Huanghe (Río Amarillo): el río madre de la civilización china

El río Amarillo (黄河 Huáng Hé), con cerca de 5.500 km de largo, es el segundo río más grande de China y el que contiene más arena del mundo. Pese a sus frecuentes inundaciones, la cuenca del Huanghe ha hecho una magnífica contribución por el desarrollo y el crecimiento de la civilización china.

Río Amarillo Huanghe

Reportaje de
Wang Wen
王文
 
El río Amarillo (黄河 Huáng Hé), que mide unos 5.464 kilómetros de largo y ocupa una superficie de unos 795.000 kilómetros cuadrados, es el segundo río más grande de China y el quinto del mundo. El Huanghe nace en la vertiente norte de la montaña Bayankala (巴颜喀拉山) en la meseta Qinghai-Tíbet. La forma del río se asemeja a la del carácter (). El río transcurre por la provincia de Qinghai y otras ocho provincias y regiones hasta desembocar en el mar de Bohai por Kenli, en la provincia de Shandong. Como el Huanghe pasa por la meseta de Loess, el agua acumula mucha cantidad de barro y arena de color amarillo, por ello recibe el nombre de río Amarillo. También es el río que contiene más arena del mundo. Debido a la acumulación de barro y arena en algunas partes del curso, su lecho es más alto que el suelo, por lo que se producen frecuentes inundaciones. Por eso este río es uno de los más catastróficos del mundo, al que también se le conoce como “río colgante” o “río por arriba del suelo”. Sin embargo, a lo largo de la historia, la cuenca del Huanghe ha hecho una magnífica contribución por el desarrollo y el crecimiento de la civilización china y se convirtió en una de las cuatro cunas de las civilizaciones más antiguas del mundo. Por eso los chinos lo llaman “el río madre” (母亲河 mǔ qīn hé).

Río Amarillo Huanghe
El Río Amarillo rompe su curso, de Ma Yuan (1160–1225), Dinastía Song.

Los descendientes de los emperadores Yan y Huang 

Durante las épocas antiguas, los cursos centrales e inferiores del río, que se alimentaban con abundantes lluvias y producían tierras fértiles, eran muy apropiados para el crecimiento de plantas, cosechas y, en general, para la vida del ser humano. Hace cientos de miles de años, los habitantes de China vivían de la pesca, la caza y la recolección. En el período Neolítico, en las zonas de los cursos centrales e inferiores del río Amarillo había principalmente tres tribus: la del emperador Huang (黄帝), la de Chiyou (蚩尤) y la del emperador Yan (炎帝). Las tribus de los emperadores Yan y Huang se unieron para luchar contra la de Chiyou. Estas tribus se fueron mezclando poco a poco. Más tarde, los descendientes de Yan y Huang, junto con los cortesanos y el pueblo crearon las dinastías Xia (), Shang () y Zhou (). En aquella época, se autodenominaban Hua () o Xia (), predecesores de la etnia Han (汉族). Por eso, en la actualidad, los Han consideran a Yan y Huang como sus primeros antepasados y se llaman a sí mismos los descendientes de Hua Xia o de Yan Huang. La etnia Huaxia vivía principalmente en las zonas de los cursos centrales e inferiores del Huanghe y creía que esa zona estaba situada en el centro del universo. De ahí que fuera conocida como Zhōngyuán (中原 planicie central), Zhōngguó (中国 país central) o Zhōnghuá (中华 país central de los Hua)”.

Río Amarillo Huanghe
El río a su paso por las Tres Gargantas.

La época dorada de las dinastías Xia, Shang y Zhou

En los más de 2.000 años de historia que van desde la dinastía Shang ( 1600-1046 a.C.) hasta la dinastía Song del Norte (北宋 960-1127), la parte de los cursos centrales e inferiores del río Amarillo siempre fueron el centro político, económico y cultural de China. Una veintena de dinastías establecieron su capital en Xi´an o Luoyang y muchos acontecimientos históricos importantes sucedieron allí. Miles de políticos, científicos y literatos aparecieron sucesivamente en escena. A su vez, los intercambios económicos y culturales entre China y otros países del mundo no cesaban.

Río Amarillo Huanghe
Cascada Hukou.

La dinastía Xia ( 2070-1600 a.C.) fue la primera de tipo patrimonial según el registro histórico de China. Dayu (大禹), el primer emperador de esta dinastía, fue un héroe que domeñaba las inundaciones del río Amarillo. Dirigió al pueblo a dragar el río Huanghe de acuerdo con la regla de que el agua corre hacia abajo y aprovechó la topografía de la zona. Podemos deducir, por lo tanto, que en aquel momento el río Amarillo ya había perdido su equilibrio ecológico. Dayu modificó el sistema sucesorio y cedió el trono a su hijo Qi (). El calendario lunar que se ha utilizado con popularidad hasta hoy en día en China, también conocido como el calendario Xia, fue elaborado en la dinastía del mismo nombre, según las posiciones de la Osa Mayor, para definir cada mes.

Río Amarillo Huanghe
Vasija jinwen, fabricada en bronce y con inscripciones en su interior.

Los objetos de bronce de la dinastía Shang ( 1600-1046 a.C.) son muy refinados. La antigua vasija cuadrada Simuwu, desenterrada en Anyang, provincia de Henan (capital de la dinastía Shang, conocida como Yinxu), que pesa 875 kilos, es uno de los objetos más destacados. En la dinastía Shang, para cualquier problema, fuera importante o nimio, se practicaba la adivinación. La gente anotaba el acontecimiento y el resultado del oráculo esculpiéndolos en caparazones de tortuga o en huesos de animales. Estas inscripciones, como se esculpían en materiales muy duros, tenían forma cuadrada. En vasijas antiguas de bronce también hay inscripciones, llamadas jīnwén (金文). Como se hacían a través de fundición los caracteres tienen formas redondeadas.

Río Amarillo Huanghe
Vasija cuadrada Simuwu.

En la dinastía Zhou (), especialmente durante el período de Primaveras y Otoños (770-476 a.C.) y el período de los Reinos Combatientes (475-221 a.C.), la civilización de la cuenca del río Huanghe alcanzó su apogeo. En aquel entonces el emperador de la dinastía Zhou era como el secretario general de la ONU. Sin embargo, había decenas de reinos donde los señores feudales luchaban entre sí para conseguir el poder supremo.

Durante estos períodos surgieron abundantes escuelas privadas. Numerosos intelectuales escribieron libros o pronunciaron discursos. Muchos de los más célebres pensadores de China aparecieron durante esta época. Sus pensamientos se convirtieron posteriormente en la base y la escencia de la civilización china. Confucio fue uno de ellos. Viajó a lomos de un caballo por los reinos de la planicie central y, posteriormente, volvió a Qufu, en la provincia de Shangdong su tierra natal, para crear escuelas. Tenía más de 3.000 alumnos entre los que sólo unos 72 fueron sobresalientes. El libro Las Analectas recoge las citas de Confucio sintetizadas por sus alumnos según las notas que tomaban en clase. Esa fue la época acuñada por el pensador alemán Karl Jaspers como la “época del eje” de la civilización humana. Dicha época se sitúa en el período alrededor del año 500 a.C. y ocupaba las zonas alrededor de 30 grados de latitud norte. Durante ese período, en la mayoría de civilizaciones, surgieron muchos adelantos importantes, así como célebres pensadores: Sócrates, Platón y Aristóteles, en la Grecia clásica; los profetas judíos en Israel; Sakyamuni en la antigua India; y grandes pensadores como Confucio, Laozi, Zhuangzi, Mozi y otros en China.

Río Amarillo Huanghe
Estatua de la diosa de la civilización del río Amarillo.

El eterno río materno

La civilización del río Huanghe tiene sus inicios en las dinastías Qin ( 221-206 a.C.) y Han ( 206 a.C.- 220 d.C.) para alcanzar, tras un milenio, su apogeo durante la dinastía Song del Norte (北宋 960-1127). A lo largo de la historia china, muchos emperadores de diversas dinastías fueron empujando a la civilización del río Amarillo hacia una y otra orilla. Importantes inventos científicos y técnicos, como la pólvora, la brújula, el papel y la imprenta; junto con la poesía, la seda, el té, la porcelana, la medicina tradicional china, las artes marciales, los caracteres chinos, la caligrafía o la pintura, se expandieron por todo el mundo.

Río Amarillo Huanghe
El río Amarillo a su paso por la prefectura autónoma hui de Ning Xia, provincia de Gansu.

La agricultura fue la actividad dominante en la civilización de la cuenca del río Huanghe. Debido a los cambios climáticos y otros factores históricos, desde finales de la dinastía Song del Norte el centro político, económico y cultural de China se trasladó hacia la cuenca del río Chángjiāng (长江 río Yangtsé). Como se cultivaba en exceso, las plantas de la cuenca del Huanghe y de la meseta de Loess fueron desapareciendo poco a poco. Esta meseta fue perdiendo agua y suelo a causa de la grave erosión del río Amarillo. El Huanghe era como una inmensa cinta de transmisión que transportaba toneladas de barro y arena a las zonas de los cursos centrales e inferiores y a la desembocadura. Aunque el río Amarillo ha causado reiteradas inundaciones y desastres a las cosechas y vidas de sus gentes, también ha hecho significantes contribuciones a lo largo de la historia. La planicie del Norte actual, que había sido un mar en la antigüedad, está formada por barro y arenas traídos por el Huanghe. A día de hoy, el río sigue creando tierras. Cada año alarga la China continental hacia el mar de Bohai, ampliando el país decenas de kilómetros cuadrados.

Río Amarillo Huanghe
Embalse de Xiaolangdi.

Huanghe no es simplemente un concepto hidrográfico, sino un caleidoscopio multiforme sobre la historia y la cultura del origen de la civilización china. Para los chinos, el río Amarillo es el verdadero “río madre”. Allí se pueden encontrar muchos vestigios de las civilizaciones más antiguas. Tiene una profunda influencia sobre el espíritu nacional (especialmente en el norte de China), las tradiciones nacionales, el carácter del pueblo y las costumbres del país. Incluso se ha convertido en un gen cultural que corre por las venas de cada chino.

Río Amarillo Huanghe
Turistas visitan la presa de Xiaolangdi.

Más viajes por China en ConfucioMag

  • Viajar a China con todos los reportajes de viajes la Revista Instituto Confucio – ConfucioMag

Revista instituto Confucio 25

pdfPublicado originalmente en la Revista Instituto Confucio.
Número 25. Volumen 4. Julio de 2014.
Ver / descargar el número completo en PDF 

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This