Shandong: El tesoro que aflora

La provincia de Shandong, la tierra natal de Confucio, es conocida por sus vestigios paleolíticos, su cocina típica, sus playas y fuentes y por la montaña de Taishan, una de las cinco montañas sagradas del Taoísmo.

Monte Lao.
Monte Lao.

Un reportaje de
Carolina Navarro Plata
罗悦柔
Shandong (山东, Shāndōng), literalmente “al este de las montañas”, hace referencia al enclave en el que está situada la provincia, al este de la cadena montañosa Taihang (太行山, Tàiháng shān). Shandong es sinónimo de historia, una especie de museo al aire libre donde encontrar huellas de civilizaciones del paleolítico. Es sinónimo de filosofía, pues en Qufu (曲阜, Qūfù) nació Confucio (孔子, Kǒngzǐ), padre de las virtudes que han influido profundamente en la sociedad china: bondad, rectitud y decoro. Y también Shandong es sinónimo de naturaleza, por ser el lugar donde se encuentra Taishan (泰山, Tàishān), una de las cinco montañas sagradas del Taoísmo, no sólo importante por ser un lugar de peregrinación sino también por la belleza de su paisaje y por su historia. Fue en este paraje donde Qin Shi Huang (秦始皇帝, 259-210 a.C.), el primer emperador de China, informó a los dioses de que había conseguido su propósito de unificar China. Taishan es, junto con el templo y el cementerio de Confucio en Qufu, uno de los mayores atractivos turísticos de la provincia. Los tres han sido declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

Montaña Taishan.
Montaña Taishan.

Situada en la costa este de China, con una extensión de 157.000 km2, la región consta principalmente de dos partes: la zona interior y la península de Shandong. Por el interior, donde se encuentra Taishan, limita con las provincias de Hebei por el norte y el oeste; con Henan (河南, Hénán) por el suroeste; y con Anhui (安徽, Ānhuī) y Jiangsu (江苏, Jiāngsū) por el sur. La península, rica en recursos naturales gracias a sus 2.535 km de costa, está bañada por el Mar de Bohai (渤海, Bó Hăi “mar de Bo”) por el norte y por el Mar Amarillo por el sur. El Río Amarillo (黄河, Huáng Hé), que arrastra la mayor cantidad de sedimentos del mundo, recorre la provincia en dirección noroeste, hasta el Mar de Bohai. En sus aguas desemboca formando el conocido delta del Río Amarillo. 

Delta del Rio Amarillo.
Delta del Rio Amarillo.

El interior de la región tiene un clima continental, con inviernos fríos y veranos secos y calurosos. Sin embargo, la península goza de un clima más moderado por la influencia del mar. Si visitamos Shandong en primavera u otoño podremos disfrutar de temperaturas agradables y bellos paisajes.

Al igual que otras provincias, bañadas por las aguas del Río Amarillo, Shandong es una de las cunas de la civilización china. Debido a la cantidad de vestigios de la antigua China que se han encontrado aquí, recibe el sobrenombre de “museo virtual”. Entre 1981 y 1982 se descubrieron en el condado de Yiyuan (沂源, Yíyuán) restos  fósiles de Homo erectus que datan de hace entre 400.000 y 500.000 años. Estos restos son conocidos con el apelativo del “hombre de Yiyuan”.

Cerámica Longshan.
Cerámica Longshan.

En el neolítico diferentes culturas se asentaron en esta zona y, entre ellas, destacan las culturas Houli (后李文化), Beixin (北辛文化), Dawenkou (大汶口文化) y Longshan (龙山文化). Merece una especial mención la cultura Longshan (2600-2000 a.C.), famosa por el alto nivel técnico de su delicada cerámica, el uso del torno alfarero, así como por la construcción de asentamientos fortificados.

En el período de las Primaveras y Otoños (春秋时代, Chūnqiū shídài, 770-476 a.C.) Shandong ya se había convertido en centro político y militar. Durante esta época, existían en la zona dos estados: Qi (齐国, Qí guó) en el sureste y Lu (鲁国, Lǔ guó) en el este. El estado de Qi era una gran potencia económica gracias a las exportaciones de seda, pescado y sal a otras partes de China. De esta época data la Gran Muralla de Qi (齐长城, chángchéng), la más antigua de China. El estado de Lu (abreviatura que se utiliza para referirse a Shandong), era una potencia cultural porque en su capital, Qufu, nació Confucio (551-479 a. C.) cuyas doctrinas se convirtieron en uno de los pilares de la cultura y la moral tradicionales chinas. El término Shandong se utilizó por primera vez durante el período de los Reinos Combatientes (战国时代, Zhànguó shídài, 475-221 a.C.) para hacer referencia al área administrativa.

Gran Muralla de Qi.
Gran Muralla de Qi.

Durante la dinastía Yuan (, 1271-1368) Beijing se convirtió en la capital, y con esto dejó de ser necesario que el Gran Canal llegara a Kaifeng, la antigua capital de la dinastía Song del Norte. Esta situación fue beneficiosa para Shandong al construirse el canal que lleva su nombre, que unía Beijing y Hangzhou por la costa, acortando así la extensión del Gran Canal. Esta construcción dio un impulso sin precedentes a la economía de la provincia.

Sin embargo, a mediados del siglo XIX, la región se vio severamente afectada por catástrofes naturales. Primero fueron las sequías y después llegaron las terribles inundaciones del Río Amarillo. Esto desencadenó un fuerte movimiento migratorio hacia el noreste de China y a Mongolia Interior.

Delta del Rio Amarillo.
Delta del Rio Amarillo.

Shandong no sólo sufrió los estragos de la naturaleza. Desde finales del siglo XIX hasta mediados del siglo XX vivió un periodo histórico muy convulso. Tras la Guerra Sino-Japonesa (1894-95) los japoneses ocuparon brevemente la provincia. En 1898, tras la rebelión de los Bóxers, la dinastía Qing (, 1644-1911) firmó un tratado por el que China cedía Qingdao (青岛) a Alemania durante 99 años. De forma similar, Gran Bretaña consiguió el control de la ciudad portuaria de Weihai (威海). Aunque el control de la zona volvió a manos chinas en 1914, un año más tarde Japón ocupó de nuevo la provincia hasta 1922, bajo la amenaza de utilizar la fuerza. Cuando acabó la Segunda Guerra Sino-Japonesa (1937-45), China recuperó finalmente el control de Shandong.

Debido a la cantidad de vestigios de la antigua China que se han encontrado aquí, recibe el sobrenombre de “museo virtual”. Entre 1981 y 1982 se descubrieron en el condado de Yiyuan restos  fósiles de Homo erectus que datan de hace entre 400.000 y 500.000 años. Estos restos son conocidos con el apelativo del “hombre de Yiyuan”.

Con la fundación de la República Popular China, en 1949, la situación económica y social de la provincia mejoró considerablemente. El gobierno promovió el desarrollo de la industria y la agricultura, lo que alivió la situación turbulenta que había sufrido esta zona durante los últimos cien años.

Templo de Confucio.
Templo de Confucio.

En la actualidad es una de las provincias más ricas de China (su PIB creció un 9.6% en 2013), y su desarrollo se sustenta bajo los pilares de la agricultura, la pesca, las exportaciones, la industria, el sector de la alta tecnología y el turismo. Esta afluencia económica contribuye a que sea la segunda provincia más poblada de China, con casi 96 millones de habitantes, sólo por detrás de Henan. El encanto de Shandong no sólo reside en sus paisajes o monumentos históricos sino también en sus habitantes, que son conocidos por su honestidad, hospitalidad, amabilidad, así como por la importancia que otorgan a la familia, a los amigos y a la patria.

Manantiales de Jinan.
Manantiales de Jinan.

Jinan, la ciudad de los manantiales

Jinan (济南, Jǐnán), capital de Shandong, con una historia de más de 4.000 años y una población de aproximadamente 7 millones de habitantes, es el centro político, cultural, económico, científico y tecnológico de la provincia. Como su nombre indica, “al sur del Ji”, la ciudad estaba situada al sur del río Ji (cuyo cauce ocupa hoy el Río Amarillo) y al norte de Taishan. Por su peculiar topografía Jinan es conocida como “la ciudad de los manantiales” (泉城, Quánchéng), ya que cuenta con 72 manantiales kársticos en su área urbana. La plaza Ciudad de los Manantiales, en el centro urbano, es un reflejo de cómo Jinan ha sabido combinar modernidad con historia y naturaleza.

Llenando la tetera para preparar té.
Llenando la tetera para preparar té.

Al oeste de la plaza se encuentra el manantial Baotu (趵突泉, Bàotū quán), el más famoso de la ciudad, que significa literalmente “saltar de repente”, puesto que sus chorros pueden llegar hasta los 24 metros de altura. Sus aguas se mantienen a 18ºC durante todo el año. Dicen que una visita a Jinan no está completa hasta que no se prueba el té preparado con las aguas de este manantial. Así, según la leyenda, el emperador Qianlong (乾隆, Qiánlóng, 1711-1799) de la dinastía Qing, quedó deleitado por el sabor del té y afirmó que era “el mejor manantial bajo el cielo” (天下第一泉, Tiānxià dì yī quán). 

Lago Daming.
Lago Daming.

En el centro de la ciudad, al noroeste del manantial Baotu, está el lago Daming (大明湖, dà míng hú), uno de los grandes atractivos culturales y paisajísticos de la ciudad, que está formado por agua proveniente de los acuíferos kársticos que forman sus 72 manantiales. Si traducimos el nombre del lago, que literalmente significa “gran lago brillante”, nos dará una pista de la claridad de sus aguas.

Montaña de los Mil Budas.
Montaña de los Mil Budas.

La montaña de los Mil Budas (千佛山, Qiānfóshān) se asienta a 258 metros sobre el nivel del mar, al sur de Jinan. En la antigüedad se llamaba monte Li, sin embargo, durante la dinastía Sui (, 581-617), se esculpieron muchas estatuas de Buda en sus rocas y se construyó el templo de los Mil Budas, del cual la montaña tomó su nombre actual. Subir a la montaña es disfrutar del paisaje y de las muchas reliquias culturales que la componen.

Ciudad de Quingdao.
Ciudad de Quingdao.

Qingdao, la Suiza de Oriente

Qingdao (青岛, Qīngdǎo o Tsingdao en su antigua adaptación latina) quiere decir “isla verde” y, aunque la ciudad no es una isla en sí, toma su nombre de una pequeña isla frente a su costa llamada Pequeña Qingdao (小青岛). Situada al sur de la península de Shandong, en la bahía de Jiaozhou (胶州湾, Jiāozhōu wān) y bañada por las aguas del Mar Amarillo, Qingdao es una ciudad llena de encanto donde poder disfrutar de la brisa del mar, sus atractivos paisajes y su deliciosa gastronomía. En sus orígenes, Qingdao era un pueblo de pescadores que, durante la dinastía Qing, se desarrolló como un punto estratégico en la economía de la provincia.

Pabellón octogonal Huilan.
Pabellón octogonal Huilan.

La ciudad resulta familiar para los occidentales y exótica para los orientales por la combinación de estilo chino y arquitectura europea, legado de su pasado como colonia alemana. No en vano, por su arquitectura de casas con tejados rojos y ventanas de madera, combinada con amplios jardines, cielo azul y montañas de vegetación frondosa, Qingdao recibe el sobrenombre de “la Suiza de Oriente”. Uno de los lugares más emblemáticos de la ciudad es su muelle (栈桥, Zhànqiáo), de 440 metros de largo, que fue construido en 1891 durante la dinastía Qing. Al final del muelle se encuentra el pabellón octogonal Huilan (回澜, Huí lán), mundialmente famoso por ser la imagen de la cerveza local Tsingdao.   

Qingdao quiere decir “isla verde” y, aunque la ciudad no es una isla en sí, toma su nombre de una pequeña isla frente a su costa llamada Pequeña Qingdao. Sus playas atraen cada año a una gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros. 

Las playas de Qingdao atraen cada año a una gran cantidad de turistas nacionales y extranjeros. La más famosa de las seis playas que tiene la ciudad es la Número 1 (第一海水浴场, Dì yī hǎishuǐ yùchǎng), en la bahía de Huiquan (汇泉湾畔, Huì quán wān pàn), de 580 metros de largo y 40 de ancho. Su encanto reside en su arena fina y su idílico enclave, ya que está rodeada de montañas verdes. En verano puede alcanzar los 200.000 bañistas diarios.

Playa Número 1.
Playa Número 1.

Cerca de la playa Número 1 se encuentra la popular área de Badaguan (八大关, Bādà guān), ideal para pasear tras un ajetreado día por sus calles de árboles alineados y disfrutar de la belleza de su arquitectura colonial, con más de doscientas villas de estilo europeo. Badaguan significa “ocho grandes pasos” en referencia a los ocho pasos de la Gran Muralla, y por ello sus ocho avenidas originales reciben el nombre de los pasos, como por ejemplo Jiayuguan (嘉峪关, Jiāyùguān) en la provincia de Gansu. Badaguan cuenta en la actualidad con diez avenidas (en 1949 se construyeron dos más) cada una está dedicada a un tipo de árbol en particular, como por ejemplo el ginko, el pino, el melocotonero o el manzano. Por su atractivo arquitectónico y paisajístico ésta es una popular zona para realizar reportajes de boda.

Combinación de estilo chino y arquitectura europea en la ciudad de Qingdao.
Combinación de estilo chino y arquitectura europea en la ciudad de Qingdao.

A 30 km al sureste de Qingdao está situado Laoshan (崂山, monte Lao), una de las cunas del Taoísmo que, con 1.133 metros de altura, es la montaña más alta de la costa china. El Templo de la Pureza Suprema (太清宫, Tàiqīng gōng) es el santuario taoísta más grande y antiguo que se conserva en el complejo. Qingdao es una ciudad comprometida con la cultura y el deporte. En 2008 fue la sede de las competiciones de vela de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Beijing. El Centro Nacional de Deportes Acuáticos de Qingdao, construido para albergar dicho evento, ha acogido en 2014 la Copa del Mundo de Vela ISAF.

Ostras fritas.
Ostras fritas.

La cocina Lu

La cocina de Shandong o Lu (鲁菜) tiene sus orígenes en la dinastía Qin (, 221-207 a.C.), cuando ya se utilizaba la sal como condimento y medio de conservación de los alimentos en la zona. Es una de las cuatro grandes tradiciones culinarias de China (四大菜系) y sus milenarias recetas encandilaron el paladar de los emperadores. La cocina del noreste de China (东北菜, Dōngběi cài) se ha contagiado, en mayor o menor medida, de la influencia de esta tradición.

Pepino de mar.
Pepino de mar.

 

Carpa agridulce del Huanghe.
Carpa agridulce del Huanghe.

El arte culinario Lu, caracterizado por su sabor salado, el uso de ajo y cebolla para sazonar y la frescura de sus ingredientes, integra dos estilos locales: el de Jinan y el de Jiaodong. El primero se caracteriza por texturas tiernas y crujientes, una densa fragancia y mucho colorido. Abunda el uso de caldos, especialmente el claro y el lechoso, que son la base de muchas de sus recetas, como por ejemplo la famosa “sopa de nido de golondrina” (燕窝, Yànwō). El plato estrella de la cocina de Jinan es, sin duda, la carpa agridulce del Huanghe (糖醋鲤鱼, Tángcù lǐyú).

El estilo de Jiaodong (胶东, península de Shandong), que incluye platos de Qingdao, Yantai y Weihai, se diferencia por sus sabores suaves y el uso de marisco fresco proveniente de sus costas: gambas, almejas, pepinos de mar, orejas de mar y otras exquisiteces. Las ostras fritas (炸蛎黄, Zhàlìhuáng) son una de sus recetas más populares. De las numerosas técnicas de la cocina Lu las más utilizadas son la técnica Bao (, Bào), que consiste en freír en aceite muy caliente a fuego fuerte, retirar el aceite y condimentar en la misma sartén; y la técnica Pa (, ), donde se rebozan y se fríen los ingredientes hasta que estén dorados, para después sazonarlos. 

Más sobre Shandong en ConfucioMag:

Más viajes por China en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag:


ic_ESP_27

Publicado originalmente en la Revista Instituto Confucio.
Número 27
Volumen VI. Noviembre de 2014.

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This