Pronunciación china

Para los estudiantes hispanoparlantes aprender la pronunciación china les resulta complicado debido a la que varias consonantes tienen una pronunciación un tanto desconocida para ellos. Los tonos también son uno de los puntos difíciles. El profesor Lu Jia propone algunos trucos para facilitar el aprendizaje y para estimular la motivación de los alumnos.

Artículo de
Lu Jia
鲁佳
En los últimos años, el nivel económico de China se ha desarrollado rápidamente y este país ha escalado varios puestos en el panorama internacional. Su influencia se está extendiendo por todo el mundo, lo que hace que cada día haya más gente que desee aprender chino, también en los países hispanoparlantes.

Como todos sabemos, el primer paso para aprender un idioma foráneo es la pronunciación, y un buen nivel de esta supone un conocimiento elevado de esa lengua. En caso contrario, si uno tiene buena gramática, pero no sabe pronunciar correctamente, nunca lo aprenderá bien. Por tanto, los profesores de chino deben poner mucha atención en esta área.

Los profesores deben enfatizar en la diferencia entre la lengua que están aprendiendo y la lengua materna, disminuir la distancia entre ambas, quitar timidez y estimularlos a imitar la pronunciación de la mejor forma posible.

Para los estudiantes hispanoparlantes, el chino es un idioma muy difícil. Las dificultades principales son la pronunciación, los tonos, los caracteres y la gramática. Por supuesto, los dos primeros puntos son básicos y más importantes. Una de las causas que te impide pronunciar bien es la diferencia entre los dos idiomas, pero en realidad, la primera dificultad se debe a algunas consonantes que tienen una pronunciación un tanto desconocida para el hispanohablante. Como los estudiantes las encuentran extrañas y difíciles, no quieren imitarlas. Los profesores deben enfatizar en la diferencia entre la lengua que están aprendiendo y la lengua materna, disminuir la distancia entre ambas, quitar timidez y estimularlos a imitar la pronunciación de la mejor forma posible. Además, tienen que resaltar los puntos importantes, saber exactamente qué vocales suelen tener problemas de pronunciación y solucionarlos uno a uno. Al final, un factor importante es la paciencia del profesor, que estimula a los estudiantes a continuar estudiando.

Pronunciación china

Los estudiantes cuando empiezan a estudiar chino, no tienen ninguna idea sobre este idioma. Los profesores deben comparar la pronunciación china con la española. Un truco sería aprovechar la pronunciación igual o similar de algunas consonantes, por ejemplo: “b”, “p”, “m”, “f”, “n”, “l”, “k” y “h”. Es suficiente con una explicación simple. Sin embargo, los puntos difíciles son estos tres grupos de consonantes: “z, c, s”, “zh, ch, sh, r” y “j, q, x”.

Primero, los profesores pueden enseñar con ayuda de una imagen el lugar de la articulación, y enfatizar la forma de la boca, la posición de la lengua, aspirada o no aspirada, evitando explicarlo con palabras demasiado técnicas. Segundo, los profesores tienen que repetir la pronunciación para que los alumnos la imiten. Las consonantes “z” y “c” deben presentarse juntas, porque deben enfatizar que la primera no es aspirada y la segunda sí. Después de manejar estas dos, la pronunciación de la “s” será más fácil, porque la boca permanecerá igual pero más cerrada y con las comisuras un poco estiradas. Para enseñar el grupo de “zh, ch, sh y r”, se puede utilizar el mismo método. Además de distinguir entre aspirada y no aspirada, también se enfatiza la forma de la boca, que debe ser redonda y la punta de la lengua hacia arriba. La pronunciación de “r” es la más difícil en este grupo. Una vez que sepan colocar bien la lengua para pronunciar “zh” y “ch”, deben encoger un poco la lengua hacia atrás para pronunciar “r”. También puede compararla con la “r” en español: son similares, pero para pronunciar la “r” china, la punta de la lengua está situada más hacia adelante que la “r” española, y además, no vibra.

Los alumnos con lengua materna española manejan más fácilmente las vocales que las consonantes. La mayoría de la pronunciación de las vocales simples como “a”, “o”, “i”, “u” son similares a las vocales españolas. Pero cuando la vocal “a” entra en el grupo “ian” y “üan”, la pronunciación de la “a” parece una “e” en español. 

El grupo de “j”, “q”, “x” es un poco más difícil de manejar, sobre todo la pronunciación de la “q”. Los alumnos confunden su pronunciación frecuentemente con el español “ch”. Muchas veces, escriben la sílaba “qia” por “chia”. Para evitar este error, se les debe recordar que cuando “zh”, “ch”, “sh”, “r” combinan con la vocal “i”, la “i” se pronuncia [ ], así que, una vez que escuchen una silaba con sonido de “i”, no tienen la posibilidad de combinación con este grupo. Además, “j”, “q”, “x” sólo se pueden combinar con las vocales “i” y “ü”; no se pueden combinar con “a”, “e”, “o”, “u”, pero, “zh” y “ch”, “sh”, “r” sí que se combinan con estas vocales. Al final, tienen que ayudar a los alumnos a fijar las combinaciones que no existen en el esquema de vocales y consonantes del mandarín. Eso les será muy útil para distinguir las diversas pronunciaciones.

Los alumnos con lengua materna española manejan más fácilmente las vocales que las consonantes. La mayoría de la pronunciación de las vocales simples como “a”, “o”, “i”, “u” son similares a las vocales españolas. Pero cuando la vocal “a” entra en el grupo “ian” y “üan”, la pronunciación de la “a” parece una “e” en español. La forma de la boca es mucho más pequeña que cuando pronuncia “a” en español. La vocal “e” no es fácil de manejar porque en español no existe una vocal con sonido similar. Para enseñar este sonido, los profesores pueden pronunciar “a” primero y luego convertir la “a” en una “e” cerrando poco a poco la boca sin mover la lengua. Si no funciona con este método, pueden recomendar a los alumnos que sujeten la lengua con un bolígrafo o palito limpio para encontrar el lugar correcto de la articulación. Cuando sepan pronunciar la “e”, también sabrán la “en” y la “eng”. Los profesores tienen que tener paciencia, repetir las vocales y las consonantes difíciles y corregirles cuando lo dicen mal. Además, es necesario exagerar las pronunciaciones.

Los tonos también son uno de los puntos difíciles para los estudiantes hispanoparlantes. Los profesores deben mostrar las características de cada tono. Mejor se utiliza el esquema de las tonalidades de los cuatro tonos para dar una impresión directa. Para el primer tono se puede utilizar el método de arrastrar el tono, es decir, alargar el sonido, manteniendo su tonalidad sin subir ni bajar. La pronunciación del segundo tono puede relacionarse con el tono de interrogación español. Por ejemplo, los hispanoparlantes suelen usar “¿cómo?” o “¿qué?” cuando no oyen claramente. Este tono es parecido al segundo tono en chino. El tercer tono es un poco más fácil: el tono con curva. Es descendente y ascendente. El cuarto es fácil de pronunciar, pero es difícil de usar. Por ejemplo: cuando hay una sílaba con cuarto tono en el final de la frase china, los estudiantes tienden a pronunciarla con el segundo tono. La única manera es corregir continuamente. Se necesita un largo tiempo para manejar bien los tonos. En los primeros meses, es muy importante que se corrijan las vocales, las consonantes y los tonos.

Es cierto que el chino es difícil para los hispanoparlantes. Los profesores deben decir a los alumnos que los errores no son malos, que son normales, y estimularlos, movilizar su entusiasmo, animar el ambiente de la clase y disminuir la distancia, creando así un ambiente agradable para el estudio. La acción de corregir muchas veces corta la motivación del estudiante, así que no hay que pasarse. La forma correcta es seguir corrigiendo a lo largo del estudio y aprendiendo poco a poco.


ic_ESP_13-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 13. Volumen IV. Julio de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Las trece casas comerciales de Cantón

En 1757 Guangzhou (Cantón) se convirtió en la única ciudad portuaria de toda China con autorización oficial para el comercio exterior, con lo que sus Trece Casas Comerciales fueron asignadas para llevar a cabo dichas gestiones. A partir de allí, Guangzhou comenzó su nueva era gloriosa, que duró un total de 85 años. Una época consistente en monopolizar el mercado de la importación y la exportación, y que a su vez logró un aumento inmediato del prestigio internacional y un alto nivel de prosperidad, convirtiéndose en una de las ciudades más grandes y habitadas del mundo.

Reportaje de
Wang Wen
王文
Al norte del Parque Cultural de Guangzhou hay una calle que se llama Shísānháng Lù (de las Trece Casas Comerciales o 十三行路) que formaba, junto con otros barrios de los alrededores, una concentración de numerosos locales chinos y extranjeros dedicados al comercio exterior durante la dinastía Ming (1368-1644) y Qing (1644-1911). Con el transcurso del tiempo, el nombre de Shísānháng se fue asentando paulatinamente.

Al ser una ciudad histórica y cultural, Guangzhou cuenta con una dilatada tradición en las relaciones con el mundo exterior y su apertura como puerto emisor de la Ruta Marítima de la Seda se remonta a las dinastías Qin (221-207 a.C.), Han (206 a.C.-220 d.C.), Jin Occidental (265-316) y Jin Oriental (317-420), constituyendo el primer puerto chino importante destinado al comercio exterior que no cesó de tener actividad a lo largo de su historia. Algunos productos originales chinos como la seda, la cerámica y el té se exportaban al resto del mundo desde Guangzhou a cambio de mercancías exóticas como joyas, especias, marfil, cuernos de rinoceronte, etc. La instalación de la Agencia Administrativa de Productos Extranjeros durante la dinastía Tang (618-907) en Guangzhou fue la primera entidad oficial dedicada específicamente al comercio exterior. Durante las dinastías Song (960-1279) y Yuan (1271-1368), Guangzhou mantenía una relación activa con más de 140 países y regiones en el sector de los negocios, aun a pesar de que figuraba en segunda posición en cuanto a la capacidad de su puerto, después de la ciudad de Quanzhou (provincia de Fujian). En un viaje que realizó el sacerdote franciscano italiano Odorico de Pordenone (1265-1331) a Guangzhou procedente de la India, descubrió que esta ciudad china era en aquel entonces tres veces más grande que la famosa Venecia.

Las trece casas comerciales de Cantón
Mercado del pescado de Guangzhou.

Sin embargo, en las dinastías Ming y Qing, el gobierno implantó durante mucho tiempo la política de paralizar cualquier maniobra comercial a través de la navegación marítima, conservando exclusivamente dos vías de comunicación con el mundo exterior: una ruta terrestre que entraba en Pekín pasando por el Asia Central y otra marítima que finalizaba en Guangzhou, propiciando la aparición en esta ciudad septentrional de los agentes intermediarios conocidos como las “Trece Casas Comerciales”, quienes ofrecían todo tipo de servicios a los comerciantes extranjeros durante el reinado del emperador Wangli (1563-1620) de la dinastía Qing. El monarca dudó entre la idea de recaudar fondos mediante el comercio con el extranjero y el miedo a la influencia foránea que producía tal actividad y que podría poner en peligro la estabilidad política del país. De hecho, al final resultó que en 1757 -año 22 del reinado del emperador Qianlong (1711-1799)-, Guangzhou se convirtió en la única ciudad portuaria de toda China con autorización oficial para el comercio exterior, con lo que las Trece Casas Comerciales fueron asignadas para llevar a cabo dichas gestiones. A partir de allí, Guangzhou –más conocida como Cantón entre los comerciantes europeos-, comenzó su nueva era gloriosa, que duró un total de 85 años. Una época consistente en monopolizar el mercado de la importación y la exportación, y que a su vez logró un aumento inmediato del prestigio internacional y un alto nivel de prosperidad, convirtiéndose en una de las ciudades más grandes y habitadas del mundo.

Las trece casas comerciales de Cantón
Grabado Casa de un mercader chino cerca de Guangzhou.

En realidad, las supuestas Trece Casas Comerciales, que se refieren a los establecimientos mercantiles autorizados por el gobierno para hacer negocios con los comerciantes occidentales en Guangzhou, no coinciden exactamente en número con las entidades existentes, sino que la cantidad de ellas podía variar con el paso del tiempo en mayor o menor medida.

En aquellos años los comerciantes que se congregaban en Guangzhou provenían principalmente del Reino Unido, Francia, Dinamarca, Suecia, Holanda, Brasil, Rusia, Portugal, España y diversos países del Sudoeste Asiático. Teniendo en cuenta que el gobierno prohibía cualquier tipo de contacto entre los comerciantes extranjeros, los funcionarios y el pueblo común, a los forasteros solamente se le permitía residir alrededor de la zona de las Trece Casas Comerciales, y cualquier transacción económica o asunto diplomático se tenía que realizar mediante los agentes intermediarios chinos. De esta manera, lo primero que tenían que hacer los comerciantes occidentales nada más llegar los barcos extranjeros era ponerse en contacto con una agencia que hablara su idioma para que les ayudara en la traducción, les introdujera en el mercado local, comprara la mercancía y ofreciera servicios de almacenaje, carga y descarga, alojamiento y asesoramiento legal. Al mismo tiempo, los comerciantes extranjeros verificaban los artículos que les vendía la agencia china, como el té, la seda, la porcelana, etc. Con el paso del tiempo, en la orilla del río de la Perla (situada al oeste de la ciudad) se empezaron a construir edificios dedicados específicamente a albergar a extranjeros y a proporcionarles locales para que pudieran realizar sus negocios. Las fincas, normalmente de tres pisos de altura y con un estilo arquitectónico occidental, se conocían como shāngguǎn (agencias comerciales) entre los extranjeros, mientras que para los habitantes chinos de la dinastía Qing se llamaban yíguǎn (casa de los extranjeros).

Las trece casas comerciales de Cantón
Ilustración publicada en 1843 de una calle de Guangzhou.

Según lo que apuntaba en el año 1832 el misionero evangelista anglo-escocés y traductor de chino de la Compañía Británica de Las Indias Orientales, Robert Morrison (1782-1834), estas agencias estaba distribuidas de este a oeste por este orden: Agencia de Justicia y Paz (Ewohong), Agencia Holandesa, Agencia Inglesa, Agencia Chow Chow (Fungtaehong), Agencia Inglesa Antigua (Bungshanhong), Agencia Sueca (Suyhong), Agencia Imperial (Mayinghong), Agencia Paonshun, Agencia Americana (Kwangyuenhong), Agencia Zhongwo, Agencia Francesa, Agencia Española y Agencia Danesa.

Las trece casas comerciales de Cantón
Escena de una bulliciosa calle de Guangzhou, fotografiada por E. M. Newman en 1919.

Los cantoneses, inteligentes y trabajadores, aprovecharon esta oportunidad única y excelente que les concedía el emperador para enriquecerse aún más si cabía, justo en un momento en el que el intercambio entre la cultura occidental y la china se intensificaba y se difundía con rapidez. Una descripción pictórica de la situación de esos momentos sería algo así: los barcos extranjeros se esforzaban por salir cargados con mercancías y en la zona de las Trece Casas Comerciales abundaba la riqueza. Los 85 años de historia del monopolio en el sector del comercio exterior supuso para Guangzhou un alto nivel de prosperidad y le situó en el cuarto lugar en el ranking mundial de potencias económicas del año 1850 y en el séptimo en 1875. De entre todas las casas comerciales que se encontraban en este barrio, destacaban las agencias Tongmen, Kwanglei, Ewo e Yisen, establecidas por Pan Zhengcheng, Lu Guangheng, Wu Binjian y Ye Shanglin respectivamente. En un reportaje publicado por el periódico estadounidense The Wall Street Journal se decía que Wu Binjian, no solo era el hombre más rico de China en aquella época, si no que además se situaba en los primeros puestos de los multimillonarios del mundo. Su fortuna alcanzó la impresionante cifra de 26 millones de unidades de plata, que equivalía casi al ingreso recaudado por el Gobierno de la dinastía Qing a lo largo de todo un año. La prosperidad de esta ciudad comercial se podría resumir en el dicho: “Montañas de oro y perlas preciosas que cubrían el mar, almacén del tesoro imperial”. Por último, cabe destacar los pingues beneficios obtenidos a través de los aranceles portuarios y que iban a parar a la Corte en forma de impuestos, los cuales sirvieron también para pagar la indemnización tras las derrotas en las Guerras del Opio (1839-1842 y 1856-1860).

La prosperidad de esta ciudad comercial se podría resumir en el dicho: “Montañas de oro y perlas preciosas que cubrían el mar, almacén del tesoro imperial”. Por último, cabe destacar los pingues beneficios obtenidos a través de los aranceles portuarios y que iban a parar a la Corte en forma de impuestos, los cuales sirvieron también para pagar la indemnización tras las derrotas en las Guerras del Opio (1839-1842 y 1856-1860).

La zona de las Trece Casas Comerciales también ha servido como punto de encuentro e intercambio entre la cultura china y las extranjeras. Así, los chinos conocieron la medicina occidental, las artes de la pintura al óleo y las tecnologías arquitectónicas y de fabricación de maquinaria, mientras que los extranjeros exportaban productos como la seda, el té, la porcelana, muebles de maderas preciosas, libros y pinturas, entre otros. Los comerciantes de esta zona, aparte de contar con una gran riqueza, introdujeron varias tecnologías avanzadas y nociones científicas como la aplicación de vacunas, y sobre todo mostraron una mentalidad muy abierta en cuanto a las costumbres sociales. De esta manera, tanto la ciudad de Guangzhou como la provincia de Guangdong, con su capacidad de integrar elementos nuevos y formar su propio criterio en el intercambio multicultural y multidisciplinar, se convirtieron en las pioneras a la hora de facilitar la entrada en China de las sociedades modernas en aspectos tales como las nuevas ideologías, la política y la cultura. Eso supuso que esta zona sureña fuera donde se iniciaron las reformas sociales de la China moderna.

Las trece casas comerciales de Cantón
Curiosa imagen titulada “Puentes por los que la policía nocturna de los tejados cruzaba las calles” (Guangzhou, 1900, Underwood & Co.)

El famoso pintor y jesuita italiano Giuseppe Castiglione (1688-1766) y el astrónomo alemán Ignatius Kögler (1680-1746), entre muchos otros, solían congregarse en la zona de las Trece Casas Comerciales antes de entrar en la corte como si se tratara de una estación obligada de transbordo para los extranjeros. Los ingeniosos artesanos de este barrio integraban los elementos artísticos occidentales, tales como la pintura, los cristales esmerilados, el esmalte o los relojes en la artesanía tradicional local para desarrollar de este modo productos con un estilo combinado entre chino y occidental.

Al mismo tiempo, los agentes intermediarios cantoneses también crearon una variedad lingüística de inglés “con estilo cantonés”, prueba de ello es la publicación del libreto Guǐhuà (Palabras del demonio), que funcionaba como cualquier diccionario bilingüe inglés-chino de hoy en día. En esta publicación después de cada palabra inglesa se coloca su transcripción fonética en chino, ejemplos como today recurre a tǔdì (tierra) y men a màn (despacio). Evidentemente, la zona de las Trece Casas Comerciales también se convirtió en un lugar ideal para estudiar chino.

Los exóticos presentes que ofrecían todos los años estas agencias como tributo a la corte imperial en Beijing eran numerosos y preciosos. Objetos como maderas de sándalo rojo, marfil, esmalte, cajitas de rapé, relojes, maquinaria de diversa índole, cristal, joyas, tejidos de lana y mascotas, entre otros, que marcaron su liderazgo en la tendencia de la moda de aquella época, aún se conservan hoy en día en el Museo de la Ciudad Prohibida.

Las trece casas comerciales de Cantón
Representación de la Primera Guerra del Opio entre Gran Bretaña y China.

En 1772, el comerciante Pan Zhengcheng realizó por primera vez en China un pago a los ingleses mediante un giro bancario de Londres, un hecho que resultó inimaginable para el resto de los chinos, acostumbrados a comerciar pagando siempre en efectivo. Durante la Guerra del Opio, a fin de potenciar la fuerza marítima china distribuida en la provincia y equiparla con las mejores armas de la época, los comerciantes chinos pagaron de su propio bolsillo barcos norteamericanos, que más tarde se convertirían en los primeros barcos militares chinos. En 1786 Pan Zhengcheng organizó un banquete que duró tres días, uno de los cuales se sirvió únicamente comida inglesa. Por otro lado, hace más de 200 años que ya se vendía comida occidental en Guangzhou, como pan y mantequilla.

En 1827 se estrenó el primer periódico inglés en Guangzhou, llamado Guangzhou Register, siendo también el primero en todo el territorio chino que inspiró a otras publicaciones comerciales en inglés que aparecieron posteriormente, tales como el Chinese Repository, Canton Press, etc. Mientras tanto, existían otros periódicos publicados en chino a cargo de misioneros extranjeros, entre los que destacó el Eastern Western Monthly Magazine, fundado por Morrison, y el News From All Lands, del que se encargó Medhurst a partir del año 1838. Todas estas publicaciones abrieron una ventana que facilitó que Lin Zexu, Wei Yuan y Xu Jishe conocieran el mundo exterior.

La firma del Tratado de Nankín en agosto de 1842 obligó a la apertura de cinco puertos chinos al comercio internacional y, de esa manera, se anunció el fin de la historia monopolista de Guangzhou en tal sector. De hecho, hasta 1853 (año 3 del emperador Xianfeng), la mayoría de los negocios de los ingleses se trasladaron a Shanghái

Debido al contrabando ilegal de opio en el sur del país estalló en el año 1840 la Primera Guerra del Opio entre Gran Bretaña y China. En mayo de 1841, los habitantes de Sanyuanli, un barrio a las afueras de Guangzhou, se juntaron voluntariamente para luchar contra los invasores ingleses. La firma del Tratado de Nankín en agosto de 1842 obligó a la apertura de cinco puertos chinos al comercio internacional y, de esa manera, se anunció el fin de la historia monopolista de Guangzhou en tal sector. De hecho, hasta 1853 (año 3 del emperador Xianfeng), la mayoría de los negocios de los ingleses se trasladaron a Shanghái. Junto a esto, la cesión de Hong Kong al Reino Unido también debilitó la situación de Guangzhou. Frente a estas dos competencias, situadas al norte y al sur respectivamente, Guangzhou se iba alejando poco a poco del núcleo del comercio internacional, y esto hizo que muchos de los cantoneses emigraran con todos sus ahorros y de manera clandestina a Shanghái o a Hong Kong, ciudades a cuya construcción contribuyeron ellos mismos.

Las trece casas comerciales de Cantón
La firma del Tratado de Nankín en agosto de 1842 obligó a la apertura de cinco puertos chinos al comercio internacional, poniendo fin al monopolio de Guangzhou.

A finales de la dinastía Qing (1644-1911) y principios de la República de China (1912-1949), la ciudad de Guangzhou, y más tarde toda la provincia de Guangdong, se convirtió en el lugar donde se inició la Reforma Política de Wuxu y la Revolución de Xinhai, dirigidas respectivamente por los cantoneses Kang Youwei, Liang Qichao y Sun Zhongshan, más conocido como Sun Yat-sen.

La República Popular China, recién establecida en los años 50 del siglo pasado, mantenía contactos con el mundo exterior únicamente mediante dos vías: Moscú-Pekín -que asumía las funciones políticas-, y Guangzhou-Hong Kong/Macao, cuyo objetivo principal consistía en el intercambio comercial. Su privilegio geográfico al estar cerca de estas dos colonias le otorgó a Guangzhou la posibilidad de crecer en lo que es la ensenada del mar de la China Meridional. En aquellos años, los habitantes de Hong Kong y Macao solían acudir a Guangzhou a comprar productos baratos, tales como batatas, medicamentos, porcelanas, etc. Esta costumbre llamó mucho la atención de Yan Yiyun, político chino de la época.

Como director de la Delegación del Ministerio de Comercio Exterior de China en Guangzhou y presidente de la provincia de Guangdong, Yan Yiyun, planteó al Ministerio, después de lograr el consenso de Tao Zhu, la propuesta de organizar una feria exportadora de artículos chinos, idea que fue aprobada enseguida por el primer ministro, Zhou Enlai. Así pues, la primera feria china de artículos para la exportación, conocida más tarde en todo el mundo como la Feria de Cantón, tuvo lugar en Guangzhou el 15 de abril de 1957. En ella estuvieron presentes 1.223 compradores provenientes de 19 países y regiones, alcanzando el importe de las ventas un total de 17,54 millones de dólares. La solicitud, presentada más tarde por el mismo Yan de celebrar dicha feria anualmente fue ratificada en seguida, y a partir de ese momento China desbloqueó los canales de circulación de mercancías entre Hong Kong, Macao, el Sudeste Asiático y el mundo occidental. De hecho, Guangzhou ha dominado el sector del comercio exterior durante varias décadas gracias a la consolidación y a la fama de la Feria de Cantón.

Las trece casas comerciales de Cantón
La actual Feria de Cantón es la mayor manifestación de comercio chino.

Este certamen, también conocido como la Feria Primaveral y Otoñal debido a sus dos convocatorias anuales –una en abril y la otra en octubre–, ha celebrado más de cien sesiones de forma continuada a pesar de haber atravesado varias crisis económicas. El período comercial de estas Trece Casas Comerciales solía empezar en mayo o junio, que era cuando entraba en el mercado el té fresco y reinaba en el mar el viento del sudoeste, que empujaba los barcos hasta el puerto de Guangzhou, donde permanecían hasta julio o agosto. Cuando predominaba el viento de levante en septiembre u octubre, los barcos extranjeros aprovechaban este momento para regresar a sus países de origen. De esta manera, la celebración de la Feria de Cantón en esas dos estaciones coincide también con las fechas de la navegación de aquella época.

Guangzhou (Cantón): La ciudad que se reinventa a sí misma


ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Diferencias gramaticales entre los adverbios de negación bù (不) y méi (没)

Los adverbios o morfemas de negación (不) y méi (没), equivalentes en español a “no”, se pueden colocar delante del verbo o del adjetivo para negar la acción y el estado de una cosa. En el idioma chino se usan ambos con mucha frecuencia, aunque existen diferencias gramaticales esenciales a la hora de aplicarlos.

Artículo de
Sun Hongwei
孙洪威
¿Cuál es la diferencia entre la frase: Tā bú qù Běijīng (他不去北京 / Él no va a Beijing) y Tā méi qù Běijīng? (他没去北京? / ¿Él no ha ido a Beijing?). En realidad, las dos oraciones son totalmente correctas y están bien expresadas, sin embargo plantean significados bien distintos, sobre todo en su tiempo verbal.

Muchas lenguas extranjeras solo poseen entre su léxico los adverbios negativos que corresponden a (不) del idioma chino (por ejemplo: not en inglés o no en español), y no cuentan con una traducción fehaciente del morfema negativo chino méi (没). Por tanto, para los estudiantes primerizos de la lengua china, la comprensión del uso correcto de méi (没) supone toda una dificultad a superar. Así, de vez en cuando, construyen frases erróneas del tipo: Tā yǐqián méi rènshi wǒ (他以前没认识我), Yì nián qián tā méi huì shuō hànyǔ (一年前他没会说汉语), Wǒ zuótiān bú jiàn dào tā (我昨天不见到他), donde méi ha sido utilizada de forma equivocada. Entonces, ¿cuál es la diferencia entre (不) y méi (没)?

1. Generalmente, (不) significa negar una acción futura, mientras que méi (没) sirve más para negar lo ocurrido en el pasado. Por ejemplo:

(1) Wǒ zuótiān méi jiàn dào tā. (我昨天没见到他。 / Ayer no le vi). No se puede decir: Wǒ zuótiān bú jiàn dào tā. (我昨天不见到他).

El siguiente diálogo expresa precisamente la diferencia entre (不) y méi (没):

(2) A: Míngtiān qù kàn diànyǐng ma? (明天去看电影吗? / ¿Mañana vas al cine?)

B: Bú qù (不去 / No voy)

(3) A: Nǐ zuótiān wǎnshang kàn diànyǐng le? (你昨天晚上看电影了? / ¿Anoche viste la película?)

B: Méi kàn. (没看 / No la vi)

(4) Wǒ bù hē jiǔ. (我不喝酒 / No bebo alcohol)

(5) Wǒ méi hē jiǔ. (我没喝酒 / No he bebido / bebí alcohol)

La frase (4) quiere decir que “yo nunca bebo alcohol ni tengo la costumbre de beber” o “no planeo beber alcohol, no quiero beber en ese momento”. Mientras que la oración (5) quiere decir que en un tiempo pasado “no bebí alcohol” o “desde hace poco no bebo alcohol”.

2. Para negar las acciones habituales a menudo se usa (不). Por ejemplo:

(6) A: Nǐ píngshí hē jiǔ ma? (你平时喝酒吗? / ¿Normalmente bebes alcohol?)

B: Yì bān bù hē (一般不喝 / Normalmente no bebo)

A veces, aunque las acciones y los hábitos son del pasado, hay que usar (不) para negar la acción y nunca se usa méi (没) en esos casos. Ejemplos incorrectos:

(7) Tā yǐqián jīngcháng méi chīfàn jiù qù shàngk . (他以前经常没吃饭就去上课。)

(8) Měinián wǔ yuè yī rì shì “láodòngjié”, méi shàngkè(每年五月一日是“劳动节”,没上课。)

Para negar correctamente, en las frases (7) y (8) se debe usar siempre (不), quedando de la siguiente manera:

(7) Tā yǐqián jīngcháng bù chīfàn jiù qù shàngkè. (他以前经常不吃饭就去上课。 / Antes siempre iba a clase sin comer nada.)

(8) Měi nián wǔ yuè yī rì shì “láodòngjié”, bú shàngkè. (每年五月一日是“劳动节”,不上课。 / Cada año el uno de mayo es el Día del Trabajo, no hay clase.)

3. Si los verbos son huì (会, poder), kěyǐ (可以, poder), yīnggāi (应该, deber), shì (是, ser/estar), xǐhuan (喜欢, gustar), rènshi (认识, conocer) o xiàng (像, parecer /-se), entonces hay que usar siempre (不), aunque se refieran al pasado. Por ejemplo:

(9) Tā yǐqián bú rènshi wǒ. (他以前不认识我。 / Él no me conocía antes.)

(10) Yìnián yǐqián tā bú huì shuō hànyǔ. (一年以前他不会说汉语。 / Hace un año, él no sabía hablar chino.)

(11) Zuótiān nǐ bù yìnggāi qù kàn diànyǐng. (昨天你不应该去看电影。 / Ayer no deberías haber ido al cine.)

En chino, algunos verbos se usan para expresar la relación entre el sujeto y el objeto, así tendríamos shì (是, ser/estar), xìng (姓, apellidarse), jiào (叫, llamar /-se), xiàng (像, parecer /-se), jiàozuò (叫做, llamarse), dāngzuò (当作, considerar), děngyú (等于, equivaler), etc. Para negar estos verbos normalmente se usa el adverbio (不). Por ejemplo: Nà shì zázhì, búshì shū. (那是杂志,不是书。 / Esa es una revista, no es libro.), Wǒ bú xìng Niú, xìng Liú. (我不姓牛,姓刘。 / No me apellido Niu, me apellido Liu) o Zhè háizi zhǎng de yìdiǎnr yě bú xiàng tā māma. (这孩子长得一点也不像她妈妈。 / Esta niña no se parece nada a su madre.). Sin embargo, no se podría usar de la siguiente manera:

(12) Nàge zhōngwénxì de xuésheng méi jiào Zhāng Lì, tā jiào Zhāng Lìlì. (那个中文系的学生没叫张丽,她叫张丽丽。)

La oración (12) usa el verbo jiào (叫, llamar /-se) y expresa una relación clara entre el sujeto y el objeto, por lo que no se puede negar con méi (没), hay que usar siempre (不), así se diría: Nàge zhōngwén xì de xuésheng bú jiào Zhāng Lì, tā jiào Zhāng Lìlì. (那个中文系的学生不叫张丽,她叫张丽丽。 / Esa estudiante del departamento de lengua china no se llama Zhang Li, se llama Zhang Lili.)

Cuando el verbo es yǒu (有), su forma negativa es méi yǒu (没有). Por ejemplo:

(13) Zhèr fùjìn méi yǒu chāoshì, mǎi dōngxi tǐng máfan de. (这儿附近没有超市,买东西挺麻烦的。 / Cerca de aquí no hay ningún supermercado, es una molestia hacer la compra).

4. Otra aplicación es cuando (不) expresa un deseo subjetivo y méi (没) se usa para expresar una idea objetiva. Así diríamos:

(14) Nà shíhou nǐ bù tīng wǒ de huà, xiànzài hòuhuǐle ba? (那时候你不听我的话,现在后悔了吧? / En aquel momento no me escuchaste, ¿ahora te arrepientes?)

(15) Nà shíhou nǐ méi tīng wǒ dehuà, xiànzài hòuhuǐle ba? (那时候你没听我的话,现在后悔了吧? / En aquel momento no me escuchaste, ¿a que ahora te arrepientes?)

Las oraciones (14) y (15) indican algo ocurrido en el pasado, pero, en realidad, tienen diferentes significados. En la frase (14) se usa bù tīng (不听) para expresar un deseo subjetivo, mientras que en la oración (15) se usa méi tīng (没听) para expresar una idea objetiva. Otros ejemplos serían:

(16) Dāngshí wǒ quànguo tā hěnduō cì, kě tā jiùshì bù tīng. (当时我劝过他很多次,可他就是不听。 / Entonces le aconsejé muchas veces, pero no me escuchó.)

(17) Jīntiān zǎoshang wǒ tài mángle, méi tīng tiānqì yùbào. (今天早上我太忙了,没听天气预报。 / Esta mañana he estado demasiado ocupado, no he escuchado la previsión meteorológica.)

Con bù tīng (不听, no escuchar) en la frase (16) se indicaba en realidad bù kěn tīng (不肯听, no quiere escuchar), bú yuàn tīng (不愿听, no está de acuerdo en / no quiere escuchar) o bù xiǎng tīng (不想听, no desea / no quiere escuchar) que es, en definitiva, un deseo subjetivo.

El término méi tīng (没听) de la oración (17) expresa, sin embargo, una idea objetiva.

Incorrecto sería decir:

(18) Tā méi ài dǎ pīngpāngqiú, zhǐ ài tī zúqiú. (他没爱打乒乓球,只爱踢足球。)

(19) Wǒ zhǐ xǐhuan tīng yīnyuè, duì xiǎoshuō méi gǎn xìngqù. (我只喜欢听音乐,对小说没感兴趣。)

Porque los verbos ài (爱, amar/querer), xǐhuan (喜欢, gustar), gǎn (xìngqù) (感(兴趣), interesarse por algo) son modales para expresar un deseo subjetivo, y no se pueden negar con méi (没). Por tanto, en las oraciones (18) y (19) habría que usar (不), con lo que quedarían de la siguiente manera:

(18) Tā bú ài dǎ pīngpāng qiú, zhǐ ài tī zúqiú. (他不爱打乒乓球,只爱踢足球。 / No le gusta jugar al pingpong, solo le gusta el fútbol.)

(19) Wǒ zhǐ xǐhuan tīng yīnyuè, duì xiǎoshuō bù gǎn xìngqù. (我只喜欢听音乐,对小说不感兴趣。 / Solo me gusta escuchar música, no me interesa leer novelas.)

5.  La palabra (不) indica la negación de estado general y no cambiable, mientras que méi (没) expresa cambio de estado. Así, sería incorrecto afirmar:

(20) Gēn dà chéngshì bǐjiào, zhèr de jiāotōng méi tài fāngbiàn. (跟大城市比较,这儿的交通没太方便。)

(21) Zhè jiàn yīfu hěn hǎo, dànshì chuānzhuó méi héshì. (这件衣服很好,但是穿着没合适。)

Los adjetivos hǎo (好, bueno), liáng (凉, frío), hēi (黑, oscuro), huài (坏, malo), (热, caliente) y liàng (亮, luminoso) expresan también un cambio de estado. Los adjetivos de las frases (20) y (21): fāngbiàn (conveniente) y héshì (apropiado) permanecen en un mismo estado, así que no se pueden negar con méi (没), sino con (不).

(20) Gēn dà chéngshì bǐjiào, zhèr de jiāotōng bú tài fāngbiàn. (跟大城市比较,这儿的交通不太方便。 / Comparado con una ciudad grande, el tráfico aquí no es muy fluido.)

(21) Zhè jiàn yīfu hěn hǎo, dànshì chuānzhuó bù héshì. (这件衣服很好,但是穿着不合适。 / Esta prenda es muy bonita, sin embargo no me sienta bien.)

La palabra méi (没) puede colocarse delante de los adjetivos para negar, pero su contenido negativo tiene que ser siempre un cambio de estado. Por ejemplo:

(22) Zhèxiē cài méi huài, hái néng chī. (这些菜没坏,还能吃。 / Estos alimentos no están estropeados, aún se pueden comer.)

(23) Xǐzǎoshuǐ hái méi rè, zài děng yíhuìr. (洗澡水还没热,再等一会儿。 / El agua del baño aún no está caliente, espera un rato más.)

(24) Tiān hái méi liàng ne, zài shuì yíhuìr ba. (天还没亮呢,再睡一会儿吧。/ Todavía no se ha hecho de día, duerme un rato más.)

¿Ya comprendes la diferencia entre el adverbio (不) y méi (没)? Los dos son los morfemas de negación más importantes e utilizados de la lengua china, con lo que si eres capaz de aplicarlos correctamente y de distinguir sus diferencias, significará que dominas muy bien el idioma chino.

练习  Ejercicios prácticos

1  我们昨天 _______上课。
Ayer no tuvimos clase.
Wǒmen zuótiān_______shàngkè. 

2  _______知道这样做好不好。
No sé si está bien que haga eso de esa manera.
_______zhīdào zhèyàng zuò hǎo bu hǎo. 

3  已经九点了,我还         吃早饭呢。
Ya son las nueve y aún no he desayunado.
Yǐjīng jiǔ diǎn le, wǒ hái_______chī zǎofàn ne. 

4  他以前经常_______ 吃饭就去上课。
Antes él iba a menudo a clase sin comer nada.
Tā yǐqián jīngcháng_______chīfàn jiù qù shàngkè. 

5  _______ 姓王,姓张。
No me apellido Wang, me apellido Zhang.
_______xìng Wáng, xìng Zhāng.  

6  姐姐_______去过青岛。
Mi hermana mayor nunca ha ido a Qingdao.
Jiějie_______qù guo Qīngdǎo.  

7  一年以前他还_______会汉语。
Hace un año él aún no sabía chino.
Yìnián yǐqián tā hái_______huì hànyǔ.

8  快要迟到了,我 _______ 吃早饭了。
Voy a llegar tarde, ya no desayuno.
Kuàiyào chídàole, wǒ_______chī zǎofàn le.  

9  上次他都没参加,听说下次他还_______ 想参加。
La última vez él ya no participó, dicen que la próxima tampoco quiere participar.
Shàng cì tā dōu méi cānjiā, tīng shuō xià cì tā hái_______xiǎng cānjiā. 

10  天还_______亮呢,再睡一会儿吧。
Todavía está oscuro, duerme un poco más.
Tiān hái_______ liàng ne, zài shuì yíhuìr ba. 

答案:Soluciones: 1 没 méi. 2 不 . 3 没 méi. 4 不 . 5 不 . 6 没 méi. 7 不 . 8 不 bù. 9 不 . 10 没 méi. 

Diferencias gramaticales entre ‘yǒudiǎr’ (有点儿) e ‘yìdiǎnr’ (一点儿)


ic_ESP_13-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 13. Volumen IV. Julio de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Flor del melocotón

La flor del melocotón (o del durazno桃花), es desde tiempos ancestrales la flor favorita de los chinos para expresar el amor. La flor del melocotón posee varios pétalos de dos colores, rojo pálido y blanco, con un degradado de tonos rosáceos por medio. Representan el colorido, la indulgencia, la elegancia más pura, el refinamiento, la generosidad y el buen temperamento.

Artículo de
Caiguang
采光
En Occidente, para expresar amor se suele regalar un ramo de rosas, generalmente rojas, durante los últimos diez años cada vez más chinos han adoptado esta costumbre tan romántica. Así, los jóvenes chinos ya celebran el Día de San Valentín (14 de febrero) y regalan rosas a la persona amada igual que hacen los occidentales.

Sin embargo, los chinos han tenido y tienen desde tiempos ancestrales su flor favorita para expresar su amor y esta es la del melocotón (o del durazno, 桃花). Así pues, la flor del melocotón posee varios pétalos de dos colores, rojo pálido y blanco, con un degradado de tonos rosáceos por medio. Representan el colorido, la indulgencia, la elegancia más pura, el refinamiento, la generosidad y el buen temperamento. En el Libro de las odas (诗经 o Shījīng), perteneciente a los Cinco Clásicos que enseñaba Confucio y formado por 305 poemas, se dice: “La flor del durazno florece como el fuego, las chicas se casan con luminosidad y armonía”. La flor del melocotón, en realidad, no acapara para sí toda la belleza entre cientos de flores, sino que comparte generosamente su belleza con otras. Además, contiene cumarina, kaempferol, glucósidos de soja y vitaminas A, B y C entre otros nutrientes, que refuerzan la piel y aportan vitalidad a las células faciales. Su efecto en los medicamentos permite una epidermis hidratada, luminosa, suave y elástica, por lo que se conoce la como la “flor de la belleza”.

Flor del melocotón

La flor del melocotón florece en primavera, sonríe encantadora al mundo y nos ayuda a recordar lo maravilloso de la vida. Hace 1700 años, Tao Yuanming (陶渊明, 365-427), gran poeta de la dinastía Jin (265-420), ya citó lo que para él suponía el mundo ideal en su obra titulada El manantial de la flor del melocotón (桃花源 o Táohuāyuán).

Las formas en la que la flor del melocotón expresa el amor son únicas en la cultura china, siendo comúnmente aceptadas por todos los chinos. Según la astrología china, dependiendo del signo astrológico al que pertenece una persona que busque enamorarse, activando la energía de la flor del melocotón en la zona adecuada de sus hogares, aumentará la posibilidad de encontrar el romance en su vida.

Flor del melocotón

“La flor del melocotón sonríe dulce, su capullo es el más afectuoso”. En realidad, su capullo expresa el significado de mantener pero no de apresar, siendo esta la forma en la que los chinos expresan su amor. Según una perspectiva histórica, la flor del melocotón es elegante, encantadora, tierna y bonita. En la poesía y en las canciones el autor expresa su más profundo sentimiento a través de la belleza de la flor del melocotón. Muchos literatos de la antigüedad escribieron poesías metafóricas para mostrar el amor y usaron la flor del durazno en multitud de ocasiones. Así, una poesía que aparece en la obra En una casa del pueblo de Nanzhuang, escrita por Cui Hu en el periodo de la dinastía Tang (618-907), se hizo muy famosa por narrar la historia de una pareja perdidamente enamorada el uno del otro, y que dice así:

Tal día como hoy hace un año, en esta puerta
Su cara refleja las florecientes flores del melocotón
Su cara se ha ido ahora y no se sabe dónde está
La flor del melocotón sonríe como viento de primavera (1)

Esta poesía está inspirada en realidad en una historia que le ocurrió al propio poeta. Durante la fiesta de la Claridad Pura, Cui Hu visitó un pueblo fuera de la ciudad de Chang’an. De repente sintió sed y se acercó a una casa a pedir agua. Una jovencita le abrió la puerta y le dio al poeta un vaso de agua. Después de beberla, ella no pudo dejar de mirar al visitante sentado en un patio repleto de flores del melocotón. La chica era tierna y tímida, y no le dijo nada a Cui Hu. Después de despedirse de ella, el joven sintió algo especial en su corazón. La chica era encantadora y las flores del melocotón reflejaban su belleza. Desde entonces no pudo dejar de pensar en ella y quiso volver a visitarla al año siguiente. Sin embargo, la puerta de la casa estaba cerrada, aunque las flores del melocotón del patio seguían floreciendo. Cui Hu triste escribió la citada poesía en la pared.

Flor del melocotón

Cui Hu, melancólico, no paraba de sufrir, así que a los pocos regresó a la casa de la joven. Mientras llamaba a la puerta, escuchó que dentro había alguien llorando, así que empujó la puerta sin pedir permiso. La chica estaba postrada en la cama y a su lado había un anciano gimiendo. Cui Hu enseguida preguntó qué había pasado. El viejo dijo que la joven era su única hija y ella cuidaba de él con mucho cariño. Sin embargo, desde hacía un año, estaba deprimida y muy triste, con lo que cayó enferma. El hombre la llevó al médico y éste le dijo que sufría de amor. Después de volver a casa, descubrieron la poesía que Cui Hu había escrito en la pared, su hija dio un grito y se desmayó. Desde entonces ni comía ni bebía, sólo deseaba morirse. Cui Hu le dijo sin dudarlo al viejo que él era la persona que escribió la poesía. El anciano miró a Cui Hu y pensó que su hija seguramente había entendido el significado de esa poesía y que los dos deberían ser pareja. Sin embargo, no había milagro alguno que pudiese salvar la vida de su hija y el viejo lloraba desconsolado. Cui Hu conmovido y enamorado cogió la cabeza de la chica y se la puso en sus rodillas. Inesperadamente, su lloro despertó a la joven que me miró llena de dicha. Al final se enamoraron y se casaron felizmente.

En China, aunque las flores del melocotón significan el amor, la manera de expresarlo es diferente al de la rosa, pues nadie arranca las flores del melocotón ni las regala a su amada. Cuando dos personas se enamoran, los orientales buscan más el sentimiento romántico de un corazón unido a otro corazón, una flor sin espinas, un símbolo puro y duradero.

Nota: (1) Traducción realizada por Carmelo Elorduy. Elorduy (1984). Romancero chino. Editora Nacional, Madrid. Una interpretación más libre y actual de esa poesía sería: El año pasado visité el pueblo de Nanzhuang y pasé por una casa repleta de flores del melocotón. Una chica encantadora me recibió cariñosamente, y nos dimos muy buena impresión. Hoy estoy aquí de nuevo, su puerta está cerrada, no sé dónde está esa chica, sin embargo las flores del melocotón siguen floreciendo.

Qi Xi: El día de los enamorados chinos


ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

chino cantonés

El cantonés es uno de los cinco mayores dialectos o idiomas de la lengua china y el tercero en número de hablantes, unos 70 millones repartidos por China, Hong Kong, Macao y el resto del mundo donde haya aparecido la diáspora cantonesa. El chino cantonés tiene una vida de más de dos mil años, frente a los ochocientos del chino mandarín.

Reportaje de
José Vicente Castelló 
何维柯
El cantonés (en chino guǎngdōnghuà 广东话 o yuèyŭ 粤语) es uno de los cinco mayores dialectos o idiomas de la lengua china (hànyŭ o 汉语) y el tercero en número de hablantes, unos 70 millones repartidos por China, Hong Kong, Macao y el resto del mundo donde haya aparecido la diáspora cantonesa. Aunque los chinos prefieren hablar de dialectos (fāngyán o 方言) al referirse a las variedades del chino hablado, su carácter diferente le hace poseer las propiedades necesarias para catalogarlo como idioma independiente, junto con el (), mǐn () y kèjiā (客家).

La acepción yuè () procede del término báiyuè (百越) y se refiere a los diversos pueblos que habitaron en el sur de China y norte de la actual Vietnam durante el Periodo Primavera y Otoño (770-476 a.C.) y de los Estados Combatientes (476-221 a.C.) e incluso después. A los habitantes de esos estados asentados en la actual provincia de Guangdong, se les llamó nányuè (南越), cambiando con el tiempo el caracter yuè de a , más usado en cantonés, para poder así diferenciarlo del usado en Yuènán (Vietnam o 越南).

Este legado histórico hace que el cantonés tenga una vida de más de dos mil años, frente a los ochocientos del chino mandarín, y también ha tenido una proyección internacional mucho más amplia que la del hànyŭ, sobre todo debido a que las primeras comunidades de emigrantes chinos que se establecieron en Estados Unidos, Canadá, Australia o el Reino Unido procedían de la provincia de Guangdong.

Guangzhou (Cantón): La ciudad que se reinventa a sí misma

El cantonés atesora la mayoría de las características del chino clásico, incluido el sonido recortado de las terminaciones en –p,t,km. Es, además, el único dialecto del hànyŭ que ha conservado la serie completa de diez tonos –lo que lo hace especialmente musical–, la pronunciación y la gramática. Esto hace que sea un idioma muy conservador, más cercano a las formas antiguas del mandarín. Un hecho relacionado con esto es que la poesía antigua china, cuya pronunciación original se desconoce, rima mejor leída en cantonés que en hànyŭ.

Durante siglos la emigración de chinos del norte al sur hizo que el idioma de los norteños se mezclara con el cantonés
–protegido hasta entonces por su ubicación remota y las malas comunicaciones con el resto del país–, así su pronunciación y vocabulario son muy similares al idioma oficial de la dinastía Tang (618-907). Sin embargo, durante las dinastías Song, Yuan, Ming y Qing las diferencias entre el mandarín y el cantonés se incrementaron, lo que aumentó las posibilidades de conservación. A pesar de todo, su evolución histórica ha hecho que posea actualmente además un total de doce dialectos propios, entre los que destaca el hablado en Hong Kong, impulsado sobre todo por los medios de comunicación y la industria cinematográfica y musical de la antigua colonia británica, aunque en su transcripción fonética usan el menos exacto sistema Wade-Giles frente al más correcto
pīnyīn (拼音), empleado en el resto de la China continental, y los caracteres complicados (fántǐzì o 繁体字), frente a los simplificados (jiǎntǐzì o 简体字) usados por el mandarín.

Debido al contacto con naciones extranjeras, el cantonés se ha enriquecido con el tiempo también por la adquisición de nuevos vocablos procedentes de otros idiomas de origen europeo y del sudeste asiático, y a su vez, ha servido de exportador de palabras y expresiones hacia el mandarín.

Los caracteres que se usan para escribirlo son los mismos que utiliza el mandarín, sólo que pronunciados al estilo cantonés. Además, es el único de todos los dialectos del hànyŭ que utiliza algunos caracteres chinos que no existen en mandarín y reutiliza otros con significado distinto.

Es imposible escribir cada una de las palabras del cantonés, debido a que se trata de un idioma principalmente oral y que posee muchas expresiones del argot callejero y de las redes sociales informáticas. Sin embargo, los caracteres que se usan para escribirlo son los mismos que utiliza el mandarín, sólo que pronunciados al estilo cantonés. Además, es el único de todos los dialectos del hànyŭ que utiliza algunos caracteres chinos que no existen en mandarín y reutiliza otros con significado distinto.

En la actualidad, la gente joven no suele pronunciar ciertas consonantes o las cambian por otras. Por ejemplo, ng suele ignorarse y no pronunciarse en absoluto. Así ngōjàu (Australia) se diría ōjàu. Otra práctica muy usual es eliminar la consonante w en kw y gw. Además, suelen confundir la n con la l.

Una parte muy importante del cantonés son los tonos, que suelen simplificarse en seis de los más de diez que tiene y clasificarse en tonos altos y bajos, lo que hace que este dialecto sea especialmente cantarín y agradable al oído.

El Chino Mandarín: la lengua más hablada del mundo


ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Guangzhou

La ciudad de Guangzhou, conocida como Cantón en español, es la tercera ciudad más importante de China. Con más de 2.800 años de historia, fue una de las primeras ciudades de la antigua China en iniciar intercambios comerciales con el exterior. Desde el siglo XIX Guangzhou fue el principal punto de salida de los emigrantes chinos. Es por eso que la mayor parte de los platos chinos que se conocen en el mundo son originarios de la cocina cantonesa.

Reportaje de
José Vicente Castelló 
何维柯
Guangzhou (广州, Guǎngzhōu o Cantón en español), capital de la provincia de Guangdong (广东, Guǎngdōng), es la tercera ciudad más importante de China y una de las más activas y en constante evolución del panorama nacional. Con una población de más de siete millones de habitantes (casi catorce si hablamos de toda su área metropolitana) y sede de una de las ferias comerciales más significativas del mundo, Guangzhou es una urbe llena de vigor empresarial y entusiasmo comercial que parece no dormir nunca, no descansar jamás, siempre inventándose a sí misma, como demostró durante los XVI Juegos Asiáticos de 2010, que organizó y albergó con gran éxito.

Guangzhou
Templo de los Cinco Genios. Guangzhou

Situada en la costa sur de China y en las laderas de la montaña Baiyun, el río de la Perla que la atraviesa, sirve de excelente puerto mercantil, centro de intercambio de mercaderías y salida de China hacia Macao y Hong Kong, además de ser un centro político, económico, científico, educacional y cultural decisivo en toda la región, dominada por el cantonés (广东话 o también 粤语, yuèyŭ), idioma local con identidad propia.

Como una de las primeras ciudades de China en beneficiarse de las reformas económicas y de la política de apertura implantada desde 1978, Guangzhou se ha erigido como pionera en el desarrollo económico del país, con miles de pequeñas, medianas y grandes empresas que ofrecen puestos de trabajo, nuevas oportunidades de vida y que hacen que la urbe se haya convertido en una metrópoli moderna, densamente poblada, multicultural y en continuo crecimiento.

Guangzhou

Así, no sólo esta ciudad, sino también toda la provincia –dedicada sobre todo a la producción de arroz y caña de azúcar–, son especialmente prósperas en el sector turístico, comercial, financiero, gastronómico, inversor e inmobiliario, situándose a la cabeza de las cifras de crecimiento y prosperidad del país.

Guangzhou
La Feria del Automóvil de Guangzhou es una de las más visitadas de China.

Leyenda e historia

Según cuentan los más viejos, en la antigüedad aparecieron en un lugar del sur de China –identificado hoy en día como Guangzhou– cinco diosas vestidas de diferentes colores y montadas sobre unas cabras que llevaban una espiga de arroz en el hocico. Las deidades regalaron las espigas a los gobernantes locales y les pidieron repartirlas entre sus habitantes, prometiéndoles, si así lo hacían, una vida sin hambre en la eternidad. Tras esto, las diosas desaparecieron y las cabras se convirtieron en estatuas de piedra. Es por esto que a Guangzhou se le llama también la Ciudad de las Cabras y su símbolo es el de ese animal.

Guangzhou
Pagoda de las Flores en el Templo de los seis Banianos. Guangzhou.

Sin embargo, su importancia histórica y cultural se fundamenta en una antigüedad de más de 2.800 años y en una localización geográfica idílica que le hace tener todo el año un clima cálido, húmedo y tropical, fértil para la producción de plátano, piña, mandarinas y lichis.

Aquí llegaron los primeros misioneros españoles y portugueses en el siglo XV y durante los siglos XIX y XX Guangzhou fue el principal punto de salida de los emigrantes chinos, sobre todo de aquéllos que se dirigían hacia Hong Kong, Estados Unidos y Canadá, y que dieron lugar a los barrios chinos de San Francisco o Vancouver, entre otros, llevándose consigo su cultura, su lengua y su gastronomía —la mayoría de los platos que se conocen en todo el mundo derivan de esta provincia—.

Guangzhou
Escultura del Buda Durmiente en Sanshui, a las afueras de Guangzhou.

Además, fue una de las primeras ciudades en la historia de China en iniciar relaciones de intercambio comercial con el exterior. A partir de la dinastía Qin (221-207 a.C.), ya comenzó a hacer negocios con naciones extranjeras, alcanzando su máximo esplendor durante las dinastías Sui (581-618), Tang (618-907) y Song del Norte (960-1127). El almirante Zheng He (1371-1433) de la dinastía Ming (1368-1644) usó esta ciudad como base de aprovisionamiento de sus barcos que partían rumbo a tierras desconocidas, abriendo sus puertas al mundo exterior.

A partir de las Guerras del Opio (鸦片战争 o Yāpiàn Zhànzhēng, de 1839 a 1842 y de 1856 a 1860) entre China y el Reino Unido debido al contrabando de ese estupefaciente por parte de los británicos, Guangzhou se convirtió en el símbolo del heroico espíritu patriótico del pueblo chino al enfrentarse con coraje a las fuerzas invasoras, aunque el resultado no les fuera del todo favorable. Precisamente, en Sanyuanli, una aldea cercana a Guangzhou, se exhiben sables, fusiles y otras armas caseras utilizadas por los aldeanos en 1841 en la lucha contra los extranjeros.

Guangzhou
El político e ideólogo chino Sun Yatsen (孙中山 o Sūn Zhōngshān, 1866-1925), primer presidente de la República de China tras derrocar a la dinastía Qing (1644-1911) y fundador del Kuomintang (中国国民党 o Zhōnguó Guómíndǎng, Partido Nacionalista de China o KMT).

Por su parte, el político e ideólogo chino Sun Yatsen (孙中山 o Sūn Zhōngshān, 1866-1925), primer presidente de la República de China tras derrocar a la dinastía Qing (1644-1911) y fundador del Kuomintang (中国国民党 o Zhōnguó Guómíndǎng, Partido Nacionalista de China o KMT), se estableció en 1917 en Guangzhou y fundó la Academia Militar de Whampoa (黄埔军校 o Huángpŭ Jūnxiào), donde intentó organizar un ejército para conquistar el norte de China, en poder de Yuan Shikai (袁世凯 o Yuán Shìkǎi, 1859-1916).

Guangzhou
Memorial de Sun Yatsen. Guangzhou.

Lugares de interés

Guangzhou no es una ciudad que destaque precisamente por la abundancia de lugares de interés histórico-cultural al estilo de Beijing. Se trata más bien de una urbe con mucho encanto que sí guarda entre sus callejuelas ciertas atracciones turísticas que vale la pena descubrir.

Guangzhou
Iglesia del Sagrado Corazón, conocida como la Casa de Piedra o 石室, de 58 metros de altura y terminada de construir en 1888. Guangzhou

Destaca sobremanera el Memorial a Sun Yatsen, la iglesia del Sagrado Corazón –también conocida como la Casa de Piedra o 石室, de 58 metros de altura y terminada de construir en 1888–, el Museo Provincial de Guangdong, el Museo de la Tumba Yue, el Templo de la Piedad Filial (光孝寺 o Guāngxiào Sì), el Templo de los Cinco Genios (五仙观o Wŭxiānguān), la Mezquita Huaisheng, el Parque Cultural, el Memorial de los Mártires, o el Templo de los Seis Banianos (六榕寺 o Liùróng Sì), que alberga la famosa Pagoda de las Flores, de 56 metros de altura.

Guangzhou
Panorámica de la ciudad desde el lago Liuhua. Guangzhou.

Por su parte, el Templo Ancestral de la Familia Chen (陈家祠 o Chénjiā Cí), más conocido como la “Academia”, es un complejo de edificios y jardines de estilo tradicional con tejados de tejas esmaltadas y decoradas con figuras de gran colorido y construido entre 1890 y 1894 con las donaciones de las familias apellidadas Chen () de toda la provincia de Guangdong y del extranjero.

Guangzhou
Diversas escenas diarias en los parques de Guangzhou.

Como pulmón natural de la ciudad tenemos el Parque Yuexiu (越秀公园 o Yuèxiù Gōngyuán), el más grande de la urbe con un total de 93 hectáreas. Destaca sobre todo porque alberga el monumento a Sun Yatsen y la escultura de las Cinco Cabras, símbolo icónico de la ciudad desde 1959. Además, en este parque podemos visitar también la torre Zhenhai, también conocida como la Pagoda de los Cinco pisos y que formaba parte de la antigua muralla de Guangzhou.

Guangzhou

En el corazón de la ciudad se encuentra la Isla Shamian (Shāmiàn dǎo o 沙面岛) y alberga lo que fue la concesión francesa, británica y estadounidense durante el siglo XVIII. Los edificios en esta zona son de estilo claramente occidental de la época colonial. Su nombre significa literalmente “isla de arena”, pues originalmente se trataba de un banco de arena junto al río de la Perla, y los colonos extranjeros agrandaron poco a poco hasta alcanzar el tamaño actual. En medio de este remanso de paz alejado de la ruidosa y bulliciosa Guangzhou
–y muy cerca de lo que fue el Mercado de los Animales– podemos encontrar la iglesia de Nuestra Señora de Lourdes, el hotel de cinco estrellas White Swan y el Parque de la Cultura, donde se exponen exhibiciones de diversa naturaleza y los mayores utilizan para practicar tàijí, bailes o para jugar al májiàng o al xiàngqí.

Gastronomía cantonesa

Guangzhou está considerado como el paraíso de la gastronomía en China y prácticamente en todo el mundo, pues sus ingredientes son tan variados como posibilidades culinarias existen en el planeta. La cocina cantonesa puede resumirse en un dicho popular que reza así: “En Guangzhou se come todo lo que vuela y no es un avión; todo lo que corre, menos los automóviles; y todo lo que nada, menos los barcos”. Aunque, evidentemente, se trata de una exageración, resume perfectamente el sentido esencial de la gastronomía del lugar: todo es comestible.

Guangzhou
En los restaurantes de Guangzhou hay peceras con peces vivos listos para saltar a la olla. Guangzhou.

Esto nos da una idea aproximada de la inmensa variedad de platos que existen en la cocina de Guangzhou y que es, además, la más difundida en el extranjero, confundiéndose ésta con la gastronomía china en general. Esto es debido, sobre todo, a la gran inmigración de ciudadanos cantoneses por todo el mundo desde el siglo XIV, sobre todo a California, Canadá, Australia, Cuba y Perú. Así fue como nació el mundialmente extendido rollito de primavera, la salsa agridulce y el chop suey –plato mezcla de carnes y verduras salteadas en un wok–.

Y si la cocina de la región goza de fama y reputación mundial, no son menos sus numerosos restaurantes, especializados en todo tipo de platos, tapas, dulces, tés y bebidas alcohólicas. En toda la provincia hay multitud de locales donde comer con garantías, sobre todo en la ciudad de Guangzhou –la mayoría en la zona vieja: distritos de Dongshan, Yuexiu y Liwan– y en Hong Kong, cuyos cocineros gozan de fama mundial y compiten por realizar los platos más originales y sabrosos.

Por regla general, los platos cantoneses no son ni demasiado condimentados ni muy picantes, sino más bien una mezcla armoniosa de distintos sabores que para ellos es la regla de oro. Como todos los ingredientes son muy frescos, casi vivos, no necesitan añadir muchas especias. Sólo tienen que agregar unos pocos condimentos para realzar el sabor de los ingredientes principales.

Guangzhou
Tangyuan, restaurante del lujo en el lago Liuhua. Guangzhou.

Las especias aromáticas y condimentos más utilizados son el jengibre, la cebolleta, el azúcar, la sal, la salsa de soja, el vino de arroz, el almidón, el aceite, el polvo de cinco especias y la pimienta. En menor medida se emplea el ajo y el chile picante, pues disimulan demasiado la frescura de los ingredientes principales, lo que hace que la comida cantonesa sea especialmente ligera y fácil de digerir.

Debido a su localización geográfica, los platos más populares están compuestos por pescado y marisco de todo tipo, el cual se suele mostrar vivo a los comensales antes de cocinarlo, y multitud de verduras desconocidas en Occidente, además del arroz blanco. Es normal ver en los restaurantes grandes tanques de agua donde se conserva vivo todo tipo de peces y frutos de mar, a la espera de ser elegidos por los comensales que lo degustarán fresco y recién cocinado. Además, algunos cocineros cantoneses mezclan los alimentos preservados –sobre todo setas o vieiras– con los frescos para generar diferentes contrastes de sabor y textura.

Guangzhou
Diversas platos de la gastronomía cantonesa, famosa en el mundo entero.

Entre los platos más destacados tenemos la sopa de fideos con gambas, verduras chinas asadas, albóndigas de pescado, cerdo asado crujiente, pato con salsa de soja, pescado al vapor con salsa agridulce, la familia feliz, sopa de melón mechado con jamón, cuajada de soja rebozada y pollo marinado. Una de las especialidades son las sopas cocinadas lentamente. Las hay de todo tipo, aunque sobresalen las de pescado, pepinos de mar, vieiras, berros de agua y orejas de mar.

De entre todos los platos cantoneses, los que gozan de más fama son los dim sum (点心 o diǎnxin, en chino, literalmente “que toca el corazón”), que vendrían a ser una versión de las tapas españolas, un refrigerio o tentempié entre horas. Generalmente estos pequeños platos se sirven con té como aperitivo previo a otro principal. Así, podríamos degustar las bolas de arroz glutinoso, ravioles de gambas, las delicias de taro, las mini tartas de huevo, los bollitos de cerdo, los saquitos de pescado al vapor, los rollitos de arroz con cerdo o las bolas de sésamo, entre otros. En Guangzhou el mejor lugar para degustar estos platillos es el restaurante Jiu Lou.

El “té de la mañana” y el relajado estilo de vida de Guangzhou


ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Chistes en chino

Te traemos tres chistes en lengua china, para que puedas practicar el idioma con una sonrisa: “Excede en el peso”, “Confusión en el tren” y “Precio al por mayor”. Con ilustraciones de Xavier Sepúlveda.

Chistes en chino

Excede en el peso

La empleada de una Oficina de Correos le dijo al señor Jones tras pesar su carta: “Su envío excede en el peso. Por favor, añádale otro sello”.

A lo que Jones respondió sorprendido: “¡Cómo quiere que le añada otro sello! ¡Pesará aún más!

更重了

邮局的一位姑娘在秤上称了一下琼斯先生要邮寄的信后说:“你的信超重了,请再贴一张邮票。”

“那不是更重了吗!”琼斯说。

Chistes en chino

Confusión en el tren

Un día, Tom se encontraba de viaje en tren hacia Washington. En el vagón solo estaba él. Cuando llegaron a una estación se abrió la puerta y entró un hombre corpulento quien poniéndole un cuchillo en el cuello le dijo: “El dinero o la vida”.

Tom temblando de pies a cabeza contestó: “No llevo nada de dinero encima”.

El hombre con un tono feroz le replicó: “Y entonces, ¿por qué tiemblas?”

Tom con el gesto torcido le respondió: “¡Porque pensaba que eras el revisor!”

我以为你是检票员

一天,汤姆正坐在去华盛顿的一列火车上,车厢内只有他一个人。当列车在一个车站靠站时,车门打开,上来一个大汉,用刀抵住汤姆的颈部威吓道:“要钱还是要命?”

汤姆被吓得浑身哆哆嗦嗦地回答:“我身上一分钱也没有。”

大汉恶狠狠地问:“那你为什么发抖?”

汤姆哭丧着脸说:“我以为你是检票员。”

Chistes en chino

Precio al por mayor

Cualquier nativo de una isla es capaz de hacer un bonito bolso de mimbre  del gusto de los turistas.

Una vez, un americano se compró uno de estos bolsos por solo 3 dólares, por lo que pensó en comprar mil unidades a precio de mayorista.

El nativo le dijo: “¡Ahora cada bolso cuesta 4 dólares! ¡No se imagina lo aburrido que es pasarse todo el día haciendo bolsos de mimbre!”

批发价

某个岛国上的土著人能做出漂亮的草编背包,很受游客欢迎。

一个美国箱包商花3美元买下一个后,又要订购1000个同样花色的背包,并询问批发价。

土著人回答:“每个只要您4美元好了!您知道,成天编一模一样的东西有多枯燥!”


 

ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Música cantonesa

La música cantonesa, a pesar de que se originó a principios del siglo XX en la zona dialectal del cantonés –que incluye la capital provincial de la provincia de Guangdong y el Delta del río de la Perla–, no tardó en hacerse popular dentro y fuera de China. A partir de las melodías folklóricas de esta comarca y de algunas piezas musicales de la Ópera de Guangzhou, y a lo largo de sus casi 300 años de formación y desarrollo, la música cantonesa integra elementos musicales provenientes de la antigua China y de la variedad folklórica de Jiangnan (en el sur del río Yangtsé).

Artículo de
Zhou Fuqin 
周福芹
En un principio la música cantonesa era utilizada únicamente para conectar las escenas distintas de la Ópera de Guangzhou o servir de melodías para resaltar las actuaciones, con lo cual la música de esta zona no pudo reivindicar su identidad como una variedad musical individual, ni tampoco obtener la denominación de “música cantonesa” hasta los años 20 del siglo pasado.

Una característica fundamental de la interpretación de esta variedad musical se centra en el uso frecuente del glissando (1) junto con un estilo y calidad peculiar por la agrupación de varios instrumentos. En los primeros conciertos se solía recurrir a instrumentos como el violín de dos cuerdas, el violín chino, el violín de tres cuerdas, la guitarra de cuatro cuerdas en forma de luna y la flauta china, mientras que en las piezas de solo se utilizaba primero la pípá (guitarra china de cuatro cuerdas o 琵琶) y el yángqín (dulcémele chino de cuerda percutida o 扬琴), que más tarde cedieron el protagonismo a otros instrumentos como el gāohú (una variedad de violín chino o 高胡). Asimismo, la melodía de la música cantonesa se caracteriza por su fluidez, aspectos naturales y animación, destacando su toque cultural que nos sumerge en esta región.

Perteneciente a la música programática, la cantonesa tiende a emplear una estructura más sencilla y fácil, una amplia extensión musical, melodías variadas y ricas junto con una heterogeneidad de métodos aplicados para reproducir o describir el paisaje natural, los objetos reales o la vida cotidiana, o simplemente expresar los sentimientos y las emociones. Teniendo en cuenta que los temas que se tratan en la música cantonesa apenas tienen enfoques en la sociedad o la vida humana, se hace patente que su función está centrada en entretener y relajar a la audiencia mientras moldea su carácter.

Música cantonesa
El gāohú es una variedad de violín chino de dos cuerdas similar al èrhu.

En la actualidad el número total de piezas musicales inscritas en esta variedad cantonesa ha superado las 300 obras, entre las cuales hay unas 50 clásicas que han conseguido difundirse ampliamente dentro y fuera de China. Así, destacan obras representativas tales como Hantianlei (El trueno), Daochuilian, Yudabaojiao (Las gotas de lluvia golpean las hojas de banana), Sailongduojing (Los barcos de dragón en competición), Emayaoling (La campanilla y caballo), Pinghuqiuyue (La luna otoñal asoma por el lago pacífico), Bubugao (Paso a paso hacia arriba), Niaotoulin (La entrada de pájaros en el bosque), Chanyuanzhonsheng (Campanas en el monasterio), Yuyouchunshui (Peces en el agua primaveral), Chunjiaoshima (Montar caballos en primavera), Shanxiangchunzao (La llegada de la primavera en la montaña), Xikailian (La primera hozada) y un largo etcétera.

La pieza Yudabaojiao (Las gotas de lluvia golpean las hojas de banana), siendo una de las músicas más conocidas de su época, destaca por las técnicas del staccato y el glissando aplicadas en una melodía clara y fluida, imitando el sonido de la caída de la lluvia en las hojas de la banana mecidas por la tempestad, y al mismo tiempo destacando la felicidad de la gente por el chubasco oportuno que acaba con el bochorno estival.

Sin embargo, en la obra Emayaoling (La campanilla y caballo), a través de recurrir a técnica variada del staccato o ritmo cambiante, presenta una imagen donde un caballo hace sonar una campanilla.

Música cantonesa
La pípá es la guitarra china de cuatro cuerdas.

La pieza más representativa del prestigioso compositor cantonés, Lü Wencheng, titulada Pinghuqiuyue (La luna otoñal asoma por el lago pacífico), fue elaborada durante un viaje a Hangzhou en pleno otoño donde el bello paisaje le tocó la fibra sentimental. Esta música, considerada como una de las mejores melodías entre todas las obras instrumentales chinas, combina diversos estilos extraídos de la variedad folklórica de la provincia de Zhejiang y de la de la Guangdong, a fin de expresar fielmente los sentimientos que concibió el compositor.

La danza del dragón que se celebra en las festividades folklóricas chinas simboliza las aspiraciones de los chinos, con lo cual la música titulada Longfeifengwu (El dragón volador y el fénix bailador) pone de relieve el ritmo y la fuerza, imitando los pasos de los bailarines que avanzan, retroceden o dan vueltas. Los instrumentos empleados, el gong, la trompeta china y otros de cuerda, muestran un aspecto de felicidad y armonía.

La prodigiosa música del sur de China

La música Hangongqiuyue (La luna otoñal en el Pabellón Han), conocida también como Santanyingyue (La imagen de la luna reflejada en los Tres Estanques), era una música de carácter melancólico antes de su adaptación. Se le eliminó el tono triste y se le añadieron muchos elementos típicos de la música cantonesa con pinceladas melódicas del norte, aportándole un estilo fuerte e ininterrumpido, delicado y suave.

En realidad, allá donde haya chinos de ultramar, habrá música cantonesa, pues la mayoría de emigrantes proceden de esa región y esas melodías les sirven como recuerdo de su pueblo natal y como nexo cultural de unión entre ellos y China.

Notas: (1). Glissando: Adorno musical de un efecto sonoro consistente en pasar rápidamente de un sonido hasta otro más agudo o más grave haciendo que se escuchen todos los sonidos intermedios posibles dependiendo de las características del instrumento.

Más sobre la música tradicional china en ConfucioMag:

Vocabulario chino 4: Instrumentos musicales


ic_ESP_12-1

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 12. Volumen III. Mayo de 2012.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Parque Daguan

El parque Daguan está situado junto a la ciudad de Kunming. La exuberancia de su flora, así como sus rocas, pabellones, puentes y arroyuelos son capaces de embelesar a todo aquel que lo visita.

Reportaje de
Wu Yunfan
吴云凡
El parque Daguan está situado junto al lago Dian, a tan solo 3 km al oeste de Kunming. Si por un lateral sobresalen las brillantes olas que ocupan la vastedad de su lago, al frente se alza el monte Taihua que le sostiene la mirada para crear, en conjunto, un paisaje de una belleza única. La exuberancia de su flora, así como sus rocas, pabellones, puentes y arroyuelos son capaces de embelesar a todo aquel que lo visita, pues no en vano es uno de los lugares preferidos por quienes aquí viven para ir de excursión. Los principales atractivos del parque son sus edificios Louwailou y Daguan, la zona de Jinhuapu, el jardín de bonsáis y los jardines del Este, situado al este de Jinhuapu; del Sur, ubicado en la parte meridional del edificio Louwailou; y del Oeste, entre otros.

Parque Daguan

Este último está compuesto por dos parques privados conocidos como Qiushang y Baiyuan. Aquí se dan cita multitud de estanques de loto y pabellones, diques repletos de sauces llorones flanqueados por puentes arqueados y, junto a ellos, el edificio Xiaoguan, del que destaca su tejado a cuatro aguas formado por aleros situados a diferentes niveles y alturas. El parque del Sur, por su parte, cede su protagonismo a la villa de la familia Yu, una vivienda que habitó el político y arquitecto Yu Enxi durante la época de la República de China. Se trata de la vivienda Jinhou, que procede del nombre de cortesía de su dueño y que, rodeado de arroyos, estanques de loto, pasarelas sobre el agua y pequeños pabellones cubiertos de plantas trepadoras, presenta una armoniosa síntesis de elementos arquitectónicos occidentales y orientales.

Parque Daguan

El jardín de bonsáis del parque Daguan tiene una superficie de 4.500 m2 que lo convierten en el más grande de la ciudad con esas características. En su interior, es fácil quedarse asombrado por la frondosidad y la exuberancia de sus múltiples especies de bonsáis que dominan cada rincón del apacible lugar. Junto a los laberínticos muros de su interior, y al lado del complicado entramado de pabellones, son sus plantas y rocas los principales responsables de la belleza del paisaje. En el interior del parque las cuatro estaciones ofrecen paisajes, todos ellos únicos, como si fueran cuadros de pinturas, rematados con una gran cantidad de árboles, cuya historia se cuenta por siglos. Destaca, entre todos ellos, un árbol de Júpiter plantado por el mismo emperador Qianlong (乾隆), durante la dinastía Qing (1644-1911), y cuyo tronco ha crecido formando los trazos del carácter 寿 (shòu), es decir, longevidad. Se dice que en la década de los años 60 del pasado siglo, un estadounidense de origen chino trató, sin éxito, de comprarlo por 30.000 dólares. Hoy en día, con más de 200 años de historia, se ha convertido en el tesoro más preciado del jardín de bonsáis.

Parque Daguan

La zona de Jinhuapu está rodeada por tres tercios de agua y conforma, por sí misma, el paisaje más destacado del parque Daguan. Su grandiosa puerta, de tejados con aleros exageradamente curvados, se erige frente al acceso de este gran jardín. Aunque al norte y al este cuenta con estanques de loto de grandes dimensiones, el principal punto de interés de este sector es el edificio Daguan que preside un enorme complejo arquitectónico formado por salas, pabellones cerrados y otros al aire libre, construidos durante el periodo Kangxi de la dinastía Qing y conectados por largos corredores que serpentean por las orillas de los distintos estanques del recinto.

Parque Daguan

Al panorama cultural e histórico que ofrecen, se le han unido recientemente construcciones como el Corredor Huaxia del pareado largo, la exposición de calcos en papel de antiguas inscripciones en piedra del edificio Daguan, el museo de las cuatro grandes torres de China, el museo histórico y cultural del pareado largo y otras. En el jardín, los pronunciados arcos de los puentes salvan la distancia existente entre las orillas de sus diques, por lo que numerosos estanques de loto descansan bajo la sombra de los sauces y la exuberancia y la vitalidad de sus ancestrales árboles. Llama la atención en su interior un conjunto de rocas artificiales conocido como caiyunya (彩云崖, que significa, literalmente, los precipicios de las nubes de colores), y que cuenta con un camino que se retuerce alrededor de riscos y picos para formar un bonito corredor cuyas vigas y pérgolas están repletas de glicinias chinas trepadoras. A su alrededor se disfruta de un sobrecogedor panorama capaz de mantener, durante las cuatro estaciones del año, una abundancia de todo tipo de flores que compiten constantemente entre ellas por ser la más colorida; y de un verde manto de hierba cuya frondosidad invita a sentarse sobre él. Se trata de mucho más que una perfecta fusión entre el paisaje histórico y el cultural del parque, pues también sirve como expositor del florecimiento de la vegetación que habita en esta zona durante primavera y otoño.

Parque Daguan

El jardín del Oeste, también conocido como el jardín cultural del pareado largo, fue construido en 1998 y ocupa 800.000 m2. El edificio Louwailou, por su parte, se halla al sureste de la construcción Daguan, enteramente rodeado de agua por lo que precisa de caminos custodiados por sauces para tender puentes con otras zonas del parque. Sus muros se elevan frente a los del edificio Daguan si bien por medio hay tres estanques, en los que se refleja la luz de la luna, que los separa en la distancia.

Es Daguan la edificación que goza de un mayor protagonismo en todo el parque. Se trata de una construcción que comenzó durante el decimonoveno año del periodo Kangxi de la dinastía Qing, es decir 1690, y que cuenta con un tejado excepcional, elaborado con vidrio de colores y aleros de tres niveles de diferentes alturas formados por estructuras de madera. Según los registros de Yu Jiahua, editor de los Hechos e historias de Yunnan, “durante el vigesimonoveno año del periodo Kangxi, cuando el funcionario Wang Jiwen viajaba en una de sus inspecciones, pasó por este lugar y fue testigo del paisaje que las montañas y los lagos delineaban. Tras lo cual, reunió a sus subordinados y les ordenó la construcción de todo tipo de edificios y pabellones… y, al principal de ellos, lo denominó Daguan (…)”, “a sus alrededores se construyeron terraplenes en los que se plantaron melocotoneros y sauces para embellecer el paisaje de la zona (…)”, “desde entonces, sabios y nobles hicieron de él su lugar preferido de reunión, por lo que no pasó ni un día vacío. De ahí procede su fama, que lo convertiría pronto en el lugar más famoso de la ciudad”.

Parque Daguan

En los años de reinado del emperador Qianlong, es decir, entre 1736 y 1796, el erudito Sun Ranweng compuso un pareado de 180 caracteres para este edificio y que pasaría a la historia como el mejor pareado largo del mundo. Posteriormente, el conocido literato Lu Shutang esculpió los caracteres del pareado en la construcción. Precisamente debido a este pareado, Daguan se iguala en fama a la Torre de la Grulla Amarilla, la de Yueyang o la de Guanque, para completar el conjunto denominado como las cuatro grandes torres de China. Tras haber experimentado diversas ampliaciones, haber sido destruida, reconstruida y remodelada varias veces, ha llegado a adquirir la forma de la que podemos disfrutarla hoy en día. En el año 1983, además, fue calificada como Objeto Cultural con rango de protección provincial de Yunnan y, en 2013, adquirió la misma condición pero en el nivel nacional.

Parque Daguan

Hoy en día, además de su protección estatal debido a su valor cultural, el parque Daguan ha alcanzado el cuarto nivel más alto de un total de cinco, dentro de la clasificación de atracciones turísticas de China. Se trata de uno de los diez grandes parques localizados en Kunming, y como tal, en su interior se pueden sentir los más de 300 años de historia en los que sus jardines han sido testigos y gracias a los cuales ha llegado a conformar un paisaje extraordinario y único en la ciudad de Kunming. 

El extenso lago Dian, la perla de Kunming


Revista Instituto Confucio 49

pdfPublicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 49. Volumen IV. Julio de 2018.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Confucio

Las frases de Confucio son una recopilación de pensamientos elaborada por sus discípulos a lo largo de 75 años tras la muerte del Maestro, en el 479 antes de Cristo.

Confucio

Frases de Confucio, pensamientos, preceptos, analectas, florilegios…   podemos llamar de muchas formas a estas pequeñas cápsulas de sabiduría que han viajado por el tiempo desde el siglo V antes de Cristo. Todas ellas están extraídas de los monólogos y diálogos de Confucio (孔子, Kǒngzǐ) o Maestro Kong, como se traduce literalmente a los caracteres con los que se firman sus frases en China. Fueron recopiladas por la segunda generación de sus discípulos en una obra llamada «Lun Yu» , (论语, Lún Yǔ), literalmente «Discusiones sobre las palabras». En castellano, esta obra suele ser llamada «Analectas de Confucio».

frases de confucio

Confucio nació en Qufu (曲阜, Qūfù), en la provincia de Shandong. Su filosofía es una suerte de ética social. Cualquier persona aplicacada llega a a un estado superior y armónico, regido por la serenidad, el juicio, la virtud, la sabiduría y la rectitud después de toda una vida practicando una serie de principios básicos contenidos en las frases de Confucio, divididas originalmente en dos partes de 10 capítulos cada una.

Estos principios éticos del confucianismo, que deben ser la norma de comportamiento en una vida humana son pocos, pero realmente difíciles de practicar con soltura: la base está construida sobre dos conceptos: el ren (仁, rèn) que alude a la compasión o simpatía que induce a socorrer a los semejantes, y el li (礼, lǐ), la equidad que lleva al respeto por los bienes ajenos y la posición social de cada cual. Este es el primer fundamento. El resto es estudio, la reflexion y esfuerzo. Con estos ingredientes, los discípulos del Maestro Kong aspiran a llegar a ser esa persona «que conoce la voluntad del cielo y puede hacer lo que le plazca» sin trasgredirla.

  • Más sobre la vida de Confucio en ConfucioMag

frases de confucio

El confucianismo ocupó durante dos milenios un lugar central en la ideología y la vida cotidiana de China. Confucio difundió una idea de orden que se extiende hacia el universo entero y su filosofía ha extendió su influencia a Corea, Japón y Vietnam. Hay templos con frases de Confucio en casi todas las ciudades y pueblos Chinos. La casa natal del Maestro, el bosque donde reposan sus restos y los de 100.000 descendientes suyos… y el gran templo de Qufu (曲阜, Qūfù), en la provincia de Shandong, donde nació, son tres lugares clave del confucianismo y también Patrimonio de la Humanidad. Confucio es más que una filosofía, más que una colección de pensamientos y más que un personaje histórico. Las frases de Confucio son una vía real para la búsqueda de la sabiduría. Su estudio vuelve a suscitar un gran interés. Hemos elegido varias para ilustrar este artículo:

FRASES DE CONFUCIO

CAPÍTULO I. VERSO 1

¿Permanecer imperturbable cuando no eres apreciado por los otros es  virtuoso no es cierto?

人不知,而不愠,不亦君子乎?

frases de confucio

CAPÍTULO I. VERSO 3

Una persona aduladora y pomposa no es demasiado benevolente!

巧言令色,鲜矣仁!

frases de confucio

CAPÍTULO I. VERSO 16

No te preocupes si los demás no te aprecian, preocúpate si tú no aprecias a los demás.

不患人之不己知,患不知人也。”

frases de confucio

CAPÍTULO II. VERSO 15

El conocimiento sin reflexión es inútil. La reflexión sin conocimiento es peligrosa.

学而不思,则罔;思而不学,则殆。

frases de confucio

CAPÍTULO II. VERSO 16

Para atacar a tus oponentes, debes dejar de dañarte a ti mismo también.

攻乎异端,斯害也已。

frases de confucio

Más reportajes sobre la figura de Confucio en ConfucioMag:

Las enseñanzas de Confucio, el filósofo de moda

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies