguas, hueca en el centro y porosa. Esta roca puede tragarse las olas y volverlas a escupir. Los sonidos se hacen eco mutuamente igual que en una interpretación musical. Y este es, a grandes rasgos, el origen del nombre del Shizhongshan.

Dagushan
Dagushan

Dagushan, el gran monte aislado

En las profundidades del llamado “cuello de calabaza” (葫芦颈, húlujǐng) del lago del Oeste (西鄱湖), sobresale una pequeña isla separada llamada Dagushan (大孤山, Dàgūshān), el “gran monte aislado”. Alcanza una altura de 70m sobre la superficie de las aguas y posee un perímetro superior a los 100m. Un monte que descolla y que en tiempos antiguos se conocía como “la isla que sirve de morada a los inmortales”. En la lejanía, el Dagushan se parece a un enorme zapato flotando en olas de un verde oscuro, por lo que también recibe el sobrenombre de la “montaña del zapato” (鞋山). Cuenta la tradición que un pescador llamado Hu Qing (胡青) albergaba en su corazón un amor correspondido por la doncella celestial del lago de Jaspe (瑶池, Yáochí). Pero Sheng Tai (盛泰), el déspota local que poseía el monopolio de la lonja, quería secuestrar a la doncella. Entonces, el emperador de Jade (玉帝) envió a sus tropas celestiales para rescatar a la deidad. Sin embargo, el cacique aprovechó la ocasión para apresar a Hu Qing. Para rescatarle, la doncella celestial empleó un zapato bordado para convertirse en una montaña que pudiese aplastar a Sheng Tai y a sus secuaces. Es por ello que este gran monte aislado recibe el sobrenombre de “montaña del zapato”. Asimismo, de esta leyenda proviene el nombre original de la isla, el “gran monte de la doncella” (大姑山, Dàgūshān).

Lago Poyang

Moguisanjiao, el triángulo del diablo

Son muchos y de una gran belleza los paisajes de esta región lacustre. Sin embargo, las aguas del Poyang, de suaves olas verde oscuro y fértil belleza, también ocultan la tragedia de un barco volcado y de vidas perdidas. En las cercanías del templo, se encuentran la zona ribereña de unos 45km de longitud que conecta el lago con el río Yangtsé. Esta zona se conoce como Moguisanjiao (魔鬼三角) o el “triángulo del diablo del lago Poyang”. Desde tiempos inmemoriales, y de manera irremediable y misteriosa, han desaparecido aquí muchos barcos. Los datos meteorológicos de la zona prueban que se ve a menudo sacudida por fuertes vientos. Las investigaciones arrojaron a la luz que en la zona cercana al templo las ráfagas de viento pueden alcanzar la fuerza 8 –de la escala Beaufort–, es decir, una velocidad de hasta 60 o 70km por hora. Por lo que a la media anual respecta, unos 180 días año los vientos alcanzan la fuerza 6 (entre 40 y 50km por hora). La investigación proporcionó pruebas de que el origen de este fenómeno está estrechamente ligado al monte Lu (庐山, Lúshān).

Lago Poyang

La franja ribereña cercana al templo tiene una anchura máxima de aproximadamente 15km, que se reducen a apenas tres en su parte más estrecha. Y en el noroeste de esta franja, cuya longitud aproximada se cifra en 24 km es donde se sitúa este “bello y extraño escenario bajo el cielo” del monte Lu. La montaña se encuentra a más de 1.400 m de altitud sobre el nivel del mar y su falla discurre exactamente paralela al cauce del lago al norte del templo. Cuando la corriente de aire se desplaza de norte a sur, las cadenas y picos de la superficie sureste del Lushan provocan la compresión de la corriente de aire, aumentando la velocidad de la misma. Al alcanzar dicha corriente la parte de la franja ribereña cercana al monte, que solo tiene 3 km de anchura, el viento alcanza también su velocidad máxima. Según cálculos científicos, cuando sopla un viento de fuerza 6 sobre la superficie del lago Poyang, las olas pueden alcanzar una altura superior a los dos metros. En esos momentos, los cascos de los barcos deben soportar la presión del azote de olas de un total aproximado de seis toneladas por cada metro cuadrado. En la mayor parte de los casos, los estudios achacan las misteriosas desapariciones de barcos en esta zona a la dificultad de resistir el violento embate del fuerte viento y las olas. En la actualidad puede decirse que el misterio de la franja ribereña o “triángulo del diablo” cercana al templo ha sido resuelto, si bien, debido a todos los factores aquí implicados, sigue siendo imposible investigar con claridad las condiciones topográficas del fondo de esta franja.

Lago Poyang
Arrozales en el lago Poyang.
Lago Poyang
Arrozales en el lago Poyang.

Sin importar si esta es una región bella y fértil o misteriosa y mágica, todas las circunstancias reseñadas han permitido que el lago Poyang alcance una merecida fama dentro y fuera de China. En la corriente principal del río Yangtsé, el lago Poyang es el punto más importante de convergencia de pequeños afluentes y se le menciona como “el mayor riñón del continente chino”. Dentro del valle fluvial del Yangtsé desempeña una enorme influencia en el control y depósito de las aguas y realiza una inmensa contribución a la conservación de la variada fauna. Asimismo, Poyang es un destacado lago en el conjunto del país, supone la aportación china a la red de zonas húmedas mundiales y desempeña un importante papel por lo que respecta al equilibrio y la sostenibilidad del medio ambiente. 


Revista Instituto Confucio 36

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 36. Volumen III. Mayo de 2016.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Pin It on Pinterest