Aquí no hay 300 onzas de plata

La expresión china “aquí no hay trescientas onzas de plata” se emplea como metáfora para referirse a hacer actos estúpidos, como querer esconder algo pero hacer al contrario dejándolo al descubierto.

Aquí no hay trescientas onzas de plata

此地无银三百两

En la antigüedad, había un hombre llamado Zhang San que hizo un gran esfuerzo para ahorrar trescientas onzas de plata lo que lo puso muy contento. Pero siempre tenía el temor de que alguien se las robase, por lo que buscó un baúl y puso en él la plata. Después lo sepultó bajo tierra en una habitación de detrás de su casa. Pero aún no estaba tranquilo así. Tenía miedo de que alguien llegase allí y se pusiese a cavar, por lo que tuvo una idea “ingeniosa”. Escribió sobre un papel estas siete palabras: “Aquí no hay trescientas onzas de plata” y lo pegó en un rincón de la pared y así se marchó tranquilo. Nadie podía saber que su vecino Wang Er lo había visto. A medianoche, Wang Er robó las trescientas onzas de plata. Para evitar que Zhang San lo supiese, también escribió sobre un papel estas palabras: “El vecino de al lado Wang Er no las ha robado”. Al día siguiente por la mañana, cuando Zhang San se levantó, fue a la habitación de detrás de su casa a ver la plata, pero no quedaba ni rastro de ella. Al ver la hoja de papel escrita, comprendió lo ocurrido: había sido Wang Er el que había robado su plata.

El significado original de la expresión “Aquí no hay trescientas onzas de plata” era el que se entiende literalmente. Posteriormente, la gente empezó a usarlo como metáfora para referirse a hacer actos estúpidos, como querer esconder algo pero hacer al contrario dejándolo al descubierto.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag

“Comprar la caja y devolver la perla” (买椟还珠)


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

01_enamorados_texture

El Qi Xi se celebra el séptimo día del séptimo mes del calendario lunar. Es el particular “San Valentín” chino, en recuerdo de una antigua leyenda que nos habla del amor entre un pastor y un hada.

Pintura representando el cuento amoroso de Niu Lang y Zhi Nü. Foto: CFP
Pintura representando el cuento amoroso de Niu Lang y Zhi Nü. Foto: CFP

Reportaje de
Deng Danfeng 
本刊记者 邓丹枫
El séptimo día del séptimo mes del calendario lunar chino, An’an, una chica de 25 años, madrugó para ir con su prometido a casarse a la oficina del Registro Civil de su localidad. Al llegar allí se sorprendió mucho al observar que había una larga cola de parejas con el mismo propósito. El motivo era que justamente se trataba del Día de los Enamorados, más conocido como Qi Xi. Muchos jóvenes, como An’an y su novio, deseosos de conseguir una vida en matrimonio más dulce y feliz, se apresuraron a casarse precisamente en esa fecha tan señalada.

La fiesta tradicional Qi Xi tiene su origen en la antigua leyenda que nos habla del amor entre un pastor y un hada. Hace muchos siglos vivía un joven pastor llamado Niu Lang que se enamoró de Zhi Nü, la bella hada costurera del Cielo. Al poco, los dos se casaron completamente enamorados. Pero la esposa del Emperador de Jade, la suprema divinidad del taoísmo, separó a la fuerza a la pareja, quedando el esposo y la esposa tristes a los dos lados de la Vía Láctea, mirándose sin lograr alcanzarse. Su amor fiel conmovió tanto a las urracas que cada séptimo día del séptimo mes miles de pájaros volaban creando un puente para que los dos enamorados se reunieran al menos ese día.

Las bodas tradicionales chinas están cada vez más de moda. Foto: CFP
Las bodas tradicionales chinas están cada vez más de moda. Foto: CFP

Debido a esta hermosa leyenda, el Qi Xi se ha convertido en el día elegido por los enamorados chinos para mostrar su afecto. Esa noche, si salía despejada y con el cielo lleno de estrellas, la gente solía salir a tomar el fresco llevando un taburete. Se sentaban degustando una taza de té y observando la brillante Vía Láctea en un intento por reconocer las dos estrellas denominadas Pastor y Hada Costurera. En algunas regiones de China, la gente se escondía bajo entramados de racimos de frutas, porque según la leyenda, de este modo se consigue escuchar a escondidas el suave cuchicheo amoroso entre Niu Lang y Zhi Nü.

Al día Qi Xi se le conoce también en China como la fiesta Qi Qiao o el Día de las Chicas. Según la leyenda, Zhi Nü es un hada bella y hábil. Durante esa romántica noche, las chicas colocan frutas de temporada para hacer ofrendas y rezan al Cielo bajo la luna clara para que el hada costurera les conceda habilidades en la confección y piden sobre todo un matrimonio feliz. Además, en el pasado, se celebraban concursos de labor de aguja en esa noche.

A lo largo y ancho de la provincia de  Zhejiang, en el día Qi Xi cada familia mata un gallo convencidos de que si el animal canta anunciando la madrugada, el pastor y su esposa se separarán.

Las mujeres de hoy en día ya casi no hacen labores de aguja, por lo que algunas de las costumbres tradicionales de esta fiesta están desapareciendo. Sin embargo, la leyenda de Qi Xi sigue circulando y la gente lo considera todavía como un día romántico para los enamorados. En 2006, la fiesta fue incluida por el Consejo de Estado en la lista del Patrimonio Intangible Nacional y fue considerada oficialmente como el Día de los Enamorados de China.

Las orillas del Lago del Oeste de Hangzhou se engalanan para celebrar el Día de los Enamorados chino. Foto: CFP
Las orillas del Lago del Oeste de Hangzhou se engalanan para celebrar el Día de los Enamorados chino. Foto: CFP

Para Feng Jicai, célebre costumbrista chino, antiguamente no eran los novios sino los casados quienes celebraban este día su amor sincero, fiel y constante más allá de la muerte. Sin embargo, hoy día la fiesta ya deja de ser sólo para los esposos y, parece que los novios y los amantes modernos son los más inclinados a recrear el ambiente romántico de ese día.

En la provincia de Zhejiang, cada familia mata un gallo convencidos de que si el animal canta anunciando la madrugada, el pastor y su esposa se separarán

Xiao Zhang, un joven recién graduado de la universidad este año, ha reservado la cena del día Qi Xi para él y su novia en un restaurante bien romántico de Beijing. Dijo que aunque no ganaba mucho dinero, le apetecía preparar algo especial para los dos ese día tan señalado. El señor Wang, que trabaja y vive en Guangzhou, ha comprado ya el anillo de compromiso, así que el 7 del 7 quiere pedir la mano de su novia, con quien ya lleva tres años, pues cree que el día de los enamorados le traerá buena suerte. A lo mejor, cada uno tiene su propia manera de festejar el día, sin embargo es el amor quien entona la melodía eterna.

 Jóvenes chinos durante una cita a ciegas masiva. Foto: CFP
Jóvenes chinos durante una cita a ciegas masiva. Foto: CFP

El Qi Xi estimula además el consumo interno. A medida que se acerca la fiesta, los comerciantes ya se preparan para ganar clientes: los restaurantes sacan cenas románticas; los cines proyectan películas exclusivamente para los novios y las tiendas también ofrecen promociones, regalos y descuentos con motivo de la fiesta. El dueño de una floristería informó que ya había recibido decenas de pedidos un mes antes de la celebración, por lo que el precio de las rosas comienza a subir poco a poco.

Costumbres de la fiesta

01_enamorados_04

Concurso de labor de aguja

El séptimo día del séptimo mes del calendario lunar, las mujeres hacen labores de aguja y preparan detalles de artesanía bajo la luna luminosa para competir por ser la más hábil entre todas. Con celebrar la actividad, esperan ser tan listas y hábiles como el hada costurera Zhi Nü.

01_enamorados_01

Hacerle ofrendas y pedirle deseos a Zhi Nü

En ese día las chicas hacen ofrendas al hada costurera colocando frutas de temporada y piden una vida matrimonial feliz y dulce. Tras cumplir el ritual quemando incienso, se sientan y lanzan en silencio deseos dirigiendo sus miradas hacia la constelación del Hada Costurera mientras comen las frutas frescas.

Qi Xi

Comida Qiqiao

La comida típica más famosa del Qi Xi se llama qiaoguo o qiqiao guozi. Se trata de un tipo de buñuelo de formas variadas. Las cocineras más hábiles saben preparar todas las variedades de qiaoguo relacionadas con la leyenda Qi Xi.

Qi Xi

Conmemorar el sacrificio del buey

Según la leyenda, el pastor Niu Lang consigue subir al Cielo para encontrar a su esposa Zhi Nü con la ayuda de un par de zapatos hechos con la piel de su viejo y fiel amigo buey. Para conmemorar el sacrificio del animal, los niños cogen flores silvestres en ese día y las colocan en los cuernos de los bueyes de las aldeas.


ic_ESP_01-1

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 1. Volumen I. Julio 2010.

Yan Fu (嚴復)

Yan Fu, uno de los grandes traductores y educadores modernos, vivió a finales de la dinastía Qing y principios de la República de China, un periodo caracterizado por el conflicto entre tradición y modernidad. Las antiguas ideas empezaron a ser cuestionadas mientras llegaban nuevas formas de pensamiento desde Occidente. Las presiones internas y externas del país generaron una crisis de identidad nacional que precisaba soluciones urgentes. En aquella época superar las dificultades, para salir de la perversa situación y recuperar la fuerza revitalizando la nación, fue el objetivo que unió a los grandes intelectuales de la época. Uno de ellos era Yan Fu.

Reportaje de
Liao Yanping
廖燕平 
Nacido en 1854, en el poblado de Houguan, (provincia de Fujian), pasó su primera infancia al lado de su padre, que era un doctor experto en la medicina tradicional china. El incansable trabajo del progenitor, entre la acupuntura y las hierbas medicinales, preparó al hijo en la misión de salvar vidas, una ocupación que le impulsará a buscar de forma ardua un camino eficaz para resolver los problemas del país. Por otro lado, sumergido en la cultura antigua contenida en la medicina china, se encariñó desde muy tierna edad con las tradiciones, lo que le hizo poseer una comprensión muy profunda de China. Dicha comprensión y sentimiento, que no obtuvo de los libros de manera cognitiva sino de la experiencia, la fue interiorizando a lo largo de su vida. Cimentó su base primordial en la exploración del mundo tradicional, para así encontrar recursos que asentaran el desarrollo y la modernización de su país.

Cuando tenía 14 años, su padre murió y Yan Fu tuvo que abandonar los estudios e ingresar en la Escuela Naval de Fujian para aprender a pilotar barcos. Cinco años más tarde obtuvo un excelente rendimiento académico y, por ello, fue enviado a estudiar a Gran Bretaña, en el Real Colegio Naval de Greenwich. Durante su estancia en Inglaterra, quedó impresionado por la potencia y riqueza de ese país y empezó a comparar a China con Occidente, mientras pensaba en cómo se podía aprender de los extranjeros para mejorar su propia nación. Comenzó a leer ansiosamente cualquier texto que llegaba a sus manos sobre sociología, política, economía, filosofía o ciencia occidental. Poco a poco, interpretó que la clave de la revitalización de China no residía en fabricar competentes barcos y cañones sino en despertar el ánimo de sus compatriotas con un eficaz sistema de educación. Consideraba que era fundamental elevar el coraje del pueblo advirtiéndole sobre la importancia de su nación y enseñándole los métodos más eficaces para hacerla fuerte. Por eso decidió divulgar el pensamiento occidental como una herramienta “despertadora” con el fin de reconstruir una China potente.

Yan Fu (嚴復)
Yan Fu en Inglaterra en 1905

A la vuelta de Inglaterra, dio clases varios años en la Armada Naval del Norte pero pronto abandonó las Fuerzas Armadas para cumplir con su promesa original. Así, y a partir de los 40 años de edad, empezó a dedicarse exclusivamente a la traducción de obras occidentales sin interesarse por ninguna otra cosa más. Para él las traducciones constituían un instrumento vital para transmitir conocimientos a la gente. Sin embargo, divulgar la cultura occidental no significa olvidarse de la tradición china, porque lo propio es el fundamento imprescindible sobre el que se aprende de otras fuentes. Por eso, a la hora de traducir, ponía siempre por delante los conocimientos nativos para explicar los términos extranjeros. Su idea era tomar como referencia las teorías occidentales para ampliar y enriquecer las propias ideas chinas favoreciendo, de este modo, la creación de un nuevo orden de desarrollo. Bajo tal intención, su traducción no se limitaba al método literal porque tampoco le bastaba con traducir solo el significado original. Lo que pretendía era crear nuevas teorías que se pudieran llevar a la práctica mediante la transformación de las ideas originales de las obras occidentales.

El concepto del “cielo”

Su mejor ejemplo se manifiesta en la traducción de Evolution and Ethics and other Essays de Thomas Henry Huxley. Yan Fu tradujo el título a Tian Yan Lun (La evolución del cielo), con lo que mostró claramente su firme perspectiva de la tradición china. Porque en la tradición confuciana, el “cielo” es un concepto muy complicado que indica, en primer lugar, algo natural. Por ejemplo, la palabra tiankong (天空) se refiere al cielo como una entidad física o un fenómeno de la naturaleza. Pero también significa algo sobrenatural como revela la palabra tiandao (天道), “el camino del cielo” que denota un sentido religioso. Por último, “cielo” también se vincula con la acción individual o una situación concreta, como indica el término tianqi (天气), “el tiempo”: que se refiere a un conjunto de fenómenos climáticos de un lugar concreto donde vive un grupo de personas particulares. En comparación con estos significados, la evolución occidental se limita principalmente a lo natural, es decir, el concepto extranjero solo comparte uno de los significados que se hallan en el pensamiento oriental. De modo que al añadir “cielo” en el título original, Yan Fu quería, por un lado, reconfirmar y enfatizar lo natural de la evolución compartida por China y Occidente y, por otro, recuperar los sentidos de los conceptos de sobrenatural e individual que se dan en la tradición china. Es esta visión integral la que le permitió concluir que, dentro de un contenido mucho más amplio, “el concepto de la evolución existía en el mundo antiguo chino antes que en Occidente”.

Yan Fu (嚴復)
“Evolución y ética” traducido por Yan Fu

Una vez activados los valores tradicionales, la siguiente pregunta que planteó Yan Fu fue, ¿cuál es la esencia de la evolución del cielo? Contestó él mismo en su prólogo al afirmar que se trata de “la continua transformación”, o sea, “el cambio constante”, tal como se proclama en el Yi Jing (易经), “El libro de los cambios”: “El camino del cielo es el constante cambio”. Apoyándose en este término, pudo debatir con Thomas Henry Huxley sobre la división entre la evolución lineal y la circular que éste había formulado en su libro. Para el traductor chino, las dos formas de evolución se fusionan en el acto único del cambio, igual que sucede en nuestra vida cotidiana: se repite circularmente durante las 24 horas de cada día en las que vivimos o cambiamos linealmente. No se puede distinguir en cuál de las dos formas crecemos porque la lineal y la circular se superponen. Así pues, y fijando su punto de vista desde el continuo cambio, la explicación de Yan Fu superó al dualismo antagonista occidental al mantener la visión integral china de la evolución.

Yan Fu reveló por fin el verdadero objetivo de su traducción: quería advertir que la revitalización de la nación china dependería del esfuerzo de cada uno de sus ciudadanos. Sobrevivirán los que luchan de manera adecuada y, los que no lo hagan, desaparecerán de la faz de la tierra. Este era el profundo mensaje que el traductor proclamó: “Mientras las cosas y las personas compiten, el cielo salvará sólo a quienes se adapten a las circunstancias”

Sin embargo, ante el inestable cambio del cielo, ¿el hombre se deja llevar sin más? A esta cuestión, Yan Fu replicó que “la persona participa activamente en lo que cambia el cielo” y añadió que “la persona ejerce su participación individual en la evolución del cielo”. Es decir, la acción y la lucha personal construyen la fuerza y el resultado del progreso. Por eso, la evolución no se puede entender solo de forma abstracta como “un gran asunto” de la humanidad o la naturaleza, sino que afecta directamente a la realización de cada persona. Llegado a este punto, Yan Fu reveló por fin el verdadero objetivo de su traducción: quería advertir que la revitalización de la nación china dependería del esfuerzo de cada uno de sus ciudadanos. Sobrevivirán los que luchan de manera adecuada y, los que no lo hagan, desaparecerán de la faz de la tierra. Este era el profundo mensaje que el traductor proclamó: “Mientras las cosas y las personas compiten, el cielo salvará sólo a quienes se adapten a las circunstancias”. En este punto se esforzó por mantener una visión global de las tres dimensiones: natural, sobrenatural e individual. La evolución no solo es “la elección natural”, como en el caso de la teoría occidental, sino también la participación activa de la personal que “ayuda” a decidir a la naturaleza. En el caso de la crisis china significa que, en primer lugar, se debe tener confianza en la decisión natural del cielo y, en segundo, luchar cada uno por alcanzar conjuntamente dicha meta. Aquí Yan Fu volvió a recordarnos las viejas enseñanzas del Yi Jing: “Mientras el cielo avanza a gran velocidad, el caballero lucha por la auto-superación”

Yan Fu (嚴復)
Yan Fu junto a su sobrina He Renlan.

Se puede decir que, en su traducción de “La evolución del cielo”, Yan Fu utilizó las ideas y opiniones del pensamiento tradicional chino para explicar y desarrollar las teorías darwinistas basadas en la evolución biológica. Exploró los conceptos occidentales desde el punto de vista de la cosmología y la vida humana chinas. Los actualizó como una lección educativa para señalar que, con el fin de participar activamente en “la elección del cielo”, China debe mantenerse en su propia tradición al tiempo que aprende de Occidente. Sólo de este modo se puede revitalizar el esplendor de la nación china.

Yan Fu amó profundamente la cultura propia al tiempo que depositó una firme confianza en las ideas occidentales. Su razonable y abierta actitud le permitió proponer nuevos métodos de desarrollo obtenidos del mestizaje entre la tradición china y la modernidad occidental. Hoy en día, volviendo a escuchar las enseñanzas de este gran maestro, nos permite comprender que el desarrollo de la modernización china ha venido sosteniéndose en su propia tradición pero se ha nutrido también de los conocimientos que han llegado desde Occidente. Por lo tanto, los logros que sin duda se deben a su propio esfuerzo deben ser compartidos con el resto de la humanidad. China y el mundo se enlazan estrechamente y comparten un mismo destino: trabajar juntos para producir beneficios mutuos. Este es el profundo mensaje que nos ha legado la ardua búsqueda que persiguió el gran maestro Yan Fu durante toda su vida. 

Más sobre la vida y obra de intelectuales chinos del siglo XX en ConfucioMag:

Qi Baishi (齐白石): El artista del pueblo


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Opera Dian

La ópera Dian debe su origen a una serie de cánticos folklóricos y populares de Yunnan,  una provincia poblada por diversos pueblos y minorías étnicas con expresiones escénicas muy variadas. Es imposible describir a la ópera Dian sin hacer mención de la vivacidad de sus intervenciones habladas, caracterizadas por su fluidez, cotidianidad y estilo folklórico, muy marcado por las singularidades del cancionero tradicional de la región.

Reportaje de
Wu Yunfan
吴云凡
Al hablar de la ópera en China, la mayoría piensa en primer lugar en las más famosas como la opera de Beijing (京剧) o la ópera Huangmei (黄梅戏), originaria de Anhui, pero son una minoría quienes conocen la ópera Dian (滇剧). A pesar de su escasa divulgación, dicha expresión musical, autóctona de la provincia de Yunnan, es un tipo de representación artística cuya historia se cuenta ya por décadas y que ha ejercido una muy importante influencia en la vida de los habitantes de este lugar. Su valor cultural es tal que, además de haberse ganado previamente el reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de Yunnan, en 2008 pasó también a formar parte de la lista del Patrimonio Cultural Inmaterial de China.

La ópera Dian debe su origen a una serie de cánticos folklóricos y populares introducidos en Yunnan entre finales de la dinastía Ming (, 1368-1644) y los años de reinado del emperador Qianlong, durante la dinastía Qing (, 1644-1912). Ya en Yunnan, dichos cánticos asimilaron las características de las artes locales y otros aspectos fundamentales de la zona, como su dialecto, sus costumbres populares y su música tradicional, para dar forma a un nuevo tipo de ópera Han con un estilo y peculiaridades únicas. Sus tres más importantes melodías son las denominadas sixian, xiangyang y huqin que, al igual a los cánticos folklóricos antes mencionados, proceden de óperas tradicionales de otras provincias.

Opera Dian

La ópera Dian puede dividirse en dos vertientes diferentes: la de Yiliang y la de Fengqing. En la primera, en el condado de Yiliang, perteneciente a la ciudad de Kunming, dicho estilo operístico germinó de forma muy temprana, pues las primeras compañías de ópera, que se dedicaban a representar diversos fragmentos de obras ya existentes, aparecieron durante el periodo que discurre a finales de la dinastía Qing y los primeros años tras la fundación de la República de China. En el año 1979, dichos grupos representaron las obras conocidas como El leopardo se convierten en príncipe, La saga Yang y Fan Lihua, entre otras. Estas obras suscitaron un enorme entusiasmo entre el público y ayudaron a promover la popularidad del género. También el segundo estilo, situado en el condado de Fengqing en la ciudad de Lincang, cuenta con una larga tradición histórica. De hecho, las primeras pruebas de su existencia registradas por los historiadores datan del trigésimo segundo año de reinado del emperador Guangxu (光绪), en la dinastía Qing, es decir, en el año 1906. A esta corriente perteneció la compañía de ópera Dian de Fengqing, uno de los grupos de actores más influyentes, con miembros suficientes para poder representar todo tipo de obras.

El arte interpretativo del estilo Dian ha heredado y asimilado las características más esenciales de otros tipos de ópera como la Hui, la Han o la Qinqiang. Yunnan es una provincia poblada por diversos pueblos y minorías étnicas, por lo que, desde siempre, se ha dicho de ella que es una especie de océano de artes escénicas variadas. La convivencia con dichas artes fue un aspecto primordial en el desarrollo de la ópera Dian pues, durante un largo periodo de tiempo, sus obras eran interpretadas en escenarios de pueblos y aldeas en los que la ópera se enriquecía con otras manifestaciones artísticas que le aportaban características locales muy acentuadas.

Opera Dian

Sus más famosos intérpretes poseen habilidades propias de lo más especiales. Así ocurría con Li Shaobai que, al interpretar a Pan Hong en la obra El interrogatorio a Pan Hong, era capaz de representar el miedo, la ansiedad y otros sentimientos con tan solo mover levemente un sombrero que llevaba puesto; o Bu Jinshan, que en su papel de Jinzi (禁子), de la obra La horquilla de la ciruela china, se bastaba con emular el movimiento utilizado para cerrar la puerta de una celda para evocar en la mente de los espectadores el sonido del crujido de una cerradura y, con él, la compasión que sentía por los prisioneros y la aversión que le producían las autoridades. Se puede decir que las representaciones de la ópera Dian describen con gran eficiencia realistas retratos de sus personajes y ambientes muy cercanos a la vida cotidiana, como así nos lo muestran los personajes Niu Gao y Lu Wenliang, en la obra Niugao chezhi o los protagonistas de Kaohuo xiashan: Ni Jun y Yin Bilian, capaces de exhibir todo tipo de controversias y conflictos entre personajes y revelar sus sentimientos y reflexiones a través de movimientos ordinarios. Además de todo ello, es imposible describir a la ópera Dian sin hacer mención de la vivacidad de sus intervenciones habladas, caracterizadas por su fluidez, cotidianidad y estilo folklórico, muy marcado por las singularidades del cancionero tradicional de la región.

El periodo que discurre entre finales de la Fiesta de la Primavera y el tercer mes del calendario lunar tradicional coincide con los momentos de menos carga de trabajo para los agricultores, por lo que son fechas muy propensas para la celebración de ferias en los templos. Durante estos eventos, cada uno de los pueblos de la zona se turna para representar obras teatrales, durante unas fechas que son de máximo esplendor para las distintas compañías especializadas en este género.

Si por algo destaca la ópera Dian es por su capacidad para armonizar las características estéticas del arte de Yunnan y por la fidelidad con la que reflejan sus obras la vida en esta provincia. La mayor parte de la población indígena de Yunnan pertenece a las etnias bai y yi,  por lo que sus costumbres y tradiciones sobresalen de entre la diversidad étnica. Cada pueblo tiene un templo propio y en cada templo es imprescindible un escenario. El periodo que discurre entre finales de la Fiesta de la Primavera y el tercer mes del calendario lunar tradicional coincide con los momentos de menos carga de trabajo para los agricultores, por lo que son fechas muy propensas para la celebración de ferias en los templos. Durante estos eventos, cada uno de los pueblos de la zona se turna para representar obras teatrales, durante unas fechas que son de máximo esplendor para las distintas compañías especializadas en este género.

Opera Dian

En tiempos más recientes, la conservación y la transmisión de la ópera Dian se han convertido en un problema sumamente complicado. En 1962, unos registros estadísticos incompletos demostraron que la cantidad total de sus guiones tradicionales se limitaba a unos 1.600. Entre los más reputados se encuentran obras como Niugao chezhi, Chuang Gong, Song Jing Niang, o Jie Qin Pei que, además, cuenta ya con una versión adaptada a la gran pantalla y, sobre todo, Zhao Jingniang y Zhao Kuangyin que logró causar una enorme sensación en Beijing durante su estreno en 1999. Desde sus orígenes, la ópera Dian ha mantenido siempre sus características populares porque, al fin y al cabo, se trata de una actividad cultural dirigida a los ciudadanos. Si bien es cierto que presenta un alto nivel técnico, pues sus obras son más difíciles de representar y requieren una mayor habilidad que, por ejemplo, las que conforman la ópera Huadeng, también nativa de Yunnan. Sin embargo, en la pugna por su supervivencia, el género ha perdido la elegancia y la opulencia que antaño lo caracterizaban y poco a poco ha ido llenándose de elementos populares, ya que el contenido de sus guiones se adapta, cada vez más, a los gustos del público. De la misma forma, sus técnicas interpretativas tradicionales, largas y monótonas, se han simplificado para gozar de una mejor aceptación en el mercado porque, en definitiva, es este el camino más efectivo para lograr la preservación y promover la transmisión de este peculiar estilo artístico.

Más sobre las óperas tracionales chinas en ConfucioMag: 

La ópera de Beijing: Más que canto y bailes tradicionales


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Lago Dian

El lago Dian es una superficie de agua dulce de alta meseta que se halla al suroeste de la ciudad de Kunming, en la provincia de Yunnan. También conocido con los nombres de lago o estanque Kunming, o el mar Dian, ocupa un área de 330 km2 a 1.886 m sobre el nivel del mar y presenta una forma muy similar al estómago de una persona. Debido a la elegancia de su paisaje, tiene la fama de ser la “perla de la meseta”.

Reportaje de
Chen Xinhao
陈心浩
Su origen orográfico tuvo lugar hace 70 millones de años, cuando los desplazamientos geológicos de la cordillera del Himalaya formaron una falla que ocuparía, de norte a sur, una llanura que acabó llenándose de agua con el paso del tiempo. En la antigüedad se le conocía como el “Estanque Dian del Sur”, pues su forma hace parecer que el agua que lo conforma fluye a contracorriente, como el carácter (dian) indica. Además, la tradición china también cuenta con una leyenda sobre sus orígenes.

Lago Dian

Relata que, hace mucho tiempo, no existían recursos hídricos cerca de Kunming, la tierra era infértil y la vida de sus habitantes pobre y ardua. Para poner fin a la escasez de agua, un joven cazador se desplazó, no sin pocas dificultades, hasta el mar de la China Oriental, pues quería transportar parte del agua a su ciudad natal. Mientras meditaba, preocupado, la forma de transportar el agua, vio cómo un águila cazaba con sus garras un pequeño pez rojo. El cazador disparó entonces una de sus flechas para salvar al pequeño pez y, cuando lo consiguió, descubrió que este era en realidad la hija del Rey Dragón del mar de la China Oriental. Tras conocerlo, el Rey Dragón quedó encantado con el valeroso cazador, por lo que, en agradecimiento por haber salvado la vida de su hija, se la ofreció en matrimonio. Sin embargo, el cazador, que estaba casado con una muchacha a la que amaba incondicionalmente, rechazó las buenas intenciones del Rey Dragón. Ante lo que consideró una humillación, el contrariado padre montó en cólera y convirtió al muchacho en un pequeño dragón amarillo. Un día, cuando sus vigilantes habían bajado la guardia, el dragón en el que se había convertido el cazador bebió un buche de agua del mar y huyó hasta Kunming, donde descubrió que su esposa, que no había podido soportar la aflicción que le producía su ausencia, había fallecido y se había transformado en la conocida como la montaña de la Bella Durmiente. El cazador perdió entonces las ganas de continuar viviendo y, tras vomitar toda el agua que había bebido del mar, se golpeó contra la montaña y murió. El agua traída por el cazador fue acumulándose y dio origen al lago Dian que, desde entonces, ha estado nutriendo la tierra de la que forma parte.

Lago Dian

Lago Dian

De la misma forma que ocurre en la leyenda, esta importante fuente de agua provee a la tierra que lo rodea de una belleza, una fertilidad y una abundancia que aún no se han extinguido. En la obra Shiji Xinanyi liezhuan (史记西南夷列传), de Sima Qian (145 a. C.–¿?), se describe la existencia de un reino denominado Dian situado alrededor del lago. Según el historiador, en el año 278 a. C., el general del estado de Chu, Zhuang Qiao, lideró a sus tropas para invadir la zona suroeste del país. Cuando su comitiva llegó al lago Dian y vio la fertilidad de sus tierras y la exuberancia de la vida de sus gentes, dio órdenes a su ejército para invadirla. Sin embargo, en el camino de vuelta al estado de Chu, Zhuang Qiao se topó con el ejército de Qin, que le bloqueaba el camino. Sin más remedio que la resignación, el general se vio confinado a mezclarse entre la población local y fundar el estado de Dian. En el año 109 a. C., el valeroso rey del estado de Dian claudicó ante el avance de los Han () y su emperador Wu de Han (156–87 a. C.) aprovechó para fundar en este lugar una comandancia tributaria de su imperio y confirió al antiguo rey del estado el título de “gobernador de Dian”, y le proporcionó “el sello del gobernador de Dian” de oro puro. Hacia finales de la dinastía Han Occidental 西汉 (202-8 a.C.) y principios de la Oriental 东汉 (25-220 d. C.), el antiguo estado de Dian fue reemplazado por un sistema de gobierno condal.

Lago Dian

Lago Dian

Un entorno envidiable

En la amplia área que ocupa el lago Dian, existen múltiples lugares que hacen las delicias de visitantes y turistas. En el extremo norte se erige un majestuoso edificio conocido como Daguanlou (大观楼, el edificio de las grandes vistas), y construido durante los años del emperador Kangxi de la dinastía Qing ( 1661-1722). Su elemento más distintivo es un pareado de 180 caracteres, escrito por el literato Sun Ranweng, considerado el más largo del mundo. 

Lago Dian
Daguanlou.

 

Lago Dian
Daguanlou.

 

Lago Dian
Daguanlou.

Caminando hacia el sur por la orilla del lago se llega al parque Haigeng, que ocupa hasta 2,5 km de la “Línea de la Orilla del Lago”. La palabra haigeng hace referencia a una zanja horizontal que lo divide en dos partes. En el parque hay plantados más de un millar de árboles cuyas nuevas ramas y brotes expulsan durante la primavera sus amentos para dejarlos flotar conducidos por el viento y que, junto a la frondosidad y el verdor de sus copas, conforman un escenario y un ambiente únicos. A quien pasea por la orilla del lago lo acompaña la imagen del monte Xi, situado al otro lado de la enorme masa de agua, y que presenta una imagen que recuerda a la figura de una muchacha tumbada. Por ello es conocido popularmente como el monte de la Bella Durmiente, que no es sino la colina en la que se reencarnó, según la leyenda, la amada esposa del cazador tras morir.

Lago Dian

Lago Dian

Es imposible hablar de la belleza del lago sin mencionar las visitas de las gaviotas reidoras entre noviembre y marzo de cada año. Según las estadísticas, son unos cuarenta mil los ejemplares de esta especie que, cada invierno, acuden volando desde la lejana región de Siberia para honrar con su presencia al lago y permitir a sus visitantes admirar la espectacular imagen que forman al volar en espiral sobre el agua. Alrededor de la orilla se distribuyen de 7 a 8 parques de humedales, cada uno con sus propias características. Los parques Cuihu y Haigeng, entre otros, son muy apreciados por estas aves.

Lago Dian

Las gaviotas reidoras comenzaron a desplazarse al lago Dian para hibernar en el año 1985. Las 9.000 aves que llegaron hasta aquí por primera vez causaron una enorme sensación entre los vecinos de Kunming, quienes llevaron a sus familias a contemplar el impresionante espectáculo. Las condiciones climáticas favorables y el calor y la cercanía que les brindaron sus habitantes fueron razones más que suficientes para que estos alados invitados, desde entonces, se hayan dejado ver por esta zona cada invierno. Además de esta, otras especies de gaviotas, como la centroasiática, la japonesa, la argéntea o el charrán indio, también han hecho del lago su lugar predilecto para hibernar. Puede decirse, por tanto, que en invierno el lago Dian se convierte en un paraíso tanto para los turistas como para las aves.

Lago Dian

Como describe una de las partes de 90 caracteres del citado pareado, “En el lago Dian, de 500 li (, unidad de longitud tradicional china equivalente a 500 metros) el agua fluctúa ante mis ojos. Me quito la chaqueta y la bufanda para disfrutar de la felicidad que me produce su inmensidad…” ; el lago, esta masa de agua y todo lo que lo rodea es un regalo de un valor incalculable que la madre naturaleza ofrece a quienes viven en Kunming.


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

ravioles chinos

Los ravioles chinos o jiǎozi (饺子) son unas empanadillas rellenas de carne, pescado, marisco o verduras con múltiples variantes en ingredientes y métodos de preparación. Aunque se consumen durante todo el año, es tradicional comerlos en familia durante la medianoche del año nuevo chino.

Los ravioles chinos o jiǎozi (饺子) son unas empanadillas rellenas de carne, pescado, verduras o marisco de origen chino tan deliciosas que se han extendido por todos los rincones del planeta en distintas variedades y formas. Aunque se comen durante todo el año, bien cocidas, asadas, al vapor o fritas, el momento más tradicional e idóneo para su ingestión es la víspera del Año Nuevo chino, pues simbolizan la prosperidad y la riqueza. Generalmente suelen prepararse por la tarde en familia, así los mayores y niños confeccionan juntos ravioles chinos en un ambiente muy festivo y agradable, y se comen a medianoche, justo en la transición entre un año y otro.

jiǎozi

Ingredientes para preparar ravioles chinos de carne:

Para la masa:

  • 3 tazas de harina
  • Una taza y media de agua
  • Una pizca de sal

Para el relleno:

  • 200 gr. de carne picada mixta
    (de cerdo y de ternera)
  • 1 cebolla picada
  • 1/2 taza de repollo picado
  • 2 champiñones picados (opcional)
  • 1 huevo
  • 1 trozo de jengibre picado
  • 1 ajo picado
  • Aceite de sésamo
  • 1 cucharada de salsa de soja
  • 1 cucharada de vino de arroz
  • 1 cucharadita de harina de maíz
  • 1 pizca de azúcar
  • Sal y pimienta

jiǎozi

Preparación:

Mezcle bien la harina con el agua y la sal hasta conseguir una masa homogénea. Divida la masa en trozos pequeños. Espolvoree una superficie lisa con harina para confeccionar los ravioles chines. Use un rodillo para aplastar los trozos de masa formando un círculo fino y uniforme. Reserve.

Trocee bien todos los ingredientes y añadirlos a la carne picada en un cuenco grande. Añada el huevo y mezclar con fuerza. Después de haber hecho una primera mezcla, incorpore el resto de los ingredientes: el aceite de sésamo, la salsa de soja, el vino de arroz, la harina de maíz, el azúcar, la sal y una pizca de pimienta. Mezcle bien hasta conseguir una pasta uniforme. Prepare la masa de los ravioles chinos, un recipiente con un poco de agua para pegar los bordes de la masa y una superficie plana enharinada para ir colocando los ravioles ya hechos. Para envolver el ravioli sujete la masa en la palma o en el hueco de la mano, ponga el relleno en una cantidad suficiente, aunque no excesiva, moje los bordes del ravioli con agua, doblelo en forma de media luna y dele forma plegándolo. Reserve. Cuando ya estén hechos, hay que cocerlos en abundante agua hirviendo, una vez floten y se arruguen, se pueden sacar uno para comprobar la cocción y añadir repetidamente agua fría para que vuelva a hervir con nuevos ravioles chinos. Suelen acompañarse con vinagre chino o con salsa de soja, un poco de pimentón picante y ajo picado.

jiǎozi

Más sobre el Año Nuevo Chino en ConfucioMag:

Los rituales de la fiesta del año nuevo chino


Revista Instituto Confucio 6

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 6. Volumen III. Mayo de 2011.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Cocina de Kunming

La esencia de la cocina de Kunming puede dividirse en tres cualidades diferentes: El sabor agripicante en sus platos,  la marcada diversidad étnica de su población y la importancia que sus habitantes conceden a los sabores y olores auténticos y originales de cada ingrediente.

Un reportaje de
Jin Yiwen 
金漪雯
Suele decirse en China que “en la montaña, se ha de comer comida de montaña y en el mar, comida de mar”. Si bien en Guangdong y Fujian se encuentran los mariscos más reputados del país, los alimentos de montaña más preciados se hallan en Yunnan, pues sus habitantes son expertos reconociendo su diversa orografía para recolectar las materias primas más exquisitas y los ingredientes más esenciales de su cocina. Situada en la frontera del suroeste de China, en la que el país colinda con el resto de estados del sureste asiático, esta provincia cobija una miríada de diferentes etnias y culturas que aportan una diversidad asombrosa a las costumbres culinarias de la región. Como capital, alberga toda esa variedad para integrar a las distintas minorías y sus manifestaciones culturales y, a la vez, mantener las características más esenciales de la gastronomía han, dando forma así a un estilo culinario único, marcado por su tolerancia, complejidad y versatilidad. 

Cocina de Kunming
‘Erkuai’, trozos de pasta de arroz

La esencia de la cocina de Kunming puede dividirse en tres cualidades diferentes. La primera de ellas es que recibe una gran influencia del área conocida en China como Chuanyu, que se refiere a la provincia de Sichuan y a la municipalidad de Chongqing, por lo que es muy propensa a incluir en sus platos chile. Sin embargo, los platos de Kunming difieren, en cierta medida, a los de otras zonas pues no alcanzan niveles tan picantes como los de Guizhou o Sichuan. Por el contrario, aquí el sabor vira hacia un gusto más agripicante, al estilo de la gastronomía del sudeste asiático. La segunda cualidad reside en la enorme y marcada diversidad de su población. Yunnan es la región de China en la que más ampliamente distribuidas están las minorías étnicas y, gracias a ello, conviven formas de cocinar como la de los dai, al suroeste de la provincia; la tibetana y nakhi al noroeste; la bai en la prefectura autónoma de Dali; la yi al este; o la gastronomía musulmana de los hui, distribuida a lo largo de toda la región. Por todo ello, los distintivos sabores típicos de cada minoría ejercen también una influencia fundamental en el estilo culinario de Kunming. Finalmente, la tercera cualidad descansa en la importancia que sus habitantes conceden a los sabores y olores auténticos y originales de cada ingrediente. Debido a la riqueza de las formaciones geográficas y geológicas, así como a la diversidad climática de Yunnan, la región cuenta con unas condiciones muy ventajosas para el crecimiento y la abundancia de su fauna y flora y, por tanto, dispone de abundantes y exquisitas materias primas. Es por ello que se prefieren técnicas de cocción simples y antiguas, capaces de mantener la originalidad de los ingredientes y que, además, encarnen la mentalidad de adaptación a la naturaleza de los habitantes de Yunnan.   

Cocina de Kunming
Las tiras de arroz, es decir ‘ersi’, proceden de los trozos de arroz, ‘erkua’, cortados en tiras muy finas.

Pasando a los xiaochi, es decir, aquellos que sirven pequeñas porciones de comida similares a las tapas españolas, lo primero que se nos viene a la mente es el plato por excelencia, de mayor reputación y ya extendido por todos los territorios de China: los fideos de arroz guoqiao (literalmente los fideos de arroz que cruzan el puente). En realidad, los fideos de arroz son el principal representante de la comida ligera en toda China. Su elaboración consiste en verter verduras y lonchas de carne frescas en un envase con caldo de pollo hirviendo y, a continuación, añadir los fideos para consumar una receta de un sabor extraordinario. Sin embargo, en Kunming, esta no es la única forma en la que se sirven los fideos, pues en su tradición gastronómica existen platos como los fideos fríos, a la olla, con douhua, es decir, una especie de tofu blando, guisados con soja y especies, y otras muchas combinaciones de lo más variadas que hacen las delicias de quienes viven en esta ciudad.

Cocina de Kunming
Fideos de arroz ‘guoqiao’ (literalmente los fideos de arroz que cruzan el puente).

El alimento básico de la cultura culinaria de Yunnan es el arroz, por lo que el fideo de arroz no es más que una de sus variedades, como también lo son el ersi, tiras muy finas de pasta de arroz, y el erkuai, trozos de pasta de arroz que, en realidad, son dos xiaochi que, a pesar de ser desconocidos en el resto del país, son imprescindibles en la vida de los habitantes de esta provincia. En la famosa leyenda de los 18 monstruos de Yunnan aparece un pasaje que dice “Los trozos de arroz glutinoso se denominan erkuai”. Este ingrediente se elabora con arroz de excelente calidad. Para su preparación, en primer lugar, se hierve el arroz y se machaca en un mortero de grandes dimensiones. A continuación, se amasa hasta conseguir pedazos de pasta alargados que, posteriormente, se dividen en trozos que se hierven, saltean, fríen, cuecen o asan para crear platos jugosos, con un sabor delicioso y un color tan blanco como el de la nieve. Las tiras de arroz, es decir ersi, proceden de los trozos de arroz, erkuai, pero en su elaboración se añade el paso consistente en cortar la masa en tiras muy finas para conseguir un ingrediente diferente cuya forma de preparación es muy similar a la de los fideos de arroz. Los trozos de pasta de arroz salteados son el protagonista de un plato, cuyo origen procede del folklore regional, y al que se le conoce popularmente como la “salvación del emperador”. Cuenta la leyenda que Zhu Youlang, cuarto emperador de la dinastía Ming del Sur (南明), huyó exiliado hasta Tengchong. En el momento en el que más difícil se había tornado su vida, probó los erkuai salteados, que eran sumamente parecidos a los exquisitos platos de los que disfrutaba cuando era emperador y, tras haberlos degustado, no pudo esconder sus sentimientos y exclamó: “¡Son tan deliciosos que me han salvado!”

Abeto de pollo, 'jizong'. Cocina de Kunming
Abeto de pollo, ‘jizong’.

Setas y flores en la mesa

Yunnan es conocida como “reino de la flora” y “reino de las setas”, no en vano es una de las regiones con una mayor producción de setas silvestres de China. El amor que sienten sus habitantes hacia ellas queda perfectamente descrito en un popular dicho según el cual “todo el mundo en Kunming tiene un amigo que se ha envenenado alguna vez comiendo setas”. De todas sus especies, la reina es la conocida como el “abeto de pollo” jizong que, además de contar con un exquisito sabor y una textura crujiente, contiene unas excelentes propiedades nutritivas. El abeto de pollo en aceite es uno de los platos más conocidos de Yunnan para cuya preparación se lavan y se rasgan en tiras las setas y se fríen con pimienta de Sichuan y chile seco para obtener un resultado crujiente, con una textura sólida y un sabor picante y delicioso, que puede servirse en solitario formando un plato por sí mismo o como ingrediente individual.

cocina de kunming
Abeto de pollo, ‘jizong’.

Entre las principales especialidades de Yunnan cabe también mencionar el pollo al vapor, un plato muy extendido entre la población del sur de la región desde hace ya más de 2.000 años. Su elaboración se realiza en un tipo de vaporera de cerámica y no requiere agua, por lo que su cocción se lleva a cabo gracias a la capacidad de este tipo de recipiente para convertir la condensación en sopa, y así, reducir las pérdidas del sabor natural del pollo y mantener sus características originales. Además de la olla, para su preparación es fundamental una elección minuciosa de los ingredientes, entre los que destacan el pollo de corral local y una serie de condimentos muy sencillos como el jengibre, la cebolla, la sal y la pimienta, todos ellos en pequeñas cantidades. En los últimos tiempos, la población es cada vez más consciente de la incidencia que tienen los alimentos que consumen en su salud y, debido a ello, el pollo al vapor cuenta con cada vez más ingredientes que le sirven de acompañantes, como el ginseng, el cordyceps y las setas silvestres, que no hacen sino aumentar los valores nutritivos y el exquisito sabor de este famoso plato.

Cocina de Kunming
Fideos de arroz que cruzan el puente con crisantemo

A Kunming se la nombra “ciudad de la primavera” y, como tal, es testigo de la germinación, durante las cuatro estaciones del año, de todo tipo de coloridas flores que, para la población local, no son solo plantas decorativas, sino también manjares culinarios. No es de extrañar, por tanto, que entre el tradicional recetario de la ciudad destaquen platos cuyos ingredientes fundamentales son las flores, como los fideos de arroz que cruzan el puente con crisantemo, los huevos revueltos con flor de solanum, las flores de banana japonesa salteadas, o el cebollino chino salteado con flor de granada, entre otras combinaciones que, además de contar con aroma y sabor exquisitos, también son ricos en una amplia variedad de nutrientes. La primavera es el momento perfecto para degustar en Kunming el pastel de flores, un relleno de rosas comestibles envueltas en hojaldre y preparadas al horno. En un solo bocado, el aroma de las flores se mezcla en la boca con el sabor de la leche produciendo, a quien lo prueba, un placer indescriptible.

Kunming es una ciudad que, gracias a su inclusividad, tolerancia y excelentes condiciones climáticas y geológicas de la zona en la que se encuentra, ha demostrado ser capaz de concentrar la cultura culinaria de la provincia de Yunnan y aglutinar, desde una postura abierta y receptiva, todas las características y las cualidades esenciales de la enorme diversidad étnica que la habita. 

Más sobre la cocina china:

El abrumador aroma picante de Hunan


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

El influjo de China en la obra de Jorge Luis Borges

La obra del escritor argentino Jorge Luis Borges (1899- 1986) despierta una gran fascinación en China. Una fama que logró extenderse en el país desde que su obra completa fuera traducida al chino en los años 80. En su producción literaria se encuentran abundantes referencias a China y sus narraciones breves, con un lenguaje conciso y un estilo escueto, contienen todo lo típico de los cuentos populares que son muy aceptados en China, país acostumbrado a los relatos fabulosos desde tiempo inmemorial.

Reportaje de
Liao Yanping
廖燕平 
El gran literato argentino Jorge Luis Borges lidera el ranking de escritores del actual auge que vive la literatura latinoamericana en este país. Sus obras arribaron como un fuerte viento primaveral que fecundó a la prolífica camada de novelistas de la llamada generación vanguardista a finales de la década de los años 70 del siglo pasado. Diez años más tarde, la publicación en la lengua de Confucio de su obra completa dio otro empujón definitivo a la fama del escritor argentino, que empezó a expandirse firme y rápidamente hacia todos los rincones del extenso país hasta tal punto que, hoy en día, leer a Borges se ha convertido en una moda literaria. Una moda que cautiva a millones de lectores del continente más poblado del planeta que leen entusiasmados todas las obras borgianas transcritas ya en ideogramas.   

Si pensamos en esta sorprendente pasión oriental por el eminente autor argentino resulta también destacable las abundantes referencias a China en su producción literaria. A los libros de fuentes occidentales que leía el joven Borges en la primera etapa de su formación literaria, se debe agregar la proliferación de obras orientales como el Libro de las mutaciones, Zhuangzi, Sueño en el pabellón rojo o las Selecciones de extraños cuentos del estudio Liaozhai. La conjunción de las dos tradiciones le brindó una extraordinaria erudición y le dio alas a la desbordante imaginación con la que edificó una nueva china en su creación literaria. Así, en La muralla y los libros vincula, de manera orgánica, la construcción de la Gran Muralla y la destrucción de los libros, dos proyectos consumados por el primer emperador Qin, para entender el motivo de las hazañas imperiales desde el punto de vista del tiempo y el espacio. Por otro lado, siguiendo la idea oriental de las mutaciones, Borges compone el relato El bastón de laca donde un emperador de la dinastía Liang posee un bastón mágico transformado por Zhangzi. Finalmente, en su cuento El Aleph, el autor plantea el problema de la limitación del lenguaje para tratar la divinidad ilimitada proyectada en un punto concreto, el Aleph, lo que nos hace recordar la frase del Libro de Tao: “Cuando Tao es pronunciado, dejará de serlo”.

El influjo de China en la obra de Jorge Luis Borges

Sin embargo, si profundizamos más sobre el influjo de China en Borges hallamos un género literario aplicado en las obras borgianas: los cuentos cortos. Mientras que los críticos literarios lo clasifican con etiquetas como surrealista místico, mágico o posmoderno, los lectores chinos prefieren saborear de forma directa e intuitiva sus fantásticos cuentos. Para el público oriental, es un gran escritor de pequeños relatos por excelencia. Su breve narración, su lenguaje conciso o el estilo escueto, contienen todo lo típico de los cuentos populares y que son muy aceptados en China, país acostumbrado a los relatos fabulosos desde tiempo inmemorial. Los chengyu, una especie de modismos o frases hechas por ejemplo, pertenecen precisamente al género de cuentos que, al transmitirse de generación en generación, se han convertido actualmente en un símbolo cultural. Esos relatos poseen gran popularidad y una vitalidad que arraiga en lo más profundo de sus lectores chinos. Aquí reside el origen del gusto natural por leer todos los cuentos cortos que el gran maestro argentino escribió sobre temas históricos, teológicos, filosóficos o artísticos.   

Por otro lado, sus libros rezuman una especial erudición si atendemos a su profundo contenido filosófico. Sus ideas metafísicas fascinan a la imaginación literaria china que está más acostumbrada a las parábolas o fábulas contenidas en sus propios modismos. En la ficción, Borges transmite rigurosos conceptos filosóficos a través de fantásticos personajes y confusas tramas. La metáfora y el simbolismo son dos herramientas que maneja magistralmente para jugar entre argumentos ambiguos o ficticios, y fenómenos reales de la vida cotidiana. Es esta mezcla, típicamente borgiana, entre la realidad y la ficción, la que más cautiva al lector chino que la suele calificar, a falta de una mayor precisión, como el toque de fantasía. 

 El jardín de senderos que se bifurcan de Borges es un cuento muy valorado desde una visión oriental. En dicha obra, el protagonista chino se ve envuelto en un juego adivinatorio que se desarrolla en dos cuentos superpuestos. 

Referencia fundamental de ese toque es, sin duda, El jardín de senderos que se bifurcan, un cuento muy valorado desde una visión oriental. En dicha obra, el protagonista chino se ve envuelto en un juego adivinatorio que se desarrolla en dos cuentos superpuestos. En el primero, la enorme adivinanza, se da como pista una supuesta novela china, El jardín de senderos que se bifurcan, escrita por un astrónomo de la dinastía Qing. Dicha novela resulta inacabada y su contenido no son sino numerosos fragmentos desordenados e incomprensibles que causan confusión. Pero Borges nos revela que el tema de la adivinanza es el tiempo. Su concepción en la antigua china, según este autor, es relativa y forma una sola unidad con el espacio. Los fragmentos de la novela, en este sentido, representan todas las posibles historias sucedidas en el mismo tiempo pero en lugares diferentes. Parecen tortuosos senderos de un jardín que se multiplican a medida que acontecen las diferentes posibilidades. Pero su caos es solo una apariencia ya que en el fondo las historias comparten y se relacionan con un mismo origen.

El influjo de China en la obra de Jorge Luis Borges

Construye el escritor aquí un jardín de tiempo ficticio para revelar el misterio de la longevidad de la cultura china: la continuidad circular que se transmite de padres a hijos y, por eso, los escritores antiguos siempre preferían añadir nuevos capítulos a los clásicos, en vez de crear diferentes libros. En el contexto de este concepto de tiempo ancestral, Borges se plantea la visión moderna en Occidente, por lo que introduce el segundo cuento cuyo protagonista es el biznieto del astrónomo anterior. Este descendiente se encuentra ahora en la Europa de la Primera Guerra Mundial donde lo convierten en un espía de Alemania acosado por un agente inglés de origen irlandés. Para informar a su superior de la existencia de una nueva instalación militar inglesa en Francia, el espía se ve obligado a cometer un asesinato. Al concluir su misión, sin embargo, es llevado a la horca. En ese segundo cuento, Borges urde una trama con los diversos lugares que ocupan países como Gran Bretaña, Francia, Alemania, Irlanda y China, así como con el tiempo único de la guerra, y teje una enorme red espacio-temporal. Arrojados del jardín de tiempo protector, los individuos contemporáneos, supuestamente más libres, son atrapados por esta impersonal y cruel red y se convierten en víctimas de un destino caracterizado por la inestabilidad.

Con una pluma llena de profunda agudeza filosófica el escritor traza, sobre el fondo de las letras occidentales, los motivos orientales que confunden a la audiencia china. Al esforzarse por distinguir la realidad de la fantasía, la luna de su reflejo en el agua o la flor de su sombra en el espejo, el lector es invitado a caer en el laberinto borgiano en donde pensar o adivinar deviene un lúdico juego y, al mismo tiempo, se convierte en una manifestación espiritual. Una espiritualidad llena de sabiduría con la que Borges deslumbra, a pesar de la ceguera que le causó la enfermedad, al mundo entero como un faro a través de su luminosa creación literaria. Un ingenio que interviene en la realidad no por la vía de la objetividad sino mediante un juego entre la ilusión y lo real, lo que nos lleva de nuevo al concepto anterior, el toque de fantasía.  

Vargas Llosa y su vínculo con la China literaria

Más sobre la relación con China de grandes literatos latinoamericanos:


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

 

condicional en chino

Para crear el condicional en chino, se cuenta con varias herramientas que consisten en el uso de nexos y la interpretación del contexto de la oración. En este artículo se expondrán las principales herramientas con que cuenta el chino para crear condicionales y se presentará una introducción al funcionamiento de este tipo de oraciones subordinadas.

Un reportaje de
Juan Diego Fernández Rosado
费英杰
Las oraciones condicionales se suelen agrupar, gramaticalmente, según la combinación de tiempos verbales que utilizan, pues así se establece una diferencia entre los distintos niveles de hipótesis existentes a la hora de expresarnos. Como el idioma chino carece de tiempos verbales, resulta difícil establecer grupos de condicionales que sean equivalentes a los que se utilizan en español. Sin embargo, como ocurre con cualquier otro idioma, al hablar en chino es necesario establecer diferencias de matiz en las oraciones condicionales. Por ejemplo, hay enunciados condicionales cuya realización es posible, como:

如果明天下雨,我就不跟你一起去
Rúguǒ míngtiān xià yǔ, wǒ jiù bù gēn nǐ yīqǐ qù
Si mañana llueve, no iré contigo

y otras cuya realización es imposible:

如果昨天下雨了,我也不会去
Rúguǒ zuótiān xià yǔle, wǒ yě bù huì qù
(Si hubiera llovido ayer, tampoco habría ido).

Para crear condicionales y proveerlos de dichas funciones, el chino cuenta con varias herramientas que consisten en el uso de nexos y la interpretación del contexto de la oración. En este artículo se expondrán las principales herramientas con que cuenta el chino para crear condicionales y se presentará una introducción al funcionamiento de este tipo de oraciones subordinadas.

1. Condicionales construidas mediante un nexo o una conjunción

1.1 Conjunciones equivalentes a “si…”

Las conjunciones equivalentes a nuestro “si” más utilizadas en el chino moderno son las siguientes: 如果 (rúguǒ), 要是 (yàoshi), 假如 (jiǎrú), 假使 (jiǎshǐ), 倘若 (tǎngruò) y 倘使 (tǎngshǐ) y la estructura que utilizan para formar oraciones condicionales es:

Conjunción + hipótesis + (/那么) + consecuencia

Las conjunciones 如果 y 要是 son las más funcionales y las más utilizadas para expresar el condicional en chino, de hecho, es posible encontrarlas tanto en el registro oral como escrito. Si bien ambas son equivalentes a nuestra conjunción “si” y, por lo tanto, tienen un significado idéntico, la conjunción 如果 puede aparecer antes o después del sujeto de la oración y antes de un verbo, mientras que 要是 puede preceder también a un sustantivo. Por ejemplo:

如果是别人,这事就不能做好。
Rúguǒ shì biérén, zhè shì jiù bùnéng zuò hǎo.
Si fuera otra persona, no podría hacerlo.

要是别人,这事就不能做好。
Yàoshi biérén, zhè shì jiù bùnéng zuò hǎo.
Si fuera otra persona, no podría hacerlo.

(Esta segunda oración es idéntica, pero se ha omitido el verbo , ya que 要是 puede ir precedido de un sustantivo directamente)

要是不努力学习你就不能学会汉语。
Yàoshi bù nǔlì xuéxí nǐ jiù bùnéng xuéhuì hànyǔ.
Si no te esfuerzas, no podrás aprender chino.

condicional en chino
只有好好学习,才能取得进步。
Zhǐyǒu hǎo hào xuéxí, cáinéng qǔdé jìnbù.
Solo si estudias mucho lograrás avanzar.

El resto de conjunciones, es decir, 假如, 假使, 倘若, 倘使, son exclusivas de un registro más formal. 假如 tan solo se utiliza en el chino escrito y las otras tres pueden utilizarse tanto de forma escrita como oral. A diferencia de 如果, que puede aparecer tras el sujeto, estas cuatro conjunciones solo pueden situarse al comienzo de la oración.

假如我有翅膀,我就会飞跃大海在天空翱翔。
Jiǎrú wǒ yǒu chìbǎng, wǒ jiù huì fēiyuè dàhǎi zài tiānkōng áoxiáng.
Si tuviera alas, atravesaría el mar volando por el cielo.

假使哪天再和他相遇,那么我一定会对他说声对不起。
Jiǎshǐ nǎ tiān zài hé tā xiāngyù, nàme wǒ yīdìng huì duì tā shuō shēng duìbùqǐ.
Si algún día me encuentro con él, le pediré perdón.

倘若换做是我,我就不会接受。
Tǎngruò huàn zuò shì wǒ, wǒ jiù bù huì jiēshòu.
Si hubiera sido yo, no lo habría aceptado.

倘使错过这个机会,那么你可能会后悔。
Tǎngshǐ cuòguò zhège jīhuì, nàme nǐ kěnéng huì hòuhuǐ.
Si dejas pasar esta oportunidad, te arrepentirás.

我如果是老师的话,就不会给学生留很多作业。
Wǒ rúguǒ shì lǎoshī dehuà, jiù bù huì gěi xuéshēng liú hěnduō zuòyè.
Si yo fuera profesor, no mandaría tantos deberes.

1.2 La partícula …的话 (dehuà)

La partícula 的话 puede añadirse al final de las proposiciones que comienzan con todas las conjunciones vistas anteriormente para enfatizar el tono condicional. Su estructura es:

(Conjunción 1) + hipótesis + 的话 + Consecuencia

Cabe destacar que 的话 también puede formar condicionales por sí misma, aunque no vaya acompañada de las conjunciones equivalentes a “si”, en este caso, el tono es más coloquial. Por ejemplo:

我是你的话,我就选择蓝色的。
Wǒ shì nǐ dehuà, wǒ jiù xuǎnzé lánsè de.
Si fuera tú, elegiría el azul.

El lector puede haber notado que en muchos ejemplos se están utilizando los adverbios (jiù) y 那么 (nàme). 那么 aporta a la oración un tono más relajado e informal, suele utilizarse más de forma oral. Ambos se utilizan para enfatizar el tono condicional de la oración, pero son perfectamente prescindibles sin que el significado cambie.

1.3 Conjunciones equivalentes a “si no…”

En estas oraciones lo que se hace es negar la conjunción “si”. Para ello, tan solo es necesario añadir 不是 (búshì) después de cada una de las conjunciones que hemos visto anteriormente. Al negar 要是, utilizamos la forma 要不是 (yàobùshì), que es probablemente la más utilizada de este grupo, pues se utiliza como una expresión hecha, cuyo significado puede traducirse por “si no…”, “de no ser por…”. Por ejemplo:

要不是你在旁边帮忙,昨天就完不成工作了。
Yào bùshì nǐ zài pángbiān bāngmáng, zuótiān jiù wán bùchéng gōngzuòle.
Si no me hubieras ayudado, no habría podido terminar ayer mi trabajo.

También es necesario hacer mención en este punto de la conjunción 要不然 (Yàobùrán). A pesar de que su significado también es equivalente a “si no”, su forma de uso es diferente, pues en este caso el hablante pretende un tono amenazante o chantajista y tan solo puede aparecer en la segunda parte de la oración. Por ejemplo:

你跟我一起去吧,要不然我自已一个人不去。
Nǐ gēn wǒ yīqǐ qù ba, yào bùrán wǒ zìjǐ yīgè rén bù qù.
Ven conmigo, si no, no voy.

1.4 Conjunción equivalente a “solo si… entonces…”

Utilizamos la estructura 只有 (zhǐyǒu) + condición, (cái) + resultado, para enfatizar que el resultado solo ocurrirá si se da la hipótesis mencionada.

只有好好学习,才能取得进步。
Zhǐyǒu hǎo hào xuéxí, cáinéng qǔdé jìnbù.
Solo si estudias mucho lograrás avanzar.

1.5 Conjunciones equivalentes a “a no ser que…”

La expresión utilizada en este tipo de oraciones es 除非 (chúfēi). Es equivalente a la estructura anterior, pero en este caso se utiliza en forma negativa. 除非 presenta la condición y la consecuencia puede ir sola o con la conjunción 否则 (fǒuzé). Por ejemplo:

除非你现在就开始,否则你不可能完成任务。
Chúfēi nǐ xiànzài jiù kāishǐ, fǒuzé nǐ bù kěnéng wánchéng rènwù.
A no ser que empieces el trabajo ahora, no podrás terminarlo.

1.6 Conjunciones equivalentes a “siempre que… entonces…”

Esta estructura, 只要 (zhǐyào) … (jiù) nos sirve para indicar que siempre que se dé una condición, habrá un resultado concreto, por lo tanto, expresa una mínima condición. Para diferenciarla de 只有, es útil pensar que 只有 tiene un tono más pesimista, pues es más restrictivo, y 只要 más optimista, ya que pone el énfasis en que la acción ocurrirá siempre que se dé la condición. Por ejemplo:

只要真心相待,就可以交到很多朋友。
Zhǐyào zhēnxīn xiāng dài, jiù kěyǐ jiāo dào hěnduō péngyǒu.
Siempre que trates a los demás con sinceridad, podrás hacer muchos amigos.

condicional en chino
只要真心相待,就可以交到很多朋友。
Zhǐyào zhēnxīn xiāng dài, jiù kěyǐ jiāo dào hěnduō péngyǒu.
Siempre que trates a los demás con sinceridad, podrás hacer muchos amigos.

1.7 Estructuras sin condición

Aunque existe cierta controversia sobre si las estructuras que mencionaremos en este apartado son condicionales o no, parece útil añadirlas en este artículo para que los estudiantes las integren a su elenco de estructuras gramaticales y, de esa forma, enriquecer su discurso.

Son estas las conocidas en chino como 无条件 (wútiáojiàn), es decir, oraciones sin condición. La estructura es similar, pues en primer lugar se enuncia una condición y en la segunda proposición, una consecuencia. La diferencia y el hecho por el que a veces no se consideran condicionales es que la consecuencia va a suceder siempre, independientemente de la condición. Las conjunciones más utilizadas son 无论 (wúlùn), 不管 (bùguǎn) y 任凭 (rènpíng).

Las tres pueden traducirse por: “aun si…”, “da igual…”, pero cada una tiene un rango de usos diferentes. 无论 debe acompañar a una proposición que muestra una duda o da a elegir entre dos elementos, por lo que muchas veces precede a pronombres interrogativos. Por ejemplo:

无论你去哪儿,我都会给你打电话。
Wúlùn nǐ qù nǎ’er, wǒ dūhuì gěi nǐ dǎ diànhuà.
Da igual donde vayas, yo te llamaré.

无论在家还是在学校,他都很听话。
Wúlùn zàijiā háishì zài xuéxiào, tā dōu hěn tīnghuà.
Da igual si está en casa o en el colegio, siempre se porta muy bien.

不管 se usa de forma idéntica, pero su intención varía en cierto matiz, pues mientras 无论 enfatiza y da más importancia a la condición, con 不管 se enfatiza el resultado. Por ejemplo:

不管多么难,我不会放弃。
Bùguǎn duōme nán, wǒ bù huì fàngqì.
Da igual lo difícil que sea, yo no voy a desistir.

Por último, 任凭 es igual que las anteriores en significado, pero se utiliza con oraciones que preceden a pronombres interrogativos y no puede utilizarse cuando acompaña a una estructura en la que se dan a elegir dos elementos. Por ejemplo:

任凭你去哪儿,我都会给你打电话。
Rènpíng nǐ qù nǎ’er, wǒ dūhuì gěi nǐ dǎ diànhuà.
Da igual donde vayas, yo te llamaré.
Pero no sería válida la oración *任凭在家还是在学校,他都很听话。

2. Condicionales reales e irreales

Cuando quienes estudian chino dominan los distintos mecanismos de la estructura condicional, a menudo se pueden bloquear al expresar un hecho que ya es improbable o de imposible realización, pues como se ha comentado en la introducción de este artículo, el chino no cuenta con tiempos verbales para esta función. La clave en este aspecto es comprender que, para enunciar este tipo de oraciones, los hablantes infieren el significado según el contexto y, para ello, se valen de referencias temporales, marcadores o preguntas retóricas.

-Referencias temporales: Es la herramienta más útil para indicar que una oración es poco probable o improbable. Su uso consiste en añadir un adverbio que indique tiempo pasado. Por ejemplo:

A la oración

如果你努力,你就会成功。
Rúguǒ nǐ nǔlì, nǐ jiù huì chénggōng
Si te esfuerzas, triunfarás

Si añadimos la palabra 昨天, ayer:

昨天,如果你努力了,你就会成功。
Zuótiān, rúguǒ nǐ nǔlìle, nǐ jiù huì chénggōng
(Si te hubieras esforzado ayer, habrías triunfado)

obtenemos una oración en pasado cuya acción no es probable.

-Partículas auxiliares: La partícula auxiliar por excelencia del chino, así como una de las más complejas, es (le). Entre su amplio rango de utilidades, nos es especialmente útil su capacidad para expresar cambios o acciones completas.

Utilizado con valor de futuro, podemos obtener una oración condicional real, es decir, totalmente probable, por ejemplo:

如果他到了,我就告诉你。
Rúguǒ tā dàole, wǒ jiù gàosu nǐ
Si llega, te lo diré.

Estamos dando valor de futuro a la oración porque al utilizar el estamos haciendo referencia al momento en el que la acción finalice, hecho que sucederá en el futuro.

Si se combina con un marcador temporal, como (zǎo), cuyo significado es “antes”, “hace tiempo”, obtenemos una oración pasada cuyo resultado ya no es factible. Por ejemplo:

如果他到了,我早就告诉你了。
Rúguǒ tā dàole, wǒ zǎo jiù gàosu nǐle.
Si hubiera llegado, ya te habría avisado antes.

-Preguntas retóricas: Se trata de una herramienta cuanto menos curiosa, pues parece no tener nada que ver con la construcción condicional y que, a su vez, es sumamente útil. Por ejemplo:

如果她不帮我,我还会成功吗?
Rúguǒ tā bù bāng wǒ, wǒ hái huì chénggōng ma?
Si no me hubiera ayudado, ¿lo habría conseguido?

Si no utilizásemos la fórmula de pregunta, no sabríamos en ningún modo que estamos hablando de una acción pasada, a no ser que la oración estuviera contextualizada, y que por lo tanto es ya improbable.

3. Condicionales con nexo omitido o construidas por el contexto

Si bien en los párrafos anteriores se ha intentado proveer al estudiante de herramientas para expresar oraciones condicionales, también se ha de tener en cuenta que, en muchas ocasiones, la oración condicional se sobreentiende por el contexto, aunque no cuenten con ningún tipo de nexo. Por ejemplo:

他来,我就告诉你。
Tā lái, wǒ gàosu nǐ.
Si viene, te aviso.

Para ello es muy práctico utilizar verbos modales, pues al añadir un verbo modal en la parte de la oración en la que se enuncia la consecuencia, prácticamente se está dando a entender que la oración es condicional. Por ejemplo:

没有老师的解释,你不一定能明白。
Méiyǒu lǎoshī de jiěshì, nǐ bù yídìng néng míngbái.
Sin la explicación del profesor, probablemente no podrías comprenderlo.

También se suele utilizar una doble estructura negativa para indicar “si no…”, “de no ser por…”, etc. Por ejemplo:

你不去,我也不去。
Nǐ bù qù, wǒ yě bù qù.
Si no vas, yo tampoco voy.

Práctica:

Elige la opción más adecuada para cada hueco:

1. 聚会______明天,我就有时间去。今天太忙了。
A. 如果  B. 要是  C.不管

2. 今天______不下雨的话,我想和朋友去郊游。
A. 如果  B. 假如  C.倘若

3. 我有很多钱______,我会建造一个动物收容所。
A. 如果  B. 假使  C.的话

4. ______昨天有医生在场,他的病情应该比现在严重。
A.要不然  B. 如果  C.要不是

5. ______仔细观察,______可以发现他们的区别。
A.除非否则  B. 只有才  C.不论都

6.______不安心工作,工作______干不好。
A. 只要就  B.只有才  C.除非否则

7. ______是不是语言系的学生,都可以参加这次讨论大会。
A.不管  B.任凭  C.如果

8. 吃饭的时候,长者______开始的话,其他人______可以开始。
A.如果那么  B. 只有才  C. 不也不

9. 假如我明年去中国,我______尝尝烤鸭。
A.那么 B.C.要不然

10. ______他是什么样的人,我都相信他。
A.无论 B.如果 C.假使

Soluciones: 1}B; 2}A; 3}C; 4}C; 5}B; 6}A; 7}A; 8}C; 9}B; 10}A

Recursos para hablar del tiempo futuro en chino

 


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Kunming

Escondida en el profundo suroeste de China, Kunming se presenta ante el viajero como una ciudad vibrante que sorprende por su variopinta diversidad étnica, la incesante naturaleza que la rodea y su estratégica ubicación como puerta de entrada a esta maravillosa área geográfica.

Reportaje de
Germà Arroyo
Las guías turísticas destacan de Kunming, sobre todo, su clima: en la también capital de la provincia de Yunnan, se vive una eterna primavera de flores donde no hay inviernos crudos ni veranos calurosos. En ellas también se suele recomendar la antigua villa de Guandu, el brillante lago Dian o el turístico Pueblo de las Nacionalidades. Todo esto se halla dentro del área municipal de Kunming. Unas atracciones, sin duda imponentes, que no desmerecen al resto de encantos que oculta la ciudad de las mil caras.

Lago Cuihu. Kunming
Lago Cuihu.

Visitar Kunming en cualquier estación del año siempre es una experiencia gratificante. Generosa por su clima templado y cálido, de inviernos secos y veranos lluviosos, su diferencia térmica no alcanza más de 12 °C entre el fresco enero, con unos 8,4 °C de temperatura media; y el húmedo julio, que se mantiene en los 20,3 °C de promedio mensual. Quizá sea por ello que, desde antaño, se la cite como capital de la primavera y que las referencias a la naturaleza y a las flores, que aquí se multiplican en progresión geométrica, sean una constante. Debido a su aventajada posición central en la provincia de Yunnan, y a su placentero y confortable clima, Kunming se ha convertido en una de las más aceptadas ciudades turísticas. No todos sus visitantes son nacionales pues también se puede ver entre sus masas la presencia de extranjeros. Esta es la cara más amable y acogedora con la que recibe Kunming a lo largo de todas las estaciones a quienes la visitan procedentes de todas partes.

Kunming

Situada en la meseta de Yunnan, disfruta de una protegida localización a 1.890 m sobre el nivel del mar, gracias a las montañas que la rodean por tres de sus lados y por el lago Dian. A vista de pájaro, y hacia el oeste, quedan las primeras estribaciones de la cordillera del Himalaya. Sus 4.785.000 habitantes de su área urbana residen en una superficie de 4.615 km2 alejados de los grandes y bulliciosos mercados industriales y comerciales del sur del país. Sin embargo, en esta milenaria ciudad y su zona de influencia, hay importantes centros de producción de cobre, plomo o zinc, así como minas de sal y fosfato que se encuentran entre las más grandes de China. También es un centro de ingeniería y de máquinas, herramientas, electricidad, equipos y automóviles, así como de una potente industria química, de plásticos, cemento y textiles. 

Kunming

En su versión histórica, Kunming presenta su cara más antigua allá por el 279 a. C., durante el final del periodo de los Reinos Combatientes (战国, 475-221 a.C.), cuando se funda la primitiva ciudad de Dian. Más tarde, teniendo en cuenta su posición clave en la Ruta de la Seda, así como las importantes líneas de comunicación hacia el sur que conectan con Birmania y la India, el emperador Wu de la dinastía Han la incorporó a China. Durante la dinastía Sui (, 581-618), se lanzaron dos expediciones militares contra el área y fue rebautizada como Kunzhou. Tras sucesivos cambios de nombre, e incorporaciones a nuevos reinos, a mediados del siglo XIII ostentó la capitalidad de Yunnan. Durante esa época creció como un importante enlace comercial entre las zonas del lejano sudoeste y el resto de China.

Kunming
Vistas de los parques y jardines de Kunming

Se considera la primitiva ciudad de Yachi Fu (“Ciudad de la Laguna del Pato”), precedente de la actual Kunming, donde sus habitantes usaban cauri como moneda de cambio. Al menos así lo narra Marco Polo en el segundo libro de su famosa obra de viajes. El cauri es el caparazón de ciertos moluscos que sirvieron como objetos de intercambio y símbolo de riqueza en distintas épocas y partes del mundo. En China jugaron un papel fundamental en la economía, desde la época de la dinastía Zhou del Oeste (西周, 1046-771 a. C.), en la que constituyó un medio de intercambio, una unidad de cuenta y una medida de valor. En el siglo XIV Kunming pasó a manos de la dinastía Ming, que construyó una muralla, hoy en día desaparecida, que la rodeaba. En el año 1833 se registró un terremoto que forzó el desplazamiento de muchos habitantes fuera del área urbana.

Kunming 

Gran diversidad étnica

Seguir hablando de su dilatada historia, y no hacerlo de su gran diversidad étnica, sería no mostrar la cara más integradora de una urbe que acoge a una gran cantidad de grupos étnicos. Aquí, uno de cada siete de sus residentes procede de diferentes etnias, sobre todo hui, yi, miao y dai. Una razón de más para que en 1950 se fundara en Kunming la Universidad de las Nacionalidades de Yunnan, cuya misión fundamental es la de promover el entendimiento mutuo y el acceso a la educación universitaria de esta población multiétnica. En la actualidad cuenta con unos 15.000 estudiantes de los que más de la mitad son de minorías étnicas.

Para profundizar en el estudio, comportamiento, tradiciones y cultura de todos estos pueblos, se recomienda en primer lugar visitar el Museo de las Minorías de Yunnan. Se descubren en este edificio aspectos inéditos de la cultura, así como una gran cantidad de objetos relacionados con su folklore e idiosincrasia. La entrada al museo es gratuita y las salas son amplias y se encuentran bien distribuidas. El recorrido por las estancias se puede efectuar en poco más de una hora, si bien quienes se dediquen a la investigación del patrimonio cultural de estos pueblos se pueden pasar días entre sus valiosas colecciones.

El otro lugar consagrado a la pluralidad étnica china es el llamado Pueblo de las Nacionalidades de Yunnan, situado frente al referido museo, y que muestra el encanto artístico, la historia, las costumbres o la estructura de las casas de las decenas de etnias que habitan esta provincia. Junto a la orilla norte del lago Dian, y al pie de la colina occidental, a 8 km del centro de la ciudad, este lugar es un importante atractivo turístico nacional. Se abrió al público en 1992 y, desde entonces, se ha hecho un hueco en la agenda de lugares a visitar de Kunming y su provincia porque les permite admirar, en poco tiempo, lo que les llevaría muchas más jornadas de viaje y centenares de kilómetros.

Fiesta de la Antorcha de la etnia yi. Kunming
Fiesta de la Antorcha de la etnia yi.

La villa se ha diseñado incluyendo una visión instantánea del paisaje natural y de su entorno. Ante los ojos del turista aparecen, pues, escarpadas colinas y hermosos lagos, frondosos parques, antiguos bosques y modernos tesoros etnográficos. En lo que se puede calificar como un microcosmos de la colorida vida y diversidad étnica de Yunnan, sus visitantes pueden disfrutar asimismo de representaciones en vivo de música, canciones y bailes tradicionales, y degustar la gastronomía típica de cada pueblo. El programa completo incluye la celebración de festividades rituales como la de la Tercera Luna de los bai, la del Agua de la etnia dai, el de la Antorcha de los yi, o el festival de las Tres Flores del pueblo naxi.

Lago Cuihu.Kunming
Lago Cuihu.

De lago a lago

Aparte de los aspectos ya citados, otra de las caras de Kunming que más atrae es la de sus lagos y fuentes de agua. Se considera que su centro vital es el lago Cuihu, conocido por el sobrenombre de jade por su brillantez, que fue establecido en el siglo XVII en el vértice oeste de la montaña Wuhua. Es habitual lugar de reunión de músicos y artistas, en el que conviven en una gratificante y espaciosa área verde urbana, que también cobija a las gaviotas de cabeza negra de Siberia que, en los meses de invierno, migran hasta aquí. A esta laguna la conforman un grupo de cuatro pequeños estanques unidos por puentes de estilo tradicional. Cuihu era originalmente un depósito de agua que abastecía a la ciudad. Ahora, sin duda, sirve para deleite de sus residentes quienes se relajan con la vista de los pabellones pintados con colores brillantes en las islas que hay dentro del parque, sus senderos arbolados y la multiplicidad de las flores que lo decoran. En el borde de la lámina de agua hay restaurantes y casas de té, tiendas y lujosos hoteles.

Templo de la Puerta del Dragón. Kunming
Templo de la Puerta del Dragón.

 

Acceso al templo de la Puerta del Dragón. Kunming
Acceso al templo de la Puerta del Dragón.

El otro gran lago de la ciudad es el Dian al que es posible llegar a su vertiente norte a pie desde Cuihu mientras se realiza un apacible paseo de poco menos de una hora. El primero no tiene comparación en cuanto a extensión con el segundo. Dian, al que también se conoce por el apelativo de “la perla de la montaña brillante” por su color a veces plateado, ocupa un área de casi 300 km2 con una profundidad media de 5 m. La zona que lo rodea, convertida ahora en un importante centro turístico, ocupa un área de 39 km de longitud por 13 km de anchura máxima. Es de tierra fértil, montañosa y en sus orillas hay diversos parques públicos. Su parte occidental queda envuelta por las grandiosas Montañas del Oeste que acaban en acantilados sobre el agua. Al continuar el camino por la parte occidental del lago Dian, se halla el templo taoísta de la Puerta del Dragón. La propia puerta está excavada en la roca, a casi 2.500 m de altura, y ofrece unas espectaculares vistas de la ciudad y del propio lago. Se puede llegar en telesilla y, mientras se desciende en altura, se contemplan otros edificios históricos que merecen una visita, como los templos Taihua o del Supremo Esplendor, y Huating, ambos del siglo XIV.

Templo de la Puerta del Dragón. Kunming
Templo de la Puerta del Dragón.

Si se retorna al centro de la ciudad, se comprobará que una parte del mismo se ha salvado de la voracidad expansiva que ha acompañado el espectacular desarrollo urbano de Kunming de las últimas décadas. Es muy recomendable aprovechar la oportunidad de pasear por las peatonales calles de la ciudad antigua de Guandu, con un recinto ejemplarmente conservado, para contemplar su mejor versión. Su historia arranca entre los siglos VII al X, durante el reino de Nanzhao, y se trataba de un lugar de paso para los funcionarios que se trasladaban al lago Dian, tal y como indica su nombre original en chino. Ahora Guandu ofrece un centro histórico monumental, una tupida trama de calles comerciales que recuerdan su estilo antiguo, así como diversas casas que albergan peluquerías, restaurantes o a los últimos vecinos de este singular barrio.

Kunming

Delicias en la mesa

Otras de las caras que más satisface de la capital del suroeste chino vive en su mesa. En general, y según la mayoría de fuentes consultadas, la comida de Kunming, y la de toda la provincia de Yunnan, se sirve moderadamente picante. Gracias a su variedad étnica, se tendrá la oportunidad de degustar la gastronomía de las principales minorías que la habitan. Entre ellas, predomina la comida de los dai, de sabor más aromático, y con especialidades como el arroz con piña o en el interior de una caña de bambú, pescado a la brasa o carne de cerdo frita, entre otras exquisiteces.

El plato más famoso aquí, los “tallarines que cruzan el puente”, es una receta cuyo nombre se debe a una cocinera que no quería que le llegara la comida fría a su marido que trabajaba en el campo. Para ello, dispuso por separado los distintos ingredientes que acompañan a los tallarines: pollo, cerdo, jamón, huevos de codorniz, verduras frescas y encurtidas, pescado y otros; para mezclarlos con el recipiente de la sopa caliente justo antes de comerlo y evitar que se enfriara. También son populares los huoguo, una especie de calderos que suelen servirse muy picantes. En ellos se echan carnes y verduras sobre un caldo para que, una vez cocidos estos ingredientes, se pasan por una salsa y se comen.

Además de estas delicias en la mesa, existe una clara predilección por todo tipo de champiñones, hongos o boletus. Los más valorados son los ganbajun, pequeños hongos negros que se preparan de diversas formas. Y no hay que olvidar el jamón de Yunnan, también conocido como de Xuanwei, por ser la ciudad de donde procede. A la vista parece igual que el jamón serrano español pero su sabor es diferente. Y, a diferencia de este, no se suele comer crudo sino que se añade a los guisos. Por último, el queso de cabra frito, que se puede tomar tanto dulce como salado, se sirve en finas rodajas hervidas (rubing 乳饼), y en rollos fritos (rushan 乳扇), y es popular como aperitivo para llevar.

Es imposible mostrar completamente todas las facetas de Kunming pero las mil caras de esta ciudad no se agotan en una visita y los residentes, lectores y trotamundos podrán añadir o retratar otras versiones de una urbe variopinta, con un estilo de vida moderno y con una contrastada vocación de acogida de sus habitantes.


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies