“Gastar mil piezas de oro comprando huesos”

“Gastar mil piezas de oro comprando huesos”. Este modismo se aplica para describir la sinceridad con la que se reclama la necesidad de encontrar personal capacitado.

26_modismos

Gastar mil piezas de oro comprando huesos
(Qiān jīn măi gŭ) 千金买骨

En el año 314 a.C. el reino de Yan (燕国) sufrió revueltas internas y su vecino, el reino de Qi (齐国), aprovechó para invadirlo parcialmente. Cuando más adelante Yan Zhao Wang (燕昭王) se convirtió en monarca, decidió captar personal capacitado para así volver a desarrollar y fortalecer el reino de Yan y poder llevar a cabo su plan de venganza. A pesar de que el rey convocó con tiempo la búsqueda de personal, nadie osó presentarse. Por consiguiente, el soberano tuvo que recurrir a un erudito llamado Guo Wei (郭隗).

Para empezar, Guo le contó una historia: había una vez un rey que quería comprar un buen caballo pero, tras varios años intentándolo, no lo había conseguido. Un súbdito del rey se presentó voluntario para encargarse de la búsqueda y se enteró que había una familia que poseía un formidable corcel. Cuando el vasallo acudió en busca del animal, el caballo ya había muerto pero, sorprendentemente, compró sus huesos por mil piezas de oro y los llevó ante el rey. Evidentemente, el monarca no pudo ocultar su descontento al enterarse del precio que había pagado por unos huesos. Sin embargo, el empleado se justificó diciendo: “mi intención era hacer saber a todo el mundo la determinación de su majestad por conseguir un buen caballo.” Dicho y hecho, en menos de un año, ya le habían ofrecido tres caballos excelentes.

Guo Wei prosiguió explicando: “si Su Majestad desea encontrar personal cualificado, por favor, empiece por mí. Si la gente se da cuenta de que una persona como yo está muy apreciada y valorada, otros con más talento también vendrán.” El rey Yan Zhao Wang aceptó su propuesta, le concedió el título de consejero y encargó construir “el escenario de oro” para facilitar la captación de personal. La divulgación de esta noticia atrajo a eruditos de otros reinos, tales como Yue Yi (乐毅), el estratega militar del reino de Wei; o Zou Yan (邹衍), el experto en Yin-Yang (阴阳) procedente del reino de Qi. Con ellos, el reino de Yan consiguió avanzar en su desarrollo y así pudo recuperar los territorios que habían sido ocupados por el reino de Qi. Según cuentan, “el escenario de oro” se encontraba en la villa Gao Li, en el pueblo de Bei Zhang, en la comarca de Ding Xing, de la provincia de Hebei.

Más modismos chinos en Revista Instituto Confucio – ConfucioMag:

  1. “Un hombre del reino de Zheng comprando zapatos”
  2. “Tratar de dirigirse al sur con el carruaje orientado al norte”
  3. “Aprender a caminar en Handan”
  4. “Gastar mil piezas de oro comprando huesos”
  5. “Pensar en 3 por la mañana y 4 por la noche”
  6. “Utilizar la lanza más aguda para atacar el escudo más resistente”

Todos los recursos para aprender chino publicados en ConfucioMag:


ic_ESP_26

Publicado originalmente en: Revista Instituto Confucio.
Número 26Volumen V. Septiembre 2014.

Comentarios

Otros artículos de interés

By 

Boletín de noticias

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

CERRAR

Suscríbete al boletín quincenal de la Revista Instituto Confucio

Cada 15 días te informamos en tu mail de los mejores reportajes publicados en ConfucioMag

¡Te has suscrito con éxito!

Pin It on Pinterest

Share This